Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
7 juillet 2009 2 07 /07 /juillet /2009 09:32

                Veo una mariposa nocturna chocar contra un vidrio, parece sorprendida por el objeto transparente que la impide seguir su camino. Insiste, vuela delante del cristal como incrédula ante el fenómeno, se choca otra vez, sin poder atravesar aquello que impide su camino, también me hace pensar en dos cosas. La primera, es casi literal, una pobre criatura que no sabe cómo enfrentar un fenómeno que escapa a lo que su limitado instinto puede comprender. La segunda, un ejemplo patente de cómo el ser humano interfiere en la naturaleza. Somos las dos cosas, el primero y el segundo, en el tema de esta entrada. Somos unas pobres criaturas incapaces de comprender y los que interfieren en el camino de la naturaleza.

                ¿Será verdad que es mentira?, ¿será verdad que ésta es la mayor estafa en la historia de la ciencia?, ¿será que el calentamiento global no es producto de la actividad humano sino que, simplemente, nos tocó un ciclo caliente, calientito? La primera vez, de lo que recuerdo, que escuché esta denuncia de parte de alguien que podría denominar razonable, fue en 2004, hace ya cinco años, cuando entrevistaron a Michael Crichton, el famoso autor de libros como ‘Parque Jurásico’, ‘Congo’ o ‘El sol naciente’, junto a otros éxitos. Ése año presentó su libro ‘State of fear’, o ‘Estado de miedo’. En el libro, Crichton habla de la ‘industria ambiental’, de los ‘ambientalistas’, y de cómo muchas de sus posiciones ‘científicas’ están, en verdad, dictadas por una posición política, que involucra atacar a las grandes industrias, entre otras cosas. Crichton no toca ninguno de estos temas de manera directa, salvo al final del libro donde expone su punto de vista sobre el problema global (valga aclarar que yo no leí la novela, sólo sé de qué se trata), sino a través de una aventura que involucra a ecologistas terroristas, abogados, y mecenas muertos. Pueden leer más detalles sobre el libro aquí: ‘Estado de miedo’ de Michael Crichton. Pues, para este libro lo entrevistaron, y vi la entrevista en televisión por cable, creo que fue en el programa ’60 minutos’, no recuerdo bien. Sí recuerdo que declaró considerar todo esto del ‘calentamiento global’ como una tontería, una propaganda que dirige al mundo científico, en vez de que sean los datos duros los que impulsen el criterio científico. Eso decía. Debido a que yo soy ecologista desde que tengo uso de razón, allá por los años ochenta, alguien me dio un panfleto en el que se defendía a las ballenas, y eso suficiente para convertirme… a mí siempre me gustaron los animales.

                Como niño de los ochentas, yo ya crecí bajo la alerta ecológica, cuya raíz es europea, de los años setenta. Los movimientos ecologistas, en su mejor aspecto, son el más positivo legado de los jipis de los 60’s, en su peor aspecto, son jipis de los 60’s. Mi infancia está llena de alertas mundiales, ya sea por el agujero de ozono, o la lluvia ácida. En esos años aprendí una palabra compleja, que nunca pude olvidar, clorofluorocarbonos… los que rompían la capa de ozono. Si alguien se molesta en leer mi novela, ‘El Viaje’, escrita en 1994-95, puede encontrar fácilmente las referencias apocalípticas de un desastre ecológico, la sociedad hace el resto. En los setentas comenzó la lucha, y el movimiento ecologista hizo mucho de positivo, limpió muchos de los ríos de Europa, promovió regulaciones de limpieza, del agua, del aire, lograron que se prohíban insecticidas muy tóxicos. Hicieron un muy buen trabajo, allá por los años ochenta, lástima que su buen desempeño pueda ser tan fácilmente olvidado por acciones posteriores. —Bueh, eres bueno por lo que haces, ¿no? Cada acción te libera o te condena—. Después, varios de entre ellos se tornarían radicales, promoverían tonterías, como el retorno a una vida pre industrial, y burradas similares. El partido verde, que los agrupaba en Alemania, se redujo en su presencia política a niveles anecdóticos. Esos radicales inútiles, que no proponen ideas que sirvan a su sociedad, son lo que han dado mal nombre a los ecologistas. A pesar de que sólo representan un porcentaje mínimo de los ecologistas.

                En algún punto del recorrido, la ultraizquierda, las cucarachas de la caída del muro de Berlín, y los radicales ecologistas, se unieron en un festín de ideas idiotas, con un trasfondo hipócritamente positivo. No quieren nada bueno, ese grupo de resentidos, sólo quieren que tú, seas quien seas, tengas menos. Mayor banda de sonsos no se puede encontrar, y si quieren hablar con ellos, pues, dense una vuelta por los movimientos antiglobalización. Ellos también creen en el calentamiento global, y le dan tan mal nombre a los ecologistas, que racionales como yo nos vemos obligados a defender nuestra posición en todos los foros posibles (en charlas con amigos, en reuniones, en feisbuk, o en nuestras bitácoras). Pensé que a los idiotitas estos, nadie les hacía caso. El 2004, la entrevista a Michael Crichton, fue, en mi experiencia, la primera vez que alguien le ponía un rostro racional a la oposición a lo que es el problema del calentamiento global. En la novela de Crichton están presentes las siguientes conclusiones, de acuerdo a wikipedia, en inglés: “La ciencia que apoya, o no, la teoría que explica el calentamiento global es tan incompleta que no se pueden sacar conclusiones razonables sobre cómo resolver el problema, o si el problema en verdad existe”. “Como resultado del posible conflicto de intereses, los científicos que conducen investigaciones sobre temas relacionados con el calentamiento global pueden sutilmente manipular sus resultados para satisfacer a los que les financian”. Crichton se informó muy bien para su libro, su libro incluye 172 libros en una bibliografía recomendada, para el público que quiera llegar a sus propias conclusiones.

                Crichton, o no Crichton, no estoy impresionado. 172 no me dicen mucho, sigue siendo una persona, un médico de profesión y formación, que está hablando de algo fuera de su área. Dicho esto, todo el estudio que caracterizaba a este autor, no le impidió decir varios absurdos sobre dinosaurios (eso de que si no te mueves, no  te puede ver… es un absurdo, incluido en la película “Parque Jurásico” de Spielberg, basada en el libro homónimo de Michael Crichton), o exploraciones medio disparatadas en ‘Congo’ o ‘Esfera’. Crichton también parece olvidar que la ideología influyendo en la percepción, si bien es lo típico de la izquierda, mientras más izquierda, más locos están, también está presente en la derecha, el centro, o el dos pasitos más allá, yendo por detrás. Crichton es un reconocido republicano, y una persona confundida a ciertos niveles—uno de los libros que elegiría, dijo, para una isla desierta, sería el Tao Te Ching (seis respuestas en Amazon), tal vez sea una broma. Demasiadas veces me he encontrado con que los incrédulos del calentamiento global, están más prestos a atacar a los izquierdistas metidos en los movimientos ecologistas que en falsear los datos entregados por las instituciones científicas. Qué triste. Qué poco científico.

                El otro día, un amigo me envío una crítica a la teoría del calentamiento global de un climatólogo. Seamos sinceros, no me importa la opinión de un climatólogo. Se necesita la opinión de un químico, que sepa qué sucede con el dióxido de carbono a qué alturas, en cuánto tiempo, qué efectos producen, se necesita un físico, un ecólogo… se necesita un ejército de científicos. Y ese ejército, por el momento, respalda la teoría de que el calentamiento global, éste calentamiento, es antropogénico, o sea, provocado por la actividad humana. Es absurdo pensar que yo tengo el conocimiento o los datos para poder falsear o verificar cualquiera de las teorías, me uno a los que dicen que el calentamiento global es de origen humano no sólo por el consenso científico que hay al respecto, con el Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático a la cabeza de una multitud de instituciones que respaldan esta postura, sino por sentido común. Sólo vean la carretera Cochabamba – La Paz, llena, todo el día, toda la noche, flota tras flota, auto tras auto, o la Blanco Galindo, en Cocha, multipliquen eso por 10 millones y tendrán a la ciudad de México, por 100 y tendrás parte de la costa Este de los EUA—sólo parte—multiplícalo por vaya a uno a saber cuánto y podrás imaginarte lo que es el mundo… cada día, en el aire, en la tierra, en el mar.

                Se imaginan un auto, de esos graaaandes, bueno, dos, pónganlos lado a lado, un par arriba, autos más chicos, y préndales fuego, imaginen una llamarada de ese tamaño. Cada día, en Rusia, en el golfo de México, en Arabia Saudita, en casi cualquier parte que tenga petróleo se quema una llamarada de ese tamaño cada cierto número de pozos, se quema el gas excedente, cuya presión es demasiado grande como para simplemente ser extraído y almacenado. ¿Es que imaginamos que podíamos hacer todo eso sin consecuencias? Por sentido común yo me uno al consenso. No me uno a los gritos, estoy demasiado confiando en la capacidad de las tecnologías para resolver nuestros problemas, y veo el ingenio humano, por doquier, resolviendo problemas ecológicos y proponiendo soluciones limpias. Y tampoco pienso unirme a los que gritan ‘estafa! Estafa!, mentira! Mentira!’, como si el calentamiento global, o cambio climático, fuese un complot izquierdista más. Eso sí, el hecho de podamos cuestionar algo así, el hecho de que en verdad haya tantas trampas de carbono entre los USA, Europa y otros, el hecho de que se maneje políticamente, y de una manera tan sucia, me hace pensar en la mariposa nocturna, que se choca con el vidrio… medio que es incapaz de darse cuenta del problema, y no puede razonar para superarlo. Y cuando pienso en eso, me pregunto, si a pesar de todo, ¿no será una estafa? Y el problema es que somos mariposas nocturnas, incapaces de dar una respuesta segura para remontar el problema. 

Partager cet article

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans Problemas
commenter cet article

commentaires

dissertation topics 20/08/2009 13:25

Blogs are so informative where we get lots of information on any topic. Nice job keep it up!!_________________dissertation topics

Rodrigo Antezana Patton 31/08/2009 06:46


Hey, thanks a bunch. Wish I could translate the whole thing, or at least write one article in English per week... but that's a work I wouldn't be able to tackle.


Recherche

Archives

Articles Récents

Pages