Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
14 janvier 2007 7 14 /01 /janvier /2007 05:47
            El mes pasado, el año pasado, el Prefecto del Departamento de Cochabamba, Capitán Manfred Reyes Villa, elegido democráticamente, convocó a una reunión popular en la Plaza de las Banderas, lo llaman un cabildo (reunión de gente donde se decidirá algo). El señor prefecto pensaba utilizar ese evento para sugerir y buscar la aprobación de los presentes para un referéndum sobre las autonomías, y mostrar al poder central, de otro partido, su apoyo popular. Era un acto político, nadie tenía duda al respecto, uno dentro de las reglas del juego democrático. Bolivia había votado ya en un referéndum sobre las autonomías hacia sólo 6 meses, el resultado fue un rechazo por parte de la ciudadanía, a pesar de la campaña de Manfred por el ‘Sí’. Yo fui uno de los muchos que votó por el ‘sí’. Pensaba asistir a ese acto, para mostrar mi apoyo al Prefecto, para mostrar mi apoyo a la idea de ‘autonomía’, que sólo significa desvincular ciertos arreglos burocráticos del gobierno central, o sea: más posibilidad a las regiones para que manejen sus propios asuntos. Todo dentro del esquema democrático del país. A los pocos días, la Central Obrera Departamental convocó a una manifestación en contra del referéndum y las autonomías, a la misma no asistieron ni tres mil personas (teniendo en cuenta que ellos son obligados).

            Resultó que el evento estaba lleno de gente, con más de 10 mil asistentes, de acuerdo a los organizadores, yo puedo dar testimonio de una presencia nutrida de manifestantes hasta casi 100 metros más allá de la Plaza de las Banderas y en varias direcciones, me di cuenta que mi presencia no era en absoluto necesaria, hice lo que tenía que hacer por la ciudad y me fui a casa. En tele vi que sólo me había perdido algunos discursos que preferí ver sentado, en vez de parado. Pero el resultado era ese: Manfred obtuvo el apoyo de más de 10 mil personas, y con ese apoyo decidió convocar, nuevamente a un referéndum, ¿por qué no? Se podía informar mejor a la población esta vez, o podía perder esa opción nuevamente, ese es el juego de la democracia. Pero primero debía reunir 8000 mil firmas, con un apoyo tan multitudinario, reunir esas firmas no habría sido problema, la Corte Nacional Electoral aprobó ese acto de reunir firmas. No habría sido problema convocar al referéndum. (Foto: Capitán Manfred Reyes Villa)

            En Enero de este año, pasadas las fiestas, llegaron a la ciudad de Cochabamba cocaleros desde el trópico del departamento, Chapare, donde se concentra el apoyo militante del MAS (Movimiento Al Socialismo), partido en el gobierno. Supuestamente iniciaron una vigilia ‘pacífica’ pidiendo la renuncia del Prefecto, pero ese pacifismo incluía la intención de no dejar que el prefecto ingrese a su oficina para hacer su trabajo. El día lunes por la mañana el Prefecto llegó a las 8 am a su puesto de trabajo, como era muy temprano, y los bloqueadores debían dormir en algún lado, de acuerdo a reportes, la plaza se encontraba libre de coca-bloqueadores. Durante toda la mañana llegaron más cocaleros del Chapare y se fueron caldeando los ánimos. Llegado cierto punto de la mañana, después de que el Prefecto posesionara al Comandante de la Policía de la región, hubo un intento de avasallamiento del cordón policial que rodeaba la Prefectura. Los ‘pacíficos’ manifestantes estaban armados con palos, piedras, gasolina, y estaban quemando llantas frente al edificio de la prefectura, como no cabía esperar otra reacción la policía se dedicó a dispersar a los manifestantes utilizando gases lacrimógenos y hasta balines. Como los ‘bloqueadores’ eran cocaleros, como estaba organizado el asunto por el MAS, partido gobernante, los senadores/dirigentescocaleros/asesores llamaron a sus ‘compañeros’ en el gobierno, informaron a la Ministra de Gobierno, Alicia Muñoz, de que estaban siendo agredidos por la vil policía, o algo así. También se debe mencionar que esta manifestación contaba con la participación de la COD (Central Obrera Departamental), que fue censurada desde la COB (Central Obrera Boliviana) en La Paz, por el manoseo político desde el gobierno.

            Sin ninguna investigación de por medio, con la prepotencia que caracteriza a un gobierno de naturaleza fascista y totalitario, la Ministra destituyó al flamante comandante de la policía, y le ordenó no intervenir en la participación de los ‘movimientos sociales’. Dicho y hecho, la policía tuvo que replegarse, perdió la mano un momento y la prefectura de Cochabamba fue incendiada por los ‘pacíficos’ manifestantes, también se quemaron tres vehículos, uno de ellos perteneciente a una comerciante, que ahora le reclama al MAS la reposición de su automóvil. Durante la trifulca, el Prefecto, electo democráticamente, no tuvo más opción que huir de su puesto de trabajo. A partir de ese punto, la llamada plaza principal de Cochabamba, donde se concentran los edificios de función pública, fue tomada por los cocaleros y la turba de vándalos que se reunió en el lugar.

            Durante los enfrentamientos, aconteció una entrevista al Prefecto del departamento, el Capitán Manfred Reyes Villa, transmitida en vivo al resto de la ciudad, ésta fue interrumpida debido a que los ‘pacíficos’ manifestantes quemaron los cables de la unidad móvil del canal que transmitía la entrevista. Por un momento hubo un efecto muy interesante, ya que el contacto telefónico con La Paz, desde donde hablaba la ministra de Gobierno con el canal, permaneció en el aire, mientras que la voz del prefecto desapareció. También fueron asaltados dos camarógrafos a quienes se les robó sus cámaras y micrófonos, este asalto fue hecho por los manifestantes. Aquí podemos comenzar a hacer observaciones, la Ministra de Gobierno declaró que los ‘movimientos sociales’ hacían una marcha pacífica, eso es falso, venían a agredir al poder democráticamente constituido del Prefecto y agredieron a la propiedad pública/privada de la ciudad, y también a la Prensa en muchas ocasiones. La agresión descrita simplemente fue la más visible. A partir de ese momento la agresión a la prensa nacional casi fue sistemática, en concreto siquiera se presentó la información de UNA reportera que se quejó, la llamaban por el celular para amenazarla de muerte. Concreto, en vivo. Durante toda la noche fueron llegando más cocaleros. El comité Cívico, una entidad ciudadana de dudosa valía, pero con una función social dentro del esquema democrático nacional, convocó, a su vez, a una marcha pacífica por la paz y la institucionalidad, también en la Plaza de las Banderas, para el día Miércoles, o sea: para dentro de dos días. A la vez que se incitaba a los campesinos allegados al MAS/COD a bloquear la ciudad de Cochabamba, lo que comenzaron a hacer, poco a poco. El cerco comenzó el día lunes, en la parte que lleva al Valle Alto, una región de Cochabamba donde Manfred tiene mucho apoyo (me informaron). Después, poco a poco, buscaron bloquear otras zonas. Mientras tanto, en la ciudad, llegaban más y más esbirros cocaleros para ocupar la plaza principal. (Foto: Algunos trabajadores de la prefectura intentan apaciguar el fuego de la prefectura)

            El día martes, mientras se consolidaba el cerco alrededor de la ciudad de Cochabamba, aparte de las convocatorias para marchas, y amenazas de la COD a las acciones del Comité Cívico no hubo muchas novedades. La plaza principal quedó tomada por los cocaleros, y tanto los trabajadores de la prefectura como otras instituciones NO pudieron trabajar con normalidad porque no les fue permitido. Todo estaba previsto para el día siguiente, miércoles 10 de Enero, 2007. En cierto punto, las fuerzas ‘populares’ comenzaron a utilizar un grupo de gente llamada la ‘fuerza policial del pueblo’, o algo así. Ya había oído de ese tipo de fuerzas, en las dictaduras socialistas.

            Durante la mañana, debido a los problemas enfrentados por la prensa y los medios de comunicación el anterior día, los trabajadores de la Prensa hicieron una marcha pacífica en contra de la ley mordaza a los medios y en defensa de la libertad de información. Durante su marcha, resguardados por la policía, fueron agredidos desde detrás de las fuerzas del orden, se arrojaron piedras que dañaron a dos reporteros y una periodista fue agredida sexualmente por los ‘cocaleros y masistas’, manoseada mientras trataba de rescatar su cámara, que le fue sustraída. (Foto: pacífica marcha en la Plaza 14 de Septiembre, plaza principal, realizada con palos en alto para amendrentar a la población)

            La marcha pacífica convocada por el comité cívico de la ciudad de Cochabamba debía comenzar a las 3 pm. Muchas instituciones, movimientos sociales como ‘Los Jóvenes por la Democracia’, se plegaron a la convocatoria. El punto de reunión para la marcha por la paz, como ya he mencionado, debía ser en la Plaza de las Banderas, yo y un amigo, entre muchos otros teníamos pensado asistir al evento. Desde un poco antes del mediodía, (especulo: ¿después de haber recibido instrucciones de sus líderes masistas?) comenzaron a marchar cocaleros y campesinos hacia la Plaza de las Banderas, todos estaban armados con palos (o una gran mayoría, 95%), algunos tenían machetes y unos cuantos llevaban llantas (para ser quemadas, recuerden el ataque a la prefectura previamente descrito). Ya desde el mediodía, varios dirigentes dejaron en claro que estaban ahí para impedir la manifestación en defensa de la paz y la institucionalidad. Los marchistas cocaleros procedieron a agredir a los empleados del Comité Cívico que estaban construyendo una tarima, además de que destruyeron el equipo de sonido. Una vez más quisiera hacer hincapié en la ‘mentira’ de la Ministra de Gobierno de que las marchas de los ‘movimientos sociales’ (pero que son cocaleros y campesinos masistas) iban a ser pacíficas. No lo fueron, desde el principio.

            Debido al tono beligerante de la ocupación de la Plaza de las Banderas, el Comité Cívico decidió desconvocar la marcha por la paz e institucionalidad (perdón por repetir y repetir, pero quiero que se meta en sus cabezas que las marchas supuestamente pacíficas no lo fueron y la marcha por la paz, de la ciudadanía, fue agredida), así mismo declaró un paro cívico indefinido en protesta por esta agresión. El presidente del comité cívico acuso públicamente al gobierno de ser el culpable de todos los pesares acontecidos. Tras el anunció del comité cívico, se reunió un grupo de ciudadanos en un sector de la ciudad, eran jóvenes miembros del movimiento social ‘Jóvenes por la democracia’, los muchachos(as) comenzaron a marchar por la ciudad, con el afán de convocar a los medios y mostrar que la ciudadanía estaba en contra de la agresión de los cocaleros y masistas a la institucionalidad de la región. De acuerdo a la narración de uno de los miembros, al principio eran poco más de un centenar, a medida que recorrían las calles se les fue uniendo gente, al punto de que llegaron a ser más de 5 mil ciudadanos, sólo de la gente que los veía pasar y se unía a la marcha. (Después de conversar con amigos de la ciudad me enteró que muchos no pudieron asistir a esa marcha por no estar informados sobre la misma, recuerden que la marcha del Comité Cívico fue desconvocada. De igual manera, yo me enteré sobre esta marcha por los medios de comunicación). (Foto: enfurecida multitud de personas, mestizos, blancos, tutti frutti, marchando por la ciudad de cochabamba, con palos en alto, para mostrar que no tenían miedo). 

             En cierto punto de la marcha de ciudadanos estos se acercaron a los campesinos y cocaleros instalados en la Plaza de las Banderas, a partir de ese punto, los policías debieron separar a los dos grupos para impedir choques y peleas (hubo incidentes aislados de este tipo). Durante un pronunciamiento de los líderes de la marcha de ciudadanos se dio plazo a los ‘movimientos sociales’ y campesinos hasta el día siguiente a las 12 del mediodía para desalojar la Plaza de las Banderas. El día siguiente sería jueves 12 de enero de 2007. (Las fotografías utilizadas para ilustrar esta nota pertenecen a diversas agencias que trabajan en cochabamba. Esta bitácora no tiene fines comerciales... que triste, pero es verdad).

Partager cet article

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans mimeme
commenter cet article

commentaires

Recherche

Archives

Articles Récents

Pages