Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
4 décembre 2013 3 04 /12 /décembre /2013 05:08

¿Se acuerdan de la primera parte? La escribí hace mucho tiempo atrás, aquí está: El proceso cristianismo (I). Sucedía que debía leer mucho para escribir la segunda parte, y, pues, ahora me encuentro leyendo ‘La historia del cristianismo’ de Paul Johnson, un excelente periodista que le dio por escribir sobre temas históricos con un estilo excelente, ameno y docto a la vez. Por lo que me encontré visitando el tema sobre el que había escrito hace algunos años atrás.

Cristiano001                Si le fallamos a la cronología desde el nacimiento de Cristo, Jesús Cristo, lo más probable es que no haya sido por mucho, a lo sumo unos tres años, dicen algunos expertos; pero lo más probable es que esté bien, y la diferencia llegue a unos meses, como máximo. Así que, desde entonces hasta hoy, han pasado unos 2013 años. ¿Quién fue este tipo tan importante que venimos contando los años desde su nacimiento? Porque realmente debió ser alguien impresionante. Ha habido suficientes líderes carismáticos en la historia como para que sepamos qué tipo de persona fue Yeshua, el humilde hombre de Galilea, Jesús fue un genio, un genio carismático. Jesús debió tener una voluntad contagiosa, una gentileza natural, una simpatía única. Y hay varios argumentos que respaldan esto.

                En primer lugar, claro, hay que hacer una diferencia entre el Jesús histórico, del que yo estoy hablando, y el Cristo del Nuevo Testamento. Sabemos que Mateo, Lucas, Juan y Marcos, están siendo sinceros y honestos, lo que no quiere decir que hayan sido exactos.Cristiano002 Entonces, debido a que existe una memoria a posteriori que intenta dar forma a una nueva religión, pues, algunos aspectos fueron modificados, y es por eso que Mateo difiere un poco de Lucas, éste de Juan, y todos entre sí, y de Marcos. Así, yo, como todos, tengo que deducir en base a los datos que tenemos cuál sería la realidad más plausible. Cristo, como otras figuras históricas, no escribió ninguna de sus enseñanzas, dejaron estas al cuidado de sus seguidores, tal vez ni siquiera le importaba. Otro ejemplo de este tipo es Buda, de quien hasta conocemos su nombre original: Siddarta Gautama; pero no dejó nada por escrito.

                Que Cristo fue un hombre excepcional en verdad nos lo dice las consecuencias de su existencia. Jesús no fue otro Jeremías, Isaías, un Amós o un Abdías, fue alguien que rompió con una tradición de judaísmo de siquiera unos ochocientos años. A la tradición de dios único, el celoso dios de Israel del Antiguo Testamento, Jesús le añade dos características muy importantes: universalidad y amor. Comencé hablando del Antiguo Testamento porque eso de añadirle ‘amor’ a algo puede que suene trillado y simplón; pero no estamos hablando de una película de Walt Disney sino de una noción de mundo, una conceptualización del orden de las cosas, y el dios del Antiguo Testamento es cualquier cosa menos amor. En otras palabras, aquí viene alguien y dice: ‘Así no son las cosas. Nada de lo que saben (o sabéis) es cierto’. Su Cristiano003doctrina es tan distinta a lo que se había enseñado hasta ese momento que no pueden ser calificadas como nada menos que revolucionarias, y mucho. Antes de Jesús teníamos el judaísmo, después, tenemos otra religión.

                Denle un vistazo al Antiguo Testamento para comprobar lo que estoy diciendo. Ahora la pregunta es: ¿cómo es que se animo a cambiar posturas de una manera tan radical? La respuesta más fácil es que Jesús era el mesías, esa es la postura de los discípulos. Siquiera un puñado de personas creían que su maestro era un líder, un guía, enviado por el mismísimo dios todo poderoso. Después, esta visión de las cosas sería cambiada por la de hijo de dios; pero esa sería otra historia, la de cómo el cristianismo cambia a través del tiempo—y es fascinante, ya saben, el libro de Paul Johnson está fantástico—. Sin embargo, en la búsqueda de respuesta a esta incógnita inicial podemos ver el entorno de Jesús, ¿cuál es? El helenismo. Y el helenismo está metido de lleno en los procesos del neoplatonismo. La respuesta larga de qué es el neoplatonismo tendrán que buscarla ustedes mismos, la versión resumida es: filosofía mística, el cuestionamiento de qué, por qué, pero a un nivel metafísico. Los dioses griegos eran un buen punto de partida para explorar el quehacer humano; pero eran demasiado ‘mágicos’ para ser tomados muy en serio por los sesudos pensadores de esos tiempos. De esos tiempos viene el cuestionamiento, valga como ilustración, de los centauros. Un filósofo vino y dijo que no podían existir tales criaturas, ya que el cuerpo de caballo moriría demasiado rápido, mientras la parte de hombre recién estaría madurando (no pude pillar el dato en la red; pero sí recuerdo que el mismísimo Herodoto cuestionaba el orden de los dioses, y atribuía su reciente coherencia a los ‘poetas’. Eso sería unos 400 a. de C.). Si vas por este camino, y eres sistemático, se podía llegar a interesantes postulados de orden moral, cosmológico, y etcétera.

                Jesús fue capaz de decir lo que dijo porque estaba negando el dios del Antiguo Testamento. Para él, eso no existía. Dios, como entidad abstracta y sobrenatural, no podía ser así. Tenía que haber buscado otro modelo de conducta, una ética distinta, ya que eso es lo que Jesús fue: un filósofo de la ética, con consecuencias cosmológicas. Es una transformación del judaísmo, la idea de este dios abstracto y único, por la filosofía ética de un hombre—claro, que no fue un hombre cualquiera. Enseñando a través de parábolas, seguido por un grupo de adeptos muy fieles, el resto es historia. Y es: historia.

                Algunos cuestionan el Cristo histórico como si fuese posible ‘falsificar’ algo así.Cristiano004 Inténtenlo, falsifiquen un estudiante de una universidad, uno que sea capaz y brillante, y que tenga un historial académico magnífico, que no escriba prácticamente nada, que egrese por excelencia y comiencen a hablar en su nombre, y creen una nueva religión. Ya veremos qué tal les va. La realidad de Jesucristo posee un airecillo real y orgánico. No comienza con una gran explosión, no hay construcciones fantásticas. El inicio fue un grupo de seguidores que seguía hablando de él, de lo que dijo, de lo que buscó enseñar. Un hombre y sus discípulos, algo sencillo. Después, sabemos, muchas cosas cambiarán; pero son esas transformaciones, esos cambios, esa necesidad de discutir el cambio, que le otorga ‘realidad’ al evento. Si hubiese sido hecho de un día para otro, por una influencia externa, pues, tendríamos pruebas de eso por su ‘perfección’, por el ordenamiento, y de eso no tenemos nada. Si no hubiese sido así, lo que tendríamos es una infinita serie de preguntas: ¿por qué se convirtió san Pablo?, Cristiano005¿sobre qué estaba discutiendo con los apostoles?, ¿por qué se hizo matar Pedro en Roma?, ¿por qué fue a Roma Pablo si sabía que lo podían matar como a Pedro? Y una larguísima lista más.

 

                Algunos, no entiendo por qué, creen que se puede falsificar con facilidad, todas esas personas jamás han intentado adquirir información. ¿No han oído hablar del dicho que dice: las mentiras tienen piernas cortas? Eso es porque no aguantan dos preguntas. Les doy un ejemplo: Dame una prueba de que te contactaron los extraterrestres, eso es lo que yo le pediría a Rael, Claude Vorilhon, y ¿qué prueba podría darme? Ninguna, y ahí vendría la fe, el creer en la persona. Todo deja huella, incluso un hombre, y si bien es obvio que Claude no fue visitado por ningún extraterrestre, sí hay constancia de que él quiere que se crea eso. De uno, cero pruebas; de lo otro, muchísimas. De Jesucristo, sólo su existencia, sólo la gran fe, el convencimiento de que profesaba la verdad, puede explicar los apóstoles y la conversión de Pablo. Pablo vio a alguien, una persona convencida de una nueva verdad: dios es amor y es de todos, y ésta verdad le golpeó como un rayo. El dios de Jesús era nuevo, distinto, algo que podía dar inicio a una nueva era… desde entonces, hasta ahora, dos mil trece años han transcurrido, y es una historia fascinante.

Créditos: Primera imagen, vitral de Jesús hecho por Alfred Handel, fotografía de Toby Hudson; segunda imagen, 'la adoración de los pastores', pintura de 1622, la fotografía es del proyecto Yorck; tercera imagen, Jesús en el templo, de joven, un dibujo del siglo XIX, la firma dice J. J. Tissot; cuarta imagen, el famoso sermón del monte, de Carl Bloch, pintor danés del siglo XIX, es un oleo; quinta imagen, mosaico bizantino, muestra a Jesús curando a un enfermo, fotografía de Sibeaster.

Bueno, hasta aquí deseaba llegar yo. Vaya con el atraso, resulta que la nota Uno es del 2011. Bueeeno, trabajo, y escribo sobre oootras cosas, pues. 

A diferencia de lo que algunos podrían creer, casi nada de lo aquí escrito está en 'La historia del cristianismo' de Johnson, él sólo da por hecho que existió una persona extraordinaria, y comienza a contar qué estaban haciendo un grupo de personas que se autodenominaban discípulos de Jesús.

Informo que he estado deprimido. No creo que siga así; pero sí sé que estuve así. ¿Cómo puedo saberlo? Fácil, tuve problemas en el trabajo, que no eran nada difíciles de cumplir; no tenía motivación, buscaba consumir información, divertirme con lo que fuera. Y me estaba viniendo una neuralgia, y eso fue lo que me hizo dar cuenta. Eso sólo me viene cuando estoy muy preocupado, y claro, debí darme cuenta, fíjense en la mayor parte de los datos compartidos en anteriores entradas, no son, como quien dice, temas para alegrarnos, ¿no? A pesar de mi escudo de cinismo, noticias así, pues, afectan. Desde entonces, con vitamina b12, complejo b, la neuralgia prácticamente ha desaparecido, me encuentro muy motivado. Leí unas cosas que debí leer hace tiempo, estoy trabajando más, leyendo esto y aquello. Todavía hay resabios; pero la actitud es distinta. Al punto que he comenzado a trabajar algunas cosas que había dejado inexplicablemente postergadas. Ah, también, tenía más cera en los oídos, resulta que eso también es una respuesta nerviosa--mira vos. Otra cosa es que sentirte muy mal, pues genera la situación de que tan sólo con sentirte normal te sientes mucho mejor. 

Tengo un par de entradas en mente, esa de 'Princesas', y otra sobre 'David Beckham en calzoncillos', que tienen el mismo trasfondo, ciertas ideas bastante idiotas que están circulando por ahí. --Dije que iba a dejar de mencionar ciertos temas, porque a la gente no le interesa, todavía; pero no dije que iba a dejar de hablar de ciertas ideas idiotas que hay por ahí, y de eso sobra. 

Eso sí, estoy pensando en hacer algo 'navideño', ya saben: es el tiempo para alegrarse... ¿qué más puedo hacer yo para alegrarlos a ustedes?, ¿mmm? Estoy pensando, estoy pensando. por el momento, que estén bien, que tengan unos buenos días, y ya nos volvemos a ver.

Partager cet article

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans Historias
commenter cet article

commentaires

Recherche

Archives

Articles Récents

Pages