Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
4 mars 2014 2 04 /03 /mars /2014 23:50

                Supongo que, poco o mucho, han visto algo de las olimpíadas de invierno. Yo estaba de vacaciones, y me gusta ver lo que otros se esfuerzan tanto desde la comodidad de mi sillón. Hasta me cansa verlos. Je, je, je. La verdad es que me encanta la perfección humana en estos niveles, es agradable ver ese esfuerzo, esa dedicación a sus respectivos artes. Hay mucho que me gustó y sólo lamento los límites de la transmisión que no podía mostrar un deporte en todo su trayecto, con excepciones. Quedé muy impresionado por la patines001magnificencia de la villa olímpica, sobre todo el gran predio central, el estadio olímpico Fisht, donde se llevaron a cabo las ceremonias de inauguración y clausura. Mi impresión, de cabo a rabo, fue muy positiva; a la vez que los precios del costo del evento no dejaban de molestar mi mente: ¡50 millardos! ¡Cincuenta! La villa olímpica, tan impresionante, ¿qué otros usos podrá tener?, ¿qué tipo de evento podría utilizar el estadio olímpico Fisht con todo su potencial? También hay unas denuncias de corrupción espectaculares, que todo tuvo un sobre precio.

                Pero, siquiera se entregó lo que se debía entregar, eso sí. Y, vaya espectáculo. Todo era impresionante, desde la transmisión: lo más sofisticado, de la mejor calidad. Qué espectaculares presentaciones, qué clausura. ¿Vieron el robot osito que apagó la llama olímpica? La mecánica, incluida la lágrima, está inspirada en la clausura de las olimpíadas de 1980, que tuvieron lugar en Moscú, en 1980, cuando era la Unión Soviética. Se veía bien. Los rusos no han perdido nada de su talento para la grandiosidad popular, el dramatismo y la propaganda. Ah, y el patinaje artístico, qué buena escuela. Conquistaron los corazones del mundo al obtener la medalla de oro en competencia de equipos, todo lo que hicieron fue fantástico, Yevguenni Lushenko probó al mundo porque tenía una medalla de oro en competencia masculina, y Yulia Lipnitskaya dejó a todos boquiabiertos, añadiendo más drama y esperanzas a la competencia femenina. Después vendría la sesión de parejas, en lo que se llama danza, y los pares rusos, para mi gusto, fueron los mejores; aunque sólo alcanzaron a bronce y quinto lugar. (Hicieron el lago de los cisnes, y, los del quinto, una música que también resultó expresiva) Seguiría el drama masculino, que se decidió con mucha antelación, tras la participación de Yuzuru Hanyu y la retirada de Lushenko. Así que sólo quedó el plato fuerte: damas, donde la fabulosa Yulia resbaló, y no creo que haya algo que le sirva de consuelo, y su compatriota, Adelina Sotnikova, patinó hasta la gloria del oro, superando a una magnífica y rígida Kim Yuna. Ah, y todo lo demás también estuvo interesante.patines002 Qué fácilmente caemos ante el espectáculo, ante la farándula, ante el magnífico circo, ante el talento humano.

                En verdad nos gustan las pirámides. Ni bien vemos una, aplaudimos. Y eso es lo que Sochi fue para los rusos. Una pirámide de 50 millardos.

                Claro, nadie hace este tipo de eventos para obtener beneficios directos—claro, habrá que ver qué tal están las cuentas de las empresas contratadas por el estado para llevar a cabo las olimpíadas, seguro que no están en números rojos—. Los Chinos, para sus olimpíadas, perdieron un montón de dinero, y sus fabulosos centros deportivos no tienen un buen uso en nuestros días. A la vez que, China se vendió al mundo con el evento, como lo hiciera Sudáfrica con el mundial de fútbol, que le salió un ojo de la cara; pero, ahora, años después, el país se convierte cada vez más en un importante centro turístico del continente. O sea: es un beneficio a largo plazo. Dejando a un lado la corrupción, que es un problema interno, Rusia había logrado muy patines003bien venderse al mundo, proyectarse positivamente, se aplaudía su cultura, su historia, su logro. Todo Sochi era un logro ruso. Magnífica arquitectura, por más que haya sido diseñada por firmas extranjeras, el teatro estaba en Rusia. El país se mostraba ascendente, en medio de una Unión Europea que sólo tropieza, con potencias medianas, como Francia, Alemania e Inglaterra, que cada vez lucen más escleróticos, empantanados en una crisis que se han mostrado incapaces de superar. En oposición a eso, Rusia pudo darse el lujo de aparecer derrochadora, de no escatimar en gastos, e, incluso, llegar al exceso. Que la vieja Europa se haga a un lado, aquí llegaba Putin, Yulia y Adelina; presidente, belleza, juventud y oros. Rusia pudo ganar en dos medalleros finales, el total, con 33 medallas, y el de oros, con 13. ¿Saben cuál fue el premio extra para los ganadores de medallas? Incluyendo los equipos, recuerden, ellos, en el medallero general ganan una sola medalla; aunque sea todo el equipo de Hockey. Les han premiado con 120 mil dólares al oro, setenta y pico mil a la de plata, y cincuenta y pico mil al de bronce. Y les han regalado automóviles Mercedes Benz, en la red están los detalles, sé que son tres tipos de autos para cada medalla. Vaya, vaya, vaya, ¿no?

                Pero olimpíadas y atletas aparte, el mundo seguía girando, y muchas cosas sucedían a lo ancho y largo del globo. Para los propósitos de la nota sólo nos interesa lo que pasaba en Ucrania; pero valga mencionar que Nicolás Maduro, en Venezuela, probablemente sea el primer gobernante en ser derrotado por su propia estupidez, y la de sus seguidores, ya que se le ha sublevado el pueblo que no puede limpiarse el trasero, porque falta papel higiénico y ni siquiera pueden utilizar papel periódico, ¡porque eso también falta! Bueno, el mundo la va a pasar mal, y cada vez peor, y en Ucrania, el presidente enfrentaba un tremendo lío, por su despotismo, corrupción e ineptitud. Permítanme un rápido resumen: Viktor Yanukovich es un personaje que ha estado mucho tiempo en la escena política de Ucrania, ya se lo acusó de hacer trampa en elecciones previas, pero todo parece demostrar que sí ganó el 2010, que lo convirtieron en presidente. Yanukovich es servil a Rusia, lo que puede ser del interés de la propia Ucrania, que la tiene como su más poderosa vecina, pero de seguro que benefició los bolsillos de Viktor hasta la vergüenza. Las villas y excesos económicos, de un hombre que manejaba el país como si se tratase de la hacienda de otro que él está administrando y que no revisan qué hacía él con ella, son una verdadera vergüenza.

                Yanukovich manejó muy mal la economía del país, que no es que haya estado siendo muy bien manejada antes, lo que ayudó a empeorar una situación que ya estaba mala. A diferencia de Rusia, que se beneficia de sus recursos naturales, y también sufre la maldición de los recursos naturales que impiden y postergan el desarrollo económico estructural de un país, Ucrania depende del gas barato que Rusia le vende a precios preferenciales. A cambio de este precio, por lo visto, Rusia hace la vista gorda al mal comportamiento depatines006 su gobernante, y le pide renunciar a otros rumbos. Uno de esos rumbos era un tratado que podría haberse desarrollado con la Unión Europea, recuerden que, aparte de inútil y decadente, la UE significa generosas ayudas y que, en promedio, está muy por delante de Ucrania en desarrollo económico. Cuando tu ingreso per cápita es de 3800 US$, y te ofrecen unirte a un club, o siquiera aproximarte un poco más, que tiene 34000, pues, tú ni te la piensas, ¿no? Además, con la Unión Europea se venía un aire de todo lo que podría faltar en el país: mejor gobierno, mejores leyes, mejor regulación, democracia consolidada, y un largo etcétera. Puede que, desde un punto de vista serio, la Unión Europea sea una basura; pero la mayor parte de los países del mundo ni a eso llegan. Ni a eso. No se podía culpar a Ucrania por buscar mayores lazos, una relación más fuerte, con la Unión Europea, que todavía refleja la ilusión de progreso, de futuro, de esperanza; aunque todo eso sea una gran farsa. Por otro lado, Rusia, en vez de ser un país más atractivo para su vecino eslavo, ha quedado estancado en un ingreso de 15000 US$ per cápita, y la estructura económica de un país del tercer mundo, dependiente de sus recursos naturales, que ya está por detrás de Brasil, en lo que a PIB se refiere.

                Entonces, cuando Yanukovich, como un saludo a Moscú, retiro a Ucrania de la firma de un acuerdo con la Unión Europea, pues, hubo manifestaciones en las calles, a lo que este vulgar vasallo de Moscú respondió con represión, y más represión, incluso acciones criminales. La gente se levantó, cada vez se fueron enojando más y más, y respondieron con violencia. Ucrania, por la represión, estalló, se le colmó la paciencia, con los atropellos políticos, con la corrupción, con los problemas económicos, y encima te agarran a patadas porque tú te enojas por algo que valía la pena enojarse. No hay derecho, nunca hay derecho; pero, sí hay balas, y muertos, y heridos. Al final, el problema ya no fue un insignificante tratado con la Unión Europea, sino la furia contra un régimen que tenía desprecio por su propia gente. A Yanukovich se le escapó la situación de las patines004manos, se vio obligado a renunciar—y, por lo tanto, Moscú perdía un peón. Parecía que el pueblo había ganado una victoria, ya que el mal gobierno de Yanukovich perjudicaba a todo el país, incluyendo la población rusófona, parecía que las puertas de un futuro menos malo se abrían. Entonces, Vladimir Putin ordenó la invasión de Crimea, una provincia del sur de Ucrania, que tiene varias bases navales y militares rusas, vinculadas por tratado con Ucrania, después de la caída de la Unión Soviética. Ahora vienen y dicen que están protegiendo a la población rusa del ultranacionalismo ucraniano, que violentamente ha derrocado un líder democráticamente electo. Baj, pamplinas, puras pamplinas. Todo: pamplinas.

                Lo que Vladimir Putin ha hecho en Crimea es una tontería, y una pena, porque demuestra un estilo muy violento de gobernar, ¿qué sucederá con Rusia cuando enfrente problemas reales, cuando la riqueza que le llegue del petróleo ya no sea tan abundante? La verdad es que no se puede ver con optimismo el futuro de este pueblo tan importante para el equilibrio mundial y el futuro de occidente. Pero, ¿acaso no estábamos ya inundados de desgracias?, ¿qué diferencia hará una más? Siquiera, en lo que a mí me corresponde, debo pensar y escribir sobre el por qué se ha impuesto un modo tan violento de gobierno en Rusia. Debemos analizar los motivos y los recuerdos de Putin.

                Yo recuerdo bien la Guerra Fría, llamada así porque los intelectuales del 1er mundo así la percibieron, fuera de Europa, la guerra, de fría, no tenía nada. La Guerra de Korea, de Vietnam, el golpe en Chile, las represiones de Indonesia, y muchas guerras ‘civiles’, fueron fruto de la disque llamada ‘Guerra Fría’. En este conflicto, Rusia, como la Unión Soviética, era uno de los personajes principales. La Unión Soviética era heredera del Imperio Ruso, en extensión y ambiciones, a pesar de estar en sus antípodas ideológicas, supuestamente. También era heredera del Imperio en el rol otorgado a su principal grupo ‘étnico’: los rusos. Los rusos dominaban la URSS, y más o menos imperaban sobre todos los demás pueblos de este enorme país, que era de 22 millones de kilómetros cuadrados. Más grande que toda Sudamérica. Esta brutal y horrible dictadura, la de lapatines005 URSS, sabía que estaba condenada por su propia ineficiencia y corrupción total. Pero había entre ellos algunos que buscaban arreglar las cosas, hacer una diferencia, impedir el colapso, uno de ellos fue Andropov, director de la KGB, la policía secreta, anti-subversión y de espionaje, soviética. Andropov, al mando de la KGB, creía que se podía combatir la corrupción con mano dura. Supuestamente, en un país donde todo estaba corrompido, la KGB era una de las unidades menos corruptas, porque había premio si no eras un cochinazo, podías lucrar si no robabas como un cerdo. Andropov luchó todo lo que pudo contra la corrupción, desde su dirigencia en la KGB, y como Primer Secretario del PCUS, el presidente de facto de esta dictadura de partido único, fue él quien reconoció el potencial de un ingeniero provinciano llamado Mijaíl Gorbachov, él le apadrinó, él lo designó como su sucesor. Cuando murió, la burocracia prefirió a Chernenko, un anciano como los demás, que apenas gobernó un año y medio antes de morir. El resto es historia. ¿Qué edad tenía Putin por estos años? Putin nació el 52, por lo que a principios de los años 80’s tenía 28 años, y ocupaba un cargo en la KGB, de ahí surge. Podemos imaginarlo, como uno de los miembros que luchaba contra el colapso del sistema corrupto llamado Unión Soviética, confundidos, decepcionados, derrotados. El resto es historia: Gorbachov no pudo controlar las fuerzas populares y conservadoras a su derredor. La URSS se fragmentó en más de 15 países. Uno de ellos era Rusia, o la Federación Rusa; pero había poblaciones rusas en todos los países de la URSS, algunos por razones históricas, como la población en Ucrania, otros, como elementos de control, representantes y colonizadores del poder central.

                La reacción de occidente, ante la caída de la URSS, fue la de festejo, incoherencia, hostilidad, sorpresa, desconfianza, pesimismo, y un largo etcétera. Occidente, por su naturaleza, no tenía verdaderos líderes en la mayor parte de sus posiciones burocráticas que pudieran relacionarse con los nuevos países de la ex-URSS. La mayor parte de sus burócratas sólo eran hombres y mujeres con poca visión, nula noción, y perspectiva miope. En resumen: unos inútiles, hostiles a la ex y difunta URSS, con la que confundían a Rusia, supuesto heredera de su ejército, y armas atómicas. Decir que no hubo intentos de aproximación, una distensión real y algunas ayudas, sería mentir; decir que abrieron los brazos, cambiaron de punto de vista y alargaron la mano para saludos fraternos, también. En esos años, en los noventas, había mucho que el mundo podría haber hecho por ayudar a todos los países de la antigua URSS. En vez de eso, podemos mencionar la expansión de la OTAN, ¿a qué santo se expandió la OTAN si su enemigo había fallecido? Pero, es una burocracia inútil, y nunca hay nada más vivo, o que tenga mayor pasión por vivir, que una burocracia inútil. La OTAN se expandió como si Rusia, en vez de la URSS, fuese un enemigo al que se debía contener. Doscientos años de política exterior europea también entraban en juego. Británicos y alemanes desconfiaban de los rusos, los demás no importaban. Y no sólo eso, los nuevos jugadores: Polacos, húngaros, eslovacos y checos, o sea: la mayor parte de los pueblos de Europa Oriental también desconfiaban de Rusia. Y Rusia lo estaba pasando muy, muy mal.

                Cuando cayó la Unión Soviética, no fue reemplazada por una victoria del pueblo, sino por la corrupción más brutal y sinvergüenza que el mundo haya visto. Los corruptos previos, de la URSS, reemplazaron su corrupción previa, disimulada, por una abierta, expuesta al público. El crimen se disparó, la pobreza, el desempleo, la crisis, todo golpeó a Rusia, a la vez, y, desde el exterior, parecía que todos eran sus enemigos y sólo festejaban cualquier tropiezo a fracaso que ella tuviese. No sólo se expandía la OTAN, donde pudiese—incluso tuvieron un montón de encuentros con las autoridades georgianas, y estaban muy amiguitos. ¿Qué tiene que ver OTAN con Georgia? Georgia es el Cáucaso, ¿o es que la OTAN se había convertido en una institución militar que buscaba aislar y rodear a Rusia? Con razón no era de extrañar que Rusia, como los Estados Unidos o Europa, buscara hacerse de amigos en cualquier parte, o como sea, sin cuestionar su comportamiento moral o político, de ahí que apoyasen al dictador bielorruso, Alexander Lukashenko, y a Yanukovich en Ucrania. No puedes elegir a tus amigos, cuando sólo te queda un puñado de ellos. Rusia, a mediados de los 90’s, perdió millones de US$ en negocios militares perdidos. Y eso les dolió mucho (la agresividad de los promotores de agendas particulares de las empresas militares fue total y, en contubernio con los políticos occidentales, convirtieron en clientes a todos los que coqueteaban con la OTAN, o se convirtieron en sus miembros), Rusia perdió miles de millones que necesitaba desesperadamente, recuerden, en esos años, el petróleo estaba en 12 o menos US$ el barril. Además, el armamento es importante para Rusia, era su único logro que podían exhibir, Rusia tenía armas y una estación espacial, eso, todo lo demás fue una vergüenza, una farsa, una tragedia. Y lospatines007 Estados Unidos, entre muchos otros, estaban más que dispuestos a quitarles eso más. Quitarle las armas a Rusia es como hablar mal del fútbol brasilero, la religión hindú en la India, el café colombiano, es darles una patada en su orgullo, y una de las pocas cosas que les quedan.

                Es difícil resumir los muchos problemas que Rusia enfrentó durante los años 90’s: una guerra en Chechenia, problemas con la población rusa en muchos puntos de la ex URSS, crisis económica brutal, mafia por doquier, corrupción a niveles inimaginables. Si esto era democracia, si esto era capitalismo, qué basura, ¿no? Claro, no lo era, pero eso no tenían por qué saberlo ellos. Afuera, Rusia sólo podía percibir hostilidad, a medida que se apoyaba en todo lo que fuera, como su apoyo a Milosevic, el monstruo yugoslavo. Por eso, cuando Putin, ex-KGB, llegó al gobierno, después de unirse a Yeltsin, a mediados de los noventa, aplicó la única fórmula que conocía: mano dura y totalitarismo, y gran parte del pueblo ruso respiró aliviado: porque ¿qué otra opción tenían?

                La incoherencia de Occidente, que apoyó brutales dictaduras si servían a sus intereses, ahora cobra factura. ¿Qué pueden observarle a Putin los amiguitos de Gaddafi, Bouteflika, Ben Ali, Mubarak y tantos otros?, ¿por qué no puede un Putin apoyar a Lukashenko, a Yanukovich?, ¿cuál es la diferencia, que me conviene a ti en vez de que me convenga a mí? La estupidez de Occidente perdió a Rusia, castigó a Rusia, aisló a Rusia. Por eso Putin no conoce otra manera de hacer las cosas, una mejor vía para él y su gente, y eso es una tragedia. Para él sólo existe la severidad y la fuerza. Si no eres severo, se sueltan los lobos que se comen a la gente; si no eres fuerte, vienen los tigres y te devoran.

                Es cierto que las sorpresas siempre lo son por alguna razón. Occidente no estaba preparado para la caída de la Unión Soviética, como no lo estaban los propios pueblos del este europeo; pero, de no ser por sus burocracias imbéciles: OTAN, FMI, Unión Europea, y todas las demás, la transición podría haber sido más suave, menos hostil, porque no habría habido un antagonismo claro, un vencedor que parecía celebrar con pompa y mistura cada país que se añadía a la OTAN y se alejaba de Rusia. Rusia, un poder mediano, no puede darse el lujo de ser tolerante y magnánimo, porque no fueron así con ellos, cuando cayó la URSS, el imperio ruso, no le quedaron amigos, ni entre los miembros de su propio pueblo. Rusia no supo convertirse en una opción oriental europea de progreso y futuro; pero eso ya sería pedirles demasiado en los tiempos estúpidos que vivimos. Rusia sólo tuvo la opción Andropov, que es la que aplicó Putin, resignado, y ya cómplice, ante la corrupción de su país, y dispuesto a dilapidar la riqueza de sus recursos en el trabajo de ‘cuidar’ de su pueblo como un nuevo zar.

 

                Una tragedia, una más.

Créditos: Primera imagen, fotografía de Evgueni Plushenko y Yulia Lipnitskaia, cuando ganaron la medalla de oro por equipos, de www.kremlin.ru; Segunda imagen, Adelina Sotnikova en un evento el 2012, fotografía de Luu; Tercera imagen, Yuna Kim, en un evento del 2007, copa Rusa, foto de K. 'Bird' N.; Cuarta imagen, Colin Powell y Ben Ali en el 2004, fotografía de Michael Gross, del Dpto. de Estado de los EE.UU.; quinta imagen, cuadro de la expansión de la OTAN, gráfico de Patrick Neil, basado en el cuadro elaborado por Glent Amara; sexta imagen, columna blindada en la guerra de Osetia del Sur, 2008, foto de Yana Amelina; séptima imagen, soldados con los rostros cubiertos en la Crimea, foto de E. Arrott de Voz de América.

Hola. Ya comenzaron las clases. Así que estoy algo ocupado.

Este mundo, che, cuando uno piensa que ya no puede ponerse más bruto y que sucede algo esperanzador, pum, viene alguien y lo arruina. 

Fui a ver la películad e Lego y me gustó... y, en la red, se puede ver una serie china sobre 'los tres reinos', del 2010, que está fa-bu-lo-sa, así que, a practicar su inglés, se ha dicho. El canal que deben buscar es este: Los tres reinos, pero busquen el capítulo 1 en otro canal, creo que éste no lo tiene. Es el enlace que subí la semana pasada, no conocía esta serie, yo estuve muy interesado en esto el 2008. 

Ya terminé de editar el primer video sobre narrativa de cine, corrigiendo los errores narrativos de una película. Me tomó mucho más tiempo del esperado, pensé que sería medio día de trabajo, no, fueron día y medio. Tal vez hablé demasiado en esta ocasión, es el primer video. Lo pude reducir a 15 minutos. Esperaré a tener siquiera un par antes de subirlos. Tenía que comenzar en Febrero, será Marzo el mes de estos videos. Veremos qué tal les va. 

De seguro que estoy olvidando algo, por hoy, sin embargo, tendrá que bastar.


Partager cet article

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans Problemas
commenter cet article

commentaires

Recherche

Archives

Articles Récents

Pages