Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
14 juillet 2009 2 14 /07 /juillet /2009 11:17

                Recuerdo que estaba en Santa Cruz, por vacaciones de fin de año, he olvidado cuál—en seguida reviso la red pa’ un cálculo al respecto. Todavía estaba con algún resquemor por ‘Aliens’, lo recuerdo, ya que surgió en la charla, y les dije: ‘si se trata de aliens, no la recomiendo’. Si quieren conocer todo mi trauma con ‘Aliens’ pueden leerlo en este enlace ‘Redescubriendo el miedo’. ¿Qué sucedía? Bueno, con mi primo estábamos viendo de ir al cine, y no sabíamos a qué película, creo que, por esos años, también fue mi hermano, y dos primos. ¿Fueron? Ya no recuerdo cómo decidimos ir, ni porqué fuimos a “Laberinto”, ¿será porque fue producida por George Lucas? El punto es que ahí estuvimos, ¡en 1986! ¡Esto es 9 A. de P.I.! (Nueve años antes de la popularización de la internet, ya que la internet en sí creo que es de los años setenta u ochenta. 1995 fue llamado—por la revista Time entre otros—el año de la internet)

                Para quienes no la han visto, “Laberinto” es una de mis películas favoritas. Una aventura/fantasía donde la bella protagonista, Jennifer Connelly, Sara, debe ingresar en un mundo mágico, el laberinto de nada menos que el rey de los duendes, Jareth, interpretado por el multitalentoso David Bowie. Si no llega a recuperar a su hermano se convertirá en un duende, y para hacerlo sólo tiene 13 horas. A partir de este punto, comienza para Sara un periplo a través de una realidad fantástica, donde la estética se mezcla con el ingenio creando una película única. No es sólo una película que se ve bien, hay un trabajo de escenario, de personajes, también está dispuesta a tomarse el pelo y jugar con las reglas de su mundo en todo momento. Una caja de sorpresas a cada paso, la narración es interesante de principio a fin. Si tuviera que recordar los momentos memorables de “Laberinto”, como muy pocas veces, acabaría contándoles toda la película. Debido a que las pueden encontrar en la red sólo voy a mencionar al gusanito, a las manos colaboradoras, también están los demás: las aldabas parlanchinas, los chicos friolentos (el ‘grupo regio’ sería una mejor traducción), o todos los videos musicales que hay dentro del filme (por si sólo tienen tiempo pa' uno: as the world falls down!).

“Laberinto” es una película con música en medio, con partes cantadas y con baile, esto no era tan raro en esos tiempos, ya que, de rato en rato, siempre venía alguna película cantada. Como, por dar ejemplos más nuevos, “Chicago” o “Moulin Rouge”. No era raro; sin embargo, la estética de la música y el baile en “Laberinto” están tan bien fundidos con el resto del filme que resulta muy agradable verlos dentro de la película. La música es parte de la película, sin ser un filme cantado, eso es bastante más inusual. Es como si se tratase de una película con videos musicales insertados en la misma. Debido a que es un salto de tipo narrativo, de un estilo a otro, de una dinámica a otra, esta combinación es difícil de sacar adelante. “Laberinto” es testimonio de que con talento se pueden modificar las reglas de qué funciona, y qué, no.

Es un grupo con mucha habilidad el que filmó esta producción. Jim Henson, de la legendaria serie de televisión ‘Plaza Sesamo’ o ‘El espectáculo de los títeres’ (The Muppet show), estuvo a cargo de la dirección, con un guión de Dennis Lee y el mismo Henson. Lucas es productor de la cinta, poniendo a disposición de Henson lo que ya era entonces LucasArts. Gran elenco, Bowie, Connelly, y un fantástico equipo de animadores, artistas y demás.

De “Laberinto” yo quería su música, en 1989 me pude comprar un cassette de la banda sonora, que se arruinó para el año 90 y pico, tanto escuchar, y también quería comprender su final. Casi al finalizar tenemos dos momentos que me hicieron fruncir el ceño, no porque me molestaran, sino porque no las había entendido del todo.

Vivimos tiempos de decadencia, eso es innegable, demasiadas tonterías por doquier, y casi la imposibilidad de poder decir que ‘esto y aquello’ son tonterías. Por lo general, no vale la pena analizar la estructura de las películas, ni importa un pepino podrido lo que nos querían decir, y no lo digo por las películas que vienen sólo a entretenernos, ésas no quieren decirte nada, están ahí sólo pa’ disfrutar, son las otras las que me molestan. Sin embargo, no todo es decadencia, hay algunas buenas obras entre tanta basura, y “Laberinto” es una de ellas. No es un significado oculto lo que yo buscaba, sino simple y llanamente: qué, y por qué. Para una mejor comprensión contextualizaré un poco. Esto quiere decir que voy a revelar partes importantes de la película, así que, si  no la han visto, pues, vayan a verla y vuelven después.


Sara y sus compañeros han llegado donde Jareth, se aproxima la confrontación final, ¿qué sucederá? Sara les dice a sus amigos que ella debe enfrentarse con el rey de los duendes, sola. ‘¿Por qué?’, pregunta uno de sus compañeros de batalla. ‘Porque así debe ser’, responde ella. Cuando llega el momento de la ‘pelea’, vemos a un conciliador Jareth que le ofrece todo a Sara, ‘Has como yo te pida’, le dice, ‘y yo seré tu esclavo’. ¿Es algo romántico? Sara piensa, en qué hacer y qué decir, y la respuesta es una frase, una que ella siempre olvida, por un momento parece que Sara se perderá en los trucos de Jareth, entonces, recuerda: ‘No tienes poder sobre mí’, dice ella, y el hechizo se rompe, y regresa a casa, con su hermano. Después, ingresa en su cuarto y ve a sus compañeros de aventura en el espejo, ‘Si nos necesitas…’, le dicen, ‘Sí, si nos necesitas, por cualquier razón…’, ella les mira, y confiesa: ‘Los necesito. No sé porqué; pero, en mi vida, a veces, por ninguna razón, los necesito, a todos’. Entonces, las cosas saltan, y un carnaval, una fiesta de muñecos infantiles, comienza en el cuarto de Sara. Música del final, secuencia de créditos.

Qué y por qué. Varias cosas. En primer lugar está la convención de la fantasía, es una historia que involucra a un mundo mágico, en ese mundo hay reglas, las vemos todo el tiempo, cómo son las puertas, cuáles son los trucos, y los deberes, los castigos. Una de esas reglas es el hechizo de Jareth, que Sara puede romper con sus palabras. Eso. En segundo lugar, tenemos que la película también es una narración sobre ‘maduración’ (Coming of age), ‘No tienes poder sobre mí’, es una manera de superar un apego infantil a las fantasías (ah, esto es, esto es lo que dice, no estoy de acuerdo con esta frase. Yo soy de los que dice que la única diferencia entre los niños y los adultos es que los niños juegan con la fantasía, en cambio, los adultos, se la toman en serio). Finalmente, ella, como todos, ‘por ninguna razón’ (for no reason at all), necesita de la fantasía, necesitamos de la fantasía, es parte integral de nuestras vidas (sólo por el lado ‘normal’, piensen en cuánto dinero genera la televisión, series y demás, junto a las películas, o lo fácil que somos engañados por la publicidad con ofertas de otra vida). Y los malos de la película no están invitados a la fiesta. Este tipo de asuntos, los pasamos por encima, yo necesitaba el detalle que acabo de explicar. Si bien, tal cual, lo podría haber dicho hace décadas, en esos tiempos yo tenía once años, y ahí, no podría haberlo hecho (hey, ahora, justo tengo 33, el triple!). Debo reconocer, no tan claramente, no tan limpiamente.

Por su ingenio y creatividad sólo ‘Alicia en el país de las maravillas’, el libro, se puede comparar con “Laberinto”. No se puede encontrar en la red, al menos no la encontré yo, a la rápida, en youtube, les cuento una escena. Están Hoggle y Sara avanzando por unas galerías subterráneas, y rostros de piedra les previenen con voces muy profundas: ‘No vayan por este camino’, ‘Les espera la muerte segura’, ‘Van a su perdición’. Hoggle, que es una especie de conserje del laberinto ni les hace caso, e incluso se enoja con uno de ellos, ‘No quiero ni oírlo’, le dice. El rostro de piedra reacciona, ‘vamos, porfa’, hace tiempo que no lo digo’. ‘Bueno’, se resigna Hoggle, ‘pero no esperes una gran reacción’. ‘No, no, claro que no’, y dice su frase. Genial. Qué buen ataque a las frases trilladas. Qué buen juego con ellas mismas.


Conseguir “Laberinto” para verla nuevamente, se convirtió, pa’ mí, en una odisea que se resolvió muy recientemente. No teníamos video, hasta el 93, por lo que tenía que ver donde los amigos, y en Errol’s, alquiler de videos, (¿Se llamaba así?) sólo había ‘Laberinto’ en beta. ¿Saben lo que es ‘beta’? Antes de que VHS se imponga como formato de video, competía con beta, que era muy superior en calidad de imagen y sonido. Por un tiempo, el beta aguantó; pero pronto, debido a la liberación del formato, o sea, que podía usarlo cualquiera, fue avasallado por el VHS. Entonces, pa’ ver la peli, tuve que pedirle a un amigo pa’ que haga la transformación, de beta a VHS. Es una de las películas que les hacía ver a mis alumnos de cine; aunque no tanto como otras, ya que su respuesta fue 50% 50%. Con la llegada del DVD y la piratería todo se simplifico—en Bolivia, me defiendo, no existe ni un solo servicio legal de venta de DVD’s, todo es piratería—ni bien vi la peli’ me la compré. La presté, me compré otra, la regalé, la que presté no me devolvieron. Desde hace unos cinco años que he debido comprar un DVD de “Laberinto” por año, ya van dos veces que no me devuelven, los convertí en regalo, más dos regalos verdaderos. Este año, finalmente, el DVD de “Laberinto” estaba en rebaja, y, zas, me lo compré legal, legalito, de Amazon.


Podría recordar frases de la película, muchas, escenas, etcétera. Cada detalle tiene algo de interés, desde el hecho de que Jareth juega con unas bolas de cristal, los escenarios o cada bicho que aparece. ¿Vale la pena hablar sobre lo que deberían ir a ver, los que no la han visto, y ya conocen los que la vieron? Claro que sí; pero ya he escrito suficiente, así que puedo despedirme recomendando esta producción, de pie, y aplaudiendo. Pero… si quieren más… bueno, sólot tienen que decirlo, mientras tanto: ¡Vamos, todos juntos!

 

‘You remind me of the babe
(What babe?)
Babe with the power
(What power?)
Power of Voodoo
(Who do?)
You do
(Do what?)
Remind me of the babe

 

Dance Magic, dance!

Partager cet article

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans Historias
commenter cet article

commentaires

reposteria creativa utensilios 01/12/2016 14:54

Información muy bien explicada porque quiero empezar a ver películas con mi hija pequeña y quiero empezar por algunas recomendadas, gracias!

sarah 07/03/2015 22:03

La primera vez que vi esta pelicula fue por ahi de 2003, y me gusto siempre me han gustado los Muppets y cuando vi esta peli quede encantada. Una de mis escenas favoritas es la de las puertas donde Sarah debe eligir, en Youtube la gente discute sobre el acertijo y cual puerta es la correcta, para ninguna de las dos puertas es buena opción; es el mundo de Jareth es su laberinto y el cambia las reglas a su veneficio.Mmm ahora que lo pienso el podria ser un buen Slytherin XD

Lucy 07/03/2015 21:51

.

Recherche

Archives

Articles Récents

Pages