Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
22 septembre 2013 7 22 /09 /septembre /2013 05:08

                No, no, no, no es una confesión. Ya saben, estoy siendo retórico. Todos los insultos tienen un significado, y el más ambiguo de todos es ‘estúpido’. ‘Estúpido’ viene de ‘quieto’, como en la frase: ‘Y me quedé estúpido’, como ‘paralizado’. De ahí, a través de una larga evolución, simplemente llego a convertirse en un insulto en nuestros días. Y es como insulto que lo necesito: Yo soy un estúpido—manejando el significado como que ‘no sirve’, sólo que con tono despectivo y alarmista, ya que ésta no es una nota para que la gente se quede tranquila, tiene que preocuparse, siquiera un poco, ofenderse, algo, alguito. Así que ahí vamos, comienzo: yo soy un estúpido, y tú, también, y todos ustedes, también. Todos somos unos estúpidos…

SoyUnEstu001

El problema

                Estúpido= paralizado, y, por lo tanto, inservible para cualquiera sea el trabajo del momento. Digamos que estamos caminando por la calle, colapsa un tipo cerca a mí, desde el suelo me pide ayuda, y yo comienzo a gritar, ya que, para abordar este problema en particular, el malestar del tipo, yo soy completamente inútil. Digamos que yo he ido a sacar fotos a un campo de minería al norte de mi ciudad, Cochabamba, y por mi chaleco rojo me confunden con un ingeniero y uno de los obreros me hace preguntas sobre cómo graduar cierto equipo de perforación, ya que han encontrado que el terreno tiene un nivel de resistencia mayor, y que el taladro tiene unos ocho tipo de cabezas y diversas regulaciones de fuerza, revoluciones, etcétera… yo, una vez más, estúpido, y señalo con el dedo a otra persona. El número de situaciones que podemos imaginar, en las que yo soy un estúpido porque no poseo el conocimiento que me hace competente en el tema, es descomunal. ‘Yo soy un estúpido’ no es una observación hecha con condescendencia y falsa humildad, es una afirmación científica, ya que, a pesar de que me considero una persona con un mundo ‘amplio’ y una ‘cultura diversa’, soy un estúpido en la mayor parte de los problemas posibles dentro de una sociedad cualquiera contemporánea.

                Se te arruinó tu disco duro: soy un estúpido.

                Cultivar papa: no llego ni a tubérculo.

                Dibujemos haciendo uso del mouse: Quedó cubista, y no fue adrede.

                El mercado del pollo: soy, una gallina más.

                Hagamos acero: me chamusco, y queda quebradizo.

                Construir un arco y flecha: mejor miro y aplaudo, o abucheo.

                Etcétera, etcétera. Esa es la verdad, yo no sé, yo no puedo, no podría. Soy bueno aprendiendo, eso sí, y si me dan tiempo podría aprender la mayor parte de las cosas requeridas en un área determinada, con el costo, claro, de que olvidaré parte de las cosas que ya sé, o que siquiera no estaré tan ducho en las que cosas que sé ahora, precio pagado, claro, para aprender un nuevo conocimiento; pero, incluso así, incluso si tuviese tiempo para adquirir ese nuevo conocimiento—o sea: que no tuviese que trabajar y atender mis ocupaciones personales, como, por ejemplo, esta humilde bitácora—no podría, jamás, adquirir todos los conocimientos necesarios para que alguna vez deje de ser estúpido en relación a todos los problemas posibles que puede plantear una sociedad cualquiera de las contemporáneas. O sea: por obvios límites, soy un estúpido irredimible… nunca dejaré de ser estúpido. Es por eso que los quiero tanto a todos ustedes, ya que sólo la presencia de todos ustedes me permite tener el simpático y grato—con todas sus limitaciones—nivel de vida del que disfruto: tú me haces el pan, gracias; tú cultivas mis futuros tomates, agradecidísimo; tú cuidas mi salud, mil gracias, doc’; gracias a la persona que cuida mis dientes, a los que me permiten ver películas, a los creadores, a los ingenieros que trabajaron la física de las cámaras, a los químicos de plásticos, a los celuloides, a mi cuaderno de papel, a la fábrica que fabricó los diversos componentes de la fábrica de papel, a ti, a él, a ella, a todos, gracias… y qué pena que sean unos estúpidos. Ojo, ojo, yo también lo soy, ya saben que estoy queriendo decir con que son unos estúpidos… que hay temas en los que serían incompetentes, puesss, si no es ofensa, lean: yo soy un estúpido, lo dice y lo repite el autor de esta entrada. Yo, no sólo ustedes, soy un estúpido.

SoyUnEstu003

                Dicho de otra manera: la sociedad humana depende de todos los componentes que la conforman. Necesitamos de todos esos elementos, todas esas personas, todos esos conocimientos, para existir con la salud que me permita a mí—o a ti—disfrutar del producto, de todo aquello que la sociedad produce. En otras palabras, estoy hablando de inteligencia colectiva. Nos necesitamos… nos, si estamos haciendo algo ‘pertinente’, algo que ayude a la ‘comunidad’.

La naturaleza

                Dentro de toda sociedad hay gente ociosa. En tiempos de los griegos, eso de ‘ocioso’ no era mal visto, ya que significaba que tú tenías esclavos que podían hacer el trabajo pesado. Así, como ‘ocioso’, te podías dedicar a otras cosas, en sentido estricto: no eras productivo; pero podías hacer un montón de cosas que no involucraban producción como: aprender a leer, redactar una constitución, pensar sobre ‘cómo gobernar’ mejor, y un largo etcétera. La capacidad de una sociedad para que otra gente pueda hacer ‘cosas que no involucren producción’ está directamente ligada con la ‘civilización’, y brillantez de esa civilización. Imaginen que a Miguel Ángel, en vez de pedirle que haga esas tonterías: tallar roca, machacar tintes en aceite, ensuciar lienzos y papeles con su lápiz; le hubiésemos pedido que haga algo ‘productivo’, como, no sé, cultivar manzanas—a mí me gusta la manzana. La verdad que la obra de Miguel Ángel redime gran parte de la estupidez humana, es la visión de sus obras las que me permiten decir: también podemos trinar como el mejor, somos ese mono magnífico. Entonces, a lo que quiero llegar: los buenos ‘ociosos’ son necesarios, son útiles, crean, piensan, embellecen. Sin ellos, no hay humanidad…

SoyUnEstu004                Los sectores productivos son esenciales, su importancia es mayúscula; sin ellos no existimos, pero es sólo a través de los ‘ociosos’ que existimos como seres humanos. Esto no es tan ‘bonito’ como parece, debido a que el ser humano es un cazador/agricultor muy efectivo, tuvo demasiado tiempo de ocio, y, pum, nos dedicamos a matar a otros, ya que, en cierto momento, un grupo de ‘ociosos’ muy aguerrido, se dio cuenta de que podía robarles el grano, el ganado, a los más productivos. También fue un ocioso, dueño de la estructura burocrática, el que se ciño una corona y mandó a que todos los demás fuésemos a construir un imperio, con su dolor y con su beneficio. El punto: en esta compleja construcción llamada sociedad humana, existen: una serie de conocimientos necesarios y acciones productivas, y también otros aspectos no relacionados con la producción, también necesarios para la sociedad como tal. Son las personas las que buscaron construir iglesias, catedrales; son las personas las que dieron el dinero para todos esos fabulosos monumentos religiosos que salpican el planeta. Y, esas personas no podrían haber creado nada si no hubiesen existido un montón de gente: produciendo lo que sea necesario para que algunos pierdan su tiempo haciendo algo hermoso. Así de fácil. Y pueden fallar.

                Si fallan los de arriba, los que hacen el trabajo directivo, pues la sociedad se despachurra; si fallan los de las ideas, la sociedad se despachurra; obviamente, si fallan los de abajo, igual; pero las cosechas marcharán bien si no hay ‘eventos climáticos’ sorprendentes… Como el azote del niño y la niña que destruyeron durante milenios, las culturas agrícolas de América. ¿Quieren una lista? De acuerdo a descubrimientos arqueológicos y antropológicos,  fueron destruidas las siguientes civilizaciones: moche, teotihuacana, chimú, wari, maya, chavín, y, tal vez, otras más. Pero estos azotes climáticos, ¿quieren decir que fallaron los campesinos? No, no fallaron, son límites físicos, agrícolas, sin lluvia no hay cosecha, o con mucha agua, hay inundación, es igual, no es falla de la inteligencia colectiva, es un problema mayor que ella. Hay de esos. Se podría decir que todos los fallos de la inteligencia colectiva provienen de arriba, del grupo ‘dirigente/pensante’, son ellos los que pueden hacer fallar la ‘inteligencia colectiva’. Mi conocimiento de historia es bastante solvente, y me es muy difícil pensar en un colapso producto del fallo de los sectores productivos, artesanos o comerciales. En cambio, si falla la cabeza… la caída es prácticamente inevitable—recordando, claro está, que no es sólo la inteligencia colectiva lo que puede fallar, el medio también puede ser hostil, o los otros probar ser competidores demasiado duros.

El fenómeno

                Así que nuestra inteligencia colectiva puede fallar, puede acumular malas ideas, y la parte más frágil de una sociedad es ésa, la de las ideas utilizadas, el talante, la moral. En la Isla de Pascua, los dirigentes y el pueblo, para celebrar su fortuna, se dedicaron a crear inmensos monolitos, en vez de explorar más con barcos, y por no cuidar sus árboles, pues, se quedaron sin ellos y, pum, kaput, colapso social y económico. Ahora, mientras más riqueza hay en una sociedad, el sector ‘ocioso’YoSoyEstu002 (dirigente/ideas/artesanía) va creciendo. En una sociedad más o menos rica, tienes a lo mejor de lo mejor haciendo creaciones, ya sean concretas o abstractas, ya que no hay dinero para pagar a más personas (más dirigentes, más ‘filósofos’, más artesanos). Una sociedad, como la actual, que tiene una riqueza millones de veces superior a la de las brillantes culturas que nos precedieron, pues, tienes suficiente dinero para soportar todos los ociosos del mundo, desde los buenos, hasta… hasta… para mí, los peores, son los keynesianos y los marxistas; pero eso, bien mirado, es la punta del iceberg, ni siquiera son parte del cuerpo. Puedo aclarar que las religiones son parte de esto, ¿cuántas religiones nuevas y sinsentido hay hoy en día? Bueno, he ahí el problema.

                Las malas ideas van corrompiendo el tejido social, los malos valores… Eso es muy fácil de entender hoy en día. Bolivia, por ejemplo, es un país destruido socialmente donde: la deshonestidad, la angurria, la corrupción, el mendigar, tienen amplias compensaciones sociales; si otorgan resultados, son bien vistas, y es por eso que es tan difícil erradicarlas—ya que, en este contexto, la ley no sirve para nada—; pero, para mal, ahora esto es fácil de comprender en cualquier parte del mundo, ya que la mayor parte, poco o mucho, está destruida socialmente. No sé si queda algún resquicio de planeta donde los malos, o pésimos, o ausentes valores no hayan dañado el tejido social. ¿De qué estoy hablando? Bueno, en resumidas cuentas, tenemos muchos problemas en el mundo, ¿no? Y las soluciones están… están… ¿dónde están? Y estoy seguro que la mayor parte del mundo es buena—si no fuese así no podría existir la sociedad, ¿saldrías de tu casa si tuvieses 50% de posibilidades de que te arresten, te secuestren, te asesinen, te violen o algo? Im-po-si-ble, salimos sin problemas porque incluso en las zonas más peligrosas del mundo, las posibilidades de que asesinen son de 1 en 80 o 50 mil, o sea, las zonas con elevados índices de criminalidad tienen un 0,0002% de posibilidades de que te maten, las otras posibilidades (agresión, asalto, robo, etc.) tal vez hagan subir este medidor a 0,1 o 0,01… en otras palabras: la sociedad TIENE que tener un mayor número de personas buenas, honradas, etc., de lo contrario, colapsa—. Es así de fácil. Entonces, lo que debemos asumir en verdad es que tenemos una enorme sociedad (mucha gente), con muchísimos recursos (muy rica), con muchísima buena voluntad (valores positivos actuales), con muchísima gente buena (valores positivos actuales)… que es completamente incompetente a la hora de presentar respuestas… esto debería ser alarmante.

SoyUnEstu005                Para que las cosas estén como están, dentro del tejido social humano, dentro de nuestra inteligencia colectiva, las malas ideas tienen que estar ganando, y por goleada; las buenas ideas deben estar siendo debilitados, y mucho; y un larguísimo etcétera de líos relacionados con este asunto: corrupción de la ética, de los valores, ideas equivocadas, malos planes, etc., etc. Y, bueno, la idea es hacer pensar un poco con estas notas, no es ‘resolver’ el problema o describirlo todo, entonces aprovecho para mencionar una descripción de la situación en la que nos encontramos ahora: tabula rasa. La sociedad occidental está en blanco, las viejas estructuras ya no cuentan, ya no sirven… están muy, muy debilitadas (para que una sociedad pueda cambiar radicalmente—revolución francesa, rusa—sólo se necesita que un mínimo porcentaje de la población esté dispuesta a apoyar el cambio, o que no apoye al régimen, creo que el número es 1,7% o menos, y, zas, la sociedad pasa de Q a R). El sólo hecho de que religiones tan descabelladas como los raelianos, u otras, puedan captar fieles con una facilidad espeluznante es sinónimo de que las cosas están muy, pero muy mal.

 

                Y, por extraño que parezca, esto no es del todo malo, ya que también hay la oportunidad de hacer ‘algo’, ‘cualquier cosa’. Por otra parte, lo que no existe, no puede oponerse a nada o solucionar algo. Como mínimo, son tiempos interesantes…

Créditos: Esta vez es muy fácil decir de dónde salieron estas imágenes, todas son chistes meme, y las hice con el quickmeme de Memecenter.

Las tuve que hacer rápido, así que no son la gran cosa; pero, ahora que está listo este instrumento, y de una manera tan conveniente, probablemente vaya a hacer más... ¿será que a alguien le interesaría una guía de este tipo de gráficos? En inglés hay muchísima información sobre el tema; pero no he visto tanto en español, ¿será que valdría la pena hacer algo sobre esto? No sé.

Sobre la nota, ya saben, el mismo problema de siempre, quien mucho abarca, poco aprieta. El tema es muy amplio... creo que, siquiera, la entrada permite pensar algo sobre lo que está sucediendo, unos dos pesos sobre la naturaleza del problema. Cuando la solución es una, y la gente no busca entender o aceptar, pues, estás en un lío, ¿no? Por ejemplo, Portugal y Grecia han buscado hacer varios recortes presupuestarios, y la ley vino con que no era legal hacer eso, ¿legal? Es cuestión de dinero, ¿qué tiene que ver si es legal o no? Se imaginan que alguien no pueda dejar de gastar un monto de dinero X,--aquí me vienes a gastar 2 mil mensuales / No tengo ese monto / de alguna manera tendrás que conseguirlo porque gastar menos es ilegal /-- una regulación de ese tipo ha sido hecha con las patas... y la ley de Salud de Obama tiene ¡2000 mil páginas! ¡Dos mil!!! ¿Quién es el &%$%& que hace ese tipo de leyes? Diooooooosssssssss, tenía que ser el Obama del ocho. 

Ya terminé de editar el video... en seguida subo los enlaces... lo haré en un breve artículo aparte. Saludos a todos, y gracias por el apoyo.

Partager cet article

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans Problemas
commenter cet article

commentaires

Recherche

Archives

Articles Récents

Pages