Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
10 mars 2009 2 10 /03 /mars /2009 05:05

            Tres son las razones para escribir artículos largos sobre una película, el filme en sí, porque es bueno, el tema, o porque es entretenidamente malo. “Crepúsculo” pertenece a la tercera razón, y tiene algo de la segunda. Para los apurados, “Crepúsculo” es una película romántica, bastante infantil, con algo de acción, que involucra a vampiros. Tendrá elementos de terror sólo si le quita la mamadera a su bebe durante la proyección.

            A mí siempre me han gustado las películas de vampiros. Tal vez tenga que ver un trauma infantil, con la excelente “El baile de los vampiros”, que a mí, a los 4 a 5 años de edad, me aterrorizaba, siendo una de las películas favoritas de mis padres. Creo que ese par de jipis nunca se dio cuenta la reacción que la película provocaba en su, por entonces, criaturita. Sigamos, llegada cierta edad, el vampiro, como todos los monstruos, llaman la atención. El vampiro, más que otras criaturas, es un reflejo extraño de nuestros deseos y temores. Depredador e inmortal, a la vez, te puede cazar u otorgar poder. Como filme, producciones como la magnífica “Drácula”, o la buena “Entrevista con el vampiro” (1994), se ganaron la aprobación de mi generación, a la vez que presentaban un rostro más atractivo, más interesante que sólo los chupasangres de siempre. Ya para entonces, había disfrutado desde “Billy the Kid contra los vampiros” (1966, la vi en la tele), o “Lost Boys” (1987, filme de vampiros adolescentes, aventura pa’ jóvenes. La canción, ‘Cry little sister’, la pueden ver en youtube), hasta el Conde Pátula (No se hagan, ahora, a los que no lo veían).

            La película “Crepúsculo” viene a sumarse a la extensa lista de producciones con gente a la que le salen colmillos (ah, y se viene “Underworld, la rebelión de los lobos”, o vaya uno a saber cómo lo tradujeron). ‘Crepúsculo’, poco antes de ser película, fue un fenómeno literario, sobretodo entre las jóvenes. Dado que ‘adaptación literaria’ consigue abrirse muy fácilmente camino en Hollywood—desde Harry Potter—los hambrientos productores ya tenían puesta la mirada en ‘Crepúsculo’ desde que llegará a la lista de los más vendidos, además, es su segundo público objetivo favorito: joven adulto. Para quienes disfrutaron del filme, se viene la serie completa.

            El nombre de la autora es Stephanie Meyer, de acuerdo a Stephen King, escribe muy mal, en cambio, a King, le gusta Rowling. No habiendo leído su libro, no puedo opinar, informo. Todo parece indicar que la adaptación es bastante fiel, incluso podemos adivinar qué falta. Conjeturo: más sobre las diferencias entre James y Victoria versus Laurent, más de la relación entre Bella (Kristen Stewart) y Jacob Black, más de la vida de los Cullen, más del grupo colegial de Bella, y podríamos especular sobre otros puntos. El resto, debe ser muy similar. Entonces, Meyer tuvo la oportunidad de aportar al género, ¿cómo son los monstruos antropófagos de Meyer? Son una lindurita. En un momento de la película, Edward Cullen (Robert Pattinson), el vampiro, le muestra a Bella cómo son los vampiros en realidad. Yo esperaba que le desaparezca la nariz, que le surjan colmillos, su piel se torne gris, venía venir al murciélago que siempre acompaña a este tipo de bichos, recuerden “Drácula”. ¿Con qué me encuentro? Con que el tipo brillaba, como un angelito—hasta a mí me gustaba, no por atracción, sino por estética. Se veía bien. Y, al exhibirse así, Cullen derrama una lagrimita, ‘es la piel de un asesino’, dice, todo compungido.

            “Crepúsculo” es una película para adolescentes, está bien para pasar el rato, a ellos, en cambio, les va a gustar, a la chicas el chico, a los chicos la chica, y cruzado en algunos casos. Los personajes, la muchacha, el vampiro, todos padecen de ‘angustia juvenil’, excusable en el caso de Bella (Isabella) que sólo tiene 17 años, absurdo, en el de Edward, que tiene unos 97, por ser vampiro es inmortal. Todos parecen una banda de chiquillos, y se comportan como tales. A mí no me convence. Y, antes de proseguir, ¿han oído hablar de los veganos? La palabra es inglesa, o estadounidense, para ser más precisos, tal cual. Se refiere a cierto tipo de vegetarianos que sólo se permiten consumir aquello que no es producto de animal (ni leche, ni huevos, etcétera), ni utilizarlo (lana, cuero, etcétera). Deben ser gente insoportable. Pa’ mí, la cosa está bien clara, si lo alimentas y si no podría vivir sin ti, pues, lo puedes matar. Hablo de ganado, obviamente. Maten a esas vacas, esas gallinas y gallos, esos peces, surubies y atunes, esos chanchitos—mmm, ya me dio hambre. Yo simpatizo con todos los derechos de los animales, y como el ser humano también es uno, pues, tiene el derecho de comerse a los otros, como cualquier mantis religiosa.

            Los veganitos son lo que son por, en general, razones morales. No hacer daño, no provocar dolor a otras criaturas vivas (miren, cuando a mí me duele el estómago, necesito comer, ese dolor debe ser aplacado), lo que debería sonar bien es un absurdo llevado al extremo, es una negación total de la ley de la vida, es una agresión a la naturaleza, no respeto a la misma. De ser consecuentes, los veganos, tendrían que matar leones, monos,  arañas y seres humanos. ¿No es mejor matar unas cuantas vacas, y pollos, y etc.? Para los veganos, todos los demás somos unos crueles asesinos. Raro, ¿no? Los vampiros de Meyer parecen veganos. La familia Cullen se considera ‘vegetariana’ porque sólo beben sangre de animales, tal cual. Ya no son asesinos; pero todavía se sienten culpables por su naturaleza ‘carnívora’. Qué tontería. Poder, reflejos fabulosos e inmortalidad, serían una tentación para cualquiera, Isabella, el personaje de Meyer lo sabe, el que el resto de sus personajes lo ignoren no es inocencia, es estupidez, y, dentro de una obra narrativa, una mala construcción. La atracción de Edward por Bella, en su mundo, es algo tan raro como enamorarte de una pizza, en el sentido romántico de la palabra. Errores tomados en cuenta, no habrá fuerza capaz de impedir que sus hijas vayan a verla.

Esto no debería estar aquí, por diversas razones no fue editado en Los Tiempos el domingo pasado, entonces, pa' que no quede inédito, pues , lo subo pa' compartirlo, ya que, pa' la próxima semana voy a escribir... mejor, pa' el próximo domingo, voy a escribir sobre "Slumdog millionaire". Pa' la bitácora estaba haciendo una breve recapitulación de lo que es la serie 'terminator', la verda' sin mucho nuevo que decir, por eso me estaba tomando el tiempo; pero, voy a subirla de todas maneras ya que, por ahí las cosas son nuevas pa' ustedes, ¿no? Va a estar bastante interesante este año, en lo que a cine y crisis económica se refiere, ahí se viene 'harry potter', 'g. i. joe', y muchos otros más. Espero que resulte la cosa. Y ahí se cae la bolsa, que también es interesante.

Partager cet article

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans Historias
commenter cet article

commentaires

Recherche

Archives

Articles Récents

Pages