Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
12 février 2012 7 12 /02 /février /2012 05:17

                ¿Océanos de qué? Pues, de estupidez. ¿De qué más podría ser?

OceanoEuro003 (Revisado 14/02/2012. Lo subí rápido, así que necesitaba una revisión)              

Lo siento, tengo que escribir sobre el problema de siempre. Sé que eso me costará público, como ha sucedido hasta el momento, por lo que vale la pena decir que deberían estar más interesados en esto. La crisis económica que se viene definirá nuestro momento histórico y el tiempo por venir. Si llegas a abuelo podrás decirles a tus nietos que tú estuviste ahí, en este mundo, cuando las cosas eran tan diferentes a como las serán en ese entonces, en el futuro. ¿Y cómo serán las cosas en el futuro?, pues, lo escribiría; pero no sé chino. Je, je. Vayamos a un rápido resumen de qué está pasando.

Europa

                A diferencia de lo que pueda parecer, es positivo que el euro no tenga un gobierno que lo controle, eso es una garantía de estabilidad. Está bajo el control de una institución: el Banco Central Europeo, que responde a distintos organismos políticos. Básicamente, en una oración, esto provoca que los gobiernos, como el de Grecia, de España, de Irlanda, y otros, tengan que lidiar con sus problemas. En cambio, los demás gobiernos: Japón, Reino Unido, China y Estados Unidos, entre otros, pueden manipular los tipos cambio y hacer uso de la imprenta, en vez de hacer lo que tienen que hacer: arreglar el problema. Esto no quiere decir que Europa esté en verdad abordando el asunto, o cerca de su solución, es sólo que ellos siquiera parecen estar vislumbrando el desbarajuste en el que se han metido, y los han metido a ellos.

                Básicamente, las reglas de la economía son muy simples, puedes ser tan rico como productivoOceanoEuro004 seas, y los europeos han logrado ser muy productivos; pero tampoco tanto. Los gobiernos  se han endeudado hasta el cuello para otorgar a sus ciudadanos un nivel de vida por encima del que se merecen. Esto llegó al extremo en los países más atrasados del continente, ya saben, Grecia, España y otros. Eso no quiere decir que algún gobierno europeo se haya librado de este pecado, todos lo hicieron, y es por eso que todos tienen la soga al cuello. Los problemas de Grecia debieron haber sido una sonora señal de alarma. Debieron. Apenas sirvió para que los líderes europeos piensen un poquito sobre el problema que las deudas excesivas pueden acarrear. Sin embargo, en vez de dejar colapsar a un insostenible nivel de deuda y eliminar a los bancos que lo permitieron, los europeos, temerosos de que sus trapos sucios salgan a la luz, sólo han postergado el estallido. Si Grecia, como ha hecho hasta ahora, logra obtener, una vez más, ayuda para su economía, el problema seguirá estando ahí, sólo que ya no habrá cómo taparlo.

                Digamos que todo va como tiene que ir: los griegos aceptan los recortes, los políticos aceptan el compromiso, llega una nueva ola de austeridad, la gente se enoja y votan por otros políticos que firmen la próxima ola de obligada austeridad. Todo tranquilo, todo normal, con muchas protestas en las calles y esas cosas. No hay lío. Después de todo, nadie pide soluciones, creo que los compromisos son, recién, para el 2014 y otros para el 2020—es como si un padre le dijese a su hijo: ‘quiero que mejores, que cambies, que hagas las cosas bien, de aquí a ocho años’, todos los hijos del mundo se reirían de una frase de este tipo. Lo que es extraño es que algunos adultos se la tomen en serio—. Austeridad también se está dando en España, en Irlanda, en el Reino Unido, en Alemania, alguiiiito en Francia, en Portugal, todos estos países están reduciendo el tamaño de sus descomunales burocracias estatales (lo mismo en Rumanía, y otros lugares). Bélgica ya está en recesión, y se vienen recortes; lo mismo se dice de Alemania, que se le viene una recesión, una diminución de su PIB, o un crecimiento mínimo. Y los demás países están igual, sus economías, en el mejor de los casos—y con esto quiero decir las de la zona euro—apenas van a crecer, si crecen algo, lo que significará menos ingresos, y más recortes para futuro.

OceanoEuro001                ¿Por qué? Simple, en el bar de la esquina se reunían dos bomberos, tres policías, cinco oficinistas, tres secretarias… ahora, por los recortes, alguno estará sin trabajo, ya no vendrá a tomar el café de las cinco, los demás tendrán menos dinero, ya no comerán empanadas con sus vasos de té. Así. Poco a poco, se cortan pedazos del consumo. Y el café, la tienda, tendrá menos dinero, y pagará menos impuestos, que provocarán más recortes, etcétera. Y no hay nada que pueda impedir esta lenta rueda de merecidísimo empobrecimiento. Para que tengan una idea, una noción de perspectiva para juzgar este problema, podemos pensar en la ayuda internacional, que sólo hace daño, ya que se ayuda a los países que están muy mal, entonces, ¿quiénes reciben ayuda? Los que son más corruptos, más inútiles, más incompetentes, ¿y quiénes reciben la ayuda? Los corruptos, los inútiles, y los incompetentes, con mínimas excepciones. Entonces, como si fuese un plan malévolo, los países ricos premian la corrupción, la inutilidad, la incompetencia, y si te premian, ¿qué incentivo existe para que tú dejes de ser así? Ninguno, al contrario, hay todos los incentivos para que sigas siendo un corrupto. O sea, que los países ricos han destruido miles de millones de su propia riqueza para destruir a los países pobres. Parecería un plan malvado que ha tenido un gran éxito; pero no es así, no son tan inteligentes, ni pragmáticos, son unos imbéciles sin remedio y más daño se han hecho a sí mismos. En Europa, Japón y el propio Estados Unidos, ellos se están matando, se están envejeciendo, se están empobreciendo y aniquilando a sí mismos, a pesar de lo mucho que han hecho bien, a pesar de la calidad de algunas de sus escuelas, a pesar de la voluntad de trabajo de sus ciudadanos, se están matando.

                En todos los países mencionados, el costo de tener hijos es exorbitante. En los EE.UU., un ingreso per cápita de 22 mil dólares para una familia de 4 individuos se considera como 'pobreza'. Desde el 3er mundo, desde mi país, este número es ridículo. Con ese ingreso, se viviría bien, muy bien. Sé que esto tiene que ver con el índice de precios al consumidor, que varía de país a país, de región a región. Sé perfectamente eso. Ahora compréndanlo ustedes: si con esos montos son pobres, pues se han empobrecido. El darle tanto dinero a todo el mundo, en vez de mejorar su nivel de vida ha encarecido sus costos a niveles inimaginables, para que 22 mil dólares no alcance a darle una vida digna a tan sólo cuatro personas. Eso es empobrecerse. Lo mismo sucede en Europa, donde los mil euristas, más de 10 mil bolivianos mensuales (la moneda de mi país, Bolivia) es considerado de ‘pobres’. Lo mismo los 600 euristas en Grecia, o los 400 euros de ayuda en España, que—según sus propias palabras—‘no alcanza para nada’. Con 4 mil bolivianos mensuales, una persona, pues, por favor, no se viviría nada mal aquí, en Bolivia, con el índice de precios local. Ése es el punto, ellos se han mandado al diablo, se han empobrecido, y al hacer lo que han hecho, pues, no saben lo mucho que nos han empobrecido a todos los demás. Es por eso que esta crisis, esta brutal recesión que recién comienza a mostrar sus dientes, es una magnífica noticia, para ellos y nosotros.

Los EE.UU.

                China está en recesión, Bélgica está en recesión, España está en recesión, el Reino Unido está en recesión… ¿Por qué? Porque Estados Unidos sigue sumida en una profunda recesión, que es apenas el principio de su verdadera gran depresión (true great depression), que es uno de los posibles nombres para este período. La moneda de los EE.UU. es moneda de reserva e intercambio internacional, todos los países vendemos y compramos dólares de EE.UU. para el intercambio comercial, por eso ellos pueden imprimir billetitos y es el mundo entero el que pierde poder adquisitivo. Como las monedas se siguen midiendo en monedas, la brutal caída del dólar no se nota tanto; aunque ya no se puede ocultar. El aparente crecimiento de la economía de EE.UU. es en verdad debilidad de su propia moneda, lo que: 1) dificulta las importaciones y 2) abarata las exportaciones, al costo de reventar el poder adquisitivo de todos los ciudadanos, o sea: un intercambio más bien bruto. El crecimiento de trabajos positivo de Enero, o sea la reducción del número de desempleados, es sólo un espejismo que oculta la reducción de ingresos de aquellos que han reingresado al mercado, nuevos trabajos con menores salarios, o el esfuerzo, y destrucción de ahorros, que el consumo actual ha representando para gran parte del público estadounidense. Ni mencionar el excesivo gasto de la burocracia estatal, con un billón y más en déficit anual. Es una locura, una verdadera locura.

                Por ejemplo, Pepsi ha tenido que reducir--o va a reducir-- su plantilla en 12 mil trabajadores, ya que los costos de los ingredientes han subido. O sea: el precio del dólar está bajando, y destruyendo la capacidad de Pepsi de adquirir bienes para el consumidor estadounidense.

                Los Estados Unidos están prácticamente involucrados en una guerra financiera en contra del resto del mundo con su política monetaria y dañando a su propio pueblo… ¿cómo pueden ser tan imbéciles en pleno siglo XXI?

Finalmente

                En medio de esta locura hay un dato importante que se debe recordar. El 20 de marzo de este año,Oceanoeuro002 2012, en el mejor de los casos, la economía griega entrará en una suspensión de pagos técnica. El mercado financiero--las personas que invierten su y tu dinero, buscando cuidarlo--ya lo sabe, pero esto quiere decir que los muy débiles bancos europeos (tienen un apalancamiento de 26 a 1. O sea: 26 euros invertidos por cada euro que tienen en su caja) se verán obligados a adquirir más capital, ya que van a tener un 50%, o 70%, de pérdidas en su deuda griega. Y el problema es que el sistema financiero europeo ya está paralizado desde hace más de nueve meses (esto quiere decir que hay una profunda desconfianza para prestar dinero: al público, a las empresas, y a otros bancos). O sea: llovido sobre mojado… ¿cuánto tiempo podrá aguantar la economía europea esta situación?, ¿cuánto tiempo podrá aguantar el resto del mundo esta situación? (La Comunidad Europea, sumados, son la economía más grande del mundo) Poco, se vienen los gemidos, el lento colapso: sucede ya en Bélgica, cuya descomunal riqueza le impide notarlo, y se viene a toooodos los países de esa región… y todavía no ha golpeado el problema de Estados Unidos…

                La verdadera gran depresión comenzó el 2007, lo notamos el 2008, y el 2012 entra en una nueva fase: la de la desesperación. El 2011: colapsó Dexia… quebró MF Global… y, puf, un montón más.

                El FMI, el BM, el BCE, la Reserva Federal de EE.UU., el Banco del Japón, están todos en manos de imbéciles y gente que no comprende un pepino de lo que está pasando. Todas sus soluciones, todas sus búsquedas desesperadas sólo incrementan el tamaño del agujero en el que nos han metido a todos… el 20 de marzo vamos a tener un estornudo, no creo que sea muy grave, el mercado ya lo sabe; pero, lo que no sospechan es que tienen pulmonía y no un resfrío. Ya viene siendo hora de que los países de Europa enfrenten su realidad.

                Como anécdota final valdría mencionar a Ron Paul, el único político de EE.UU. que sabe lo que está pasando, uno de los que compiten por la candidatura a la presidencia por el partido Republicano. Él dijo que, de llegar al gobierno, realizaría un recorte por 1 billón de dólares (en inglés: trillion) en su primer año, un billón. Qué optimista. El cretino de Obama & Co. ha destruido tanto la economía de EE.UU. que ni siquiera un corte de 2 billones sería suficiente para impedir un considerable colapso del dólar estadounidense. Ron Paul, el único que habla de este problema, el único que menciona lidiar con la descomunal deuda de EE.UU. como política de estado, el llamado fatídico adivino de la economía de EE.UU. y acusado de estar apostando en contra de la economía de su propio país, él, ese tipo, es un optimista…

                La primera economía del mundo es CHINA, la segunda es JAPÓN, apenas la tercera es los EE.UU., el resto es sólo ilusión contable…

                Bueno, el tema sigue, da pa’ mucho, y creo que ya llegó sólo la hora de las soluciones para aquellos países y regiones que tienen la esperanza de salvarse: Japón, China… y eso es... pues, sólo el principio.

CRÉDITOS

Primera Foto: Christine Lagarde, directora del FMI, foto de Marie-Lan Nguyen.

Segunda foto: El FMI.

Tercera foto: Explanada de la defense, uno de esos edificios es del grupo DEXIA; si no me equivoco es el del centro, el rectángulo. Esa empresa ha quebrado. Foto extraída de Wikipedia, de la entrada DEXIA.

Cuarta foto: Protestas en Grecia, una imagen del futuro del mundo--del primer mundo y de partes del segundo, y tercero--. Foto de linmtheus, que tiene un sitio en Flickr.

Perdonen la nota pesimista, es que el tema me ronda la cabeza, y lo único que puedo hacer es escribir. Esta es una manera de descargar mi impotencia ante tamaños mares de estupidez. Por suerte, ya se acaba, ya llega la hora de despertar.

Nos vemos pronto, buscaré escribir el finde, o el lunes. Saludos a todas y todos. 

Le di una revisada el día de hoy, ya que ayer no pude, se me colgaba internet. Algo pasó con los servidores. 

Partager cet article

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans Problemas
commenter cet article

commentaires

Recherche

Archives

Articles Récents

Pages