Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
12 juin 2013 3 12 /06 /juin /2013 05:33

Diminishing returns of higher complexity (mmm, cómo quedaría bien traducido esto, mmm, disminución de beneficios… no, reducción de beneficios de la mayor complejidad)

                Terribles son las noticias que surgen de Siria, en vez de una derrota del régimen, que ya estaba convaleciente, tenemos una gran victoria suya, la captura de Cusayr (Qusayr) además de nuevas amenazas a cualquier intervención y promesas de ayuda rusa que incluso han hecho asustar a los israelitas, acostumbrados a tener vecinos bien armados. Lo que sucedió es que Jizb-alá, la guerrilla militante chiita del Líbano, ingresó a la guerra civil siria de parte del régimen que vino ayudándoles desde su creación. La lealtad de Jizb-Alá al régimen de Damasco era cosa obvia, su implicación directa, sin embargo, señala lo debilitado que está el poder de Assad. Prácticamente ya no tiene ejército, mutilado por deserciones, muertos y heridos, le queda poco, y es superado en número por el enemigo, los rebeldes, así que ha tenido que apoyarse en sus ‘milicias populares’, más las llamadas chabija (shabiha), los fantasmas de Assad (informantes, soplones, operarios de espionaje más que soldados, o asesinos; pero, asesinos y soldados son dos cosas muy distintas), pero estas milicias de vaya-uno-a-saber-qué  recién están siendo entrenadas en grandes números, tanto por Jezbola como por Irán, así que, para cualquier ofensiva, Damasco debe utilizar a Jezbola.

                Por otra parte, la reacción de la unión europea fue positiva para la oposición, ya que levantaron el embargo de armas impuesto. Franceses, españoles y británicos, se mostraron ansiosos por armar a los rebeldes. El ministro de exteriores español incluso llegó a decir que enviarían artillería antiaérea a los rebeldes. Ya lo decidieron, tomaron un bando; aunque su ayuda tarde en llegar. Y los rusos reaccionaron diciendo que enviarían defensa antiaérea ‘S-300’ a Siria. Hubo muchas reacciones al respecto, todos los países occidentales condenaron la acción, Israel dejó en claro que no permitiría su despliegue y que atacaría en caso de ser necesario, y una serie de expertos sobre armas comentaron que los S 300 eran en verdad un arma que podría cambiar el escenario estratégico de la región, ya que prácticamente impediría un bloqueo aéreo por parte de la OTAN, e hicieron un gran número de especulaciones similares. Además, Rusia también mencionó sus fabulosos Mig – 29, aviones que enviaría a Siria para que cumplan su función de cazadores-bombarderos. Entre Migs y S 300 Rusia parecía estar dándole a Siria un arsenal como para desafiar al mundo entero… y si bien le he prestado mucha atención al asunto, no vi mencionada en ninguna nota que tanto los migs como los s 300 son tecnologías de los años 70’s. Sí, en serio, son tecnología de los años SETENTA.

CosasNuevas003                Obvio, obvio, hay que mencionar y aclarar varias cosas para que el asunto quede claro. En primer lugar, los migs y los s 300 no son los de los años setenta, desde entonces hasta nuestros días, han ido mejorando el equipo, han ido invirtiendo en arreglar este y aquel detalle, en que todo encaje bien, en mejorar la respuesta del equipo. Estos son equipos actualizados no son reliquias del pasado, son tecnología al día… y, en el mejor de los casos, están al día de hace diez años, y ni siquiera eso. Poner al día cualquiera de estas máquinas representa un dineral que Rusia o sus clientes no tienen, por lo que se lo hace de vez en cuando, cada diez años, si es que se lo hace. De seguro que los equipos mejorados tienen mejor ‘telemática’ o software, pero ¿qué más podría haber cambiado? La gente olvida que las famosas lanzaderas espaciales de los EE.UU. tenían una computadora con menor capacidad de procesamiento que los celulares de los años noventa. Si manejas pocos pedazos de información, no requieres una gran computadora. La mayor parte de la potencia de procesamiento, de una computadora actual, se pierde en el interfaz gráfico y complejo, los datos importantes son pocos. Sin irnos a detalles técnicos, de los que sería, en gran parte, ignorante, lo que quiero decir es: lo viejo puede ser muy bueno.

                La lanzadera espacial, el tanque Abrams M1, el Mig 29, el Sukhoi 27, y otro montón de maquinaria son de los setenta. Si retrocedemos un poco más en el tiempo, el programa Apolo, que llegó a la luna, es de los 60’s. Obviamente han ido mejorando las cosas, la lanzadera de los años 80’s, el ‘Endeavour’, debe ser superior a la, digamos, ‘Columbia’ o ‘Challenger’; pero ¿cuán mejor es? ¿Mucho? ¿Poco? ¿Apenas? Digamos que el ‘Endeavour’ es mejor que el ‘Enterprise’, ¿cuál es la diferencia del costo? Digamos, un par de millones de dólares,— digamos—, lo que sería muy poco para un aparatejo de semejante precio, igual, la pregunta obligada es ¿sería dos millones de US$ más efectivo? Vayamos a un ejemplo en el que puedo manejar precios concretos: el F – 22. El ‘Rapaz’ (raptor) es el único, y muy afamado, avión de quinta generación, todos los demás son, como máximo, de cuarta y media, y la diferencia en ese ‘medio’ es muy grande, o apenas mencionable, dependiendo de qué estamos hablando. Vayamos a los precios, las naves anteriores al F-22 tienen un costo de entre 40 y 70 millones de US$, redondeando, el F-22 cuesta/costó más de 150 millones de US$ por unidad, tomando en cuenta el costo de su desarrollo, que es la monumental cifra de 66 millardos de US$... (Dios, estos chicos, hay que darles algo que hacer, por favor, ¿qué es eso de andar botando dinero por todos lados? Bueee…) Entonces, el peor de los casos tenemos aviones que costaban 70 millones de US$ por uno de 150 millones, la pregunta es: ¿son los f-22 más eficientes que los F-18 en una proporción del 214%? Y la respuesta es: la verdad que no tanto. Los F-22 sí son mejores que cualquier avión actual; aunque, ya de entrada, dicen que no en todas las condiciones, lo que nos lleva a un problema, muy común desde la noche de los tiempos. Antes, digamos del F-22 que tiene recursos efectivos para evitar el radar de otros aviones (diseño y material antirradar), unos misiles fabulosos, y una maniobrabilidad muy buena. El problema es que sus rivales teóricos, los SU-27+ y los Mig-29+ tienen un costo de 34 millones (el Su-30) y un costo similar el Mig-29K, así que, en números, por cada F-22 tuyo, el enemigo podría tener unos cinco Migs o Sujois. Entonces tenemos la nueva pregunta: ¿es el F-22 cinco veces mejor que sus enemigos inmediatos? La respuesta, por el momento es: no.

                Y la tecnología de sus competidores está firmemente incrustada en los 70’s/80’s, o sea: esCosasNuevas002 tecnología cuya base está treinta años por detrás de nuestro tiempo, y veinte por detrás del de la inauguración del F-22. Ahora, supuestamente, deberíamos poder hacer algo verdaderamente fantástico, ¿verdad? Algo revolucionario que va a eliminar todos los enemigos de, por seguir la línea del F-22, los Estados Unidos, deberíamos poder, ¿verdad? Ahora sí que sí, con todas las computadoras que tenemos ahora, con los nuevos programas, con los nuevos materiales, deberíamos poder hacer algo mejor… No. ¿Han oído hablar del F-35? Por el momento, un desastre. El F-35, desde su inicio, ostentó varias marcas: el mayor contrato de defensa, el mayor número de naves solicitadas desde la segunda guerra mundial, el mayor número de países involucrados, directa o indirectamente, etcétera. Después fue acumulando mala propaganda. No es que sea un mal avión, es un aparato poderoso, del mismo precio que el F-22 y que puede cumplir algunas funciones para las que el F-35 no está diseñado. Lo interesante del asunto, es que a pesar de la tecnología actual, el F 35 apenas es mejor que sus contrapartes y sólo en algunos aspectos. (Eso es lo que se dice por el momento) Ahora, ¿por qué sucede esto? ¿Por qué no es más fácil hacer algo ahora, con la tecnología más compleja que tenemos hoy? Pues, lo que sucede es una regla que siempre hemos conocido, lo más complejo, lo mejor, es también más complicado de construir.

                Es un fenómeno muy interesante, los tanques de hoy en día, por ejemplo, son mucho mejores que los de la 2ª Guerra Mundial, al punto que un puñado de estos tanques podría destrozar a todo el ejército nazi de esos años; pero, la verdad es que también son muchos menos. Lo mismo sucede con los aviones, los de hoy son en verdad fabulosos, máquinas de ensueño pa’ las personas de los años cuarenta, pero la diferencia en número, con la ausencia de guerra declarada y todo eso, pues, siempre fue descomunal, decenas de miles versus unos miles, en el mejor de los casos. Decenas de miles versus unos centenares sería una apreciación más correcta. Además, las decenas de miles de aviones de la 2ª Guerra Mundial se construyeron en unos años, los jets que obtuvieron grandes números fueron construidos durante décadas. Y si alguna guerra lo hubieses demandado, el poder industrial de nuestro tiempo simplemente no tiene la capacidad de construir semejantes aparatos en proporciones equivalentes. No podemos hacerlo, son demasiado complejos, requieren muchos componentes sofisticados, materiales particulares, química sorprendente, ingentes cantidades de horas-hombre. Requiere mucho trabajo, demasiado. Durante las guerras israelíes ya se puso a prueba la capacidad de una fábrica de poder construir aviones al ritmo que la guerra los destruía, y no pudieron hacerlo, y ni siquiera perdieron muchos.

                También es cierto que un mayor poder reduce el número de máquinas que se deben tener. Si con un avión destruyes todo lo que necesitas destruir, pues, claro, ¿para qué tener más de uno? Sin embargo, los rebeldes de Siria, sin poder aéreo, han estado peleando efectivamente en contra de Assad, hasta la llegada de Jizb-Alá. No sólo buscaron contrarrestar el poder de Damasco con armas antiaéreas de mediana efectividad, CosasNuevas001también hicieron lo estratégicamente correcto: atacaron los aeropuertos del régimen. No podían pelear con los aviones; pero sí podían pelear con los sistemas que debían mantener a los aviones en funcionamiento. Además, los aviones y helicópteros que peleaban/pelean en la guerra de Siria serían modernos, pa’ los años 70’s, lo último de la tecnología de la década previa, y no tenían rivales en el cielo… y los primitivos estaban ganando.

                Ahora, en medio del conflicto, Israel pone el grito en el cielo, porque alguien va a traer tecnología de los años 70’s mejorada… porque eso ya es suficiente para lidiar de manera aceptable con todo lo que vino después, porque los saltos cualitativos no son tan grandes, desde entonces hasta nuestros días. (como digo en el título: novedosas cosas nuevas... que en verdad son tecnología vieja y eficiente. Nada novedoso)

                La brecha tecnológica, entre los israelitas, y su poder militar, y sus enemigos, se ha cerrado considerablemente… y lo mismo vale para todos los poderes militares de nuestro tiempo.

                Lo nuevo, lo verdaderamente nuevo provoca un gran cambio en todo sentido. De hacer las cosas ‘así’ pasamos a hacerlas ‘asá’. La lanza da paso a la espada, la de bronce a la de acero… y ahí se queda. Nadie puede hacer hoy una espada mejor que la de hace dos mil quinientos años atrás. Esa es la ley de la reducción de beneficios por una mayor complejidad. Toda nuestra tecnología, toda nuestra capacidad técnica, no podría mejorar las espadas de hace miles de años atrás, y, de mejorarlas, sería una mejora apenas notable… el cambio llega con la ‘revolución’, no con la mejora de algo que llega muy rápido a su límite, sino con algo ‘nuevo’: el poder de las armas de fuego, por ejemplo. En nuestro tiempo, sin una revolución a la vista, sólo vemos vanos intentos de extender el poder de fuego de armas que han encontrado sus efectivas contrapartes en los años 70’s. O sea: tenemos una pequeña crisis, cuyo ejemplo más dramático es la derrota de Israel el 2006, o los sendos problemas de los Estados Unidos, en Afganistán e Irak.

                Entonces, eso es lo que tenemos: una pequeña crisis… ya veremos si resulta ser algo más.

                Por otra parte, hemos entrado en la tercera revolución industrial… y eso es bueno, siquiera es bueno saberlo.

CRÉDITOS: Primera imagen es de un desfile en Moscú, 2009, fotografía del Kremlin. Segunda imagen, una fotografía del sistema de radar del S 300, los medios, por lo general, muestran mucho a los cohetes y nunca al radar. Tercera imagen, un escuadrón de tres aviones mig 29, búlgaros, magníficos aparatos, incluso en nuestros días, fotografía de Chavdar Garchev.

Hola a todos. Antes de que me olvide, las revoluciones industriales de nuestro tiempo han sido: Primera, el poder de la fuerza industrial, vapor, gasolina, electricidad, obtenido por muchos medios, y aplicados para crear objetos; segunda, la automatización de varios procesos industriales, ya no era el ser humano el que manipulaba, sino un sistema automático; tercera, las imprentas 3D, el objeto X sale más barato de hacer por ti mismo... desde plástico a metal, las imprentas 3d van a cambiar el mundo, o siquiera parte de él.

Cambiando de tema, he pensado en escribir un diario, una semana de escribir algo todos los días... Como experimento me suena interesante, ya que, incluso si no sucede algo interesante, pues, siempre se lo puede escribir de una manera interesante, ¿no? Pero eso fácil decirlo, hacerlo, mmm, sobre todo los días miércoles y viernes, que salgo a las 21:30 de la universidad, pues, sería un tremendo desafío el hacer algo. mmm. Tal vez para después de Agosto. 

Sin nada más que reportar, me despido... que estén bien.

Partager cet article

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans Preguntas
commenter cet article

commentaires

fotografo profesional 12/08/2016 03:40

Muy interesante el artículo, tiene tiempo pero me gusta hacer flashback al pasado a ver que cosas han sucedido para ir recordándolas conforme pasen los años, muy útil

Recherche

Archives

Articles Récents

Pages