Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
7 septembre 2009 1 07 /09 /septembre /2009 07:20

                Yo tenía unos 7 u 8 años cuando vi, en la pantalla de tele, a un delgado joven hacer un paso de baile moviéndose hacia atrás. El tipo lo hacía tan bien que parecía caminar en reversa. Recuerdo el comentario de mi padre, de ‘Wow’ o algo así. ‘Qué increíble es este tipo’, decían, o frases muy similares. Ése probablemente fue mi primer encuentro mediático con Maikol Yakson,  a partir de entonces, al igual que el resto del mundo, siempre lo vi en algo, escuché hablar de él, o bien fue el tema de conversación de veladas y tardes con los amigos. Este momento del pasito hacia atrás, llamado, como todos saben, ‘caminando en la luna’, fue el primer gran revuelo causado por Maikol, no sé si llegó a la vez por el barrio, o siquiera a mis ojos; pero pronto estuvo ‘Thriller’ en las pantallas de televisión del país. Hay dos aspectos que la gente gustaba mencionar de este video, uno, que era el más caro de la historia, dos, qué bien bailaba este tipo. Corría el año 1983, la hiperinflación molestaba a toda Bolivia—yo era niño y me gustaba ver los billetes nuevos. Como todos ya saben, fue el álbum que contiene esa canción el que catapultara a Maikol a nivel de superestrella. Entonces, a partir de este momento, si de cultura popular se trataba, ahí estábamos hablando de Yakson. (Para escribir esta nota hice uso de la enciclopedia virtual WIkipedia, que se la puede encontrar en varios idiomas; aunque el número de temas pueda variar muchísimo de unos idiomas a otros, la entrada de Maikol Yakson existe en más de 80 idiomas)

                Lo primero que escuché fue un rumor sobre lo que hacía con su dinero, en retrospectiva, mucho de lo dicho resultó ser cierto. No se podía hablar de Maikol, su música o lo que fuere, sin que alguien mencionase su dinero. Decían que tenía un zoológico en su casa, y q’ estaba lleno de juegos pa’ multitudes, esos de feria o festival. Más raro, fue lo que decían de q’ buscó comprar el esqueleto del Hombre Elefante, lo que nunca pude confirmar y, aparentemente, nunca hizo. Por esos años no me enteré que él había filmado ‘The Wiz’ (de difícil traducción, algo como ‘El ma’o’, en vez de ‘El mago’, podría ser apropiado), de la que hablaré en otra nota, una versión estilizada de ‘El Mago de Oz’, pero sí me llegó las noticias de había filmado ‘Capitán EO’, una producción especial para los estudios Disney. Estrenada en 1986, el corto fue dirigido por Francis Ford Coppola para ser exhibido en los mundos de Disney, el productor ejecutivo fue nada menos que George Lucas. El hecho de que no pudiese ver esta producción es una frustración de mi niñez ochentera. Coppola era un renombrado director, Lucas, bueno, era Lucas, y Maikol estaba en el punto casi más álgido de su carrera. Y no podía ver… y recién lo acabo de hacer, más de veinte años después, lo pueden encontrar en youtube. Increíble. Tienen que verlo; pero no esperen demasiado, recuerden que la idea es presentarla con efectos en una sala especial, se notan los coqueteos con 3D.

                El mayor impacto, después de Thriller, fue nada menos que una canción llamada ‘We are the world’, que se vino en 1985. Esta canción era tan popular y, como en Bolivia no se respetan los derechos de autor, pues, la ponían en todaaaas partes, al punto que yo me aburrí de la misma. Sin embargo, lo que se debe destacar es la proyección de Maikol como filántropo, y compositor, ya que era una buena pieza. Tal vez por ser demasiado joven, no vi muchas repercusiones de este albúm, Thriller, sólo que todo el mundo le escuchaba, le conocía, celebraba su obra y envidiaba su riqueza, lo que vendría sería mucho, mucha más que sólo eso. En 1987 Maikol presentó al mundo su albúm ‘Bad’ que contenía varias canciones que llegaría a número uno, yo todavía debo tener el vinilo versión boliviana por algún lado. Por esos años, alguna discográfica boliviana adquiría los derechos para producir el disco localmente, así también compré HISstory, en un muy simpático disco analógico. Jajaja. Sin embargo, la locura no llegó ese año, sino al siguiente, en 1988, Yakson presentaría su película ‘Moonwalker’ o ‘Caminante lunar’ (Caminante de la luna, etcétera, de ahí también saqué el título para esta serie de artículos). Fue la primera película que se estrenó en el mundo entero, con la única diferencia, de país a país, de las horas de apertura de los cines. Obviamente, yo fui al estreno en Cocha’, fue en el cine Avaroa (es una adaptación regional del apellido ése… ni idea por qué) y el lugar estaba lleno.

                Estamos hablando de un cine muy diferente a los actuales, a las multisalas donde hay hasta 200 asientos en el más grande, creo. El cine Avaroa es un cine a la antigua, y el lugar podía alojar a varios centenares, ¿tendría 1000 asientos?, ¿1500? Bueno, fue la primera vez que lo vi llenó de pared a pared. Todos querían ver la película de Maikol Yakson, y el público era de todas las edades—teniendo que reconocer que había muchos mayores que sólo acompañaban a sus hijos. Mentiría si no dijese que me decepcionó, yo fui a ver una película que, en las propagandas, se veía muy interesante, con robots, villanos y muchos efectos. El filme de Yakson, ‘Moonwalker’, era una colección de videos musicales, más una básica historia al final de la colección, de dudoso valor narrativo. Esto no quiere decir que no me gustará, tan sólo que no encontré lo que yo esperaba. Todos los videos musicales eran de calidad, y la música, pop, era Yakson en su mejor momento. A esto se debe añadir que tenía uno de los videos musicales más icónicos de la carrera de Maikol Yakson, estoy hablando de ‘Smooth Criminal’, o ‘Bandido sigiloso’.

                El final de los ochentas, fueron el momento cumbre de Maikol, con ‘Bad’ en el mercado, ‘Moonwalker’ en las pantallas y el video, además de las consolas de juegos electrónicos, la Yakson manía se extendió por doquier. En la ciudad de La Paz se llevaron a cabo concursos de imitadores, y debo reconocer que, en un programa de televisión, vi a varios bastante buenos. Desde estos años, en los festivales escolares, o lo que fuere, siempre hubo algún grupo de muchachos(as) que presentaba un número musical donde interpretaban la coreografía de algún video de Maikol. En 1992, cuando yo estaba en tercero medio, en un festival de música donde participó mi colegio, estudiantes de promoción de ya-no-recuerdo-de dónde, presentó ‘Thriller’, lo hicieron muy bien, hasta que decidieron sacarse sus máscaras. La interpretaron tres bailarines, dos monstruos, con máscara, y uno, representando a Maikol, sólo con maquillaje. Sin máscara, pudimos ver la cara de los bailarines que hacían de zombies. Uno de ellos, al bailar, con la boca abierta y los ojos algo desorbitados por la concentración, tenía un gesto que le desfavorecía tanto que varios entre el público comentaron que estaba mejor con la máscara puesta. El monstruito estaba más bonito.

                En estos años, uno de los temas era el cambio de color de Maikol. Como hombre negro, tenía un agradable rostro juvenil que él, por vaya uno a saber qué razón, encontraba desagradable. Sin embargo; su cambio en los ochenta dio como resultado un trabajo bien realizado, se veía bien en sus fotos y videos. Lo había logrado. Pero, todos sabíamos que por ahí había problemas. En una conversación con un amigo, bastante agresiva de su parte, él era un fanático de Yakson, me explicó como las manchas del mal que le aquejaban podrían ser de grandes dimensiones, y no sólo puntitos. (Parece que esta información era errada) Es interesante ver que, dada la fama del personaje, no era difícil encontrar chismes sobre su persona, y estos fueron a menudo tema de conversación.

                El cambio de imagen llegó con el disco ‘Bad’, y el tremendo éxito de éste logró eclipsar cualquier rumor sobre su persona. En 1991 llegó ‘Dangerous’, de éste tengo el cassette de Heriba, versión boliviana. Sus varios sencillos que llegaron al número uno, incluyendo un video musical que logró ser muy popular, ‘Black or white’, que utilizaba modificación de rostros haciendo uso de computadoras, que crearon un efecto nunca antes visto con tanta fluidez. Hicieron que Yakson se convirtiese en tema, nuevamente. Precisamente su video, ‘Black or white’, tenía una extensión donde Maikol hacía cosas bastante excéntricas, bailaba tocándose la ingle, rompía su polera en pleno grito, además de varias cosas, incluyendo el parabrisas de un auto. Recuerdo que ese pedazo me dejó vacío, no me pareció muy interesante. En otras regiones hubo más reacciones. El rompimiento de polera se convirtió en un requisito para sus imitadores, y no sólo si hacían la canción ‘Black or white’, vería varios chicos intentando hacerse a la Jackson en los concursos colegiales de talento. Varias poleras rotas, por suerte eran baratas.

                Si bien ya estamos, en mi cronología, en los noventas, debo retroceder a 1989 para hablar del video musical ‘Liberian girl’, que consiste en la visión de un plató de filmación, donde aparecen todos los famosos de los años ochenta, hablando y buscando a Maikol Yakson, en este video podemos ver a Búrbuja, Bubbles, el chimpancé de Yakson, y a todas las personas que fueron importantes en esa década; aunque algunas figuras eran demasiado locales, de los EE.UU., y no se reconocían por el vecindario. Sin embargo, la participación del resto, gente de televisión, cine, mundo de la música, era suficiente para mostrar al mundo entero el poder de convocatoria que tenía una estrella como él. Ningún otro de sus productos lucía tanto su poder mediático como ese video.

                Volviendo a los noventa, nos encontramos con su producción ‘Dangerous’, muchas de sus canciones acompañarían mi bachillerato y finales cursos del colegio. En 1993, justo el año que salía bachiller, Yakson recibe la primera denuncia en su contra por ‘conducta inapropiada’ con un menor, siendo suaves. No hubo juicio, se hizo un arreglo fuera de la corte. No recuerdo qué dijimos o pensamos sobre el asunto en esos años. Diría que nos inclinábamos por reconocer que había algo raro, en un Yakson siempre acompañado de infantes en su Rancho Neverland; pero no creo que alguno de nosotros fuese capaz de creer que en Maikol había tal capacidad para la maldad. Me temo que ésta es la posición que sostengo hasta el día de hoy. Hay algo raro; pero no maldad. Este año también salió al aire la declaración de Maikol, cuando fue arrestado por la policía, y todo eso. Se lo veía muy dañado, y humillado. Con ese video creo que se ganó bastante simpatía, a la vez que no podía evitar asustar. El arreglo, diría, hizo pensar que allí había gato encerrado, el problema es que las dudas quedaban sobre el lado que jugaba sucio. A partir de este momento, Maikol se convierte, en la noción popular de su imagen, en un tipo bastante raro, ya no sólo un excéntrico.

                Entre 1993 y 1995, Yakson salió en las noticias por su matrimonio con Lisa Marie Presley, alguna aparición en televisión, problemas con su relación y… su disco ‘HIStory’. Todos los fans de Maikol tendrían una oportunidad de disfrutar de este artista. Yo no fui fan; pero, como todos, con varios discos u obras suyas entre mis pertenencias, siempre simpaticé con él, y lo defendí mucho más de lo que sospeché de él—pueden preguntar, si quieren. History sería su última obra en llamar la atención del público, y lo hizo con una campaña publicitaria muy llamativa y omnipresente en los medios de comunicación. En Bolivia, canales con programas de música y cualquier otro, no perdía la oportunidad de hacerle propaganda gratis a Maikol Yakson y su más reciente lanzamiento. Es difícil evaluar este disco ahora, no hay la imparcialidad que podría ser parte de la misma. En cualquier caso, puso varios videos en pantalla, y un puñado de canciones en el primer puesto de las más escuchadas. Sus videos, su lanzamiento, y su música, fueron, una vez más, una oportunidad para conversar sobre el tema, recuerdo que una fiesta debí defender a Maikol, y lo hice hablando de la canción ‘You’re not alone’, que es una buena melodía de apoyo. Una simpática canción humana, que mostraba, una vez más, el lado sensible de este artista. A partir de este momento, después de la gloria y éxito de HIStory, para Michael, todo sería cuesta abajo.

                Supongo que no vale la pena resumir datos que pueden encontrar fácilmente en cualquier otro lugar. Vinieron los escándalos, las demandas, los hijos. Su aparición en ‘Los Simpson’, haciendo la voz de un loco llamado Leon Kompowsky; aunque por razones legales no fue acreditado como participante, o siendo defendido y ridiculizado, a la vez, en South Park, como el señor Jefferson. Los ataques, directos o indirectos, ya sea en video musicales, como el de Eminem, de hará unos años, o películas, son muy numerosos. Maikol había perdido un numeroso grupo de seguidores, demostró ser demasiado excéntrico, y su debilidad no le permitió defenderse de la avalancha que significaba su ultraestrellato. A pesar de todo, a principios de este año, Maikol Yakson dio la noticia de que daría conciertos en Londres, sólo su declaración fue noticia en todo el mundo, canales locales e internacionales, incluyendo periódicos. Él llamó a su serie de conciertos ‘This is it’, o ‘Eso es todo’ (traducción libre). Tenía pensados 10, tuvieron que permitir 50, dado que estaban vendiendo entradas como pan caliente en África hambrienta, pero con suficiente dinero como para comprar pan. El tamaño de estrella que era Maikol fue representado por la mujer, una joven negra, que compró la primera entrada para esta serie de conciertos. Ella fue noticia, ¡por comprar una entrada! Fue noticia en canales internacionales, ¡sólo por comprar una entrada! El momento de su compra fue encandilada por los múltiples destellos de una considerable cantidad de cámaras. Ninguna otra estrella habría podido generar tanta repercusión mediática sólo por volver al escenario. ¿Los Beatles?

                La histeria por sus conciertos fue la señal de que, a pesar de los juicios, los errores, el fracaso de su último álbum, y otros problemas, la gente, de Maikol, lo que recordaba eran sus múltiples éxitos, además de una capacidad única como intérprete. Yo tenía muchas ganas de que demostrase el hombre espectáculo que era en sus futuros conciertos, me molestaron varios excesos mediáticos sobre su persona, como la exagerada reacción ante la exhibición que Maikol hizo de su hijo. Fui uno de los primeros en enterarme de su muerte, un 25 de junio de 2009. Ya casi era de salir del laburo, abrí la página de yahoo, para ir a mi correo electrónico, y ahí estaba la noticia. Leí a la rápida, me enteré que era TMZ, un sitio de internet, me sorprendió que yahoo le prestara atención a un sitio que reparte chismes, leí otra noticia donde informaban que se habían llevado a Maikol, inconsciente al Hospital, preferí creer eso, y que pronto se mejoraría. Después de una reunión de trabajo, donde, al llegar, mi amigo estaba escuchando un video de Maikol, y es mucho menor que yo, unos diez años, regresé a casa, donde mi padre, lo primero que me dijo fue que Maikol Yakson había muerto. Durante toda la semana hubo especiales de su vida, su obra, en muchos canales; los de noticias, le otorgaron la mayor parte de su tiempo de mayor audiencia, dejando a un lado las guerras de Afganistán, Iraq, y los múltiples problemas del mundo. La gente se manifestó para lamentar su muerte en Berlín, Londres, Tokyo, y Cochabamba, un imitador suyo bailó en la Plaza Principal y comunicó estar muy conmovido por la muerte del artista. Los periódicos bolivianos, al día siguiente, tenían TODOS sólo una noticia de portada, la muerte de Maikol Yakson. El fin de semana no fue diferente. Me compré varios ejemplares de distintos periódicos, y el fin de semana de los dos locales, tenía que cortar los artículos que hablaban de él y su trayectoria. Por alguna razón, no me animo a hacerlo, los periódicos siguen intactos.



Voy a escribir su nombre con otra ortografía, a propósito, debido a q’ no quiero ver la bitácora inundada por sus fanáticos, nuevos o antiguos.

Bueno, también debía terminar este artículo. Me tomó demasiado tiempo. ¿Les conté que iba a escribir un libro corto sobre Maikol? Cuando murió, cada quién a su manera, enfrentó la pérdida de este tipo, al que la mayoría de nosotros ni conocimos, yo pensé en escribir. Debido a que había mucho que decir sobre el tema--esta nota, por ejemplo, no aborda ni la más mínima punta del asunto, y ya es laaaaargo--pensé que podría escribir un libro sobre el asunto, ya saben, por todas las razones: desde ganar unos centavos, hasta dar una medida evaluación de su lugar en el mundo del arte popular. Dado que toma tiempo, escribir poco o mucho, abandoné el proyecto... ooooigan, creo que ya dije esto. Bueno, pues, en vez de libro escribiré estas notas (claro, ps, ya lo dije). Lo mucho que tomó escribir ésta, pues, retrasó todo lo demás. Escribiré una nota sobre Maikol por mes, durante tres. Tenían que haber estado pa' agosto. Ni modo.

El número de visitas se sostiene, muchas gracias a todos por su fidelidad. La próxima semana vendrá el artículo que estuve pensando sobre la historia del crimen organizado en películas. Abrazos promiscuos. 

Partager cet article

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans mimeme
commenter cet article

commentaires

Recherche

Archives

Articles Récents

Pages