Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
3 août 2009 1 03 /08 /août /2009 10:15

No recuerdo dónde leí que para ser un gran artista no hay que tener piedad, o no hay que tener vergüenza. Especularía de dónde escuché eso; pero, más vale ser prudentes y simplemente reconocer que eso dicen. Uno u otro, y, a veces, los dos. Esto quiere decir que el autor, interprete, o lo que sea, debe dejar que la obra siga su curso, sin importar quién es dañado, que no debe ruborizarse ante lo que la historia le exija hacer. Si eso es así, pues, Matt Lucas es un gran artista.

Yo conozco a Lucas por ‘Little Britain’, un programa cómico de televisión británico. Si desean más datos generales los pueden encontrar en wikipedia: Little Britain. El programa consiste en varios bosquejos cómicos, donde Lucas y su colega David Walliams (nació Williams; pero cambió la ortografía de su apellido, supongo que como una manera de destacarse), interpretan a diversos personajes. Su humor es furioso, parece salido de un lugar que no ha oído hablar de lo políticamente correcto. Las bromas del dúo Walliams / Lucas son una jocosa bofetada a todos y todo.

De orientación homosexual, Lucas se ríe de ellos con una honestidad y frecuencia bastante sorprendente. Verán, en los EE.UU. es casi tabú, y está mal visto por muchos, el reírse de los homosexuales, debido a todo lo que fueron las ‘guerras de lo políticamente correcto’—vaya palabritas más grandilocuentes para lo que no fue nada más que un estallido de alharaca sobre varios temas. En cambio, Lucas y Walliams, parecen haberse dado cuenta de las posibilidades cómicas de esta condición. En el caso de Lucas, esto vendría ser parte de la sana costumbre de reírse de él mismo. Ahora, el contexto en el que introdujeron un personaje homosexual, Daffyd Thomas (Lucas), es una obra de arte. Daffyd es un homosexual militante, siempre vestido de manera estrafalaria, no se avergüenza de lo que es y lo declara abiertamente, en un pequeñísimo pueblo de la campiña británica. Ahora, el pueblo es tan pequeño, que Daffyd está acostumbrado a ser el incomprendido único homosexual de toda la región. Ahora, eso no es tan cierto. Daffyd tiene tan poco contacto con la comunidad homosexual que, sin notarlo él mismo, es homofóbico, completamente ingenuo del comportamiento entre hombres. Cada que un par de hombres comienzan a besarse, Daffyd siempre sugiere cualquier otra posibilidad, ‘Hum’, dice, ‘deben ser parientes’, o ‘creo que son primos cercanos’. Cada que se le presenta una oportunidad lujuriosa, la evita o escapa de ella. Además, no tolera competencia de otros homosexuales en su región, haciendo todo lo posible para ahuyentarlos.

La caracterización de Daffyd es única y muy interesante, ya que es la construcción de un personaje que sólo existe en el rechazo, el rechazo que los demás le dan, o que el mismo se da mentalmente. Daffyd sólo puede existir si es víctima, de soledad o exclusión, y la idea de cualquier otro esquema le tiene aterrorizado. Sus participaciones causan una gracia total.

Otra despiadada caracterización de Lucas es Vicky Pollard, una inglesa barriobajera (chavs, en el Reino Unido), que anda de embarazo en embarazo, deseándolo, o entregando su criatura a cambio de un CD de Westlife, o dejándolo en cualquier parte, 'puede quedarse con él', dice en una ocasión, 'a mí me vienen un montón'. Vicky, en algunos cortos, manifiesta su deseo de tener más hijos para recibir más ayuda del estado. Esta crítica, sátira clasista, también es poco frecuente en la comedia de los EE.UU. que es la más presente en nuestras pantallas (Bolivia, televisión abierta o cable). La frase que más identifica a Vicky es su respuesta refleja de una confusión total: ‘No but yeah, but no but yeah but no but yeah but no’. Para después añadir comentarios y chismes de lo peor que nada tienen que ver con el asunto. Vicky es un personaje al que todo el mundo debe odiar, no hay la más mínima esperanza de redención, ella es detestable hasta la médula. A diferencia de Daffyd, Vicky no obtiene ni un segundo de simpatía, sólo provoca rechazo, y el esquema cómico consiste en ver hasta qué nuevos fondos ha llegado o piensa llegar.

 Lucas y Walliams trabajan como dúo, es común que aparezcan ambos haciendo personajes paralelos o complementarios. Uno de los mejores duetos del par son los personajes Lou Todd (Walliams) y Andy Pipkin (Lucas). Pipkin es otro personaje políticamente incorrecto—lo que nos permite ver lo mucho que restringe esta noción a casi cualquier cosa—, se trata de un hombre joven que se hace pasar por paralítico, sólo para servirse de los demás. La gracia consiste en ver qué cosa estrafalaria hace Pipkin mientras su ingenuo cuidador, Lou, no lo ve, o si recibirá algún castigo por hacerse el paralítico. En una ocasión, una viejecita, le pregunta si no siente nada en las piernas, Andy sacude la cabeza, y apenas dice ‘no’, entonces la viejecita le da un martillazo en la pierna, Andy aguanta. La vieja sube la fuerza de su golpe hasta aparecer convencida, se retira, y Andy puede finalmente dar rienda suelta a su dolor. Lo interesante de este personaje es que la imagen de paralítico se utiliza para mostrar a un explotador, en vez de una víctima.

El respeto a todo, incluso a lo que no se merece respeto, es una de las postulaciones de lo ‘políticamente correcto’, que alguna persiguió a Speedy Gonzales, debido a que reproducía, según algunos, estereotipos negativos de los mejicanos; por suerte, todos protestaron esto, incluyendo muchísimos mexicanos. Entonces, hay que respetar a los obesos. Marjorie Dawes, Lucas, es una consejera con un programa para reducir de peso. Ella misma, siendo Lucas, no está en plena forma; pero aprovecha cualquier ocasión para abusar verbalmente de las personas que debía estar ayudando. Marjorie no sólo hace bastantes chistes a los gordos, también es ella una cruel parodia de todas las personas que buscan falsamente ayudar al prójimo. Marjorie es una criatura llena de resentimiento, una fracasada, que sólo encuentra satisfacción siendo cruel con sus desafortunados pacientes, es insegura al extremo y malvada en verdad. El personaje es sumamente violento, ya que debe en verdad agredir de manera constante, sólo para que, al final, algo suceda y el chiste recaiga sobre ella de alguna manera.

Pero el verdadero monstruito de la grasa que Lucas y Walliams imaginaron fue Bubbles DeVere. Bubbles, cuyo verdadero nombre es Mavis, es un maquillaje total que cubre a Lucas para que pueda lucir gordísimo como una mujer. Bubbles es esta horrenda criatura—ya que no es ni gordita ni nada, es obesa al extremo—que tiene un elevadísimo concepto de sí misma, por lo que anda coqueteando con todos y se cree la persona más deseada. La exhibición de su grotesco cuerpo es parte de su gracia. En una ocasión, Bubbles se encuentra con su ex marido, un hombre normal, e incluso atractivo. Ella le pregunta que cómo está, él dice que bien, y hablan de su nueva novia, ‘una mujer sumamente atractiva’, le informaron a Bubbles, y entonces llega la nueva novia, que es Walliams en un traje similar al de Lucas, otra gorda de pared a pared, de piel negra. Bubbles reconoce que en la nueva novia hay una verdadera rival de belleza.

Lucas y Walliams han construido en Little Britain un espacio donde es válido reírse de todo. Con ingenio, valor, sin piedad y una sinvergüenzura únicas, el dúo cómico ha llevado la comedia hasta el límite permisible. En Youtube pueden encontrar cortos de la serie, para aquellos que no les conocen, y gustan del humor extremo, será una agradable sorpresa. En cuanto a Lucas, ahora está trabajando en varias cosas, y pronto saldrá el filme “Alicia en el País de las maravillas” de Tim Burton, donde interpreta a Tweedledum y Tweedledee. 

No pude escribir otro artículo durante la semana. Como se puede claramente notar. Escribí una nota sobre 'La niebla' para el periódico; pero este domingo sacaron la de Harry Potter, si no la publican, la de 'Niebla', pienso reciclarla en la bitácora. Lo que sí, estuve pensando en escribir algo, tal como quedé, así que para mañana pienso subir una entrada sobre los 'espectáculos con realidad' o Reality Shows. Ya saben, ese tipo de nombrecitos siempre son un caso traducir. Bueno, ya llegó Agosto, así que vamos a tener 3 notas conmemorando la vida y obra de Maikol Yakson, las que vendrán en la semana del 23 al 28, si no hay interrupciones. Saludos.

Partager cet article

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans Historias
commenter cet article

commentaires

Recherche

Archives

Articles Récents

Pages