Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
6 mars 2012 2 06 /03 /mars /2012 05:20

Por Rodrigo Antezana Patton

220px-The Girl with the Dragon Tattoo Poster                Stieg Larsson tenía muchas características que todos conocían: era un periodista, le gustaba la literatura fantástica, fumaba demasiado y era de izquierdas; lo que sólo sabían unos pocos es que le gustaba escribir novelas negras en su tiempo libre. Dicen que Larsson buscó publicarlas muy tarde, cuando ya tenía varias completadas, su mal estado físico le impediría ver el éxito que éstas obtendrían, murió a los 50 años, por un ataque al corazón, poco antes de la publicación de “Los hombres que no amaban a las mujeres” (La chica del dragón tatuado). Revisando la memoria de su computadora, Eva Gabrielsson, su pareja, encontró dos novelas completas y bastante información sobre otras, hasta siete más; pero que requerirían trabajo por completar. Larsson no había esperado mucho de su novela, por lo que le habría sorprendido la respuesta del público. Causó un tremendo suceso en los países nórdicos, en Alemania, y de ahí se esparció por el mundo como un caballo desbocado. Es una pena que nadie le dijese a Stieg que tenía un gran talento para escribir novelas y construir tramas negras, ya que, según sus propias palabras, él dijo que podría hacer ‘un centenar de estos libros’.

                Stieg acumuló mucha información oscura en décadas de vinculación al periodismo. Además, arremeter contra la derecha racista y xenófoba, para Larsson, no sólo era su trabajo, era su causa. Las novelas de Stieg son su mundo, aquel que combatió con información—los movimientos de neo nazis le tenían fichado y amenazado—, ahí están sus temores, sus fobias, su noción de las cosas, y sus esperanzas. Y ése, su mundo, Larsson supo narrarlo muy bien. “La chica del dragón tatuado”, la película de David Fincher, se basa en la primera novela de Stieg, lleva el título de la traducción al inglés. No es el primer filme de esta obra, los suecos ya hicieron uno; pero los límites de distribución de una película europea permitían una adaptación anglosajona. Fincher es un director más que solvente, incluso la pésima “Seven” posee una ambientación y trabajo fotográfico memorables, es la historia la que es mala, no la dirección. De él prefiero “Alien 3”, “El juego”, o la inigualable “El club de la pelea”, que también depende de una historia, que en esa ocasión fue buena. La historia de Stieg también tiene mucho a su favor. Claro que ahí vemos las fobias personales de Larsson, donde la maldad y el ingreso económico están asociados; sin embargo, cualquier defecto resulta menor, la narración está muy bien construida.

El guión de Steven Zaillian falla en la prolongación casi antinatural de la historia, por el asunto Wenneström, y tampoco me convence una Salander que pueda ser tan fácilmente víctima de un burócrata corrupto, no sé si éste es un defecto presente en la novela, el personaje no se ajusta a este subordinado sufrimiento, como lo demuestra después. Y diría que el trato de su sexualidad tampoco es el adecuado. En lo que sí estaremos todos de acuerdo es la excepcional actuación de Rooney Mara, una actriz poco notada, hasta este papel. Postergué la lectura de las novelas de Stieg, por lo que para mí, Lisbeth Salander siempre será Rooney Mara. Mara hizo un trabajo sorprendente, realizando una transformación sobre sí misma que permite olvidar a la persona y sólo ver el personaje. Bravo. El resto del elenco también fue bien elegido, Daniel Craig interpreta un muy convincente Mikael Blomkvist, un periodista investigador muy alejado del héroe de acción, Bond, al que nos tiene acostumbrados. Los demás hacen lo suyo. Con más de dos horas y media de duración, “La chica del dragón tatuado” intriga, entretiene con pesadillas, y narra una interesante historia, que obliga a pensar en la maldad, y la esperanza. Es un buen trabajo, aquel que consigue tu atención por tanto tiempo.

Crédito: la imagen es el poster, sacado de Wikipedia y el arte pertenece a Columbia Pictures. Utilizado sólo con fines de comentario e ilustración.

Hola, tenía que escribir sobre el fin del mundo y la esperanza japonesa y china; pero no pude evitar entretenerme con otras cosas... la verda' que eso ya es un problema. Bueno, el primer paso para superar cualquier problema es reconocerlo, así que ya he hecho grandes progresos.  Lo que sí, escribiré el artículo esta semana. Por el momento, sin mucho comentario extra, aquí les dejo la nota sobre el filme de Fincher, basado en la novela de Larsson. Este mundito da como para siquiera un artículo más... veamos pa' cuándo me sale. Es sólo hablar más sobre lo mismo... hablar sobre ciertos asuntos. 

Bueeeeno, eso es todo, por el momento... 

Partager cet article

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans mimeme
commenter cet article

commentaires

Recherche

Archives

Articles Récents

Pages