Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
1 novembre 2010 1 01 /11 /novembre /2010 03:54

solomon-kanePor Rodrigo Antezana Patton

                No es tan fácil hacer un buen folletín. Las convenciones del género son tan predecibles que es casi obligatorio caer en recursos comunes y aburrir al público: hay un héroe, un enemigo, una confrontación. En apariencia estos tres elementos pueden parecer insuficientes; pero no hemos estado contando este tipo de historias durante mil años por falta de imaginación. Con estos tres elementos se puede hacer lo que tú quieras, desde “La guerra de las galaxias” hasta “El nombre de la Rosa”, el juego de tres es suficiente espacio para abarcar un enorme territorio. Dentro de este mundo; sin embargo, abundan los fracasos, en el planeta, por cada buena novela publicada en este subgénero, existen una multitud de paquetes de papel que deberían ir directo al reciclaje. O sea, una pérdida de tinta total. Igual sucede en el cine, donde se puede renombrar al folletín clásico como ‘cine de acción’. Sabemos que la mayor parte son malas, y con ganas. ¿Alguien vio “Ironman 2”? Por eso, cuando llega una película  como “Solomon Kane” prefiero ser proactivo, concentrarme en lo bueno.

                El personaje, Solomon Kane es un producto de la prodigiosa mente de Robert E. Howard, creador de Conan el bárbaro y el rey Kull, entre muchos otros personajes. Junto a un selecto puñado, sus héroes son referencia de la cultura popular. De lejos, Conan fue la más famosa creación de Robert, a pesar de que la energía y acción de su estilo está presente en toda su obra. De niño, me gustó el primer y segundo Conan, con el gobernador de California en el rol del bárbaro, también disfruté de cada cuento suyo en un volumen titulado ‘Los gusanos de la tierra’. Su mundo dejaba un buen gusto en la boca, una realidad violenta llena de aventura, donde el ingenio, la fuerza y las extrañas reglas de la magia entraban en juego, para entregar entretenimiento al cien por ciento. No es fácil hacer un buen folletín, por eso Robert ha mantenido la fama que tiene, a pesar de que ya lleva casi 75 años bien calladito y a la existencia de una numerosa competencia. “Kull el conquistador”, en 1997, no me convenció, pronto llegará una nueva versión de Conan, y mientras tanto podemos disfrutar de “Solomon Kane”.

                Hay muchas cosas que el equipo de Michael Bassett, director de la cinta, ha hecho bien. “Solomon” tiene un buen ambiente sombrío, el gris del cielo y la lluvia frecuente ayudan a crear un aire de opresión, que redunda sobre la presencia de los malvados y el mal. James Purefoy hace un buen trabajo, se toma en serio su personaje. Junto a él, el resto del elenco entrega un sobrio rendimiento, sin olvidar la brillante, a la vez que corta, participación de Max Von Sydow y Pete Postlethwaite, que otorgan seriedad a roles secundarios. Otro aplauso debe ir dirigido al equipo de arte, la estética de la indumentaria, con la ropa de la época, y la particular traza del personaje, hace que se vea muy bien la moda de hace más de dos siglos atrás. El guión tampoco está mal trabajado, presenta una historia redonda, con todos los elementos en juego introducidos a través de la trama (el problema con el padre, la naturaleza del primogénito, el talento de Solomon, etcétera), que nos lleva a una confrontación final que no se resolverá con la simple habilidad marcial de Kane. Entonces, ¿qué es lo que está mal?

                Hay partes débiles, “Solomon” pareciera estar dispuesto a perder puntos con la misma facilidad con que los gana. Las buenas ideas suceden a las acciones predecibles o exageradas, o a la falta de ellas, hay pedazos lentos. Debemos evitar hacer preguntas, lo que siempre es una mala señal, ¿y no hay nada más que pueda hacer el mago?, ¿qué magnífico ungüento utilizó la bruja pagana sobre las manos de Solomon? Con todo, la aventura y espíritu de Howard logran anotarse más a favor que en contra, lo que debería ser suficiente para el público en busca de lo lúdico. Lo fue para mí.

 

Tibia crítica, no lo puedo negar. A lo sumo puedo defenderme, hay varias razones para apoyar a Solomon, a pesar de sus obvios defectos, incluyendo que sea lenta por momentos. Es un mundo de magia y aventura... ¿qué prefieren ver en la tele?, o el cine, ¿Solomon o Ironman 2? Mi respuesta es: Solomon 2! (a menos que les salga como Ironman 2).

Estoy escribiendo una nota para la bitácora, lo tendré listo durante la semana, así que, si quieren ser los primeros en leerlo, pues, estén atentos. Un salu' a todos. (ah, y ya voy a tener más tiempo para dedicarlo a la bitácora). 

Partager cet article

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans mimeme
commenter cet article

commentaires

Recherche

Archives

Articles Récents

Pages