Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
14 août 2014 4 14 /08 /août /2014 05:18

                Cuando todo está mal, pues, todo tiene que estar mal, si no, algo estaría bien. El gran problema está en separar lo que está mal de lo que está bien en un contexto que tiene tan mal definidos sus criterios de evaluación. ¿Qué está mal?, ¿qué está bien? Encontrarás muchas voces—al menos yo las he encontrado—que defienden tontería y media como si eso estuviese bien. Y eso es una pena. Pero, si esto está mal, ¿qué está bien? Hoy por hoy, esta pregunta es una excusa extensa, y triste, para todo tipo de especulaciones, reivindicaciones, protestas, condenas y planes. Especulaciones ociosas, reivindicaciones desubicadas, protestas inútiles, condenas erróneas, planes que fracasarán… y no sé si se pueda decir o hacer algo que pueda cambiar esto; pero, ¿qué otra opción tenemos?

Princesa

                La palabra ‘princesa’ se ha convertido en algo negativo dentro lo que son las nociones feministas PrinObje001de hoy en día. ‘Princesa’, ‘princesita’, dicen por ahí, son roles negativos para las nuevas mujeres. Qué tontería. Incluso hay un movimiento en contra de las princesas. ¿Por qué, de dónde viene esta burrada? Faltándome detalles, abordemos solo un pedazo de este asunto. La noción negativa sobre las princesas—en resumen, y a ojo—viene del rol restringido que les otorgan ‘algunos’ de los llamados ‘cuentos de hadas’. No hay ningún trabajo científico por detrás de esto, solo hay estribillos banales como: ‘No necesito un príncipe azul, yo puedo salvarme sola’ o ‘Yo no soy una princesa, soy una mujer inteligente’, y frases por el estilo. Es un cliché narrativo, un lugar común, la ‘princesa’ en problemas, a la que debe salvar el héroe,  generalmente un hombre. Un trabajo largo podría demostrar que lo en verdad limitante—y ya un gran defecto—es otorgar a ‘princesa’ este rol. Veamos, ¿es malo ser un príncipe? Nadie dice que sea malo, porque el príncipe hace un millón de cosas en un millón de casos. Después, el príncipe será rey, y tampoco nadie tiene nada contra ese término; en cambio, ‘reina’ sufre el mismo vilipendio. Ya de entrada este asunto debería llamar la atención de todas las personas que estamos a favor de una mejor posición de la mujer en la sociedad. Las princesas también serán reinas, y a nadie parece importarle eso un pepino.

                ¿Se dan cuenta del problema?

                El hombre puede ser príncipe, o rey, y nadie tiene un problema con eso. La mujer no puede ser princesa, o reina, eso es malo—a pesar de la Reina de Inglaterra, Isabel II, ¿alguien recuerda el nombre de su marido?—, y ‘ese’ es el problema (pronombre demostrativo ya no lleva tilde, me lo debo repetir una y mil veces. A menos que haya riesgo de anfibología. Y estoy de acuerdo con el cambio, al igual que de ‘solo’). Nadie va a venir con un Perogrullo de ‘No soy un personaje limitado de Walt Disney’, de la que muchas se quejan, porque es una burrada decir algo así, ¿no? Todos sabemos que no eres una princesa de Disney, ya quisieras serlo, ¿no? Porque, siquiera, todas las princesas de Disney son hermosas. Pero, el punto es que se trata de una obviedad, una limitación inútil; además, es discutible si los roles otorgados a Blancanieves, Cenicienta, (¿estaría Alicia incluida en este grupo de las vilipendiadas princesas de Disney?), Aurora, y otros personajes femeninos son completamente negativos. Sí, también es verdad quePrinObje002 son más limitados que los masculinos; pero esto se puede decir de todo. ¿Hay acaso un movimiento en contra de ‘Los Simpsons’? Ya que Homero puede ser lo que quiera y Marge es apenas una ama de casa que ve frustrados todos sus intentos de ser algo más. ¿Dónde están las protestas en contra de ‘South Park’? Que ahí tenemos a Stan, Kyle, Eric y Kenny, con los personajes femeninos en un lejano segundo plano. ¿Dónde están las protestas en contra del sexismo de South Park? O de las películas de héroes, donde hay muy pocas mujeres, ¿está mal ser princesa y heroína? Y, acaso, no hay más médicos, abogados, jueces, presidentes, autores, ingenieros, arquitectos, científicos, antropólogos, dibujantes, y un larguísimo etcétera. Sabemos que hay una menor representación femenina en las narraciones, sabemos, y esto se debe cambiar, y cambiará, poco a poco; pero no tiene ningún sentido limitar, en vez de ampliar, los roles femeninos. Puede que cierta idea de ‘princesa’ sea limitada, al igual que ciertas ideas de ‘médico’, de ingeniera, de presidenta, o lo que fuere; el problema, en cualquiera de estos casos, NO ES LA PRINCESA, ni la ingeniera, ni la presidenta, es esa idea limitada de ‘x o z’ personaje. Si tú problema, como debería ser, es la ‘limitación conceptual’, como no puedes pelear contra todos los personajes, peleas en contra del uso limitado, o concepción limitada de un personaje. (Y aquí, espero que ustedes sepan, yo puedo meter un dedo largo y duradero sobre lo mal que están la gran mayoría de los personajes, en la gran mayoría de las obras narrativas—cine, libro, o lo que fuere—de nuestro tiempo. ¿Acaso un mal personaje infantil es ‘discriminación etaria’? Un mal personaje negro, ¿‘racismo’? Un mal personaje asiático, ¿eurocentrismo? Una mediocre narración con culturas nativas de Estados Unidos, ¿imperialismo? Dioooooos, con razón, a este tipo de gente, que busca odios y complots en contra de algo, nunca le falta cuerda. Claro, lo que sea que yo quiera, ahí está, pues) Y si peleas en contra de la limitada concepción de un personaje, en vez de un tipo de personaje en sí, las princesas, claro, están bien, al igual que las reinas, o lo que fuere. Lo que fuere. Por dios, ¿no entienden? Claro que no entienden, por eso hay que explicar, cuando se pueda, donde se pueda.

                Tú no debes ser un personaje narrativo limitado, válido; pero ni siquiera es una posibilidad, ¿no? Y ni siquiera existe algún personaje que no sea limitado. Entiendo que las mujeres busquen mayor referencias femeninas en la narrativa, y simpatizo completamente con esto; pero el abordaje burdo, simplista y banal de vilipendiar a las ‘reinas’ y ‘princesas’—en vez de lo justo, que debería ser complejizar a este rol (como, Nausicaa, la historieta de Hayao Miyazaki)—, me parece una burrada más, una incompetencia supina, una prueba que revela la incompetencia para leer narrativa, y formar personas, de nuestro tiempo.

Objeto

                ¿Han oído hablar de la mujer objeto? Yo sigo buscando, no encuentro, no sé si hay esto por ahí, creo que no.

                El lenguaje es un mecanismo muy curioso, la verdad es que amplia muchísimo tu capacidad para abordar la realidad que nos rodea, por algo el ser humano, ese mono parlante, ocupa la posición que PrinObje003ocupa con respecto a los demás lindos animalitos; pero, el lenguaje también puede mutilar tu comprensión de los fenómenos. Un ejemplo de eso es: ‘la mujer como cosa’, ‘como objeto’, y un largo etcétera. Un martillo es una cosa, un vaso es una cosa, ¿una mujer? Vaaamos, si una mujer está semidesnuda en alguna publicidad, eso no se debe a que pueda convertirse en cosa, u objeto, eso es porque cualquier otra cosa, u objeto, que puedas poner en su lugar no tendrá nunca la atención que recibirá la imagen de una mujer guapa, que puede estar muy vestida, igual la van a mirar mucho más que a un plátano, maceta, o lo que quieras. ¿Por qué? Porque una mujer nunca podrá ser un objeto, ni cosa, no puede, es mujer, esa es su maldición. Este concepto de ‘mujer objeto’ es tan pobre e inútil, desde un punto de vista conceptual, que buscan darle la vuelta al asunto añadiendo la palabra ‘sexual’, como si eso pudiese hacer alguna diferencia. ¿De qué están hablando cuando dicen ‘objeto sexual’?, ¿están hablando de esas muñecas de plástico?, ¿están hablando de alguno de esos montones de juguetes ‘sexuales’ que hay?, ¿de qué están hablando?, ¿acaso hay alguien que cree que alguna de esas cosas, alguna de esas muñecas se puede comparar con una mujer? Porque a eso va la expresión, ¿no? ‘Objeto sexual’, dicen, pues. Lo interesante del asunto es que si de ‘objeto sexual’ se trata, y que si solo una mujer puede ser ‘objeto sexual’, entonces, ¿para qué utilizar la expresión ‘objeto sexual’? Esta expresión es tan, tan equivocada, que es en verdad triste ver que algunas personas se la toman en serio y ven el mundo haciendo uso de este estúpido concepto. Triste, triste. Voy a ilustrar este artículo, o este pedazo, solo con objetos, ya verán ustedes si alguno de esos objetos puede captar su atención, de hombres y mujeres, como lo podría hacer una ‘mujer guapa’. Esto solo para que reconozcan que entre uno y otro existe una distancia insuperable, entonces, ¿para qué mezclar uno con otro?

                ‘Objeto sexual’ = mujer. Ja, ja, ja, como si eso pudiese ser, si existiese, si se pudiese hacer, el quePrinObje004 lo invente se haría millonario. La mujer es mujer, punto, no puede ser solo ‘objeto sexual’. Dicen que, en las publicidades, o lo que sea, los hombres ven a las mujeres como si fuesen ‘objetos sexuales’. ¿Ah, si? ¿Y qué quiere decir eso?, ¿con qué otro ‘objeto sexual’ se puede comparar a la mujer? Baj, si serán tontos, y más tontos son los que imitan el concepto, lo repiten hasta el cansancio sin comprender de qué están hablando. ‘Objeto sexual’, para referirse a la sexualidad femenina, es un concepto inútil, tullido, limitante; no sirve para comprender la realidad. Entonces, ¿por dónde va la realidad? La sexualidad femenina, como la masculina, es un aspecto del ser humano, uno muy importante, parte de su naturaleza, y no tiene nada de malo. ¿Alguna vez han oído comentar a un par de mujeres sobre un partido de fútbol? Ellas ven a los jugadores como si fuesen pedacitos de carne, ‘mmm, ese está bueno’, dicen. Esto es parte de la naturaleza humana y no tiene nada de malo. Los hombres ven mujeres, buscan mujeres, sin importar qué visten, dónde aparecen, o qué hacen, siempre hay alguno ahí, PrinObje005esperándola a ella, tal vez, correspondido, tal vez, no; pero es así, es maravilloso, y solo puede darse porque es parte de nuestra naturaleza, una de nuestras muchas cadenas.

 

                Al utilizar la palabra ‘objeto’ y ‘sexual’, el concepto ataca a ambos, a la sexualidad y a la mujer, al buscar cosificarla, lo que es una imposibilidad conceptual. Imaginen cualquier cosa, cualquier objeto en el que puedan pensar, ahora, pongan el objeto imaginado al lado de una botella de refresco, de cerveza, de perfume, de lo que sea, y vean si puede, ese objeto, reemplazar a una imagen femenina. La historia por detrás del concepto ‘objeto sexual’ es perversa, dañina, munditos de odio y malos conceptos. Lo sexual, para bien, no puede ser ‘un objeto’, incluso entre los locos y tronados que se enamoran de cosas—ya que, pues, por algo están locos, ¿no?—buscan ‘humanizar’ a esas cosas, le otorgan, proyectan, una personalidad a ese algo. Si el efecto de una modelo femenina pudiese lograrse con un objeto—¡uno, eso sería tenebroso!—ya lo habríamos encontrado. Si la mujer no puede ser un objeto, y si la sexualidad humana no es algo negativo, ¿por qué utilizar el concepto de ‘objeto sexual’? Todos los procesos sexuales, de comercio sexual, de recursos mnemónicos, erotismo; desde lo más sublime hasta lo más perverso son complejos, y tienen una riqueza que no se debe simplificar ni descartar con conceptos tontos como ‘objeto sexual’. Escribiría sobre esto… pero ya habrá otra ocasión. 

Créditos: Primera imagen, la infanta María Victoria de España, futura Reina, creo, de Portugal y Algarves, cuadro de 1726, el cuadro es franchute; Segunda imagen, dibujo de Edmund Dulac, 1911, ilustrando una historia de Andersen, 'la sirenita'; Tercera imagen, unas picarescas almohadas, fotografía de Liz Lawley; Cuarta imagen, un martillo picarón, fotografía de Malene Thyssen; un sensual, perdón, un par de sensuales lápices, fotografía de Magnus Manske-puede que sea un nombre irreal, no revisé--. 

Hola a todos. Estuve sin escribir, ¿no? Y esta vez no tengo ni siquiera pretexto, ¿dónde se fue mi tiempo? Mmm, mmm, ¿leyendo?

Ah, entre otras cosas, he venido editando los videos sobre narrativa, arreglando películas, ya subí cuatro videos. Voy a poner los enlaces de todos:

Fixing 'Krull', lo pueden ver aquí: el enlace

Fixing 'Thor', lo pueden ver aquí: el enlace

Fixing 'Resident Evil Retribution', lo pueden ver aquí: el enlace

Finalmente, la más reciente adición, Fixing 'Wreck-It Ralph', pongo el video:

Incluso si no les interesa la narrativa, o si no entienden inglés, pues, denle un pinchazo al enlace, pa' subir un poco la audiencia. Por lo visto, va a tardar en agarrar público. No es que sea algo, en el fondo, destinado pa' el gran público, en verdad es sobre narrativa como una construcción lógica donde se deben arreglar los comportamientos incoherentes. O sea: mmm, para algunos. Sin embargo, debería hallar su público entre las muchas personas que buscan 'crear' o 'analizar' narrativa. 

Serán 11 videos, ya grabados, así que solo queda editarlos. Entre las películas que voy a 'arreglar' están 'El Padrino' y 'Avatar', que guardo para el final. ¿Será que logran llamar la atención? Tal vez, estoy apostando a que sí. Como nunca hice videos sobre asuntos populares--los que hablan de la crisis energética han sido un fracaso absoluto, no los ha visto, ni buscado, naaadie, creo que recién vamos por las 70 visitas, o algo así; estos, en cambio, poco a poco, van acumulando público. Vamos 37, creo, en el más visto; pero recién está en línea un mes y medio, es la mitad de todo el público que vio el de energía, en un año. Veremos cómo va. Ah, y también me doy cuenta que mi público no es tan bilingüe como esperaba, claro. POr un lado es bueno, ya que, como profe' de inglés, voy a tener trabajo pa' rato. Bueno, en mes y pico más, voy a ver la fuerza que tienen 11 videos subidos sobre un mismo tema y de manera periódica, ¿será mucho?, ¿será poco? No sé, lo voy a comprobar.

¿Qué más? Mmm, fui al cine, vi la de los monitos, bien. También vi 'guardianes de la galaxia', digamos que entretenida, con algunos buenos momentos, algunas cuestiones de diseño, tendría en contra, algunos detalles de guión; pero, bue', divierte. No he avanzado mucho con el libro, con la novela, es que no lo puedo hacer toooodo a la vez; aunque voy a intentar. Ah, y ya comenzó la 'U', la universidad, que es mi trabajo. Ah, y... y... pero eso lo dejo para otra ocasión. Gracias por el apoyo, y no se olviden compartir los videos, siquiera con uno, uno es suficiente. 

Partager cet article

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans mimeme
commenter cet article

commentaires

Recherche

Archives

Articles Récents

Pages