Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
28 juillet 2008 1 28 /07 /juillet /2008 03:14

            Bueno, se podría decir que dado que no creo en la posibilidad de su existencia, pues, el negar su realidad es ‘encontrar’ la Atlántida. El problema es que rehusar que esta ciudad estado mencionada por Platón ha sido real, significa elaborar sobre todos los mitos y leyendas que dirigen su construcción, además de sus razones para crear, y/o hablar, de una ciudad Estado ficticia. El propósito de este artículo será hacer eso, darle unos vistazos a la historia de esta fantasía/mito y varios de sus aspectos más interesantes.

            En primer lugar comencemos por la fuente, la única fuente, Platón. Este filósofo en cuestión presentó en sus diálogos (como se llaman a sus textos filosóficos) sus ideas para un mejor estado (gobierno), expuso sus ideas principalmente en ‘La República’, es ahí donde declara que el estado debería ser gobernado por, su ideal, el rey filósofo. En estos diálogos, Platón se limita a conversar sobre el estado defendiendo su postura. Lo interesante del asunto, es que Tomás Moro, para escribir ‘Utopía’, un texto donde abordaba, precisamente, los azares del estado, narrando en una novela, una descripción de un estado ideal (valga este espacio para hacer recuerdo a todos que Utopía puede traducirse como no-lugar, o espacio inexistente, por lo que la palabra elegida por Moro hacía hincapié en la imposibilidad de alcanzar dicho estado). No es ningún secreto que Moro tomó a ‘La república’ de Platón como su modelo. ¿Tomó también a la Atlántida?

            ‘La ciudad de Dios’ de Agustino, ‘La ciudad del Sol’ de Tommaso Campanella, ‘La nueva Atlántida’ de Francis Bacon, son ejemplos de escritos que hablan de ciudades ideales por una u otra razón, el nombre que Bacon eligió para su libro es una coincidencia no casual. La tesis a la que me adscribo es que la Atlántida de Platón, como nombre de ciudad ficticia dentro de un texto, es sólo un nombre para pintar lo que es, en verdad, una exposición filosófica. Dicho esto, aclarada la figura, ¿por qué Platón que hizo ‘la república’ va a venir con una historia en vez de un planteamiento filosófico que bien podría haber titulado como ‘Atlántida’? Obviamente no tengo una respuesta, tal vez, desde el punto de vista de Platón, está más que claro que se trata de una ficción filosófica y que mayores aclaraciones no son ni pertinentes o necesarias. Tal vez Platón tenía consciencia de la fuerza de una ficción, en vez de sólo un diálogo filosófico. O, finalmente, la opción por la que me inclino, que había una historia, un mito, mitad chisme, parte real, que consideró apropiado utilizar para ilustrar a su público, de ese momento y de tiempos por venir. Platón escribió pensando en que sería leído, no lo olviden. ¿Qué mitos e historias eran esas?

            Platón habla del mito de la Atlántida como si fuese real. Ya respondí que no sabemos si él lo creía así o no. Lo que sí se puede hacer es buscar referencias a pueblos del mar extraños, en las otras culturas de la zona. Las hay. En primer lugar vale recordar que Platón menciona que la historia de la Atlántida es un relato que Solón se lo escuchó a un sacerdote egipcio. Egipto tiene una muy antigua—para la época de Platón—tradición que se narra hoy en día como la invasión de ‘los pueblos del mar’ (2º Milenio A. de C.). Este evento tiene sus ecos entre los Hititas, en la Asia Menor (actual Turquía), que también cayeron ante un embate de fuerzas venidas de los Pueblos del Mar. El hecho de que los griegos no tengan una tradición al respecto hace sospechar a muchos que sus antepasados Dorios y Aqueos sean en verdad parte de esos pueblos (ah, ah, no confundir con la mención que Critias hace en Platón de una disque invasión a Atenas, ¿será? En cualquier caso, los griegos eran el resultado del encuentro de bárbaros en proceso de civilización, o sea, que bien podrían ser ambos, invasores e invadidos). Este vendría a ser un interesante testimonio de un pueblo ambicioso, que vino del mar y atacó a todos los pueblos al borde del mediterráneo. Ahora, la fecha y la dirección que Platón da sobre la Atlántida también es muy interesante.

            Platón, en el diálogo, habla de una fecha: hasta nueve mil años antes de los tiempos de Solón, época en que aconteció el hundimiento de la Atlántida. Otro hundimiento famoso es el de la Biblia, donde se menciona a Noé y la barquita, el Diluvio universal. Esta tradición de la inundación no es hebrea (judía), es sumeria o asiría. Se han encontrado tablas de arcilla donde los mesopotámicos hablan de una gran y terrible inundación que aconteció en tiempos muy antiguos, para los autores. Sobre estos eventos y descripciones, investigadores han buscado el lugar dónde podría haber acontecido una inundación tan grande y brutal, capaz de traumatizar de tal manera a varios pueblos. Encontraron que el Mar Negro, en otros tiempos, podría haber sido sólo un lago no conectado con el Mediterráneo, lo que, terminando la última era glacial, aproximadamente unos nueve mil años antes de la época de Solón, podría haber provocado una descomunal y terrible inundación cuando el paso cerrado del Dardanellos se abrió para dejar ingresar a las furiosas aguas del mar Mediterráneo. Esto se puede relacionar, de cierta manera, con la dirección que Platón da de su ciudad fabulosa, más allá de las columnas de Hércules.

            La dirección de Platón se puede entender como ‘en una galaxia muy, muy lejana’, o sea, una manera de NO dar la dirección y simplemente dejar en claro que muy lejos. O puede que se refiera a otro estrecho, el que divide el mar egeo del mar negro. La tradición dice que se refiere a más allá del estrecho de Gibraltar, o sea, a las puertas del océano Atlántico. Creo que podemos especular que podría ser un error de ubicación, y que la tradición de la inundación, por los errores de dices y diretes, se confundió de estrecho, escogiendo el más lejano por razones de marketing narrativo, es más espectacular. La torta se completa con especulaciones, ya que, el planteamiento es muy claro, ¿qué hicieron esas poblaciones, las que sobrevivieron, una vez que se encontraron que su tierra había desaparecido?, ¿qué nombre se habrían otorgado a sí mismos?, ¿pueblos del mar? Si la fecha de la apertura del estrecho de los dardanelos, que desemboca en el mar negro, no se dio hace nueve mil antes de Solón, y más bien, al finalizar la Edad de Bronce, nos encontramos con un registro muy extenso de disturbios, inundaciones y problemas, en toda la costa histórica del mediterráneo.

            Entonces, para resumir, la Atlántida es un invento de Platón, más que una ciudad estado real; aunque tal vez se basó en el mito del Diluvio universal, que podría haber acontecido en el Mar Negro, y que, a su vez podría haber provocado las agresivas invasiones de los históricos pueblos del mar. Lo que nos llevaría a la conclusión de que una Atlántida histórica podría yacer debajo de las aguas del Mar Negro.

            Como mito, ahora que se lo ha convertido en tal, la Atlántida es inagotable, y un buen contexto para historias.

Todas las imágenes pertenecen a sus respectivos propietarios, utilizadas para ilustrar una bitácora sin fines de lucro.

Partager cet article

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans Historias
commenter cet article

commentaires

Recherche

Archives

Articles Récents

Pages