Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
22 novembre 2009 7 22 /11 /novembre /2009 05:58

                Éste será el primer artículo sobre una serie, ‘defendiendo los ochentas’, voy a tocar sólo tres temas: música, cine y política. No voy a tocar ‘peinados’ ni ‘vestimenta’, eso es indefendible. (Gran parte del artículo se hizo con información de Wikipedia, tanto en español como en inglés)

                Toda separación cronológica tiene algo de caprichosa, el movimiento de las cosas, sea cultura, política o economía, no se rige por fechas ni números, fluctúa siguiendo el capricho de los actores. Sin embargo, ahí tenemos a los años, décadas o semestres, para ser utilizados según nos convenga. Es difícil abarcarlo todo, funcionamos mejor si hablamos de pedazos, segmentos, entonces, voy a agarrar uno de esos pedazos para hablar de la música de los años ochenta.

                Desde Etiopía hasta Swazilandia, todos los países, territorios y ciudades del mundo generan música, poca o mucha, buena o mala. De seguro que hasta en el Vaticano siempre hay uno, o varios músicos, componiendo nuevas odas, liturgias o lo que fuere. Igual en Cocha’ o Tiblisi. Mentiría demasiado si dijese que puedo hablar sobre la música que se producía en mi país o mi ciudad, podría; pero eso significaría hacer una investigación considerable. Lo que puedo, y voy, a hacer, es hablar de la música que se escuchaba en la radio y se veía en la tele, la que dejó siquiera una mínima huella. Sabemos que la calidad de la música popular es, pues, aceptable en el mejor de los casos, y de la otra, ya la olvidamos. También, debo reconocer, para escribir esto, es necesario que averigüe quién era el cantor de tal o cual cosa, que en muchos casos es sólo un débil eco en el fondo de mi mente. Yo tenía sólo 5 años al inicio de la década (1981, no propaguemos la equivocada idea de que comienza en 1980), y tendría sólo 15 al finalizar, varios pedazos son apenas notas de música que no dibujan una tonada completa. Y de aquí a un tiempo atrás, me encontré buscando en youtube y otros recursos de la red, información sobre esos años, o buscando piezas que recordaba vagamente, del gusto que me produjo escuchar de nuevo esas piezas, sencillas y simplonas, surgió la idea de escribir estos artículos. Ya basta de aclaraciones, comencemos.

                Siempre hubo muchos géneros musicales; aunque lo más preciso es decir que siempre hubo el número de géneros que se nos antoje, ya que somos nosotros los que hacemos la ‘clasificación’, a pesar de que existan razones para ello. Uno de esos géneros es ‘Disco’, música bailable. Fue una reina a finales de los 70’s, o desde mediados de esa década, y seguía vivita y coleando en los 80’s. Ya habían pasado sus días más populares; pero quedaba demasiado de su estilo para simplemente ignorarlo. Éxitos disco de los 80’s incluye a ‘Gloria’, cantada por Laura Branigan, que es una canción guiada sólo por la voz, y vaya voz! Esta canción dio tantas vueltas que acabe conociéndola muy bien, por lo que sin duda fue muy popular en la radio hasta finales de la década. La canción de Prince, ‘1999’, ‘What a feeling’ de Irene Cara (Flashdance, es el nombre de la canción, y con ese título se filmó una sencilla película, famosa por las escenas de baile), son otro par más. Escúchenlos. Lo que me sorprendió encontrar es que el disco de Michael Jackson, ‘Thriller’, vendría a ser, todo, también música disco. El sonido es distinto al de su placa previa, ‘Off the wall’, similitudes aparte, la clasificación sólo quiere decir que Jackson tendría varios éxitos más dentro de este género, ‘Billy Jean’ y ‘Beat it’, aunque, en estos momentos, la verda’ huelga cualquier referencia a esta estrella, ahora, todos los saben todo y hasta han comprado los discos, de nuevo. Sólo debemos recordar, si el pop de los ochentas tuvo a Michael Jackson entre sus figuras, no pudo ser tan malo, ¿verdad?

                Pero los ochentas tuvieron tanto pop bueno, tanto rock bueno, como cualquier otra década. Si bien, Rock y Pop son hijos del mismo padre, o comparten madre, ‘Queen’, el grupo liderado por Freddy Mercury, pasará a la historia como el mejor rock ‘n’ roll, el pop más puro. Si Queen no es pop, yo soy cocodrilo. Sea cual sea la taxonomía de su preferencia, lo que sí debemos decir es que estaba buenísimo. Queen ya era una gran banda desde los 70’s, los 80’s significarían para ellos el punto álgido y la caída. Quién habría dicho que 1981 señalaría el año en que las grandes bandas llegaron a América latina, Queen fue quien abrió el camino. Desde ese año, Queen llenaría los ochentas con éxitos, con el álbum de 1984, ‘The works’, el grupo tendría los sencillos ‘Radio Ga Ga’ y ‘I want to break free’. En este período, Freddy tuvo su carrera como solista, que nos dejó un disco y un éxito: ‘Living on my own’. Hay mucho más por ver, de lo hecho por Queen y Mercury en los ochenta, incluyendo ‘Barcelona’, junto a Caballé. Sugeriría ver, y oír, además; aunque fue presentada al público en 1991, ‘The show must go on’ fue compuesta y escrita en 1990, el último año de la década—para aquellos que saben contar hasta 10, pa’ los demás: ¡sorpresa!

                Británicos eran los chicoquetes de Queen. Al igual que el dúo de Eurythmics. Annie Lennox y David Stewart, gente de Londres, se conocieron y decidieron formar una banda. La privilegiada voz de Lennox, junto a la creatividad sonora de Stewart, catapultaría al par hasta la estratosfera. Son suyos los éxitos: ‘Sweet Dreams’, ‘Here comes the rain again’. El par tendría una carrera muy interesante durante los ochentas, que terminaría en 1989. Después, volverían, ya en la siguiente década. Más hacia el este, en medio de Europa, tenemos varias cositas interesantes, como siempre, sólo pa’ mencionar la puntita—hablen con Javier Rodríguez si quieren tooooodoos los detalles, no sé si los conoce, sí sé que los podría averiguar. Bueno, ahí vivían unos chicos bastante raros, con pésimo gusto para vestir… y conformaron la banda Alphaville. Cantaron en inglés, claro, obligados por las reglas del mercado, y lo hicieron con varias piezas simplonas y pegajosas: ‘Big in japan’, tan famosa en los USA. También son de estos germanitos, ‘Forever young’ y ‘Sounds like a melody’. Todas ellas son parte del fondo musical de los ochentas, junto a ‘Dance with me’, que yo no recordaba ni su nombre, pero al escucharla, claro, la recordé. El grupo seguiría existiendo hasta mediados de los noventa.

                También resultó ser parte de esta industria, angloparlante europea, la cantante popera Sandra. Sonó más en Europa que en Latinoamérica, pero sus todos sus éxitos llegaron y tuvieron buena aceptación, tanto en radio como en los programas de música televisivos. Su música fue definida como ‘electro pop’. Sus sencillos más populares fueron ‘María Magdalena’, ‘Secret land’, ‘laureen’, ‘Hi,Hi,Hi’, y una versión muy agradable de ‘Everlasting love’.

                Uuuuuuh. Qué locura. Bueno, con más tiempo habría podido hacerlo, un buen resumen de lo mejor de los 80’s; sin embargo, acabo de encontrar la entrada en Wikipedia sobre la música de los ochentas, y es muchísimo. Prefiero meterles el enlace. Sólo mencionaré a Blondie, que tuvo una importante presencia en los 80’s, y no es tan famoso como otros grupos. ¿Se acuerdan de la música italo disco? Algo de eso hubo, que todavía pega. En España también fue importante un proceso que se denominó ‘la movida’. De ahí surgieron Alaska y dinorama, Duncan Dhu y Nico Eretxun, Mecano. En Bolivia, finalmente, tenemos a los Kjarkas que llegaron muy lejos con una música con tintes locales.

                ¿Me saltó a las conclusiones? La década de los ochentas, 1981 a 1990, no tiene nada que envidiar a otras, en lo que se refiere a creatividad, calidad y diversidad. (Sabiendo que, en muchos aspectos, vivimos dentro de una decadencia desde finales del siglo XIX) Los ochentas, en música, fueron tan buenos, o malos, como cualquier otra década del siglo XX y del XXI.

Quedó demasiado ambicioso tocar un tema tan extenso. Es el primero de la serie, así que ya sé qué no debo hacer. Espero que el de cine salga mejor. Como suele suceder, me debo disculpar por un silencio de 22 días. Una de las razones es mi investigación de un discurso dado por Peter Schiff sobre la inevitable crisis financiera de los Estados Unidos, invito a la gente a ver este muy importante video. Ésa sería una de las razones. Las otras tienen que ver con varias actividades. El finde voy a subir siquiera un artículo reciclado de los no publicados por el periódico. Bueno, como siempre, tengo muchas cosas en mente... y varias de esas cosas las van a estar leyendo, poco a poco. Saludos.

Partager cet article

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans mimeme
commenter cet article

commentaires

Recherche

Archives

Articles Récents

Pages