Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
10 février 2015 2 10 /02 /février /2015 22:11

Cuentan que Alexis es, entre otras cosas, un admirador de Ernesto ‘Che’ Guevara, invasor que ejecutamos en mi país, allá por los años 60 y un dedito. Le damos la bienvenida al turismo que la muerte de ese aventurero sonso pueda dar; pero al personaje ese, al ‘Che’, yo me lo paso por el trasero en su momento menos noble. Así que no me pueden acusar de tener ‘simpatías’ con Tsipras en ése y muchos otros aspectos más, es por muchas otras razones que Tsipras debe ser celebrado y nos está ayudando a todos.Cuentan que Alexis es, entre otras cosas, un admirador de Ernesto ‘Che’ Guevara, invasor que ejecutamos en mi país, allá por los años 60 y un dedito. Le damos la bienvenida al turismo que la muerte de ese aventurero sonso pueda dar; pero al personaje ese, al ‘Che’, yo me lo paso por el trasero en su momento menos noble. Así que no me pueden acusar de tener ‘simpatías’ con Tsipras en ése y muchos otros aspectos más, es por muchas otras razones que Tsipras debe ser celebrado y nos está ayudando a todos.

El tanque

 

Imaginen un tanque. Uno de los grandes, uno de los pesados. Diríamos un Abrams último modelo, o un Leopard 2; pero también podemos irnos a lo clásico. Hace poco vi ‘Corazones de Hierro’ (‘Fury’), una regular-buena película de la 2ª Guerra Mundial, y ahí se presenta a un Tiger, un tanque Tigre nazi, uno de los mejores tanques de la guerra, y muy superior al 90% de los tanques estadounidenses; pero, ¿sabían que hubo varios Tiger II? El Tiger II era un verdadero monstruo. La bestia más poderosa y grande de la 2ª Guerra Mundial, y una prueba de que las guerras modernas no podían ganarse sólo con la mejor tecnología. Un Tiger II, en el campo de batalla, era una criatura de leyenda. Una narrativa de ‘le dimos con todo y no pudimos hacerle nada’. Entonces, busquen Tiger II en la red, vean su foto. Imaginen que están en la 2ª Guerra Mundial y que eres un pobre soldado griego. No te queda munición para tu metralleta, no tienes granadas ni bazookas. No hay ningún armamento antitanque a tu disposición. Además, estás cansado, y tu uniforme tiene rasgaduras. Y tú cara está sucia porque no encontraste agua potable… y aparece un Tiger II. Tú, el soldado griego, sacas tu pistola y le apuntas. Gritas ‘Alto, y salgan todos. Salgan todos o disparo. Voy a contar hasta 10. ¡Salgan todos!’. Y el tanque Tiger II se detiene, y los soldados comienzan a salir del tanque con las manos en alto. Primero el comandante, después el operador de radio, el cargador, conductor y, finalmente, el disparador (¿Será ésa la palabra: disparador?).

(El tripitas, en su foto oficial de algo :P ) Fotografía de...  indeedous.

(El tripitas, en su foto oficial de algo :P ) Fotografía de... indeedous.

¿Sorprendido por el curso de los acontecimientos? Porque todo el mundo se pregunta: ¿cómo entendieron los soldados alemanes lo que debían hacer si no hablaban griego? Pero eso es fácil de responder, todos hablaban el lenguaje universal del combate, si te apuntan tienes dos opciones, o sacar un arma más grande o rendirte. La pregunta es ¿por qué se rindieron? Ja, ja, ja. Claro, no tiene el menor sentido. Por donde lo veas, es absurdo. Aquí hay una farsa. Algo no huele nada bien.

La economía griega es pequeña. Comparada con el total de la unión llega a ser el 1.05%. Alemania, por otra parte, es el 20%. Entonces, ¿cómo es posible que una economía tan pequeña pueda acaparar tanto la atención de la Unión Europea en su conjunto, y la de otras inútiles instituciones burocráticas como el FMI y el BM? A ver, si ustedes fuesen una empresa y uno de sus sellos tiene perdidas, y no funciona, y es sólo el 1.05% del total de la empresa, ¿qué harían?, ¿lo venden?, ¿lo cierran? Cualquiera de esas opciones debería ser posible, ¿no? Cerrar, vender, lo que sea. Pero, en vez de eso, la UE, el FMI y otros, ha mostrado un excesivo—se podría decir hasta ‘psicótico’—interés en ‘salvar’, en ‘ayudar’ a esa economía. ¿Por qué? No tiene sentido, no hay lógica. Y si fuese porque hay ética, buenos deseos y bondad por detrás de estas acciones, pues, habrían perdonado deudas, resuelto problemas, hecho propuestas positivas; y nada de esto ha sucedido.

Ya que no hay razones lógicas para desesperarse por el 1% de la economía, ni buenas intenciones por detrás de todas estas atenciones y ayudas, ¿qué es lo que hay?

La ojiva

La Unión Europea es una organización idiota; ¿qué dirá el futuro de lo que ella es? Es difícil imaginar algún adjetivo peyorativo que no se ajuste a ella. Pero, claro, todos los países del llamado primer mundo están en una situación similar. Básicamente, la deuda Griega llega a ser más del doble de la economía de todo el país. O sea: si el tamaño de la deuda Griega fuese el de la economía griega, sería el 2% de la economía Europea. Claro, lo que deberíamos ver es el tamaño total de la deuda europea, si solo la de un país duplica su tamaño. Ahí tropezamos con trucos contables. Si se cuenta esto, si no se cuenta aquello, que eso no es deuda, que esto sí, y un largo etcétera. Ya muchos han hecho ese trabajo, así que yo no pienso repetirlo. Jagadeesh Gpkhale del Instituto CATO hizo, precisamente, esta investigación hace ya muchos años atrás; 6, o casi, para ser más precisos (Policy report, no 319, January 2009). Él calculó que, en promedio, añadiendo la cuenta de ‘obligaciones sin respaldo’ (unfunded liabilities), los países de la unión (Eu-25 benchmark, lo que quiere decir que faltan algunos) tenían una deuda del 400% del total de su economía. En este informe, países como Alemania (418%) y el Reino Unido (442%) no tienen un buen puntaje; y, otros, como Grecia (875%) y Francia (549%), pues, simplemente señalan una catástrofe.

Son datos viejos, es verdad, y ‘de seguro que ha mejorado’ dirán algunos; pero, la verdad, es que no. De seguro que países como España le han hecho una muesca a las proyecciones más pesimistas de hace unos años. Como máximo. Y el esfuerzo mediocre de todos esos países que dicen ‘haber hecho recortes’ se va por los suelos debido a la torpeza de otros a nivel global (con Japón, China y Estados Unidos a la cabeza). Pero, ¿qué tiene que ver todo esto con Grecia? El problema no es Grecia, si eso fuese el problema hace ya buen rato que se habría acabado; tampoco es la deuda Griega, que también se podría haber resuelto hace buen tiempo, ¿no? El problema, y de lo que estoy hablando, es ‘deuda’, en sí, y a secas. La deuda global es tan grande que todo el dinero, y varias veces, se ha introducido en este ciclo financiero. Si solo la deuda total de EE.UU. puede fácilmente ser de 59 billones de US$, lo que casi equivale al PIB mundial, ¿de qué tamaño es la deuda mundial en sí? Si Japón tiene más de 200% en deuda, y se acerca al 300%--y eso sin mencionar las ‘obligaciones sin respaldo’; si Europa tiene un promedio de 400% de su PIB en deuda, y EE.UU. fácilmente llega a 300%—otras contabilidades le dan una deuda mucho mayor, ya que ese número de 300% es sólo la deuda del gobierno federal. Municipios, condados y estados, pueden llevar a esta deuda a niveles estratosféricos—, ¿de qué tamaño es la deuda global en proporción a la economía real? No tenemos ni idea; pero ahí está todo el dinero y mucho, mucho más de lo que tenemos todos. Imaginen que sólo el gobierno federal de los EE.UU. gasta un billón más de lo que tiene al año. ¡Un billón!

Pero eso no es todo.

La deuda soberana, de Grecia o cualquier otro lado medianamente importante, que obtiene, por un momento o por mucho, una buena calificación de las agencias que miden el riesgo de este tipo de inversión, es uno de los principales componentes de las especulaciones financieras, y respaldo de inversiones. Si tú dices que tienes un bono del tesoro de EE.UU., o Grecia, como respaldo, pues, es como dinero al contado, como si fuese oro, ¿acaso es posible que EE.UU. o Grecia, un país de nada menos que la Unión Europea, entre en quiebra? Los bancos, los sistemas financieros, y el sentido común del momento nos dice que no puede suceder en el más-o-menos primer mundo lo que sucede en el 3ero todo el tiempo. Entonces, con ese tipo de ‘respaldo’, los banquitos del mundo se han jugado hasta los pelos en lo que se llama la ‘banca negra’, o shadow banking. La banca negra acepta inversiones, no depósitos, y éstas inversiones no tienen ninguna protección estatal, o del gobierno. Ahí se especula, con esto y lo otros hasta por las narices. Para que se den una idea, la economía del mundo, su Producto Interno Bruto es de unos 60 y pico billones. El mercado de derivados monetarios y financieros, sólo este UN mercado, es de 689 billones. O sea: la economía financiera y de especulación pura tiene diez veces el tamaño de toda la economía del mundo.

Muy mala foto de una manifestación de Syriza, el partido de Tsipras; pero, es caballo regalado por Michalis Famelis.

Muy mala foto de una manifestación de Syriza, el partido de Tsipras; pero, es caballo regalado por Michalis Famelis.

Sería un mundo maravilloso donde un fenómeno como éste fuera una máquina de hacer dinero que nos enriqueciera a ti a mí, y a todo el mundo; pero no sucede eso. Algo como esto, una pirámide de enriquecimiento ficticio, destroza al mercado; los bienes que podrían haber sido construidos para beneficio tuyo o mío se van por la ventana en tonterías (los ejemplos son infinitos, espero que valga un par: 1) la cúpula de una institución europea fue pagada por España, para que un ‘artista’ español la pinte, se pagó 20 millones de euros para hacer esa tontería; 2) EE.UU. tiene un presupuesto militar de 600 millardos. Y un larguísimo etcétera—y lo interesante del asunto es que podemos ir desde cómo un gobierno gasta mal 20 dólares, hasta miles de millones; y lo mismo va para todos los que se ven beneficiados por este sistema de corrupción: desde el banquero millonario, hasta el pobre ocioso que vive de ayudas en Ottawa, Chicago o Lyon). Y el verdadero problema es que el margen de ganancia va desapareciendo de lo positivo—de los bienes que te ayudan a ti y a mí—para irse a sectores cada vez más riesgosos (e inútiles para la economía real, tuya y mía). Esto hace que el sistema se vuelva cada vez más y más frágil. Un día rinde beneficios invertir en construcciones en España, al día siguiente lo más seguro es invertir en deuda griega, o chipriota. Y el banco regular se presta dinero del banco bueno que se presta dinero del banco excelente que se presta dinero de algún sistema vinculado al gobierno (Alemán, Francés, o lo que fuere), y el banco regular lo invierte en deuda griega… y si Grecia no paga, colapsa todo el sistema, toda la cadena de idiotas.

Además, tengamos muy claro que Grecia no debe pagar los 315 millardos de € que debe. Nadie está hablando de pagar esa deuda. Esto es 177% del PIB griego anual. No, no, no. Grecia paga los intereses de esta deuda, y lo hace poco a poco, y a diferentes acreedores. Todo el mundo sabe que la probabilidad de que Grecia pague esta deuda en algún momento futuro es tan veraz como la presencia de unicornios rosados con colas de arcoíris en los zoológicos de las Filipinas. Los acreedores solo le piden a Grecia que cumpla con los plazos de sus múltiples acreedores. Tú y yo, como personas, podríamos obtener crédito en bancos a seis años plazo, como máximo, creo; pero una empresa grande con mucha tradición podría obtener un acuerdo con mayores beneficios. Imaginen lo que podría hacer un país. La mayor parte de ciertos bonos griegos se cumplen el 2020, o el 2024, y son, en parte, del 2010, de los primeros ‘rescates a Grecia’. Así que lo Grecia viene pagando son solo las cuotas, los interés de este monto x o y. Y Grecia, en este momento, es un ejemplo de lo imposible que es pagar las descomunales deudas en las que han incurrido los irresponsables gobiernos de Grecia, Japón, China, EE.UU. o Noruega. ¿Cuál es la idea por detrás de una deuda tan grande con una economía de la griega?, ¿cuándo se paga?, ¿cómo se paga?, ¿cuándo puedo llegar yo pagar más de lo que puedo ganar? (de ahí la necesidad de los recortes brutales, mal hechos y luciendo corrupción, griegos. Una verdadera vergüenza) La idea es que algún va a haber crecimiento. Crecimiento espectacular que supere el impacto de los recortes, y que un sector privado ultra-dinámico podrá sobreponer y llevar a Grecia rumbo al éxito económico y el pago de su deuda. Qué risa. ¿Cómo podría suceder algo así?, ¿cómo?

La verdadera y única respuesta, desde EE.UU. hasta Alemania, pasando por el Reino Unido y Francia—tal vez con la única excepción de Japón—es: al diablo con la deuda, y al diablo con la estructura económica que la ha creado.

Foto de Pablo Iglesias, uno de los pares ideológicos de Alexis Tsipras y Syriza, con su movimiento PODEMOS. La foto es de Olaf Kosinsky / Wikipedia.

Foto de Pablo Iglesias, uno de los pares ideológicos de Alexis Tsipras y Syriza, con su movimiento PODEMOS. La foto es de Olaf Kosinsky / Wikipedia.

Finalmente, fíjense que Grecia no quiere renunciar a su deuda, no a su totalidad—e incluso debe ser negociable, estoy seguro que el actual gobierno griego estaría dispuesto a pagar todo solo que más tarde. Sabemos que, en el cualquier caso, todo es tururuuuru—, su problema son los intereses que debe pagar. Estos intereses, preferenciales y bajos—menores, menos de lo que pagaríamos tú o yo—ya tienen un impacto notable en el presupuesto griego; pero, el detalle, el tabú con el que no están dispuestos a negociar es la renuncia a pagar, o sea: que desaparezca el respaldo de unos bonos a 5 años plazos que ya, el sector financiero, se los ha debido rifar cien veces. Lo mismo sucede con países como el Reino Unido, Francia, Bélgica, EE.UU. y Japón, pero esos otros países tienen mayor capacidad de endeudamiento, y los mercados bancos y otras instituciones creen que ellos pagarán cuando lleguen los unicornios azules, porque, en el mundo financiero, si dicen que pagarán cuando lleguen los unicornios azules, y está por escrito, pues, pagarán cuando lleguen los unicornios azules, ¿no ve? Aunque nadie se ha molestado en averiguar si los unicornios azules existen.

El estallido

De los mejores a los peores escenarios, ¿de qué tamaño sería el estallido de la deuda griega?, ¿cuál sería el volumen de su impacto económico? En ningún caso será desastroso. Recuerden, este es un problema global, de estupidez global y tamaño global. 360 millardos de dólares, 315 millones de €, no son suficientes para destrozar una farsa de 689 billones de US$. Incluso si multiplicamos estos 360 mil millones de dólares por su repercusión mínima dentro del mundo financiero, unas 6 veces ese monto, o sea: 2,16 billones de dólares. 6.8 billones serían el 1% de esa montaña de mentiras, la deuda griega y sus especulaciones y juego financieros—a ojo de buen cubero, y con cifras conservadoras—apenas llegaría a ser un tercio de eso. Puede que la estructura sea una muy frágil pirámide invertida; pero la base de ésta sigue siendo deuda de los EE.UU. y otros países, no la griega.

Pero una cosa es la farsa ridícula que el mundo está dispuesto a creer, otra es la realidad económica del planeta. Y ahí, en el mundo real, 360 millardos son muchísimo dinero.

Primer escenario (poco probable).- Si no hay acuerdo entre Grecia y sus acreedores, los griegos deberán afrontar el tamaño real de su crisis y ajustarse los cinturones (tienen muchas posibilidades, pero la mentalidad griega es medieval, por lo visto, y no tomarán las medidas necesarias para liberalizar su mercado laboral, hipotecario y financiero, así que sufrirán mucho por los próximos 2 a 4 años). El mal estado de la economía griega tendrá consecuencias en sus vecinos, arrastrando aún más la debilitada economía europea—incluso si sacan a Grecia del sistema. La recesión europea se tornará más fuerte.

Países como Alemania y Francia, con mucha exposición a la deuda griega, garantizarán todo lo que puedan, a sus propios bancos, y ayudarán a las instituciones que más sufran. De cualquier manera, habrá muchas pérdidas en los sobredimensionados sectores financieros. El sector bancario va a tambalearse, y le dolerá la pérdida de varios millones.

Las especulaciones en los mercados serán el mayor problema, y las diversas instituciones burocráticas que los manejan—indirecta y directamente—deberán trabajar mucho para que la calma retorne.

Segundo escenario (más probable).- Un acuerdo entre Grecia y sus acreedores. La farsa continuará… cada vez más frágil.

Quiero probar el sistema de citas

¿Vieron? El nuevo formato queda igual que el anterior; pero eso es en la pantalla, al escribir es completamente diferente. No es difícil, y creo que tiene mayor potencial que el otro. Veremos, veremos. 

Me atrasé con la nota; por suerte no ha reventando todo el asunto, eso sucede el 28 de este mes, febrero, que es cuando se terminan ciertas ayudas directas y deberían comenzar otras; pero si los griegos cumplen su parte de esta farsa, claro. ¿Será que hay algún cambio? No creo, chiquitos, no creo. No todavía, y no por este lado; pero estaría encantado de que se me sorprenda. Sería maravilloso. ¿Por qué? El problema no es que reviente el sistema de deuda y especulación financiera, ÉSA ES LA SOLUCIÓN, el problema es que los gobiernos irresponsables del planeta sigan desperdiciando la riqueza real en tonterías, ÉSE ES EL PROBLEMA. Ya se pasaron un 50% de la riqueza mundial por donde no sirve, y podrían seguir haciéndolo hasta que ya no quede nada... esperemos que el sistema colapse muuuucho antes. 

Con esta nota quedo, diría, al día con los asuntos económicos. Entonces, queda la nota sobre la historia del radicalismo islámico contemporáneo. 

Saludos, y ya nos vemos. 

Partager cet article

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans Syriza Alexis Tsipras
commenter cet article

commentaires

Recherche

Archives

Articles Récents

Pages