Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
5 février 2008 2 05 /02 /février /2008 11:54

            Hay una personita en la región que hace ya buen tiempo que perdió la sensatez, y eso podríamos decirlo de manera facilita: el tipo está loco de remate. ¿Adivinan de quién estoy hablando? Bueno, tal vez unos datos puedan ayudarles: está más loco que una vaca con encefalopatía bovina, el tío tiene muuuuucho dinero pero no es suyo, hizo que perdiera la paciencia una persona que es muy digna y compresiva, es el jefe del actual presidente de Bolivia. ¿Ya lo ubicaron? El presidente de Venezuela está ido, ya se fue y no hay viaje de retorno. Lo veíamos venir, pero no sabíamos que llegaría, creo que todos, en el fondo, deseábamos que se fuera como un mal sueño, no sucedió. Sigue aquí, pero su cordura se fue de paseo. ¡Qué macana!, ¡qué triste! Ustedes saben que prefiero hablar de otros temas, tengo una clara posición política pero no tengo vocación política. Además, hace poco hablé de este tema, ver entrada ‘Sin pico ni plumas’, ¿entonces por qué hablar de nuevo sobre el asunto? Pues, por las recientes declaraciones de este macaco de la región.

 

vene001.jpg            Hugo Chávez quiere una guerra con Colombia. Hace un par de días declaró que, bueno, lo volvió a decir, que Colombia tiene un plan de agresión a Venezuela, todos sabemos que eso no es verdad. ¿Por qué? Fuera de los locos, el resto del mundo trabajo en pos de su propio beneficio. ¿Cuál sería la excusa racional para una agresión Colombiana a Venezuela? Además, según el menso ése, con ayuda de los EE.UU. ¿Qué ganaría Colombia con eso? La respuesta es fácil: nada. Colombia tiene severos problemas con la guerrilla terrorista de las FARC y los otros bandidos, ¿ELN?, eso es más que suficiente para mantener al ejército colombiano ocupadísimo con sus propios problemas. ¿Para qué buscarían problemas con otros más? La respuesta es que no lo hacen. De seguro que el Departamento de Estado de los EE.UU. y el gobierno de Colombia se preocupan por el carácter y las acciones de su vecino fanfarrón y beligerante, pero el ejecutivo colombiano ha reaccionado con mesura ante cualquier provocación venezolana. Debemos tener en cuenta que los desertores de las FARC afirman que existe una hermandad traficante entre el ejército terrorista y el gobierno bolivariano—por ello Venezuela puede beneficiarse mediáticamente de la entrega de secuestrados—y que estos reportes llegan a oídos del gobierno de Colombia. Reacción: mesura.

 

            De igual manera, el mandril ha buscado provocar a los EE.UU., le encantan las bravuconadas verbales, porque son difundidas y no representan ningún riesgo. Los EE.UU., a través de Condoleeza Rice, o cualquiera fuera su canciller—creo que ellos llaman secretario de estado a esta posición—ha evitado los banales duelos de palabras, sólo valorados por líderes ignorantes y patéticos. Así, tanto EE.UU. y Colombia han hecho oídos sordos de las provocaciones del venezolano—qué desgracia, hermanos de Venezuela, que a ustedes les haya tocado este babuino de cerebro seco como presidente, para perjuicio suyo y de todos los demás. Al presidente venezolano parece no haberle sentado nada bien que su vecino y el ‘imperio’ ignoraran su necesidad de grescas verbales, hay gente que debe lucir su valor, sobretodo en situaciones que no acarrean ningún riesgo. Se podría tachar a Chávez—creo que ya lo insulté suficiente; aunque a veces uno quisiera seguir y seguir, es la única arma de aquellos impotentes ante esta situación—de cobarde, por sus bravuconadas, por escudarse detrás de su pueblo, por saber que nada de lo que haga tendrá para él, algún ven003.jpgriesgo. Se podría, pero no creo que Chávez sea cobarde. Dio un golpe de estado, y puso su vida en la línea, no creo que le falte valor. No conozco persona cobarde, así que el valor sobra en este mundo, lo que le falta al presidente caribeño es cerebro, bastante más escaso que el valor alrededor del planeta. Qué lástima.

 

            El hecho de que el caribeño haya subido el tono de sus acusaciones a Colombia, a quien siempre llamaba un país gobernado en representación del ‘imperio’, y esa pintoresca adjetivación de izquierdas, a declarar que existen planes de agresiones militares sólo puede estar vinculado a que sus propios planes no le han salido bien. Todos conocemos los dos grandes fracasos de Chávez del año pasado: 1) El contundentísimo ‘no’ a sus insostenibles propuestas, plagadas de absurdos y demagogia [con la vulgaridad que le caracteriza, descartó esta victoria de la oposición, olvidando que es una muy fuerte derrota suya, más que una victoria de los otros], 2) y su gentil retiro de las negociaciones para el intercambio humanitario con la guerrilla narcotraficante. Además, intentando remediar el hundimiento preparó un evento, para el mismo tenía su cineasta mercenario, tenía sus empleados de otros gobiernos presentes, incluyendo un ex presidente, tenía todo listo para la foto, incluyendo los brazos para sostener al niño liberado por las fuerzas ‘bolivarianas’, etc. Sólo que faltó el niño. Otro revés para el megalómano. Recordarán la muy profusa sudoración, cuando Chávez anunció su brutal derrota el día del referéndum, lastimosamente parece que cualquier derrota o problema, le sientan, muy, pero muy mal. A esto debemos añadir que los tres millones de votos perdidos, lo son por una razón: el mal estado de la economía venezolana, a pesar de un crecimiento considerable, y un precio del petróleo que está por las nubes. A un país puede entrar más dinero, pero si no existen fuerzas productivas, pues, ese dinero sólo ira a la arcas del estado para repartir caridad. Caridad, que, dadas las condiciones de Venezuela, siempre será menos de lo necesario. El gobierno, una vez más, prueba ser un pésimo generador de riqueza. Esos tres millones de ‘pobres’, a quienes el presidente de Venezuela llamó cobardes por no votar por el sí, quieren trabajo, no caridad, quieren perspectivas de que su situación mejorará. Nada de lo que dice o hace Chávez les ha hecho pensar que eso va a suceder, con él en el gobierno. Mucho debe estar haciendo mal.

 

vene002.jpg            Las Guerras no son militares, son políticas y culturales, es por eso que es tan importante recordar el contexto político de las agresiones verbales del venezolano. Está fracasando, está debilitado… ya no podrá ganar una votación. Ha perdido importantes elementos de su propio movimiento (PODEMOS, un grupo que apoyaba a la revolución bolivariana, no se ha unido a su proyecto partidista. Baduel, un general muy respetado en las fuerzas armadas, y que lo estimaba como líder—fue Baduel quien rescató a Chávez del golpe de estado que le hicieron, se ha desentendido de la decadente locura bolivariana), su prestigio internacional no existe, sus mediocres aliados y empleados de otros países sólo lo ven como una billetera, y la oposición venezolana finalmente ha encontrado líderes y moral. Chávez está perdido, ha sido derrotado, y de esta no se recupera jamás.

 

            La dictadura argentina, en 1982, estaba con muchos problemas, por un ataque de locura, para distraer a su población de sus problemas y una muy equivocada noción de orgullo, la camarilla militar se decidió a invadir las islas Falkland, llamadas Malvinas por los argentinos. El resultado es conocido por todos. Los argentinos fueron derrotados completamente por el primer grupo de combate que llegó desde el Reino Unido para desalojar a los invasores. La junta militar que dirigía argentina cayó al poco tiempo. Los ejércitos del tercer mundo, tal vez y apenas, pueden defender a un país de agresiones de vecinos (como sucedió en la guerra/escaramuza Perú-Ecuador, donde los ecuatorianos defendieron efectivamente su territorio de una disimulada penetración peruana), no sirven para nada más. (No crean que crítico a la ligera, y todo, estoy hablando específicamente de problemas genuinos que se dan en el tercer mundo. En Bolivia el ejército cumple con su trabajo: cartografía el país y vigila sus fronteras con presencia física, sirve su función social con lo que aprenden los jóvenes, incluso muchos visitan regiones que, de otra manera, no podrían haberlo hecho. Tiene la mejor escuela de ingeniería del país. Etc. Si las FF.AA. se comportan así, vale, no están en el juego de pedir aviones a reacción, tanques modernos, o naves más pesadas para una marina sólo fluvial. Hay trabajos y labores que sólo lo pueden hacer las FF.AA. de una país o su equivalente. Dense cuenta que yo me quejo y crítico el comportamiento de pretender abarcar mucho, comprando armamento moderno a diestra y siniestra, cuando hay necesidades muchísimo más urgentes. O sea, crítico la situación del gobierno Venezolano y sus FF.AA. en particular. Que los EE.UU. tengan un gasto militar de más de un millardo de dólares diarios, me tiene sin cuidado. Es una economía que ofrece a sus ciudadanos el ingreso promedio de 41 mil US$. En contrapartida, ¿qué futuro económico ofrece el gobierno venezolano a sus ciudadanos?)

 

ven004.JPG            Entonces, vayamos por partes. ¿Qué está sucediendo en verdad en Venezuela?, ¿realmente está interesado el presidente Hugo Chávez en agredir a su vecino? Como un hombre que ha fracaso en levantar a su país económicamente, a pesar del alto precio de su principal producto de exportación (bueno, para aquellos que no saben: falta leche, falta carne, todo sube de precio, 22% de inflación, etc. Una vez más, los tres millones de votos que le faltaron a Chávez eran gente pobre. La gente pobre, en la Venezuela de Chávez, está mal. Cuando Chávez entró de presidente, el precio del petróleo no estaba ni a 10 US$), no tengo dudas sobre su incompetencia política. ¿Cuál parece ser su plan? Es difícil pensar para imaginar lo que una persona fuera de sus cabales está pensando, prácticamente una contradicción. Lo único que tenemos es sus actos y sus palabras. Así que, por irracional y absurdo que parezca, las intenciones de Chávez parecen ser las de erigir a las FARC, y otros ejércitos guerrilleros de disque izquierda (son narcotraficantes, no otro cosa, terroristas, no otra cosa. Cualquier ideología ya se perdió con la necesidad y el tiempo.), en una organización política viable. Este proyecto, por supuesto, está condenado al fracaso. Una organización criminal no dejará de serlo, cuando no le ofreces algo a cambio, y ese algo tiene que ser dinero, o poder. ¿Les interesaría a las FARC convertirse en un movimiento político? Cuando se trata, principalmente, de gente pobre que se gana la vida con acciones ilegales, bañados por un débil discurso ideológico de injusticia y venganza. Es probable que en las cárceles donde los terroristas sufren condenas, con el plato asegurado y sin la necesidad de ganarse el pan de cada día, ahí, probablemente hay muchos que apuestan por la ideología, ahí es lo único que tienen. Fuera de la cárcel, en el mundo real, las FARC viven de proteger al narcotráfico y secuestrar personas. El sueño de Chávez es absurdo e inviable, al igual que todo lo que ha hecho hasta ahora (Entre otras cosas, H. Chávez tiene un proyecto descomunal llamado Caribia, una ciudad ‘socialista’, cerca de la ciudad Camino de los Indios).

 

vene005.jpg            Por un momento olvidemos toda racionalidad, toda cordura, y digamos que las FARC se convierten en un partido feliz, el OPPP (Otro Partido del Pueblo para el Pueblo), ¿serían electos? Digamos, una vez más, olvidando toda racionalidad, que el dinero de Chávez les permite ganar las elecciones en territorios afines a la guerrilla, de seguro que el miedo también influiría. Y eso sería lo máximo a lo que podría aspirar el OPPP. La gente que ha sufrido su flagelo no votaría por ellos, las personas que saben leer y escribir y conocen que su retórica marxista es más inútil que las Naciones Unidas, no votarían por ellos. Ese sería el final feliz de este plan, y no llegaría a más. La experiencia de este tipo de cambios podría ser lo que ocurrió en México, donde la guerrilla zapatista, con un líder que goza de popularidad y es carismático para los burritos de la izquierda, no ganó ni un curul en el Congreso mexicano. Pero no podemos olvidar toda racionalidad. El proyecto de hacer de las FARC, una guerrilla ‘bolivariana’ según las propias palabras del presidente venezolano, un partido político con viabilidad, es un absurdo. Otro más en la ya senil revolución bolivariana. Mas, si ése es el plan, ¿por qué las bravuconadas, para qué la retórica beligerante? Ahí entramos en el extraño mundo de Hugo, y su burdo comportamiento.

 

            Esto podría no ser tanto problema, ya que pondría, pase lo que pase, fin a la guerra civil crónica de Colombia, eso sería muy bueno. El problema es que las torpes declaraciones del presidente venezolano, me hacen pensar que él creé que podría ganar una agresión bélica a Colombia, y propulsar a los guerrilleros ‘bolivarianos’ a una toma militar del poder. Después de todo, Hugo Chávez simpatiza mucho con la revolución cubana, que llegó al poder por medios violentos y en poco tiempo le retiró a sus ciudadanos todos los derechos, qué triste, ¿no?, enfrentar a un tirano para coronar a otro. En el caso de Colombia, el estado democrático no podría ser derrotado por las FARC, está cohesionado, tiene el apoyo ciudadano (Uribe ha ganado una elección, y su reelección) y el apoyo militar de los EE.UU. El pensar que Venezuela podría apoyar abiertamente a la guerrilla de las FARC es una idea loca, el problema es que es menos loca que la invasión de las Falkland, para disque liberar a las Malvinas. Razonar con Chávez es imposible, por lo que sólo queda vene007.jpghablar a la opinión pública, de ahí esta entrada, ninguna opción militar, en el conflicto colombiano, es viable. La fuerza de venezuela, a pesar de sus compras, a pesar de que en cualquier conflicto bélico tendría superioridad aérea—eso hacen 24 aviones SU 30 en el tercer mundo—siquiera por un tiempo, a pesar de todo eso, la opción militar no es viable para un país con los limitados recursos industriales venezolanos. Ustedes y nosotros, sabemos que no hay ninguna provocación colombiana, ante una agresión venezolana, que es lo único posible, intervendrían los EE.UU.

 

            Una guerra en el norte de Sudamérica sería una verdadera locura, pero apostar por el modelo socialista, después de su fracaso en el mundo, es estúpido, derrochar el dinero del país, en vez de invertir en producción, es estúpido, y estas dos estupideces son parte de la línea de pensamiento del loco venezolano. El costo de una guerra; aunque sea limitada, en contra de Colombia, sólo podría provocar la caída y derrota de cualquier proyecto bolivariano. Si no temen la muerte de las personas involucradas, ojala tengan siquiera amor por sus cómodos puestos burocráticos más todo el dinero que roban al estado venezolano. A pesar de las armas venezolanas, ninguna economía del tercer mundo está preparada para ganar una guerra de agresión. Vayan pensando en eso. (Todas las imágenes pertenecen a sus respectivos dueños. Esta bitácora no tiene fines comerciales.)

Partager cet article

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans Problemas
commenter cet article

commentaires

Elecciones 03/06/2009 05:25

Ya es hora que terminemos con estos grupos terroristas, considero que la seguridad democrática del actual gobierno ha mostrado resultados positivos contra la FARC, y pienso que debemos apoyar la seguridad democrática en las elecciones 2010. Hace poco leí un artículo  relacionado con este tema en un portal colombiano sobre las elecciones 2010 en Colombia, en la cual encontrarán información muy completa sobre candidatos colombianos, política y demás noticias relacionadas con las elecciones del 2010.

Rodrigo Antezana Patton 08/06/2009 10:00


Bueno, quién soy yo para limitar la propaganda positiva... denle, chicos, denle.


Recherche

Archives

Articles Récents

Pages