Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
8 décembre 2007 6 08 /12 /décembre /2007 23:18
            Un chiste: Estaba el ministro Rada paseando por el prado de La Paz cuando, con el típico desprecio que lo caracteriza, llamó a un lustrabotas. “Oye, chiquillo, ¡ven aquí!”, le gritó. El muchacho se acercó con su caja e hizo el trabajo correspondiente, le pidió al ministro que cancele sus dos pesos, el ministro se quejo del precio y lacayomorales001.jpgculpó al imperialismo—no al hambre, por el costo. Resultó que no tenía cambio, así que le pagó con una moneda de cinco pesos. Mientras el muchacho guardaba sus cosas, y el ministro esperaba su cambio, el lustrabotas vio que Rada estaba distraído y aprovechó el momento para salir disparado llevándose los cinco pesos. El ministro, acostumbrado a robar él, y no a que le roben, no sabía qué hacer, así que gritó sus viejas consignas: ‘¡Alto, alto, detengan a ese…a ese oligarca!’
            Valga este mal chiste para ilustrar cómo el gobierno y sus sicarios se equivocan soberanamente en las categorías que utilizan para denominar a sus adversarios. No importa quién es, de dónde es, para ellos es un oligarca, si se les opone. Esto es un razonamiento absurdo, obviamente, pero debemos lamentar que es un razonamiento real, siquiera de puertas del gobierno para afuera (Ojala que puertas adentro sean más razonables y se vayan dando cuenta que ya la mayoría, de lejos, se opone a las tonterías del MAS). Ése es el tipo de acusaciones que manejan, ése es el tipo de condenas que manejan: neoliberal, capitalizador, oligarca, y, la más utilizada de todas, racista, racista por ahí, racista por allá, racista por doquier, cualquiera que se opone a este gobierno indígena es un racista. Jajaja, si serán brutos.
            En primer lugar habría que aclarar que el ser racista no es malo. No es una persona malvada la que es racista. Si bien este detalle no ayuda mucho para comprender el fenómeno, si nos libra de la posibilidad de unirnos a esas legiones de borregos que pretenden ser buenitos ayudando a cualquier otra raza, que no sea la suya. Así es como ellos demuestran que no son racistas. Error. Error. Entonces, si el ser racista no te hace, necesariamente, malvado, ¿qué te hace?, ¿qué eres si eres racista, aparte de ser un racista? Principal y fundamentalmente, estás equivocado. Las personas más lúcidas que se encontraran no serán racistas, el racismo no es una maldad, es un error, así, una persona lúcida prefiere evitar el error.
maleantes004.jpg            Este concepto de racismo nos libra de todo ese ejército de cretinos que cree que ser bueno con las otras razas es no ser racista. En mi experiencia personal, la mayor parte de ellos eran bastante racistas. No te hace menos racista el ser bueno con los negros, al contrario, demuestra que eres un racista, ya que estás manejando criterios raciales para tu caprichosa ayuda. El racismo es una inútil generalización, ejemplo: los negros son todos ladrones y deshonestos, es una oración que podría leerse como una típica evaluación estadounidense de la realidad de la raza negra en los EE.UU., aparentemente las estadísticas estarían a favor de una frase de este tipo, los negros, siendo sólo el 11 – 12% de la población, son casi, o más, del 40% de las personas que están en la cárcel. No importa, hay millones de negros honestos, gentiles, buenos tipos, incluso en los Estados Unidos, así, la generalización racista se revela como un error. El rechazo del otro por motivos puramente externos, es el racismo, que es, como todos saben, un criterio equivocado. Pero lo importante de toda esta cháchara es dejar en claro que no es malo, es equivocado.
            Un ejemplo bastante dramático del error que provoca seguir criterios raciales racistas (ya que hay criterios raciales no racistas, pero esa es otra historia), se dio durante la segunda guerra mundial, cuando los nazis invadieron la URSS se enfrentaban, de acuerdo a sus criterios, contra los inferiores eslavos. Resultó que los ‘superiores’ alemanes se encontraron con que los ‘inferiores’ eslavos tenían tanques hitler2.jpgsuperiores o comparables, además de buenas tácticas y mucho coraje. La subestimación del poder soviético, basada en criterios raciales sin fundamento, le costó, a Hitler, su victoria. Podemos hacer una generalización de la gente racista, como gente ignorante, personas que no se han preocupado por conocer al otro, que no han visto más allá de sus narices. Hitler, como se suele decir, no era ninguna lumbrera, su genio era su carisma, su habilidad con las palabras, no su nivel cultural, muy pobre. De igual manera, los nazis de hoy en día, por lo general son gente de los barrios más desfavorecidos, con niveles culturales muy bajos.
            De igual manera, los racistas del gobierno, que son muchos, encajan perfectamente en esa generalización: gente ignorante. Pero, antes de hablar mal del gobierno, que se puede, se debe, y no es racismo, hay un detalle que me gustaría aclarar, ¿si ser buenito con las otras razas, no es no ser racista, entonces, cómo se puede ser no racista?, ¿cómo se puede evitar esta equivocación? Sólo hay que otorgarle al ‘otro’ la posibilidad de ser un sujeto completo a tus ojos. O sea no evaluar al otro en base a prejuicios, ya sean positivos o negativos, cualquiera de estas evaluaciones son simplemente racistas, y son siempre equivocadas. ‘Todos los negros son ladrones’, es una mentira, como lo es ‘ningún negro es ladrón’.  Una vez más, ser racista no es algo malo, no siempre es considerar al otro menos que a ti mismo, ser racista es algo equivocado. Es un error. Por lo dicho, pues, veremos que nos encontramos en un mundo brutalmente racista. El racismo está por todas partes, los blanquitos del primer mundo no parecen estar dispuestos a otorgarle al ‘otro’, su posición de ser ‘sujeto’, de ‘ser persona’.
            Los ejemplos de racismo son infinitos. Poco a poco se les va metiendo en la cabeza a los europeitos guerraafrica001.jpgde que los negros, los latinoamericanos, los asiáticos pobres y todos los demás pueden ser personas. La verda’ que les tomó mucho tiempo. Pero, vayamos a algunos ejemplos del racismo bondadoso. Es interesante ver cómo los franceses se echan la culpa por todos los problemas de sus ex-colonias del África, en vez de reconocer que sus ex-colonos son personas perfectamente capaces de ser culpables de sus propios errores. Por detrás de esta idea, está la noción de que sólo existen los actos de los blancos, no de los otros. Sólo el blanco puede causar problemas, porque sólo el blanco es sujeto, los demás son animalitos, lindos o feos, pero animalitos. Esta noción, sobretodo muy arraigada en la izquierda racista europea—que es prácticamente TODA la izquierda europea, poco a poco va desapareciendo, ya ha salido un libro en el que se reconocen los crímenes cometidos por los poderes coloniales, pero se hace énfasis en los que cometen los propios africanos con su propia gente, el libro es: The trouble with África, why foreign aid isn’t working—pero esta sobria y no racista visión de las cosas todavía no será popular por un buen tiempo. Ejemplos de este racismo-yo-tengo-toda-la-culpa (porque tú eres un animal incapaz de tener voz o voto), son también los muchos documentales y películas que culpan de todos los males de Irak a los estadounidenses. Hay mucho material sobre Abu Ghjraim, la cárcel donde un grupo de estadounidenses torturaron a prisioneros iraquíes, y sobre las acciones de los EE.UU. en Irak, también es profuso el material sobre los sufrimientos de los soldados de los EE.UU. y también son comunes las protestas en contra de los EE.UU. y sus tropas. Nadie pareciera lamentar los múltiples, casi diarios, ataques de los múltiples grupos terroristas islámicos que atacan a la población civil iraquí. Tal vez podrían excusar como ‘resistencia’, los ataques a los convoyes estadounidenses, pero ¿los ataques a la población civil? El problema es que en este mundo racista, los crímenes cometidos por los no blancos parecen no ser ni siquiera crímenes. O de menor importancia. La víctima importa si es blanca, o si es víctima de un blanco, si es otro el asunto, el mundo pareciera no prestar atención.
protestasucre002.jpg            No hay revuelo en el mundo por los asesinatos de civiles, ni siquiera por el uso de armas químicas en contra de simples transeúntes o personas de diferente afiliación religiosa, no hay protestas en las calles, no hay manifestaciones, no hay un solo cartelito que diga: ‘Terroristas fuera de Irak’. Tampoco hay muchas películas o documentales sobre el tema. Lastimosamente, ejemplos como los mencionados hay muchos. Demasiados. Ahora, los que no somos racistas sabemos que ‘el otro’, siempre es sujeto.
            El problema es que el actual gobierno de Bolivia es racista, no creo que todos los ministros sean racistas, pero creo que es obvio que la mayoría sí lo son. Entonces, como se trata de que están cometiendo un error, están pensado de manera equivocada, en primer lugar se podría decir que no entienden al país en sí. Siempre utilizan los mismos epítetos: oligarquía, ayudantes del imperio, y cualquier crítica hecha al gobierno probablemente puede ser descartada con llamarla ‘racista’. Se equivocan, y mucho.
            No son oligarcas los mineros que protestaron en Oruro, no son ayudantes del imperio las multitudes que se manifestaron en Sucre, ni eran oligarcas las personas que el gobierno de Evo Morales asesinó en esa ciudad (tres asesinatos). Y, tampoco, cada crítica que se le hace, es racismo. De seguro que siempre habrá gente equivocada que se opone al gobierno, pero su ausencia de argumentos es patente. La prepotencia, la corrupción, la falta de responsabilidad, el cinismo, la actitud hipócrita, la mentira, todas estas razones deberían ser más que suficientes para oponerse al gobierno. En este momento estamos en una encrucijada, la gente irracional, irresponsable o simplemente loca, apoyará al gobierno de Morales, bueno, también lo harán muchos racistas. Los demás, debemos oponernos. Así que vayan a oponerse al gobierno de Evo Morales, porque hacerlo no es racista, es racional. Ya se lo dijeron a Hugo Chávez en Venezuela, ¡por qué no te callas! Ahora nos toca a los bolivianos decírselo a Evo Morales en Bolivia, ¡por qué no te callas!

    Para los que no se convencen todavía, aquí hay una muestra de la brutal represión del gobierno de Morales, en Sucre. REPRESIÓN DE EVO MORALES EN SUCRE, TRES MUERTOS.

Partager cet article

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans Problemas
commenter cet article

commentaires

ramirto 06/05/2008 12:47

ay Rodrigo que te pasa, por favor, sigues jalando?

Rodrigo Antezana Patton 08/05/2008 05:29


Jalando en el sentido snif, snif? pues no le hago. Jalando en el sentido de seguir dándole a la cosa? pues... la respuesta debería ser evidente.


romeo 05/01/2008 21:19

q chistoso, el q andaba codo a codo con la juventud cochabambina, dispuesto a pegar campesinos cocaleros por "defender la honrosa prefectura" escribiendo sobre racismo y calificando de brutos e ignorantes a los que hacen exactamente lo mismo que el.bah. 

Rodrigo Antezana Patton 06/01/2008 02:31

Ay, si serás racista. El mundo, para algunos, no se divide sólo en razas, ¿sabías? Hay otros elementos en juego. Así que las razones que me motivaron a ir a 'defender la prefectura', no fueron raciales. ¿Será que un racista como tú podrá concebir eso?

beto caceres 22/12/2007 15:42

Criticas la intolerancia con intolerancia: brutos, ignorantes. Me recuerda  otro chiste: una señora del mercado riñe con otra y le dice: " A ver, no seas ignoranta".

Rodrigo Antezana Patton 23/12/2007 01:22

Critico el racismo. El racismo es una mala idea, y hay que decirlo, y ahí vienen bien palabras como brutos e ignorantes, si éstas fueron utilizadas. ¿Cuál sería la opción?, ¿tolerar la intolerancia? No. Las malas ideas y las malas acciones son eso, malas ideas y malas acciones--obviamente, y eso, pues, no debemos tolerar. ¿no crees?

Recherche

Archives

Articles Récents

Pages