Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
7 février 2011 1 07 /02 /février /2011 08:39

Nilolagrimas001               En estos momentos, Egipto está en boca de todos. El país, del que muchos sólo conocían sus pirámides, ahora tiene varios nombres que son familiares para un gran número de personas, como Josni Mubarak, Mujamad Al Baradei, plaza Tajrir (liberación), y ‘Hermandad musulmana’. Como suele suceder en este tipo de situaciones, cuando algo explota, es interesante mirar atrás, para ver cómo se llegó a eso. Es importante mencionar que Mojamed Atta, uno de los ‘jefes’ en la misión suicida contra las Torres Gemelas, el 2001, era egipcio, al igual que Ayman Al Zawajiri, la mano derecha de Osama Bin Laden, el terrorista saudita más buscado del mundo. ¿Por qué? Una de las razones es una larga herencia de torpezas, de las que Josni Mubarak es sólo el actual representante.

                Hay que recordar que eran otros tiempos, en el mundo había dos superpotencias, la Unión Soviética y los EE.UU., y la anterior estaba expandiéndose, a través de gobiernos satélite o simpatizantes, de manera activa por todo el globo. El mundo árabe estaba en busca de modernizarse, superarse, mejorar (hasta el día de hoy sigue siendo una de las sociedades más atrasadas del planeta, a pesar de su riqueza petrolera, o, tal vez, precisamente por eso). Los árabes cosmopolitas se estaban occidentalizando, modernizando. Los grupos islámicos extremistas, estaban en minoría, no por ello menos comprometidos. Y, en 1948, un estado ajeno a los de la región había sido impuesto en el Oriente Medio por la indiferencia de los poderes occidentales y la debilidad del mundo árabe, me refiero a Israel, que derrotó a las fuerzas de los países que la rodeaban para declarar su independencia (Israel es su propia historia, largo tema). En 1952, los generales del ejército egipcio dieron un golpe de estado al monarca, fue la revolución egipcia. El primer presidente del país, liderando el partido nacional, fue Mujamed Naguib; pero tuvo muchas diferencias con Gamal Abdel Nasser, más carismático, le sacaron del puesto. Nasser tenía una visión más paternalista del desarrollo para Egipto, mucho más totalitaria, y tenía temor a los partidos islámicos, que consideraban retrógrados. Nasser ganó la partida, y puso en práctica su nacional socialismo. Grandes proyectos, grandes planes, y un gran ejército. La Unión Soviética vio con buenos ojos al Egipto de Nasser y le estaba proveyendo de ingentes cantidades de armas, a él y otros aliados más ‘ambiguos’ de la región. (Israel, como ahora, estaba fuertemente respaldada por los EE.UU.)

                Nasser comenzó en grande, nacionalizando el canal de Suez, enfrentándose a lasNilolagrimas003 potencias europeas (el Reino Unido, Francia) que, junto a Israel atacaron a Egipto. Su valor para plantar cara—mucho más que su estrategia—su carisma, su voluntad de llevar al mundo árabe hacia adelante; aunque sea a golpes, su propuesta modernista, su postura panarabista, fue muy popular durante un tiempo. A pesar de los golpes sufridos en 1956, tras un ataque de las potencias occidentales, Reino Unido y Francia, más Israel, en contra de Egipto, cuyo colapso total sólo fue impedido por la Unión Soviética, que amenazó con intervenir, los Estados Unidos, y las Naciones Unidas, tampoco respaldaron la agresión. Parecía que algo pasaba, Egipto estaba tan atrasado, que ayudas estatales mínimas, como educación universal, ya hacían un tremendo impacto. Sin embargo; en 1967, Israel, ni corta ni perezosa, atacó a un demasiado confiado Egipto, Siria y Jordania, derrotándoles a todos, en la llamada guerra de los ‘Seis días’. Esto tuvo un profundo impacto en la psiquis árabe, tan grande era el atraso, tan total la desventaja, que un diminuto país había logrado agarrar a patadas al más poderoso estado árabe, y humillarlo junto a dos de sus amigos. El ‘socialismo árabe’, el paternalismo nasseriano, sufrió un fuerte golpe. Que no le terminó, Nasser siguió siendo popular, hasta su muerte, en 1970. Sus intenciones valieron más que sus fracasos (además, educación, nacionalización del canal, orgullo, esperanza, sirvieron de algo). De todas maneras, el hecho de que muchas cosas estuviese mal, que la economía sufriese los problemas típicos del estatismo, que los grandes proyectos, como la represa de Aswan, no resolvieran los grandes problemas, impulso la fuerza de la corriente islámica más radical.

                Gamal había sufrido un atentado de los radicales islámicos en carne propia, intentaron matarle, sin éxito, por lo que tenía un trauma con ellos, por lo que fue muy severo, con torturas, ejecuciones, y persecución, a las células islámicas. Todo el odio del radicalismo islámico, es fruto de la persecución que sufrió en Egipto, más la agresión israelita al mundo árabe. Muerto en 1970, Nasser dejó un país atrasado, corrupto hasta la médula, estatista, y humillado por la presencia israelita (a pesar de eso, fue muy llorado en su país y el mundo árabe, por todo lo que había hecho). Sadat, su sucesor, intentó pelear con Israel, que invadió en 1973, que dio como resultado otra derrota, menor, menos humillante, y el haber dado el primer golpe limpió en algo la humillación del ’67. Sadat se dio cuenta que no resultaría pelear con Israel, por lo que buscó una solución diplomática, en esto tuvo bastante éxito, por lo que Egipto reconoció a Israel a cambio de la península del Sinaí y ayuda estadounidense. Los EE.UU. habían pasado a ser un aliado de Egipto. Por esta herejía, Sadat fue asesinado por radicales islámicos. Un tal Josni Mubarak le sucedería en el cargo. Josni fue incapaz, o no tuvo la voluntad, de mejorar el estado que ahora lideraba. Egipto quedó con un desarrollo enclenque, corrupto, atrasado, sin nuevas ideas, y reprimiendo a sus opositores, con algún guiño hipócrita a la democracia. Los países del mundo no fueron capaces, nunca, de solicitar a Egipto, o al mundo árabe, una política racional, transparente, democrática. El odio, la decepción con la política ‘del nacionalismo árabe’, del ‘nasserismo’, muchas veces se canalizó hacia el radicalismo islámico, que, desde 1979, comenzó a pelear contra los soviéticos, que habían invadido Afganistán ese año. Los soviéticos se retirarían del país en 1989, tras diez años de combates. Fue una victoria para los movimientos islamistas. Mientras la misma mediocridad de siempre seguía presente en el resto del mundo árabe.

Nilolagrimas004                Los poderes occidentales, con sus burocracias nunca lúcidas, no supieron adaptarse a la caída de la Unión Soviética, por lo que Egipto siguió siendo una de los muchos gobiernos totalitarios que siguieron respaldando, y ayudando. El Egipto de Nasser era una de las muchas incoherencias que la política exterior estadounidense, junto a otras, nunca busca corregir, siquiera un poco. Los movimientos islámicos radicales, en cambio, habían cambiado, y su mirada, de sus propias dictaduras, se dirigieron a los Estados Unidos, que respaldaba, poco o mucho, a los gobiernos despóticos de Egipto, Arabia Saudita, Kuwait y otros, además de ser el principal aliado de ese ‘insulto’ al mundo árabe que es Israel.

                Hoy, con el movimiento espontáneo de la ciudadanía contra la ineptitud, la maldad, laNilolagrimas002 corrupción descarada, se abre una nueva posibilidad para el mundo árabe, y para Egipto. El mundo occidental debe apoyar y respaldar toda posible democratización, todo rompimiento del yugo, además de, ahora sí, ayudar con todos los medios posibles, a un ordenamiento, una transición, hacia un gobierno de verdad, en vez del mediocre y malvado despotismo que Egipto ha venido padeciendo desde hace demasiado tiempo. Puede que educación y electricidad hayan sido un gran aporte; pero hace ya más de cuarenta años de eso, desde entonces, nada, sólo corrupción, tortura, persecución, e ineptitud, además de arrogancia. Es una pena; aunque era de esperarse, que pocos líderes del mundo tuvieran la velocidad de David Cameron, primer ministro del Reino Unido, que protestó la situación, y demandó que el estado detenga su agresión a la gente. Es una pena que no haya sido capaz de pedir una renuncia de Mubarak, y desconocer el actual régimen, o algo así. El ejército egipcio, que recibe ingentes cantidades de dinero de Estados Unidos, siquiera aceptó no atacar a su propia gente, como lo habían hecho en el pasado, por ahí, después, los estadounidenses no les pagan por su trabajo. Egipto es uno de esos problemas que ha creado el mundo, el virus será árabe; pero sólo la ayuda internacional podría haberlo alimentado hasta ahora. Ojalá que la misma ayuda internacional ahora sirva para sacarlo adelante, siquiera en el mediocre, incompleto e insatisfactorio campo de permitirles elegir a sus líderes, y expresar sus ideas. Ya veremos la calidad de unos y otras. Por el momento, la revuelta civil en Egipto es una luz de esperanza, y la clara señal de que el pueblo, poco a poco, aprende a oponerse a una dictadura. Un pueblo así no apoyará al radicalismo islámico, que ya demostró, en Afganistán, Irán, y otros países, su desprecio por la libertad. Una acción de esta naturaleza, que grita contra la injusticia, debería ser apoyada por todos, los países del mundo civilizado deben aprovechar esta oportunidad. (Sé que las palabras, a veces, no sirven de mucho; pero algo tenía que decir)

 

Hola a todos. Las imágenes las saqué de Wikipedia, por lo que deben tener el estatus de libre uso, de acuerdo a ciertas reglas de la red.

Una pena lo que está sucediendo en Egipto, no sólo por la violencia con la que, por momentos, coquetea el régimen, sino por el inmovilismo del resto del mundo. Teniendo en cuenta el peso que EE.UU. tiene sobre el país, ¿por qué no hace más? Aj, una vergüenza que este mundo no pueda ayudar cuando debe, y ayuda cuando no debe. Bueno, una señal más de que nuestro tiempo está bien podrido.

Cambiando de tema, me permito, otra vez, hacerles recuerdo de que se suscriban, que es rápido y fácil. Ya saben, tengo unos 190 visitantes semanales, que saben que no renuevo de manera predeciblemente periódica, que preferiría que visiten cuando hay novedades. Así que: suscríbanse.

 En otro tanto: Ya han visto el avance de 'Sucker Punch', la más reciente película de Snyder? (Cómo se llama el cuate? Zack? Ah, sí) Y les comento que estoy leyendo 'Three Kingdoms', 'Tres reinos', una de las clásicas novelas chinas. Espectacular, y con cada cosa... ya estaré hablando sobre esto. Por el momento, vean el avance de 'Red Cliff', el 'Acantilado ROjo', un filme chino espectacular, basado en parte, en la novela que he mencionado. 

Bueno, por el momento, eso es todo. Nos vemos la próxima semana, en sentido figurado, en palabras... el letritas, en entradas. 

Partager cet article

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans Problemas
commenter cet article

commentaires

Recherche

Archives

Articles Récents

Pages