Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
18 décembre 2013 3 18 /12 /décembre /2013 05:53

¿David Beckham en calzoncillos? No me ofende.

                Estoy seguro que la mayoría está familiarizado con, o ha oído hablar de, David Beckham. A ver ¿qué se podría decir sobre él como para presentarlo? Mmm, no es difícil, fue: un afamado jugador de fútbol, se retiró el año pasado, o este año; jugó en los mejores equipos del mundo (Real Madrid, Milán, y otros), capitaneó la selección de su país, Inglaterra, en la copa del mundo (1996 – 2009, lo vi en wiki), se casó con un bombón, la Beck001muy atractiva Victoria Adams del grupo femenino ‘Spice Girls’. Aparte de sus logros en el deporte, es probable que muchas mujeres le conozcan por un hombre perfecto—los hombres somos muy malos para hacer juicios por detalles mínimos. Puede que a alguien no le parezca perfecto, a mí, como quien ve un caballo, o un sujeto fotogénico, me parece perfecto—, tanto de rostro, como de cuerpo, por lo que logró hacer varias campañas—asumo que exitosas—de ropa interior masculina. Diría que es el tipo de persona que le gustaría al 90% de las mujeres, o siquiera a más del 80%.

                Si pudiese utilizarlo, como persona, lo habría contratado como modelo, tanto fotográfico como para dibujos o estatuas (claro, el problema es que a nuestro tiempo le falta tanto gusto que igual habrían salido Beck002tonterías. Claro, yo no podría haber supervisado todo el trabajo, ¿no? Siquiera podría decir que el modelo no habría fallado). Desde el equipo masculino, nosotros vemos a Beckham como ‘un buen ejemplar’, un digno representante del gremio, un 10/10. Si a alguien secuestran los extraterrestres, ojalá sea a él, para que les quede una buena impresión—claro, habría que ver con qué intenciones vienen, por ahí una ‘buena impresión’ no es lo que querríamos dar; pero eso sería oootra historia—. O sea: entre los hombres, diría, estamos orgullosos de David Beckham. No sabemos qué opinión tienen de él las mujeres, ya que, con la boca abierta y babeando, no entendemos qué están diciendo. Creo que es sano pensar que le gusta a la mayoría de ellas. Entonces, este hombre perfecto fue utilizado por los vendedores de ropa masculina pa’ posar… y lo hizo, y son sus fotos las que acompañan que esta entrada, y no me ofende. En serio, no me siento ofendido, yo aplaudo el físico de este ejemplo de macho. Supongo que cuando Homero describe a sus héroes como deiformes, pues, pensaba en Beckham y sus pares.

                Y también podría hablar de él en detalle. Claro, ustedes y yo tendríamos que practicar nuestro vocabulario muscular; pero nada más fácil que hacer eso en tiempos de la red de amplitud mundial, buscamos en gugle y listo. Si describimos a Beckham podemos hablar de sus bien formados abdominales, su pectorales presentes y masculinos. El oblicuo externo abdominal—¿será que así se llama? Traduzco de un grafiquito de wiki—llamará la atención femenina por su buena distribución. El deltoide, los trapecios que llevan a su cabeza, revelan su fuerza. Claro, es en su rostro perfecto donde se notan sus occipitales frontales de antología, y su corte de cabello corto permitió observar su fabulosa aponeurosis epicraneal. Y podríamos irnos a más detalles; pero creo que eso sería forzar un poquito la nota. Y sigue sin ofenderme. Ah, y no he hablado de sus glúteos maximus, diría que no es necesario para los propósitos didácticos de esta nota, así que, siéntanse en libertad de buscarlos, verlos y apreciarlos como les plazca. No me ofende, en serio, reconociendo que tampoco me importa.

                Y hasta podría compararme con él, y ser muy sincero. Si bien yo aprendí, hace muchísimo tiempo a aceptarme, puedo decir a ciencia cierta que entre Beckham y yo no hay comparación. Yo soy flaco, y si nos ven juntos me dirían flacucho; peor aún si comparamos al Beckham de 32, con mi yo de 32—ahora tengo 37—. La que me quiera a mí no lo hará por mis serratus posterior inferior; en cambio, Beckham tiene todo eso en forma. Si hablamos de rostros, mi simpático y regular ser queda disminuido ante la presencia del deiforme David. Él es hermoso, yo soy del tipo que las madres reconocen como sus hijos sin vergüenza. Ah, y tengo un cutis horrible, Beck003si lo comparamos con este modelo de revista de modas. Puede que de lejos no se note; pero de cerca, uuuuh, seguro que sí, y no es un atributo atractivo. Así que él, en cutis, sería un 10 y yo un negativo 8, un -8, para que el número quede clarito, visual, y observable. Ah, y, claro, para los propósitos comparativos sería un eufemismo que no compare mi cosa con su cosa, reconociendo que su cosa, a pesar de apegarse a dimensiones clásicas, sigue pareciendo ser una cosa más grande que mi cosa. Si quieren le pueden ver su bulto por ahí, e incluso a ojo, reconozco que, en circunstancias similares, mi bulto sería un poco menos abultado. Y sigue sin ofenderme.

                Hecha la presentación superlativa, hecha el halago en detalle, hecha la comparación que me deja muy disminuido—es que es así, en estas categorías él es el rey, el modelo a imitar, el arquetipo—, hecho todo y todavía no me llega la ofensa. ¿Entienden o no? Ah, y tampoco tengo problemas en compartir sus imágenes, y créanme que si no hay más eso se debe a que, pues, son asunto de ‘derechos de autor’, que hasta cierto punto puedo utilizar en ‘comentario’, ‘uso cultural’ y esas cosas, que están permitidos en la mayoría de los países. Y, para que vean que no tengo problema, ni ofensa en compartir imágenes de este tipo les cuento que Cristiano Ronaldo, otro hombre que nos enorgullece, a los miembros del género (bueno, también es un magnífico jugador; pero es más egocéntrico el pobre, un chiste, ¿por qué será que es así? No sé, bueno, no importa, estamos hablando de aspectos físicos, y, ahí, ese hombre es otro ejemplar perfecto), también hizo propaganda de ropaBeck004 interior, así que lo pueden ver más o menos como se ve en la foto esa. Una vez más, yo no me voy a comparar otra vez con Ronaldo, sería más o menso lo mismo; el punto es que no hay ofensa, sigue sin haberla. Hay millones de tipos lindos con cuerpos perfectos, y yo soy un flacucho, y siempre—lo más probable—es que sea un flacucho en el futuro. Y yo los reconozco a ellos, a los Beckham, a los Cristiano Ronaldo, a los Brad Pitt, como modelos a imitar; si me interesara, claro, sacar, no sé, buenos pectorales, ellos serían los arquetipos. Nalgas como las de Beckham, pectorales como los de Cristiano Ronaldo. Eso. Y no hay ofensa. Y tampoco sería de esos locos que buscan, en un desubicado proceso de auto-reconocimiento, convertirse en arquetipos ellos mismos, yo estoy demasiado delgado, al punto de no ser saludable; tengo un metabolismo particular, muy nervioso, y no puedo comer mucho de ciertos productos ya que no los asimilo muy bien. O sea: NO debo ser arquetipo. Ellos son el arquetipo. Y sigue sin haber ofensa de algún tipo.

                O sea: ¿cuál es el punto?, se preguntarán algunos. Vayamos a los hechos, sin ofender.

                Ya no recuerdo dónde, pusieron un cartel gigante con una modelo muy guapa para publicitar no sé qué gimnasio; pero yo no me enteré de que se había puesto un cartel con una hermosa modelo porque frecuento—tampoco tanto—los sitios de fotografía de modas, no, no, no, yo me enteré porque hubo un tremendo escándalo por el cartelote, porque lo llamaron sexista, una ofensa a las mujeres, y hubo las usuales protestas en la red, pues, con gente diciendo esto y aquello de la compañía. Y uno de los reclamos era que esa cartel era una ofensa para las mujeres. Ése es el punto. De ahí viene la ‘no me ofende’, Cristiano y Beckham, y los que sean como ellos son un orgullo macho, y los machos los celebramos—aunque, físicamente, no nos hagamos ilusiones, no nos importan un pepino. Yo celebro a Beckham y Cristiano como jugadores, y podría hacer uso ‘utilitario’ de su imagen; pero no me importan en lo personal, y puedo ser una urraca, o media urraca si me comparo con ellos, y sigue sin importar. Así que si alguien me viene con que una imagen de otro te ofende, pues, a mí se me crispan los… los nervios (Está medio vieja esta expresión, ¿no?). Mmm, creo que debo utilizar otra imagen: me irrita, me molesta que vengan con esos argumentos de tontería, con esas sandeces. Si a mí no me ofende un hombre en calzoncillos que físicamente me anula ante los ojos de cualquier mujer—o sea, a ojo—¿por qué diablos debería ofenderle a alguien la belleza de otra persona? Por ahí se están difundiendo ideas enfermas, y de las malas, las muy malas… claro, la verdad que, si hablamos de lo que está mal en nuestro mundo, pues, uno comienza y no termina. Pero eso no es todo. Y los hombres perfectos en calzoncillos NO me ofenden. NO me están ofendiendo. Por el caos, ¿qué inseguridades están repartiendo?

Beck005                Bueno, resulta que hay una mujer, una madre de tres hijos, una tal María Kang (búsquenla sin tilde en maría), preparadora física, que muestra su cuerpo fabuloso después de haber tenido tres hijos. ¿Le aplauden? Sí, la mayoría, la felicitan, muchos hombres babosean—así somos, nos gustan las mujeres, ¿algún problema con eso?, ¿ahora es parte del complot patriarcal? Variables infinitas, ¡cómo pueden venir con semejantes tonterías!—, pero, una vez más, yo no me entero de que María Kang tiene un cuerpo fabuloso después de haber tenido tres hijos porque la están felicitando en la red, no, yo me entero porque fue un escándalo, que muchas mujeres se sintieron ofendidas, que la llamaron una agresora, abusadora. Ella, como preparadora física, se estaba haciendo propaganda,  y preguntaba, en la foto que subió a su perfil de feis o algo así, ¿cuál es tu excusa? Y entre las respuestas, me enteré, había cosas como: “sufro de noséquécosita, esa es mi excusa”, lloriqueaba alguien por ahí. Pero, pero, si tú tienes algún problema, es tu asunto, ¿no? Qué bien que Ronaldo o Beckham tengan un cutis tan bueno, mi problema es mi problema, ¿no? Sus caras se ven mejor, ¿acaso me están queriendo ofender?, o sea: ¿quién le enseño a la gente a razonar así?, ¿de dónde pueden sacar eso? Y lo peor es que siquiera unas cuentas gordas comenzaron a ‘celebrar su belleza natural’, mostrando sus cuerpos en ropa interior. Y Kang criticó esos cuerpos, que es lo que se debe hacer, por simples razones de salud, de comodidad. Si eres joven, si puedes estar saludable, el cuerpo atlético es el modelo. Lo otro es celebrar la dejadez. Ahora, si tienes problemas/defectos, pues, es asunto tuyo y debes aprender a lidiar y aceptarte con él—si buscas convertir tu defecto en regla, ahí sí, tenemos otro problema.

                Después de María Kang, se le ocurrió a Caroline Eriksen lucir su perfecta silueta después de tener una hija, y se ve fabulosa, y lo mismo: más felicitaciones; pero vociferantes agresores, militantes protestas. La llamaron ‘freak of nature’, algo así como energúmeno de la naturaleza, sí, debe ser eso en parte, de los maravillosos ejemplos, de esa gente hermosa, como Beckham y Cristiano, que no son nada usuales, que son perfectos y, como mínimo, de nuestra parte, merecen un aplauso y una aprobación, cuando salen, o no, en calzoncillos, o lo que fuere. Ciertas teorías están abordando mal, muy, muy mal este asunto. Si a ti te ofende, Beckham, o María, o Caroline, el problema eres tú, está en ti, y se debe corregir mirando hacia adentro, no anulando hacia afuera. No hacia afuera, pedazo de opa, porque la belleza de otros, el bulto de otros, más grande que el tuyo, no puede ser una ofensa a tus problemas, a tus limitaciones, a tus defectos. Tú, y tus limitaciones, y tus defectos, son tuyos, y eres tú el que debe lidiar con ellos, no los demás, ellos están ahí como regla de lo que se es, de lo se puede ser, y no están ofendiendo a nadie sólo por ser. ¡Cómo es posible que se esté tolerando este tipo de pensamientos bajo la excusa de lo políticamente correcto! Caos impredecible, sacudo la cabeza sin comprender. Sabemos que las mujeres y los hombres son distintos, sabemos que su forma de ver las cosas es distinta, y sabemos que ocupan un lugar distinto en la sociedad; pero si convertimos en problemas externos lo que son, en esencia, asuntos externos, estamos yendo muy mal. Si el error está en ti, te corresponde corregirlo a ti. (Y podría hablar sobre el asunto, del problema femenino que son las mujeres para otras mujeres, y otras cosas por ahí; pero la nota ya se hizo demasiado larga) Sacudo mi cabeza con incredulidad, ¿acaso es posible que estemos, tan, pero tan mal… en eso más? Sí, supongo que sí.

                Y sigue sin poder ofenderme la belleza perfecta de Beckham.

Images used for commentary purposes and cultural analysis. Créditos: Primera imagen, foto de Beckham, final de copa 2009, foto de la the Democratic Alliance; segunda imagen, propaganda de ropa interior de Beckham. Derechos de su respectivo dueño, utilizado para ilustrar un comentario cultural. Tercera imagen, Beckham, imagen de Calebrw; Cuarta imagen, propaganda de Beckham, derechos reservados del dueño original, utilizada con propósitos de comentario cultural. Quinta imagen, Cristiano Ronaldo, una imagen ligeramente modificada de sus afiches comerciales, derechos del dueño de la misma, utilizada para comentario cultural.

Hola, hola, a todos. Estuve algo flojo así que me atrasé con esta nota. Je, je, debería llamar la atención femenina, y no ofenderlas, espero, pero no sé si les va a gustar. Ja, ja, seguro que, por reflejo, recibo varios 'me gusta' en el feis porque creen que es sólo ver a David, bueno, también es eso. Espero que haga pensar a algunas y algunos. 

Me pregunto si algunos hombrecitos inseguros tendrán miedo de leer el artículo. Seguro que sí; pero, ¿qué puedo hacer?

Ya acabó mi laburo, sólo me queda una firma, y ya está. Estoy trabajando en los videos, pronto podré comenzar a subirlos, uno por semana. Diría que no están fabulosos; pero puedo decir lo que tenía que decir. Supuestamente, mañana terminaría de grabar el pedazo en bruto, después viene edición. Serían un total de nada menos que 11 videos, veremos cómo me va con eso. Son sobre cine, en inglés. Por otro parte, los números del video sobre 'sobrepoblación y demás' son terribles. Terribles. Son temas que se evitan, no llegan ni por accidente. En cambio, el video sobre la crisis ya llegó a 1000 y pico, dos o tres años después, bueno, igual, por casualidad o no, lo ven unas tres personas por día. Algo es algo, como dice el meme de 'it´s something'. 

Ah, por si acaso, mmm, me olvidé incluir el enlace. Escribí 'El libro invisible', que es una lista sobre algunos títulos de libros para formarse una idea de la posición liberal, más un comentario mío sobre una postura global. Búsquenlo, se puede encontrar fácil con 'libro invisible rodrigo antezana', sí, tan fácil que aquí está: el libro invisible. Espero les guste. Ah, y tengo otras cosas más en este 'slide share', aquí también ya me visitaron, algunos por accidente, más de mil personas. Igual, algo es algo.

Para que no digan que no busco culturizar a mi público, ¿conocen a Wu Bai? Aquí hay una canción que sonó allá por los años noventa y pico, o principios de este siglo: Wu Bai China Blue. El tipo suena bastante bien, podrían darle un vistazo a Video dos, video tres, o video cuatro ... pondría los títulos, pero esas letras, pa' mí, son dibujitos, pues. Yo diría que conviene aprender las letras de siquiera una, podría salvar tu vida cuando nos invadan los chinos.  A mí, sinceramente, me gusta el trabajo de Wu Bai.

Cambiando de tema radicalmente, y con el ánimo más comercial posible, pa' llamar la atención, y todo eso, de seguro que ya se enteraron de que se vienen, mas quiero darme el gusto de decir que se vienen. A mí ya me gustó, antes de verla, la idea por detrás de este filme, que acepto en películas o cuentos--no en novelas--el famoso viaje por el tiempo. La propaganda está buenísima. (edge of tomorrow) También es verdad que te cuentan todo, ni modo. this is not... the end.

 


 

 

También se viene un muy particular 'Arca de Noé', obvio, 'Ender's game', que promete estar atractiva, y ya debería llegar en unos pocos días a mi país. Ojalá, ojalá. Ah, el hobbit se estrena está semana, claro que voy, pero a la segunda semana, yo creo, cuando no esté taaan lleno.

Pero, no sé cómo será su historia, su desarrollo de personajes, su mensaje, y no me importa, yo quiero ver 'Godzilla'. 

 


 

Por ahí la peli' resulta medio tronada, medio loca o muy simple. Yo le vi los defectos al primer 'The Matrix', así que, pues, por ahí está medio mal; pero, de seguro que se va a ver muy bien, y podría estar muy divertida, me refiero a:

¿Han visto 'seventh son'? Promete. 

Bueno, creo que eso es todo. Ya he abusado demasiado de las propaganditas. Hasta la próxima, y no me enojo si me difunden. Tampoco, si no. Ah, y no me ofendo.


Partager cet article

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans Problemas
commenter cet article

commentaires

Recherche

Archives

Articles Récents

Pages