Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
14 décembre 2009 1 14 /12 /décembre /2009 05:39

Everything Must Go!                Como algunos saben, estoy en período de vacación, lo que quiere decir que, como suelo hacer, renuncié a mi trabajo para hacer ‘mis cosas’. Puedo volver a comunicar que mi segunda novela está a unos pasos de ser completada, además vamos a hacer dos historietas (o sea, su base, para ser presentadas a las editoriales, 15 páginas. 1º veremos qué nos dice el mundo anglosajón, después, España y Argentina, si a nadie le gusta, pues, no importa, la publicamos en Bolivia, no hay lío… sólo muchísimo menos dinero), y también me estuve divirtiendo, además de haber estado consumiendo información, mucha información. Uno de los diagnósticos que encontré me preocupó lo suficiente como para averiguar todo lo que podía sobre el asunto. El tema es ‘el inevitable colapso total de la economía estadounidense’, por decirlo de manera amarillista y captar la atención del público.

                Más precisamente, en verdad, y es inevitable, lo que se viene es una crisis económica, la podemos llamar la peor depresión de la historia, la más grande, sin lugar a dudas; pero es sólo eso, no más. Lo que pasa es que uno no puede evitar pensar en frases como ‘no será el fin del mundo; aunque se parecerá bastante’, a medida que escribo esta entrada. Debo reconocer que he recorrido este camino de datos con fascinación, ya que el tema es muy interesante; temor, porque nadie puede predecir qué sucederá; y asqueado, por la repugnante conducta de muchísimos de los involucrados, el nivel de irresponsabilidad es total. Sin embargo; debo recalcar que soy de naturaleza optimista, así que yo lo veo como un cambio necesario, y, bien manejado, podría ser muy positivo para toda la humanidad. Finalmente, casi todos los países del mundo han atravesado períodos económicos muy duros, desde Alemania hasta Japón, y Bolivia, entre otros, siempre ha estado en una crisis permanente. Claro, nunca antes cayeron los EE.UU., y éste es un mundo que depende de ese país; pero, seamos sinceros, en el peor de los casos sería un problema de unos dos años, si se lo maneja bien, y unos 15 o más, si lo manejan mal, o sea, si el gobierno queda en manos de los demócratas. Ahora, ¿de qué estoy hablando? Sólo podré hacer un resumen, dejaré varios enlaces para que puedan revisar algunos datos por ustedes mismos, me tomaría demasiado tiempo escribirlo, y otro tanto, a ustedes el leerlo.

                La historia comienza en los años noventa. Durante el gobierno de George Bush padre, los Estados Unidos enfrentaron una poco halagüeña situación económica, tenían, por un lado, la competencia de Japón y los tigres asiáticos, Europa, y además debían enfrentar una realidad industrial interna poco competitiva: cara mano de obra, pesadas regulaciones, etc. Dado que el pueblo estaba enojado, el presidente no fue reelecto, y el ejecutivo pasó a manos demócratas. Bill Clinton, presidente de 1993 a 2001, cumplió dos mandatos, y en su mente cochinita tenía un horroroso plan keynesiano para salir de la crisis en la que estaba sumida la economía americanaWorn Muchen 1993. A pesar de ser, supuestamente, un economista liberal, Alan Greenspan, respaldó el plan, protestaría demasiado poco, demasiado tarde. El plan, en breve, era incrementar el gasto del estado y reducir las tasas de interés, o sea, que la gente en general encuentre más productivo invertir su dinero en algo, que dejarlo en el banco. Así, el mercado, y, sobretodo, la Bolsa de Valores de Wall Street, se llenaron de dólares. Dado que el problema estructural subyacente no se había atendido ni arreglado, desde los años noventa, la economía de los Estados Unidos creció en base a billetitos e inversión financiera. Especular en la bolsa daba tan buen resultado que a los ahorradores japoneses, coreanos, jeques árabes, gobiernos de Alemania, Reino Unido, varios países europeos, además de magnates rusos y gran parte de los ricos del planeta tierra, pues, les resultaba muy beneficioso meter billete pa’ sacar más billete. Toda la bolsa de valores se convirtió en una gran burbuja de dinero, de papelitos; pero, mal que bien, las fábricas sacaban autos, las empresas vendían fibra óptica y varias marcas de alta tecnología le permitían, a los EE.UU., disfrutar de liderazgo tecnológico y económico en no pocas áreas. En 1998, hasta el  2000, reventó la burbuja de las punto com, ya que ahí, la emoción del mercado por las nuevas tecnologías, superó con mucho la capacidad productiva y de rentabilidad de las ‘nuevas empresas’. La gente debió haber prestado más atención.

                Mucho dinero en algo que claramente no servía, con pocas excepciones (Yahoo, Amazon, y algunas otras, se tornaron en empresas de éxito), provocó el colapso financiero de finales de los noventas, las punto com habían perecido, en su mayoría. El problema, por supuesto, no había sido tocado, seguía igual, la economía de los Estados Unidos estaba enferma, su sector de servicios crecía, su industria se pasaba a otros países, su mano de obra seguía siendo carísima, haciendo poco competitivos la mayor parte de sus productos. Y seguía habiendo mucho dinero volando por ahí. Por lo que todo estaba listo para que se venga el segundo estallido, la explosión de la burbuja dos, generada por una economía financiera. Sobre ese problema he escrito en siquiera un par de ocasiones, ¿no? Sí, y uno era en tres partes. Pueden revisar las notas si así lo desean, en esencia están correctas. En resumen, la siguiente burbuja financiera fue mucho peor que las punto com debido a que el corazón del problema, el respaldo del estado al préstamo para la compra de casas, y, por lo tanto, para la especulación sobre las hipotecas, generó un monstruo con descomunales proporciones. Ese monstruo todavía está ahí. La administración Obama, cobarde y keynesiana (ah, se debe aclarar que en economía, la administración Bush no fue muy valiente, y, al contrario, fue poco liberal en términos económicos), sólo lo puso a dormir un poco, dejando que todos los problemas, toda la enfermedad crezca más, y más. Y ése es el problema que resumiré en esta nota.

                La economía de los Estados Unidos es un monstruo ineficiente, el año pasado, 2008, tuvo un déficit en el intercambio comercial de 700 mil millones de US$. Eso quiere decir que hay, en promedio, 66 mil millones de US$ mensuales, en bienes, que los EE.UU. no producen y deben confessions of a garbage bin IIimportar. Para estabilizar la balanza de pagos, Bolivia, un país tercermundista, depende de la deuda externa, ayuda internacional y economía sumergida. Los Estados Unidos, otrora una potencia industrial, hoy por hoy la mayor potencia financiera del mundo (no porque sea productivo invertir en los USA, sino que en el mundo se ha desarrollado una cadena de inversiones, una seguidilla de actos reflejos de buscar seguridad en los EE.UU., y dejar ahí su dinero, porque ahí estaría a salvo), han decidido seguir a Bolivia y depender de la Deuda Externa. Antes, la deuda podía quedar en manos de los propios estadounidenses, ya sea a través de sus bancos, o la población, ahora es China, Japón, Europa y otros, quienes tienen un importante pedazo de la deuda nacional del gobierno americano. Esto se debe a que los EE.UU. dan la impresión de ser una economía fuerte que va a pagar su deuda, o sea, es conveniente comprar la deuda estadounidense, paga malos intereses pero se supone que es inversión segura.
¿Qué ha hecho Bolivia con su deuda externa? Hasta el momento, con el dinero otorgado por otros, Bolivia sólo se ha lamentado como plañidera por el dinero prestado, ha generado corrupción e ineptitud, y sólo un caso, el de Santa Cruz, y la ayuda del gobierno que recibió, ha significado un paso hacia adelante, o sea, sólo ahí donde el gobierno invirtió en producir hubo un buen resultado. Las personas se adeudan para invertir, a veces pierden, a veces ganan, la idea es buscar prestar sólo a aquellos que han ganado, para no quebrar al banco. El FMI y sus compinches, son organizaciones estatales que no buscan un buen rendimiento en los organismos a los que les prestan dinero. Este hecho, el que los gobiernos no inviertan el dinero prestado de manera productiva, ha permitido que el tercer mundo siga siéndolo, ya que, de otra manera, habríamos aprendido a ser más eficientes con los prestamos. El punto que quiero hacer es: si el gobierno no maneja la deuda invirtiendo en productividad, en potenciar algo que va a generar recursos, y productos, ya sea economía agrícola o cualquier cosa, el resultado es el fracaso económico. Y esto es lo que está pasando en los Estados Unidos.

                La deuda del estado, del gobierno de los EE.UU., o sea, de sus burócratas, ya es 99,9 y pico por ciento de la economía de los Estados Unidos. En número: 12 trillones de dólares (trillón en su sentido anglosajón de un millón de millones). Lo interesante del asunto es que la deuda de Freddy Mac y Fannie Mae, dos empresas emprendidas por el estado, de unos 5 trillones de US$, no está incluida en ese balance. Además, tampoco están incluidas una serie de deudas, llamadas bienes (assets, en este momento no se me ocurre una mejor palabra). ¿Qué bienes? Digamos que el Hospital Estatal Nopagarénunca se presta dinero del estado al que pertenece, ese préstamo, no es deuda, es un ‘bien’, ya que te van a pagar después (jijijijijijiji). Y a pesar de todas Poor dogesas trampas contables, igual la deuda directa del gobierno ya es de 12 trillones de US$. Y no son las únicas deudas que están por ahí. ¿Qué hay de las deudas empresariales?, ¿las deudas de la gente?, ¿los fondos de pensiones?, ¿los fondos de salud?, etcétera. Sumadas, todas las deudas que andan circulando por los EE.UU., llegan a dar un total que es superior a la economía del mundo unida, unos 70 trillones de dólares o algo así. ¿Podemos asumir que siquiera la gente y las empresas han invertido su dinero productivamente? Teniendo en cuenta lo deforme que está la economía estadounidense, con un sector de servicios que depende de productos importados, pues, sin importar lo cuidadosos que hayan buscado ser, muchísimos negocios seguro que son, en este momento, inútiles, por lo que serán descartados por la economía, esto generará más desempleo, menos gente comprando, más negocios fracasando, así, hasta que se resuelva el problema de la economía. El mercado es un severo regulador; aunque se tome su tiempo. El problema es que el gobierno irresponsable de Obama y su camarilla de maleantes que le asesora, sólo está profundizando el problema. El otro día, hace poco, para horror de muchos economistas (Peter Schiff, Jim Rogers), el presidente Obama declaró que se tendría que ‘gastar para salir de la crisis’ (“spend our way out of the crisis”). Lo que es simplemente estirar la cuerda con la que te vas a ahorcar, como si fuese mejor hacerla de cinco metros en vez de tres, ya que no importa el largo, nunca llegarás a tocar el piso, el abismo es matemático, es billetitos, es numeritos.

                En una estafa piramidal, consigues gente que pague, prometiendo elevados retornos, intereses convenientes, etcétera. No es un ejemplo mío, pertenece a Peter Schiff, él describió a lo que está haciendo la reserva federal como una estafa piramidal, recordando el descomunal monto de dinero que Madoff logró estafar. Países como China, Japón y muchos otros, compran los bonos del tesoro, como si fuese una buena inversión, y con ese dinero, el gobierno de los Estados Unidos paga de manera inepta a empresas que debían quebrar, o genera trabajos artificiales, que no podrán ser sostenidos por la economía de mercado, de la gente, o sea, sólo sirven pa’ generar más deuda. Entonces, una estafa piramidal funciona hasta que ya no hay más dinero, ya no hay más incautos que caigan en la trampa y llega la hora de pagar. Una economía ineficiente no puede pararse sobre sus propios pies con ayuda de nadie, Bolivia es la prueba, junto a gran parte del 3er mundo. Los Estados Unidos han sido una economía tan fuerte durante tantos años, desde finales del siglo XIX, que nadie parece estar convencido de los datos, de que ahora es un gordo incompetente e inútil prometiendo, desde una cama en la que se encuentra paralizado, correr los cien metros y ganar medallas olímpicas. Por lo que a los EE.UU., llegado el momento, sólo podrá pagar su deuda imprimiendo billetes (y eso es algo que ya ha estado haciendo, claro, con la consecuencia de inflación, convenientemente ocultada por una estadística que no toma en cuenta el cambio de precio en el combustible y los alimentos, creo que bajo el argumento de que, en este momento, están sujetos a especulación). El dólar, claro, está cayendo respecto a otras monedas, bueno, en el fondo, respecto a todas las demás monedas. Y los bonitos (de bonos) que compraron los acreedores de los EE.UU. están, pues, en dólares.

                No hay un solo atisbo, de racionalidad o responsabilidad, en la actual administración de los EE.UU. que permitan vislumbrar la posibilidad de un futuro distinto al de una gran crisis económica, bueno, simplemente vean los datos: economía ineficiente, deuda hasta por el orificio nasal izquierdo, impresión de billetitos como si fuesen gratis (y comparando con el numerito que dicen ser, pues, sí, son casi gratis). Otro problema es la propia fuerza del dólar. Algunas personas creen que el oro es dinero, la figura es más simple, cualquier cosa que quieras que sea dinero lo será, y cumplirá esa función tan bien o tan mal como su naturaleza lo permita, esto vale incluso para el oro. El oro, claro está, sí tienes muchas condiciones para nuestra tranquilidad psicológica, no se oxida, no pierde su lustre, etcétera. El papel, para el propósito de ser dinero, puede servir tan bien como el oro, con el añadido extra de que, si fuésemos responsables, es un bien cuyo número podemos controlar, siendo su mayor ventaja también la más temida debilidad. Sólo elCashflowdólar cumple la función de moneda internacional, refugio monetario de seguridad (por ejemplo, pensando en las patéticas monedas del tercer mundo. ¿Se dan cuenta el número de monedas en el mundo que la gente vende para comprar dólares?. Bolivia, precisamente, sufrió una hiperinflación. Esperemos que el banco, que se ha comportando de manera muy responsable desde 1985-6 hasta nuestros días, siga así). Como tal, el dólar facilita las transferencias comerciales, y el turismo, y los negocios, de todo el planeta. Es esa fuerza la que está haciendo tardar un proceso que ya debería haber reventado el año pasado. Dada la fuerza del dólar en el planeta, que sirve psicológicamente el servicio de moneda segura, la hiperinflación, el momento en que la gente ya no lo quiera, será casi imposible de evitar. Simple y llanamente, hay demasiados dólares en la economía del planeta.

                Todos los países han sufrido una gran crisis, muchos recientemente, ahora le toca a los Estados Unidos, ése es el problema, la economía más grande, el gran consumidor, el gordito devorador que pagaba bien, le tocó morir de una infección deudosa, más la propia grasa que le bloqueaba el corazón. Esto va a ser grave, mandará olas por todo el mundo, como un gran tsunami. Donde prevalezca la razón, y el buen sentido común liberal pro libre mercado, no la pasarán tan mal, por más que dolerá a todos, donde haya demasiados izquierdosos locos y mala onda, pues, sufrirán las consecuencias. Lo bueno es que se viene un período de prueba a la capacidad e inteligencia del planeta, lo malo es que hay demasiadas malas ideas en el aire, sólo queda ver cómo será. Comparto los datos para que vayamos pensando qué hacer, ya que donde hay problemas, siempre habrá oportunidades. Quedan prevenidos, ahora hay que reaccionar.

Si alguno pregunta cuándo ocurrirá esto, me temo que la respuesta es 'ya ocurrió', la economía de los USA ya es ineficiente, ya está demasiado regulada, su mano de obra es demasiado cara, y vive de la deuda, y la reserva federal ya ha impreso billetes hasta por la cien... la pregunta hay que pasarla, ¿por cuánto tiempo el mundo mantendrá la ilusión del valor del US$ y de la economía de los Estados Unidos? Los números de desempleo y deuda en los EE.UU. me hacen creer que esto no pasa del próximo año. Sin embargo, como hay un enorme respaldo económico a los USA, y la cantidad de riqueza en billetitos es descomunal, muchos dicen que podría tardar más tiempo, Gerald Celente preveé que para el 2014 ya habrá estallado la gran depresión. En otras palabras, yo no sé, y no he encontrado nadie que lo sepa con certeza, ya que depende de la psicología de muchos bancos y millones de bolsillos, lo que sí sé es que los datos ya son duros. Se podría decir que la crisis está haciendo uso del suspenso, como el sonido que señala la presencia de un asesino en las películas, está ahí, ¿cuándo atacará? Nadie lo sabe.

Escribí sobre el tema de la crisis hipotecaria en dos ocasiones: 
Un trillón hechos humo (Correcto en gran parte--fallan algunos números--, pero no cuenta toda la historia, el incentivo para la especulación hipotecaria fue la intervención del estado, a través de Fannie y Freddie)
Una Pila de Basura (I/III) - Sobre la crisis hipotecaria, en tres partes, ahora sí ya agarré casi toda la historia (me faltaba lo que puse aquí, la impresión de billetitos y dólar barato que inundó el mercado de acciones desde los años noventas)
Ten fe y obtendrás milagros (II/III)
La crisis económica mundial (III/III)

El video de Peter Schiff que resume gran parte de la historia: Why the meltdown should've surprised no one.  (hay varios videos de Schiff que deberían ver en youtube)
Su bitácora: Peter Schiff Blog (novedades sobre economía, informes en video)
También está su empresa: Euro Pacific (llena de datos económicos actuales)
Otra fuente de información, que lleva a multitud de enlaces es la bitácora: the coming depression.blogspot (con datos, y lectruas, poco alentadores sobre el estado de la economía de EE.UU.)
Ya saben que hay un kilo de datos en wikipedia, y que es muy confiable, sobretodo en inglés. Si desconfían, igual, hay multitud de canales que les pueden llevar a fuentes que ustedes consideren más válidas. Averigüen lo que puedan, el colapso total es inevitable, y será duro.  

Partager cet article

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans Problemas
commenter cet article

commentaires

Recherche

Archives

Articles Récents

Pages