Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
13 mars 2012 2 13 /03 /mars /2012 01:05

                Un breve vistazo a la economía del mundo desarrollado sólo confirma la desesperanza que lo embarga colectivamente. Los líderes de Europa y Estados Unidos, que siguen siendo los principales jugadores políticos y económicos, no tienen la más mínima idea de qué está pasando con sus economías, no entienden el problema, no están dispuestos a enfrentarlo y van a pasar a la historia como los más imbéciles administradores/presidentes/etcétera en la historia humana. No es sólo el hecho de que no entiendan, es que no muestran ni siquiera la voluntad de comprender, no se ve curiosidad, ni duda, son un ejército de brutos en camino al abismo.

                A manera de resumen: Europa está en recesión/depresión, la zona Euro, si crece, lo hará en décimas, por debajo de su nivel de inflación. Sólo vean el dolor de lo que ya está sucediendo en: España, Grecia, Portugal, vean los recortes en Italia, Irlanda, Reino Unido, etcétera. Los bancos, desde el segundo trimestre del 2011, han prácticamente estancado el crédito bancario, e interbancario. No se están prestando dinero porque no saben quién es digno de confianza y sus finanzas están tan mal, por haber hecho préstamos tan arriesgados, que sólo pueden prestar a seguro y ganar rápido… y eso significa especular con derivados. En noviembre u octubre del 2011, el Banco Central Europeo insertó casi medio billón (unos 489 mil millones de Euros) de euros en la economía a través de la banca privada—¿Es que alguien puede imaginar tanto dinero?—. Y ya han repetido esta acción, el 29 de febrero de este año, 2012, insertaron más de 529 millardos de euros en la economía. Es obvio que el sistema está tan enfermo que no servirá de nada (En promedio, de acuerdo a los estudios de Jagadeesh Gokale, del instituto Cato, los gobiernos europeos tienen una deuda del 400% de sus economías, si hacemos las cuentas correctamente, que es algo que ellos no están dispuestos a hacer. O sea: una deuda impagable. Sólo en España, la banca privada, tiene una exposición tóxica al ladrillo de unos 300 mil millones de Euros). Y eso lo veremos muy pronto, el gemido de España se convertirá, de aquí a poco, en el llanto de toda Europa… Todas las huelgas que quieran, generales o no, todas las protestas que hagan, multitudinarias o no, toda resistencia, violenta o no, no servirán de nada, no hay matemáticas que puedan impedir el destino de Europa y Estados Unidos: Una brutal depresión económica… y ya hablé bastante al respecto antes, si quieren los contextos pueden ver mi conferencia, les pongo el primer video:

 


 

                O pueden ver este excelente resumen que encontré en youtube, tutele, es de nada menos que del 2009 (y, recuerden que, si les interesa el tema, en tutele hay muchos más. Incluyendo una lúcida exposición de David Walker, subido por la Universidad de Dartmouth, es de enero de este año, 2012; aunque el chango se ve un tanto optimista). Es de Ignacio López, dura menos de diez minutos y es verdaderamente bueno, obligatorio ver, si es que el tema les interesa siquiera un poco:

 

                Entonces, como no vale la pena hablar de muertos, pues, vayamos a hablar de los vivos y de los únicos países que tienen alguna esperanza de superar esta crisis: China y Japón—recordando que no he estudiado toooodas las economías del mundo, me concentré en los EE.UU. y las economías más importantes, así que no conozco cada país, por ahí el tuyo podría salvarse también. De las grandes, eso sí, sólo estos dos podrían salir adelante.

Japón

                Cuando la sociedad mundial haya alcanzado la perfección seremos como los japoneses. La sociedad japonesa es perfecta—si la comparamos con el resto del mundo, en vez de una realidad idealizada. Sus compañías también lo son. Ahora, el problema es que ‘perfección’ por comparación deja mucho lugar a realidades muy humanas. Los japoneses tienen un kilo de problemas; sin embargo, a diferencia de los demás, que también los tienen hasta el cuello, tal vez ellos podrán librarse de lo peor. Hablando del asunto financiero que nos concierne, Japón tiene, en esencia, dos problemas, uno es local, el otro, internacional. Los dos, en el fondo, están unidos.

Moneda (Internacional). Japón ha estado cometiendo un error muy grande, han hecho lo que ciertas teorías descabelladas sugerían que hagan, y eso fue un gran error. Los japoneses han estado financiando el consumo de los EE.UU. a través de su moneda, la que han estado devaluando a propósito, solucionesJCh001supuestamente para no afectar el consumo de sus bienes en otros países. Lo que en verdad han hecho, claro debería estar, es empobrecer a todo su país. Esta fórmula, la de reducir el precio de tu dinero para aumentar tus exportaciones, es una idea equivocada que los japoneses importaron de Europa, y un descomunal error. Si los japoneses desean permanecer competitivos no tienen otra que reducir el precio de sus salarios, y cualquier otro aspecto que puedan mejorar, en vez de empobrecer a todo un país. Japón debe enfrentar la realidad: SU DINERO DEBE VALORARSE.

                El empobrecimiento de Japón se puede ver claramente a través de su índice de natalidad, que es bajísimo. Los japoneses simplemente han encarecido su vida, demasiado. (Claro, el asunto es más complejo, muchos de los problemas de Japón vienen de afuera, de los EE.UU. y Europa)

                Nadie trabaja por montos matemáticos, yo no trabajaría por un billón de dólares desolucionesJCh002 Zimbabue. No nos importa si es 1000 o 100, e incluso 1 000 000, lo que nos importa es qué se puede comprar con ese dinero. Si los japoneses temen que el incremento del valor de su moneda les pueda quitar competitividad, pues, la fácil solución es reducir sus salarios en proporción al incremento del poder adquisitivo de su moneda. Esta solución, claro debería estar, no es perfecta; pero, las consecuencias serían muchísimo más positivas que el gran error y crimen que ya han aplicado por más de dos décadas, y que ha dado tan terribles resultados.

Deuda. (Nacional) Una vez desatada de su enfermiza relación con el dólar, el sector financiero de Japón tendría que enfrentar un segundo problema: su deuda interna. El Japón reconoce una deuda que es del 200% de su PIB, o sea: el doble del total de su economía contable. Es la deuda reconocida más grande de los países industrializados. Sin embargo, a diferencia de los demás países, la sociedad japonesa ha logrado algo único: depender de su propio capital. El estado de Japón sólo ha podido prestarse tanto dinero debido a que el ciudadano japonés le ha prestado. La gente ahorra, el estado gasta, en exceso.

Si bien la deuda del Japón es de un 200%, o 6 billones de US$, esto se debe comparar con la solucionesJCh003riqueza cuantificable del país: el valor de los terrenos, de los edificios, de las casas. Entonces, si bien el PIB es de unos 3 billones de US$, este número puede, fácilmente, multiplicarse por 50 o más. Todos los demás países no pueden hacer esto ya que en verdad han gastado más dinero del que tiene la gente, no es sólo que sus países, sus gobiernos, estén endeudados, es que sus industrias, sus ciudadanos, también lo están. En cambio, en Japón, no existe este problema. La gente tiene dinero porque no acostumbra gastarlo, el problema es la burocracia estatal que lo ha desperdiciado en ingentes cantidades. El conteo monetario M3, o M-lo-que-sea, de Japón ¡es único! Son los únicos que, teniendo la oportunidad de hacerlo, no se endeudan hasta el cuello para comprar cosas. Entonces, resumiendo, Japón tiene un problema que es la deuda de su gobierno; pero su gente tiene la riqueza necesaria para pagar esa deuda.

Lo que los japoneses podrían hacer es donar dinero, un monto mínimo, a su gobierno para el pago de su deuda estatal. Esto se puede organizar desde cualquier punto, un individuo o una empresa, un colegio o un club, lo que sea. El pueblo japonés debe tomar consciencia de su deuda y tomar la decisión de pagarla con el cambio extra que tengan de sobra. ¿Quién no podría donar unos yenes al estado? La idea es movilizar la sinergia del colectivo, de Japón y de todos los que apoyan a Japón—que son muchos. Digamos que dan un dólar por persona por mes, eso es 127 millones de US$ por mes, o 1524 millones de US$ al año, sólo tomando en cuenta a la población japonesa. Comparado con el volumen de la deuda, claro, parece un monto insignificante; pero, en primer lugar es un mínimo numérico, en segundo, la idea es que la voluntad de la gente de pagar la deuda del estado genere la voluntad política necesaria para hacer los recortes y buscar la eficiencia que su estado necesita con suma urgencia; pero que sus políticos han postergado por demasiado tiempo.

Imaginen todo lo que los japoneses podrían hacer: las estrellas podrían dar conciertos desolucionesJCh004 paguemos-la-deuda, los dibujantes de manga podrían dibujar cuadros únicos que se venderían al mayor postor, los fabricantes de autos podrían donar uno de sus vehículos y vender rifas para ver quién se lo gana—siempre buscando el beneficio, siempre buscando que el esfuerzo dé un resultado fructuoso, ya que esa ganancia, ese beneficio, es el que ayudará a pagar la deuda (si vender un auto y regalar ese dinero al estado, en vez de hacer unas rifas, es lo que sale más beneficioso, pues es eso es lo que se debería hacer). ¿Qué te sobra en casa?, ¿qué podrías regalar para que se haga una rifa en el vecindario, en el colegio, en el trabajo? Eso. Bien organizado, de tal manera que la gente no se canse de dar dinero, pues, debería ser un éxito. Una vez que los políticos vean que la gente tiene la voluntad de pagar la deuda, pues, ganarían popularidad los que tienen la voluntad de hacer los recortes y buscar la eficiencia necesarios para afrontar este problema.

¿Y cuál sería el beneficio final de tanto esfuerzo? El Yen sería la única moneda que sobreviviría con fuerza a la debacle que se viene, de un día para otro, el Yen se convertiría en la moneda de reserva mundial e intercambio internacional. Y probablemente Japón, en vez de China, ocuparía el primer lugar entre los poderes industriales del planeta.

En otras palabras, no sería en vano.

China

                Lo único que los chinos deben hacer es:

                MONEDA. Dejar que el yuan rinminbi se aprecie respecto al dólar estadounidense. El dólar está solucionesJCh005acabado—a menos que hagan un recorte del gasto federal de 2 billones de US$ en el presupuesto del año fiscal 2013, y que renuncien a los ‘derechos’ de jubilación y Medicare/Medicaid—ningún país podrá aguantar la inflación prestada que se le vendrá prestada del dólar. Está acabado… entonces, los chinos no pueden dejar que su moneda caiga junto al dólar y el euro, ¿verdad? Por eso deben dejar que el rinminbi haga lo que tiene que hacer, ganar valor adquisitivo, y los salarios chinos deben reducirse en proporción al incremento del poder de compra.

                INDUSTRIA. Una vez desatada su moneda del dólar, la estructura económica de China deberá cambiar, y eso dolerá mucho, ya que no todos encontrarán un lugar mejor a medida que la economía se reestructura hacia un consumo interno. No les queda otra que enfrentar esto.

                POLÍTICA. Por muchas razones, la clase política china está muy separada de su gente. Los políticos chinos deben ganarse la confianza de su pueblo, ya que, de otra manera, serán expulsados por ellos. Sin importar lo que hagan, el pueblo chino, por su economía deforme—que en gran parte es culpa de los Estados Unidos—, tendrá que pagar una factura considerable, y no tienen la riqueza de Japón para hacerlo sin sufrir mucho. El Partido Comunista Chino, el PCCH, podría aprovechar esta oportunidad para deshacerse de toda la tontería teórica que nunca le sirvió de nada, debería renovarse.

                Muchas opciones quedan para que los gobernantes chinos puedan ganarse el corazón de su propiasolucionesJCh006 gente, pero es algo que están obligados a hacer. La gente, a la que se prometieron mejores días, se encontrará con que no podrán encontrarse con esa promesa, y no van a estar nada contentos de eso sea así. Introducir: respeto a los derechos humanos, transparencia en la administración, castigo para los corruptos, aumentar la libertad de expresión, elecciones democráticas siquiera a ciertos niveles y marcando bien las reglas del juego, ayudarían mucho a la dirección política china. La crisis en EE.UU., el fracaso visible de esta democracia, ayudará a que la gente china adquiera la noción de que ahora son la mayor potencia económica y, por lo tanto, militar del planeta. Este consuelo en su orgullo, a falta de otras cosas, ayudará en algo.

                China es un gigante, eso es indiscutible, y tiene los problemas de un gigante. A diferencia de lo que comúnmente se cree, no es sólo que tiene mucha fuerza económica, también tiene los problemas de un gigante. Y en varios aspectos es muy frágil.

                Espero que recomendaciones como ésta se puedan hacer escuchar en medio del ruido que rodea la actual situación política y económica del globo… prácticamente todo depende de qué hagan los dos países mencionados. Europa y EE.UU. ya no cuentan… 

Créditos de las imágenes:

Primera, Pagoda de cinco plantas de Joryu-ji, foto de 663highland, sacada de wikipedia.

Segunda, salón de exposición de Toyota, foto de mytho88, sacada de wikipedia.

Tercera, tren superveloz shinkasen, foto de Brad beattie, sacada de wikipedia.

Cuarta, foto de la alcaldía de Tokyo, foto de Markus Leupold Lowënthal, sacada de wikipedia.

Quinta, foto de la torre de la ciudad prohibida, foto de snowyowls, sacada de wikipedia.

Sexta, plaza de Tiananmen, foto de Jacob Ehnmark, sacada de wikipedia.

Mi problema es que abarco demasiado para notas pequeñas, ya saben. Bueno, aquí está éste, que es una de las notas que a ustedes no les gusta; pero después vendrán varias que tienen que ver con historias... y este mes será uno de novedades, ya verán, y no me refiero a la crisis. Saludos a todos.

 

Partager cet article

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans Problemas
commenter cet article

commentaires

Recherche

Archives

Articles Récents

Pages