Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
2 mars 2009 1 02 /03 /mars /2009 06:02

            Adelanto al gentil público de esta bitácora, que voy a estar dando unos cursos de ‘semántica general’ a partir del mes de abril, espero, y que el costo por cabeza será de sólo unos veinte bolivianos por cuatro clases. Ahora, el tema de hoy será epistemológico, o sea, relacionado con nuestra noción de estudios, el cómo comprendemos.

 

            Creo ya haber repetido varias veces que no soy ni remotamente la persona más inteligente que he conocido; sin embargo, diría que soy la más lúcida, ¿cuál es la diferencia entre uno y otro? Bueno, una persona inteligente, o muy inteligente, comprende rápido cualquier cosa, incluso varias que son reverendas tonterías. Una persona lúcida a veces no comprende nada, de nada, y eso es bueno, porque quiere decir que aquello que le quieren hacer comprender está muy, muy mal. Yo, desde hace raaaaato que no vengo entendiendo nada, de nada, lo que, claro, quiere decir que comprendo muy bien lo mal que está nuestra comprensión de las cosas. Hoy, para ilustrar esto, voy a hablar de una falsa dicotomía, otra más, entre el individuo y la colectividad.

            Dentro lo que es los círculos liberales (un liberal es una persona, en Latinoamérica y Europa, NO confundir con el uso estadounidense, que defiende la libertad del individuo frente al estado) se habla de posiciones colectivistas versus individualistas. Para algunos, lo colectivista sería malo, y lo individualista sería bueno. Como ejemplo de colectivismo se cita aberraciones sociales como Cuba, o el populismo chapucero de los muchos gobernantes mediocres que ahora ocupan el poder en demasiados países de nuestra región. Qué pena, ¿no? Entonces, como ejemplo de países individualista se cita a los Estados Unidos y a algunos de Europa, utilizándolos para representar el lado positivo del individualismo. En mi opinión, todo esto está mal, muy mal. En primer lugar habría que ver a los gobiernos llamados ‘colectivistas’, ¿lo son en verdad?, ¿buscan ayudar al colectivo?, ¿tiene el colectivo una opinión en lo que hace el propio colectivo? Ni en Cuba ni la Unión Soviética, tampoco en la Polonia comunista o en la actual Korea del Norte, tiene el colectivo la menor posibilidad de expresarse o encaminar su propio curso político.

            Se puede decir, sin temor al error, que estos gobiernos llamados ‘colectivistas’ no tenían NADA de colectivistas, siendo está palabra definida por su referencia con el colectivo. ¿O qué es colectivista? Debido a que se la está usando para describir a gobiernos que son dictaduras de partido único, con el poder concentrado en poquísimas manos—o sea, serían un ejemplo de ‘individualización’ del poder—estaríamos usando una palabra para, en verdad, destruir la raíz de su significado. Lastimosamente las palabras se prestan para todo tipo de juegos, son tan caóticas como la sociedad que las utiliza, el problema, claro, surge cuando hacemos uso de las palabras equivocadas para ilustrar nuestra comprensión de las cosas. Colectivista, en su origen, en lo que sería el mejor uso de esta palabra, es reconocer la importancia del colectivo, eso es todo. Entonces, ¿qué de colectivistas tuvieron los gobiernos dictatoriales mal llamados comunistas? La verdadera respuesta es: NADA. Esas dictaduras nunca fueron colectivistas.

            El otro día dije: “El ser humano no es nada fuera de la sociedad”; aunque probablemente utilicé la palabra ‘individuo’ en vez de ‘ser humano’. Mi amigo liberal me miró como si, repentinamente, me hubiese convertido en demonio, se estaba a punto de persignar. Fue una noche de entretenidas discusiones. Ahora, defender al colectivo, ¿me convierte en socialista? Claro que no, en primer lugar, antes de defender mi frase que abre el párrafo, recordemos que ningún socialismo real ha tenido alguna vez una verdadera democracia, alguna manera de recoger e inclinarse ante la voluntad del colectivo. No lo hubo jamás, y, hoy por hoy, la realidad de Venezuela y Cuba son suficientemente patéticas como para redundar sobre el hecho de que no les interesa ‘compartir’ el poder.

            Volviendo a mi frase. ¿Qué es una persona fuera de la sociedad? La respuesta es una, inequívoca y muy simple, es un animal. Sería, por supuesto, distinta(o) de otros animales, más débil, a la vez que muchísimo más peligroso, por su talento para manipular su medioambiente, su capacidad intelectual muy superior al promedio de los animales. Sería eso. El ser humano ha estado viviendo como un vulgar salvajito por decenas de miles de años, de seguro que era muy similar a una persona de hoy, a pesar de todo; pero muchísimo más cerca de su estado natural, con la inevitable brutalidad que eso significa. Un individuo sólo no hablaría, no tendría lenguaje ni escritura, con la pobreza y pérdida que eso significaría. Acaso, ¿no preferimos la comodidad de la ciudad moderna?, ¿no preferimos la compañía de nuestros congéneres? Claro que sí, obvio que sí. O sea, somos colectivistas por naturaleza. ¿Soy yo un colectivista? Claro. Soy un ser dentro de mi sociedad, vivo en ella, vivo con sus conflictos, sus problemas, sus confusiones, ahí están mis amigas y amigos, mis parientes, y a esa sociedad yo quisiera mejorarla. Si alguna vez liderase algún grupo, buscaría que ese grupo esté en las mejores condiciones posibles. Me gusta el grupo, quiero al grupo.

            Entonces, ¿acaso he dejado de ser liberal?, ¿ya no soy individualista? Realmente, si bien me gusta y entretiene la filosofía, se podría decir que he leído más de su historia que los verdaderos pensamientos filosóficos de tal o cual autor. Me parece interesante ver cómo hemos ido desarrollando ideas de esto y aquello. Ahora, realmente, ésta es una discusión absolutamente idiota, es una estupidez, son burradas de cabo a rabo. En verdad me apena ver cómo las discusiones pueden ir por tan mal camino. Si bien la discusión de ‘colectivo versus individuo’ se me antoja como una tontería mal llevada, eso no quiere decir que este pequeño aporte sea, de igual manera, un error, no lo es porque ESA discusión está teniendo lugar en este momento y a muchísimos niveles. ¿Por qué es un error discutir sobre esto? Porque no son incompatibles, porque beneficiar a uno es beneficiar a los dos. Por eso es tonto discutir al respecto.

            El individuo es un componente de la sociedad, el colectivo está hecho de individuos, no existe una oposición entre ambos, no hay ninguna competencia entre uno y el otro. ¡Cómo podría, si en el fondo son el mismo elemento, la diferenciación es puramente filosófica! Fuera de broma, ¿acaso los liberales buscan defender al salvaje, al ser humano en su estado más primitivo?, ¿buscan defender a los anacoretas? Es sólo es el ser humano completamente aislado aquel que se puede llamar individualista, y eso es una tontería. A nadie le interesa. Menos a los liberales. Lo que defiende el liberalismo es al individuo, al ser humano que VIVE obligatoriamente en sociedad, y lo defiende ya que ESO es lo mejor que se puede hacer para mejorar a la propia sociedad. ¿Soy un individualista? Claro, no existe incompatibilidad entre defender el individuo para defender a la sociedad. Se debe proteger a cada uno para proteger a todos, y no viceversa.

            La demagogia, la utilización de los términos no para ayudar sino para ocultar y engañar, tienen infinidad de ejemplos de personas que dicen hacer las cosas por el bien común, cuando esto, por lo general, significa hacer las cosas para beneficio suyo y de su camarilla que detenta el poder, ¿qué de colectivistas tienen estos? Nada y de individualistas, en el mal sentido de la palabra, que exacerba el egoísmo personal, lo tienen todo. Esto no quiere decir que la palabra individualista sea mala, ninguna palabra lo es, es mala la actitud que hace daño… y, por extraño que les parezca, esa voluntad de hacer daño, rara vez, si alguna, ha venido del ‘colectivo’.

            Creo que ya ha llegado la hora de comenzar a razonar en verdad en base a la realidad, y no a nuestra confusa codificación de la misma. El fenómeno es fácil de observar y la mentira tienes piernas cortas. El colectivo es a lo que los individuos buscamos beneficiar, porque somos un conjunto conceptual y real, a la vez que somos unidades. Lo sabemos, lo vemos todos los días. YO escribo estas líneas en la computadora de MI hermano, que construyeron Koreanos, Chinos, y otros, diseñaron estadounidenses, etcétera. Yo, como individuo, dependo como tal de la comunidad que me rodea, y esto no me hace a mí menos unidad de lo que yo soy. Éstas son mis palabras, en el lenguaje que yo aprendí de mi comunidad. Están ambos, sociedad e individuo, tan entrelazados que no entiendo cómo es que se desarrollan absolutamente ridículos debates sobre el tema. Dependemos uno del otro, punto. Soy individualista, individualista dentro de una comunidad, una sociedad, un colectivo, que, como individuo, busco mejorar. Listo, eso es todo.


Bueno, pa' la próxima prometo algo sobre narrativa... tal vez, por fin, le llegue la hora al tan anunciado artículo sobre 'Laberinto'. Eh, como siempre, todas las imágenes pertenecen a sus respectivos y justos dueños utilizadas sólo para ilustrar y sin fines comerciales.


Partager cet article

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans mimeme
commenter cet article

commentaires

Recherche

Archives

Articles Récents

Pages