Overblog Suivre ce blog
Administration Créer mon blog
2 décembre 2011 5 02 /12 /décembre /2011 02:29

Espero que pueda terminar de editarlos antes del próximo finde; pero dependo del apoyo técnico de un estudiante que debe estar, entre otras cosas, muy ocupado con sus exámenes finales, por lo que el asunto probablemente se atrase. 

Entonces, como falta mucho para completar el asunto. . . y como las lentas conexiones de la región probablemente hagan más lenta su visualización, pues, aquí comparto los videos que he podido subir por el momento (en el fondo, sólo se necesita un enlace, añado todos por comodidad, ya que, pa' mí, es fácil hacerlo):

Colapso Económico Global - La última lección (1)

Colapso Económico Global - La última lección (2)

Colapso Económico Global - La última lección (3)

Colapso Económico Global - La última lección (4)

Probablemente esto sea una mitad, o un poco menos, de la totalidad de la conferencia. Como es la primera vez que hablo al respecto, pues, olvido que es demasiado y me extendí un tantito. Soy consciente de los errores cometidos, ya he escrito un par de correcciones (no olviden leer la información sobre el video, ahí hay un par). Es un primer trabajo sobre el tema y estoy más que abierto a críticas y comentarios proactivos, que serán de mucha utilidad para un futuro trabajo. Para todas las demás posibles críticas, pues, yo tengo más que suficientes argumentos, además de que la realidad está de mi lado.

Finalmente, sé que son malas noticias. Mi manera de pensar me dice que es mejor estar preparado, difundir la raíz del problema ayudará a largo y corto plazo, ya que debemos superar esta situación, sea como sea. No porque no estemos dispuestos a ver la realidad, esta evitará golpearnos. Avisen a todos los que puedan. También, si la gente sabe qué tiene que pasar, el estallido provocará menos temor, y podremos simplemente enfocarnos en las soluciones, donde puede haberlas. 

Abrazo a todos, y mucha fuerza. (Como dije, esta será la única nota seria del mes, ya que es tiempo para incentivar sonrisas. . . sólo hablaré una vez más sobre esto, cuando haya subido todo lo que falta)

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans Problemas
commenter cet article
30 novembre 2011 3 30 /11 /novembre /2011 05:21

Por Rodrigo Antezana Patton

Amigos003            En septiembre del 2008 aconteció un evento sorprendente, la Bolsa de valores de Nueva York cayó alrededor de 6% en un solo día, yo quedé muy sorprendido. En tan sólo horas, billones de US$ habían desaparecido de la economía estadounidense, ¿por qué? Desde aquellos días hasta hoy, esta pregunta ha estado rondando mi mente, la respuesta, claro está, es una muy larga y compleja. El pasado 3 de noviembre del presente año, en la UPAL, di una disertación sobre el tema que apenas rozó la superficie de la profunda y dolorosa complicación en la que nos hemos metido. Puedo decir que, con todos sus defectos y limitaciones, la conferencia dio un aceptable resumen. Claro que hay más, mucho más. Como un buen rompecabezas tridimensional, la crisis tiene muchísimos aspectos, del que sólo uno; aunque muy importante, es comunicacional. Dado que soy comunicador, y no economista, este aspecto, el de la comunicación, es el punto de vista más familiar para mis ojos. Recuerdo que al principio no podía creer la magnitud del problema, me era difícil pensar que algo así se dé frente a la mirada de todo el mundo. (Foto: Marc Faber)

            La dimensión de la catástrofe y la sinvergüenza con que el mundo buscaba ocultarla, gritaban que por detrás de esta realidad se encontraba un profundo malestar en el intercambio de información. Se podría decir que eran principalmente tres los elementos que impedían una mejor comunicación: la visión de coyuntura, la teoría y la negación. Permítanme hablarles de ellos.

La prisión de lo inmediato

            Los medios de comunicación cumplen una función muy importante, la de transmitir los sucesos del día a día. Los noticieros de todo el país, y del mundo, cumplen con efectividad esta función de informar sobre la coyuntura de una ciudad o región, a través de los familiares noticieros de la mañana, el mediodía y la noche. Como resultado, la gente puede estar muy bien enterada de los acontecimientos que la rodean. El aspecto negativo de este modus operandi, prisionero del presente, se manifiesta de dos maneras: no existe memoria del pasado ni proyección al futuro.

            No puede existir memoria debido a que el trabajo es informar sobre el presente, la pregunta que se busca responder es ¿qué sucedió hoy? Buscar conocer las causas del fenómeno, saber qué provocó ese problema, mirar hacia atrás e indagar, no es algo que el informativo promedio pueda hacer, porque simplemente carece de los recursos y tiempo necesarios para hacer esto. De seguro, en algunos casos, también les falta interés en saber más. Esto no sólo sucede en nuestro medio. En los Estados Unidos, CNN debe informar, en el espacio de una hora, sobre algún escándalo reciente, problemas en Oriente Medio, Irán, y alguna nota anecdótica más. Para presentar esas horas de entretenimiento informativo, los periodistas, editores y productores, deben trabajar a un ritmo violento, deben hacer entrevistas, preparar el guión e incluso estar disponibles para enlaces en vivo donde repetirán lo que encontraron durante el día. El cuero no da para más. Trabajan todo lo que pueden, y cada jornada ofrece más tela para cortar.

problemascom001            Un programa de CNN con Anderson Cooper u otro presentador, tiene que saltar de un país a otro, de algún caso curioso, al comentario, para suavizar la seriedad. Hay una hora que llenar y otra más. Las noticias son de hoy, o consecuencias de lo que sucedió ayer, no involucran acciones de hace veinte años, no hay proyecciones al futuro. Ningún deportivo podría funcionar adivinando los resultados del domingo, de igual manera, los noticieros no pueden prevenir de aquello que podría ser un problema en unos meses. Por su manera de enfrentar la realidad, que hasta cierto punto es también la nuestra, los medios no tienen memoria ni preocupación por el futuro. Claro, también hay la excepción a la regla, las revistas que pueden explorar más a fondo algún problema, los programas de televisión que dan un vistazo a lo acontecido durante la semana, y traen invitados para discutir sobre un asunto en particular. Llaman a los expertos que, supuestamente, conocen mejor el problema… y esto nos lleva al segundo elemento. (Foto: la gran depresión, multitud afuera del Banco de los Estados Unidos)

Contaminación de la fuente

            El año 2006,  frente a una asociación de banqueros hipotecarios, Peter Schiff dio un discurso que debió haber sido histórico. Frente a profesionales del rubro, él se atrevió a decirles que su negocio estaba destinado al fracaso. No es que Schiff tuviese poderes extrasensoriales, les estaba explicando cuál era el problema con el mercado hipotecario y qué iba a suceder a raíz de esto. Él dio la respuesta correcta, y la imagen no era nada halagüeña: el mercado hipotecario iba a reventar. Junto a Schiff se encontraba el doctor Barry Asmus, miembro del National Center for Policy Analysis, quien estuvo dispuesto a llevarle la contra a Peter con datos en la mano, incluso citando un estudio de la universidad de Harvard. Finalizada la conferencia y el debate, fue Schiff el que, en esta ocasión, debió enfrentar el escepticismo por parte de algunos en la audiencia, además de unas cuantas rechiflas. Schiff había vaticinado el colapso económico del 2008, nada menos que dos años antes de que éste acontezca. No fue el único.

            Schiff, Celente, Faber y muchos otros economistas e inversores, vieron el problema del mercado hipotecario e hicieron todo lo posible por avisar a sus clientes, así como a la población en general. Después del colapso del 2008, cualquiera diría que estas personas, las que previnieron, deberían haber recibido un mejor trato por parte de los medios y los políticos, ya que sus informes demostraban con creces que conocían la naturaleza del problema; sin embargo, no se hizo nada de eso y ahora nos encontramos en medio de un problema peor. ¿Por qué puede suceder algo así?, ¿por qué escogería la sociedad ignorar a las personas que dieron el diagnóstico correcto? Resumiendo una larga historia, esas personas que dieron en el clavo son rechazadas no por la sociedad en sí, sino por aquellos que no están de acuerdo con el trasfondo de sus ideas. La academia está dominada por los economistas keynesianos, los seguidores, en todo o en parte, del economista inglés John Maynard Keynes, que abogaba por la intromisión del estado en la economía. Keynes recibió una inmerecida buena prensa debido a las acciones populares de Roosevelt, en los años 30’s y principios de los 40’s.

Amigos004            De acuerdo a la tradición, Roosevelt sacó a los Estados Unidos de la depresión gracias a una fuerte intervención en masivos proyectos estatales. Desde entonces, hasta ahora, los keynesianos se han aferrado a esta idea incorrecta. La versión contraria dice que Roosevelt atrasó la corrección del mercado debido a sus enormes gastos, que empeoró la depresión; aunque la información mediática siempre le fue favorable, ya que las campañas de ayudas se lograron ganar la simpatía del público—si alguien te regala algo, te va a caer bien, ahora, si el regalo proviene del estado, ¿de quién es el dinero? Eso ya no te preguntas—. Esta versión contraria, la que ataca a Roosevelt, parte de los liberales, en resumidas cuentas, de la escuela austriaca: Von Mises, Hayek, Rothbard, etc. Actualmente, todos los que predijeron los problemas del mercado de los últimos años se reconocen, en todo o en parte, como seguidores de la escuela económica austriaca, mientras los burócratas, los economistas académicos y los medios, son keynesianos duros o ligeros, con algunos socialistas empeorando el panorama. (Foto: Santiago Niño Becerra)

            Dado que el ser humano no ve la realidad, sino una construcción mental deformada por la teoría de la que haga uso, el choque de estas teorías todavía determina nuestra lectura de la situación. Recordando un poco lo que sucedió  a finales de los años 80’s, cuando los países detrás de la cortina de hierro, los llamados socialistas, colapsaron, política y económicamente, se llevaron consigo a las ideas equivocadas que construyeron esos mundos. Fue necesario el colapso político total de países enteros para que ciertas teorías queden desprestigiadas. La realidad es la validación más fuerte que puede tener cualquier ‘teoría’; pero el mundo de las ideas tiene tal fuerza que mucha gente no enfrentará la realidad hasta encontrarse ahogado en cenizas. En este momento, la teoría keynesiana está luchando por su vida, mientras sus cultores rechazan todos los datos arrojados por los hechos.

            Entonces, el comunicador que debe hacer una nota económica se encuentra nada menos que atrapado en medio de una batalla intelectual entre un reducido número de liberales versus un considerable ejército de keynesianos. Y la mayor parte de los comunicadores ya han tomado un lado, están respaldando a uno de los bandos, al de los keynesianos. Jim Rogers, Marc Faber y Peter Schiff, aparecen con frecuencia en la televisión (aunque no tanto como inmediatamente después del colapso de la bolsa, el 2008), puede que sus participaciones no tengan el apoyo de los presentadores, o que se encuentren con el escepticismo y hasta hostilidad de alguno del canal, pero sus palabras, sus explicaciones, ya se deberían haber ganado el respeto de todos, por lo que aquí entra en juego el tercer elemento que debo mencionar: la negación.

No hablan de mí

            Cualquiera de los autores que he estado leyendo o viendo, ofrece su particular visiónAmigos002 de lo que es un apocalipsis económico. Ya sea Peter Schiff, en los Estados Unidos; Marc Faber en Suiza o Singapur; Michael Maloney, recomendando oro en cada reunión pública; o Santiago Niño Becerra, desde la vapuleada España, todos sólo tienen malas noticias: el mercado debe corregirse, el nivel de vida de los europeos y estadounidenses se verá muy disminuido, se viene una depresión hiperinflacionaria, el estado debe realizar más recortes, etcétera. Por otra parte, para los keynesianos, el sol está esperando a la vuelta de la siguiente esquina. Si por un lado los políticos no tienen la voluntad de enfrentar el problema en el que estamos inmersos, la población en general también se ha decantado por negar la realidad y aferrarse a cualquier esperanza. Esto es comprensible, es una reacción natural que se aferra a lo que se tenía; sin embargo, el rol de los medios de comunicación no debería ser reconfortar a la gente en su inseguridad, sino lo contrario, pedirles valor y explicar los sacrificios que se requieren para superar este desastre. La gente también puede ser valiente, si no se los incentiva en su cobardía. (Foto: Peter Schiff)

            No es que la posición liberal no haya tenido su momento, ni la posibilidad de expresarse, lo tuvieron y la tienen, es que el público ha preferido darle la espalda, por el momento. La noción de normalidad, la de un momento al que desean volver, ha primado sobre la audiencia por encima de la obligación racional de lidiar con esto. Así, en medio del desastre, cuando FIAT ya habla de renegociar todos los contratos laborales con sus empleados, mientras en España se discute nuevas reglas de contratación para lidiar con su 20% de desempleo, y en los Estados Unidos la gente se atropella por conseguir gangas, se ha elegido ignorar la profundidad del lío, pretender que no es lo que es, para que pase, y vuelvan los buenos viejos tiempos. Me temo que esta vez no será así y es parte de nuestro rol el decirlo.

Antes de que termine el mes he hecho algo inédito para mi persona, he subido varios videos míos a youtube, así que por fin tengo una presencia audiovisual en la red. Es mi conferencia sobre el Colapso Económico mundial, a ver si logran pillarlo, todavía no está completa, y es por eso que no incluyo un enlace a los videos. Pondré el enlace el finde, si logro terminar de editar y subirlos a youtube. Resultó mucho más fácil de subir en finde que durante la semana.

Otra vez bajaron los números de audiencia; pero yo soy el único culpable... veremos si en diciembre, mes para el que traigo mucha alegría, es la hora de poner la mejor cara--porque vienen tiempos duros, hay que ayudar a subir el ánimo como sea--y sonreír lo mejor que podamos. Les cuento que pondré listas, siquiera unas tres o cuatro, sobre películas que vale la pena ver, por x o z razón. También tengo que escribir una nota más sobre ciencia ficción, sobre el nexialismo. En otras palabras, fuera de la conferencia, hay que pasarla pachanga... ¡son fiestas de fin de año!

Respecto a esta nota, es un artículo preparado para una revista digital de la UPAL, ya perdí su enlace, pero lo voy a subir ni bien lo vuelva a tener. Es un aspecto específico del problema que he estado estudiando. 

Eso es todo, divertíos. 

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans Problemas
commenter cet article
14 novembre 2011 1 14 /11 /novembre /2011 01:23

Si alguien buscara resumir la producción literaria de Isaac Asimov, el autor de ciencia ficción, en un fundacion005espacio mínimo, se podría decir que él concentró sus esfuerzos en dos series, la primera giraría en torno a los robots; la segunda, en torno a ‘Fundación’. Después vendrían los intentos, de parte suya, por unificar una serie con la otra, lo que fue medianamente exitoso. Asimov siempre fue dinámico y divertido, por eso tuvo una merecida gran acogida, muchos de sus cuentos son verdaderos clásicos del género. Sobre robots escribió tanto, y tan bien, que muchos le consideran uno de los principales inspiradores de la robótica. El robot amigo/instrumento es una creación asimoviana. Los japoneses de Honda, sólo por dar un ejemplo, bautizaron Asimo a su fantástico robot humanoide. De todas las siglas posibles, escogieron esta, que se parece tanto al nombre de cierto autor; a pesar de las negaciones oficiales de este hecho (ahora, si bien podría ser una casualidad, el hecho de que muchas personas hagan la asociación automática, pues, deja en claro la popularidad del autor). Y, por muy importante, e interesante que sea su aporte en este subgénero, el tema de este artículo es otro. Hablemos de ‘Fundación’ y Hari Seldon.

Originalmente, ‘Fundación’ era una serie de cuentos, publicados en la revista del género Astounding,fundacion003 entre los años 1942 y 1944, en plena Segunda Guerra Mundial. O sea, es un libro muy viejo. Asimov pensó la historia junto a su editor, el legendario John Campbell, y su inspiración original fue ‘La caída del imperio Romano’ de Gibbon. Sin embargo, ‘Fundación’ fue mucho más allá. Es una de las primeras en hablar de imperios galácticos, del crepúsculo de las civilizaciones, de ciclos históricos, e inventó el término psicohistoria. Vayamos al contexto. El imperio galáctico ha mantenido el orden en la galaxia por más de 12 mil años, ahora se encuentra en decadencia, su colapso es inminente, no hay nada que lo pueda evitar. Sin embargo, el liderazgo del imperio se resiste a contemplar su caída, no quiere reconocerlo, y la gente, temerosa, todavía acude a su protección. Si el imperio colapsa, vendrá el caos por miles de años, ¿cómo se podría evitar tanto dolor, tantos problemas? Hari Seldon tenía una respuesta. Seldon es el inventor de la psicohistoria, una ciencia que permite vislumbrar el futuro de la humanidad a largo plazo. Una mezcla de historia, sociología y estadística, que permitía convertir en fórmulas matemáticas el curso de los eventos futuros. La psicohistoria permitía predecir el futuro de las grandes masas de gente, si se intentaba aplicar el método a pequeñas poblaciones, pues, el sistema era 'tendiente a fallar', en cambio, 'mientras más grande el número, más precisa la predicción'. (citas de wikipedia)

Suena a fórmula mágica, a que le quita el chiste al curso de la propia narrativa debido a que, si puedes fundacion002ver el futuro, pues, no hay sorpresas. Todo lo contrario. Las historias de Fundación están llenas de ‘eventos impredecibles’ (Eventos Seldon), cuya presencia estaba prevista. La psicohistoria era la fantasía de las ciencias sociales, tan acomplejadas ante la supuesta perfección de las ciencias más duras, un mecanismo que las convertía en las herramientas supremas de la humanidad, con el resto de las ciencias subordinadas a ella. Je, je, je. Es una idea de principios del siglo XX, algo que nos permitiría comprender a la sociedad humana, que tantos quebraderos de cabeza nos había dado. Nada más atractivo en los convulsionados años 40’s, una solución para siquiera evitar los grandes problemas, o para poder ‘hacer’ algo.

Y la historia está bien pensada desde el punto de vista narrativo, o sea: la psicohistoria tiene sus límites y debilidades. Resulta que Seldon descubre la decadencia del Imperio Galáctico en Trantor, el famoso planeta/ciudad sede del emperador. Desde esta capital de capitales, Seldon logra vislumbrar que se viene un período oscuro de 30 mil años, a menos que se haga algo. Bajo el pretexto de reunir una Enciclopedia Galáctica, Seldon reúne a un brillante grupo de científicos en Terminus, un planeta escogido por su aislamiento y lejanía del centro galáctico, Trantor. Si los científicos reunidos en Terminus logran su objetivo, de reunir elfundacion001 conocimiento de toda la galaxia, se podría reducir el tiempo de oscuridad a sólo mil años. No está mal, no es poca mejora, y te da diez siglos para darles a tus personajes la oportunidad de vivir todo tipo de aventuras, Asimov les dio a: el hábil general Bel Riose, que es una amenaza para el naciente poder de la Fundación; el príncipe Wienis, déspota de uno de los mundos perdidos por el Imperio Galáctico; o, finalmente, el Mulo, un mutante con el poder de dominar la mente y los sentimientos de otros. Dejo a un lado a ese extrañísimo fenómeno, dentro de la propia serie, que es la Segunda Fundación (cosita curiosa, denle un vistazo).

Los siguientes libros sobre esta historia no llegan a ser tan bueno, ‘Preludio a Fundación’, una precuela, una especie de libro 0, diría que es el mejor, y he leído ‘Los límites de Fundación’, y ‘Fundación y Tierra’, además de los otros textos donde Asimov busca unir el ciclo de robots, sus novelas sobre el tema, con las de fundacion04Fundación (de cuando los libros tenían buenas tapas, no me gustan las de las ediciones más recientes). Puede que todos los textos tengan los problemas que siempre se le han observado a Isaac Asimov, y es innegable que, en la primera trilogía, también le muestran en su mejor momento. Cuando el autor decide añadir libros a su trilogía, sus defectos comienzan a aumentar, con la misma velocidad que se reducen sus méritos, ‘Los límites de fundación’ es mala, a pesar de que todavía tiene esa velocidad y agilidad asimoviana, si no, no habría terminado la novela de 400 páginas.

La trilogía de ‘Fundación’ queda no sólo como una fantástica aventura e idea, también es una exploración positiva de cuál debería ser el fin de las ciencias sociales. Hari Seldon, en su realidad, busca ayudar a su mundo y planifica cómo hacerlo, en vez de sumergirse en inútiles construcciones teóricas, uno de los grandes problemas de las ciencias sociales hoy en día. En un mundo en plena, y preocupante, decadencia, la psicohistoria de Seldon se convierte en un Santo Grial inalcanzable, como no lo tenemos, pues, debemos encontrar un reemplazo, podríamos comenzar por un buen sentido común.  

El dibujo de Isaac Asimov fue hecho por Rowena Morrill.

En medio del desastre que nos rodea, el optimismo de Asimov es más necesario que nunca antes, y no sólo eso, la idea de poder vislumbrar posibles acciones, siquiera como idea general, sirve. El ser humano ha repetido sus acciones una y otra vez. Podemos ver los problemas que se avecinan desde kilómetros, ¿podremos hacer algo al respecto, o debemos fugar a las provincias alejadas para fundar un pueblecito llamado Terminus?

Bueno, les escribo la próxima semana. (casi, casi superamos 2000 visitas únicas en Octubre)

Ah, notifico que la publicación de mi novela se ha postergado. No la pude volver a revisar, darle el último vistazo... pero, ya, ya. Paciencia conmigo; aunque no deberían tenerla. No debería teneral yo. Bueeeh, cada quien hace lo que puede con sus defectos.

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans Historias
commenter cet article
31 octobre 2011 1 31 /10 /octobre /2011 02:09

                En inglés hay la frasecita, ‘the stupids are winning’, que nos viene bien para pensar sobre el problema que enfrentamos en este momento. Se puede traducir por ‘Los tontos están ganando’.

                Todos sabemos que tenemos problemas: como personas, como ciudad, como país, como planeta. ¿Qué está pasando?, ¿por qué no hay nadie dispuesto a enfrentar la contaminación, el hambre, el desempleo, la soledad o lo que fuere?, ¿por qué nadie hace nada? Estoy seguro que muchos se han hecho esta pregunta, por más que es la pregunta equivocada. La verdad es que todo el mundo está involucrado en dar y ejecutar soluciones para todos los problemas imaginables: el hambre, el desempleo, el estreñimiento, la soledad, o lo que fuere. Todos quieren ayudar y, más que menos, todos están ayudando. Entonces, claro está, debemos cambiar la pregunta. Lo que debemos cuestionarnos no es por qué nadie hace nada, sino ¿por qué lo están haciendo tan mal? ¿Por qué se están equivocando tanto? ¿Por qué están cometiendo tantos, tantos errores? Y ¿por qué nadie busca corregir esos errores? Estas son las preguntas que deberíamos hacernos, y no nos gustarán las respuestas—al menos a mí no me gustan. Resulta que el mundo está muy equivocado, hay una serie de nociones erróneas firmemente insertadas en la sociedad occidental que se han extendido por el mundo entero. Ese es el problema.

                El número de ideas erradas que se toman como correctas es muy extenso, y la gran mayoría de los casos tienen que ver con un manejo incorrecto del lenguaje, en otros es la incomprensión de la naturaleza humana, hasta finalmente toparnos con las pésimas teorías que todavía se utilizan para deformar la realidad. Por límites de espacio, abordaré sólo algunos problemas generales.

Ayuda

GuerraEpis004                Los números que maneja la ayuda internacional son en verdad sorprendentes, son cifras multimillonarias. Si a eso añadimos la ‘caridad’ interna dentro de cada país, pues, tenemos un monto difícil de imaginar. ¿De qué ha servido todo ese dinero?, ¿dónde están los países desarrollados que debían emerger producto de esta ayuda?, ¿dónde se ha logrado hacer algo gracias a la ayuda? No pido un país; aunque me gustaría, ni una provincia, ni un departamento; pero, entonces, si ni siquiera ha servido para mejorar una ciudad, ¿para qué sirve?

                Vayamos a una definición, para poder seguir. ‘Ayuda’ es todo aquello que se ha otorgado sin que tú, o el que recibe la ayuda, haya tenido que trabajar para obtenerlo. Si lo vemos de este modo, nos damos cuenta que la ‘ayuda’ es omnipresente. No sólo está dentro de la estructura de todo ‘estado’, también es parte del modo de vida de gran parte de las sociedades. Sin embargo, los resultados, a todo nivel, dejan mucho que desear, bueno, para no venirnos con eufemismos, la ‘ayuda’ ha sido un fracaso total.

                Podríamos revisar, paso a paso, cada uno de los fracasos de la ayuda, pero de eso hay suficiente en la red—y tomaría demasiado tiempo. Sólo permítanme mencionar que no ha funcionado en ningún lugar, ni siquiera en Japón, que es una sociedad perfecta. Para no pasar al siguiente punto sin mencionar algo, aunque sea poco, vayamos a dos ejemplos concretos: Un día, en el 2001 o finales de los 90’s, llegó a Bolivia el director en jefe, o algo así, de USAID, venía a celebrar un proyecto, el único proyecto que había funcionado, el ÚNICO. De toda la ayuda que los Estados Unidos venían dando durante años a lo largo y ancho de este mundo, sólo uno había logrado sobrevivir, al menos por un tiempo, sin el dinero de regalo (habrá que ver si ese proyecto sigue en pie hoy en día). Las regiones más pobres del país, Bolivia, siguen siendo las más pobres y subdesarrolladas del país, desde hace más de 20 años, y ahí sigue llegando un montón de ayuda. Los salarios que se pagan los que participan en los proyectos de ‘ayuda’ llegan a niveles criminales, siendo muchas veces superiores al promedio nacional, y, en algunos casos, el triple de lo que habrían ganado en, por ejemplo, Holanda. Precisamente, el gobierno holandés, este año, 2011, dejó de otorgar dinero para ‘ayudas’ en Bolivia. ¿Será que se dieron cuenta que no sirve de nada? O, peor, que perjudica, y mucho.

                Otro ejemplo, el último, las casas de Hábitat para la humanidad, si bien es una queja común, no deja de ser cierto. Estas casas son las más caras del mundo, si te pones a pensar que la gente lo hace por caridad, y viaja por el mundo, del Reino Unido a Brasil, o donde sea, y si uno cuenta ese gasto, más el alojamiento, más su comida, si hubiesen donado ese dinero y se hubiese utilizado mano de obra local, pues, habrían construido muchas más casas, en vez de sólo un puñado.

                El resto del mundo ‘caritativo’ es tan ineficiente, o más. La ayuda no ayuda, hace daño.

Academia

GuerraEpis002                Michel Focault puede haber tenido muchísimos defectos, y es cierto que gran parte de su teoría está completamente equivocada (creo que él y su grupo podrían ser el tema de una próxima entrada); pero toda su fama puede merecerse por un par de buenos trabajos suyos, y uno de ellos ni siquiera es muy extenso, se trata de: ‘El orden del discurso’, donde señala que la academia no sólo transmite sus buenas ideas y metodologías probadas, también reproduce sus errores, defectos y problemas. La academia de todo el mundo está abordando todos los problemas, y obviamente les va muy mal. Sólo daré un ejemplo. La profunda crisis económica del planeta exhibe que la disciplina conocida como ‘economía’, de Harvard a Yale, pasando por la Universidad de Chicago, en Suecia, Japón o Méjico, es una payasada. Está mal conceptualizada, no un poco, sino profundamente. Tiene el corazón podrido. ¿Cuál es la prueba? Bueno, la realidad. Miren cómo están allí. Vean todo el desempleo de España, EE.UU., la pobreza que se extiende sobre Japón (17%, claro que esa pobreza, y la del tercer mundo, pues, no se comparan). Ahora, en todas partes, hay protestas por estos problemas; aunque las acontecidas en los países asiáticos han sido menores, y ejércitos de juventudes capacitadas han invadido, en varias ocasiones, las calles de ciudades españolas, griegas, estadounidenses o británicas. ¿Y qué dicen los líderes y participantes de estas marchas, protestas o manifestaciones?, ¿qué dicen? Puro macanas.

                Las palabras que profieren los indignados de España, o la caterva de ‘Occupy Wall Street’, demuestran una nula comprensión de la economía, y del proceso de generación de riqueza. No sólo eso, profesores universitarios han hecho declaraciones perdidas y mostrado simpatías inútiles para con estos vagos-toca-bongos. Si quieren ver de lo estoy hablando, pueden buscar los videos de Peter Schiff, en los que intenta decir algo, busca informar a los bailadorcitos y sólo encuentra rechiflas y cantinelas familiares. No sólo eso, intenta debatir con un profesor de Stanford, en CNN y nada. No les entra nada. Y el problema es que esas tonterías que dicen, esa supina incomprensión de las cosas, revela el fracaso de la academia, no porque no haya tenido la capacidad de enseñarles algo, sino porque eso es lo que les ha enseñado.

Por las dimensiones de la entrada sólo hablaré de una frase, pa’ que puedan vislumbrar las profundidad del abismo intelectual en el que nos encontramos, el profe’ de la universidad dijo: ‘Hay temas que no se pueden valorar por sus réditos económicos’, dijo, resumiendo y traduciendo. Claro, parece una obviedad comúnmente aceptada; pero, no se debería hacer uso de este tipo de frases cuando se discute un problema serio, el abordaje académico debería ser científico, no sentimentalón. Es como decir: ‘El hambre es mala’, ‘hay que ayudar a los que lo necesitan’, etcétera. Son frases que no ayudan en nada. Lo que debería existir es un esquema que permita evitar la mayor cantidad de dolor, que permita a una sociedad ayudarse a sí misma, y para eso, primero debes comenzar ganando, teniendo números verdes. En otras palabras, primero réditos económicos, después los beneficios. Entonces, antes de que los Estados Unidos puedan recuperarse, pues tendrán que, inevitablemente, pasar por un doloroso período de ajuste.

Y estas tonterías son sólo la puntita del iceberg—además, no es estemos mejor en el resto del mundo. Una pena.

Intelectuales

GuerraEpis003                Saben que el tema es muy extenso, demasiado, así que sólo mencionaré un elemento más en este gran problema de malas ideas, los que las difunden. Hablemos de sólo tres personas: Roland Barthes, Noam Chomsky y Umberto Eco. Roland Barthes hizo un muy interesante aporte a la semiología y los estudios culturales, su trabajo sobre las imágenes, la moda y otros aspectos de la sociedad son encomiables y agudos, además de amenos. El problema con este tipo es que él, y su grupito de resentidos sociales (Sartre, Focault y otros), pusieron de moda una posición izquierducha de clase media penitente. En otras palabras, por cada aporte suyo, hay estupidez y media que difundieron. Algo similar, o peor, sucedió con Chomsky, que es un genio de la lingüística, incapaz de dar una en el clavo en las áreas de política, comprensión social, o lo que sea. Basta decir que Hugo Chávez, alguien que ha hecho tanto daño a su propio pueblo, habló bien de él y viceversa. Chomsky fue uno de los que denunció un polarización de los medios respecto a Chávez, conspiración de la que, de existir, yo sería cómplice. En sinnúmero de ocasiones, Chomsky atacó a su propio país, dijo burrada y media, que hay falta de libertad, que se vive una opresión, etcétera, y nunca lo dejó, como no dejó su bien pagado puesto docente en el MIT.

Él puso de moda los ataques a Estados Unidos entre los ‘intelectuales’ de los propios Estados Unidos. Miren, estas ideas, por la fama y lucidez de Chomsky en otros trabajos, cobraron tanta, tanta fuerza que personas como yo deben aclarar y ponerse a la defensiva cada que debemos criticar sus posturas. De nada vale decir que él, Chomsky, pudo decir lo que quiera en su país, cuando en otras partes (el viene criticando a Estados Unidos desde la guerra de Vietnam, 1960’s!!!) se encerraba a cualquier opositor. Además de que tenía un trabajo bien pagado, cuando países como Cuba matan con salarios de hambre a aquellos que no sirven al régimen. Algunos se creyeron sus argumentos, yo, ni corto ni perezoso, me di a leer ‘Hegemonía y supervivencia’, y puedo decir que son tonterías. Chomsky parte de posiciones asumidas, buscando la información que corrobora su propio punto de vista. Su mirada es reduccionista, ignorando otras variables fuera de aquellas que busca hacer quedar mal, o sea, habla mal de los Estados Unidos olvidando sus méritos y los defectos de otros. Parte de la dinámica del problema que generan personas como él es que el valor de su trabajo en otras áreas respalda su tontería en otras. El razonamiento popular asocia su capacidad en lingüística con lo que sea que tenga que decir en cualquier otra área, olvidan que hasta Einstein, cuando no hablaba de física, decía tonterías. Chomsky, a la humanidad, le deja un legado de avances, y burradas tan populares que no sé, en este momento, si hizo más daño que beneficio.

El fenómeno de los intelectuales sucede con muchas personas que tienen un talento, pequeño o grande, en un área determinada lo que les permite, de acuerdo a las convenciones sociales, hablar de todas las demás con supuesta pertinencia y lucidez. Lo que en verdad es falso, yo no soy ningún bruto; pero si hablo de áreas que no estudié o temas que desconozco, pues, me callo, a diferencia de Chomsky, y qué sucedería su estudiase esto o aquello, ¿acaso no podría hacerlo mal? Claro que sí, lo que se debe hacer es valorar cada opinión, cada idea, por sí mismas, no otorgarles valor porque la dijo fulano o mengano, ellos no importan, no otorgan sentido a sus argumentos, es la realidad la que les va a otorgar sentido. Punto. Pero, nuestro mundo no funciona así. Mis palabras son, obviamente, las de un neurótico. Y antes de terminar el artículo, este neurótico mencionará a alguien más: Umberto Eco. Baj, la crítica a Chomsky vale para todos los cuellos cotizados, estos. Eco ha escrito una de las mejores novelas del Siglo XX, diría yo, ‘El nombre de la Rosa’, y es un semiótico reconocido en todo el mundo, su aporte a esta disciplina es considerable. El problema es que este tipo, Eco, nunca dejó de ser un izquierducho infantil— ¿existe otro tipo?—entonces, cada que puede le hace propaganda a sus ídolos izquierduchitos. ¿Por qué un tipo inteligente y talentoso como él, nunca pudo ser crítico con las idiotas ideas que defendió en muchos casos? Y la respuesta es que la mayor parte de las veces nuestra aproximación a las ideas no es racional, sino sentimental. Al Equito le gustaron esas ideas porque esas eran las ideas que la gente buena tenía, ¿no ve?, y nunca pudo superar esa limitación.

Conclusión

GuerraEpis001                Menudo desafío que tenemos por delante. Tenemos pésimas ideas por doquier, y estas tienen poderosos portavoces que las difunden, además de poderosas instituciones que los respaldan. Saben que sólo le he echado un vistazo a la puntita del iceberg, añadamos al problema a: los políticos, las empresas, las religiones pop, las ONG’s, la población en general, los colegios, las publicaciones, etcétera, etcétera. Dada la magnitud de los problemas que nos asolan, hasta se podría decir que no hay la más mínima esperanza de cambiar algo, pues: no. La esperanza proviene de la realidad. Tus argumentos y puntos de vista se deben adaptar a la realidad, y la fuerza de esta, la realidad, en contra de ideas como: la ayuda, el keynesianismo, y otras, es total. La realidad derrota a todo lo que no se adapte a ella. El problema es que los seres humanos somos criaturas que existen en un limbo simbólico convencional (la lengua)—de ahí que tengamos tantos problemas—por lo que el desafío, antes de ser destruidos por nuestras propias estupideces, será demostrar que nos estamos equivocando en nuestros conceptos, nuestros valores, y muchas de las ideas que manejamos.

                Las personas que son aficionadas a los juegos electrónicos, hasta cierto punto tendrían que darle la bienvenida a todos los problemas que vamos a tener, estará lleno de monstruos (ONG’s), dragones (Intelectuales izquierduchos), zombis (izquierduchos), mutantes y criaturas horrendas, si hacemos una re-codificación del problema en cuestión. Así que, a pelear, y a divertirnos, ya que el entretenimiento no está en obtener la victoria, lo divertido es la acción, el combate, intelectual en este caso.

Hola, hola. Esta es la bendita nota que me tenía tan ocupado, ¡es cinco páginas! Claro, también están las otras cosas que tengo, tenía, y hago. Sí, siempre tengo un pretexto para atrasarme. (Qué buena la foto para ilustrar 'ayuda', ¿no?) --Ah, y la nota, de seguro que tiene algunos errores de puntuación, alguna tilde y otros, es que no la revisé, es muy larga. Jeje.

Creo que no voy a estar escribiendo notas de este tipo, me quiero meter en la ciencia ficción y otros asuntos, tengo unas ganas locas de escribir sobre Hari Seldon, a pesar de que ya lo ha hecho medio mundo, y recordar... recordar para hacerles conocer cosas que ustedes tal vez no conozcan. Paso a paso, peso a peso.

Ah, el jueves, en la Universidad (UPAL), voy a dar la conferencia que venía amenazando dar desde hace siquiera un año, sobre el colapso económico que se nos viene. Voy a subir el afiche, ultra amarillista--siguiendo mi solicitud--, que hizo un amigo.

Finalmente, me voy a poner una fecha... 1 de noviembre. Por tres años más, hasta el 01/11/2014, voy a hablar, conversar y comunicar, sobre todos los temas, después... veremos qué pasa.

¿Será que me vendría bien conseguir Twitter? 

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans Problemas
commenter cet article
17 octobre 2011 1 17 /10 /octobre /2011 06:06

Conan001Por Rodrigo Antezana Patton

                “Entre el hundimiento de la Atlántida y el ascenso de los hijos de Aryas, existió un era extraordinaria, y en este tiempo surgió Conan, destinado a ceñir la corona de Aquilonia…” Con estas palabras—en aceptable traducción—comienza “Conan El bárbaro”, la película de 1982. El actor japonés Mako es el que se encargó de poner la voz al narrador, rol que se tomó muy en serio, da la impresión de que lee cada oración como si se tratase de una historia épica. Inmediatamente finalizada su breve lectura, la música de Basil Poledouris sube de volumen y domina el ambiente, ha comenzado la aventura. Qué emoción. En cambio, el 2011, el magnífico timbre de Morgan Freeman refleja la frialdad de un titular de noticiero, y esto es nada menos que el principio. Una mala señal, muy mala. Baj, qué atropello a mi niñez, ni qué decir de los jóvenes y niños que ahora, por esta mala película, no tendrán deseos de acercarse a este personaje, y menos al género narrativo inventado por Robert E. Howard.

                El filme de 1982 fue escrito por Jon Milius y Oliver Stone, quien, por esos años, le metía ganas a su trabajo. Los autores se habían decidido a buscar emoción y aventura, estaban presionados a tener éxito. Por el lado de la producción estaba la familia DeLaurentiis, Dino y Raffaella, decididos a apostar y ganar en grande. Arnorld Schwarzenegger, que interpreta a Conan, simplemente dejó fluir su carisma natural en un papel que no requería de mucha capacidad actoral. Para su tiempo, “Conan” fue una gran producción y obtuvo una fenomenal respuesta en taquilla. La segunda película también fue un digno miembro de la serie, y al público, además de los productores, les habría gustado tener más, pero los compromisos de Arnold lo impidieron. Veinte años más tarde, el director Marcus Nispel, junto a un ejército de productores y escritores, buscaron resucitar la franquicia, sólo para estrellarse con la ignominia narrativa y la indiferencia del público.

                A pesar de contar con un presupuesto de 90 millones de US$, los guionistas del filme estaban tanCONan002 perdidos con el género que nada les funcionó, sus monstruos no asustan, la acción no entretiene y ni sus doncellas o villanos causan alguna impresión. Una pena. Si bien, Jason Momoa revela que ha hecho todo el esfuerzo necesario para obtener el físico de un bárbaro, no hay nada que él pueda hacer para salvar a su insípido personaje. Los demás tienen el mismo problema, no son interesantes, ni lo es el ambiente o la historia. “Conan El bárbaro” es un gran defecto narrativo. Las batallas son un desorden, con los arqueros disparando contra su propia gente; los enfrentamientos personales, una ingenuidad; el romance carece de relevancia. Pareciera que nadie cree en la historia, ni los personajes. La estructura de la narración es digna de un aprendiz de escritor destinado al fracaso. Por ejemplo, hay una personaje denominada Cheren, una arquera de regio aspecto, la vemos destacada en la primera batalla, pero no se nos informa cuál es su particularidad, ni si es poco o muy hábil, después, en la siguiente confrontación, muere como una extra cualquiera. ¿Por qué no aprovecharon su aspecto interesante?, ¿por qué no buscaron destacarla resaltando alguna habilidad suya?, ¿un diálogo?, ¿una actitud un poco más compleja que la de simple agresividad? Porque todos ellos, productores y guionistas, no saben qué están haciendo. Ellos parecen creer que un filme de fantasía es sangre, magia y un par de escenarios fantásticos. No se les pasó por la cabeza pensar que la historia, los personajes, y el drama, son tan necesarios en este como en cualquier otro género narrativo. Los efectos especiales y el diseño de producción son sólo eso: escenario, y nadie asiste al teatro para ver al árbol. 

Estimadas lectoras, y lectores, como siempre, me atraso por desordenado. Bueno, espero que la próxima semana pueda escribir una nota que ya he comenzado: 'la guerra epistemológica', que, a pesar de su título rimbonbante, es un tema sencillo pero fascinante. Es simplemente hablar sobre cómo el hecho de que tengamos malas ideas determina nuestro abordaje de la realidad, y, por lo tanto, errores cometidos en la aplicación de políticas públicas o privadas. O sea, malas ideas: muchos errores. La novedad, claro, es cuáles son esas malas ideas.

(Ah, podrán ver que la nota es una de esas que no pudieron, por x o z razón, ser publicadas en Los Tiempos.)

También me permito comentarles que este mes vamos a batir la marca de 2000 visitas únicas, por fin, después de no sé cuántos años que se mantenía por debajo de ese promedio. Lo interesante del asunto es que esto se debe a que, mientras no escribo, la gente visita para ver si hay un artículo nuevo, así que todavía, me parece no es público 'real'. Venga, ayuden a cambiar eso. Mencionen la bitácora a quien pueda interesarle.

Y... y, y, bueno, pues, eso. Ofreceré más novedades sobre varias cosas... la próxima semana. Saludos a todas y  todos.
 

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans mimeme
commenter cet article
1 octobre 2011 6 01 /10 /octobre /2011 05:28

Simios001Por Rodrigo Antezana Patton

                En mi cuarto todavía tengo un afiche del filme “El planeta de los simios” (Burton, 2001), olvido que ya tiene más de diez años. Y ni qué decir de la franquicia. El recorrido de los simios se inició con la novela homónima de Pierre Boulle, que se publicó en 1963. No tardó en captar la atención de un productor de cine estadounidense que se decidió a llevarla a la gran pantalla. Un acto bastante osado, ya que los personajes eran chimpancés, gorilas y orangutanes, ¿cómo podrías hacerlos actuar? Tras el éxito de la película, de 1968, todos podemos hacer de falsos profetas, lo que se debe recordar es que en su tiempo la producción significó un gran desafío. Superado el problema, había nacido una franquicia. Los próximos cinco años verían un igual número de películas, e incluso breves presencias en la pantalla chica. Fue la primera simiomanía. Recuerdo que yo vi con mucho agrado la primera película—en la televisión, claro está. La nueva versión de Burton me agradó, sin que lograse superar la impresión generada por la primera. Ahora se añade un nuevo filme, “[R]evolución del planeta de los simios”.

                 “[R]Evolución” es una historia bien construida, lo mejor que nos trae la ciencia ficción del 2011. El filme nos cuenta la historia de César, un chimpancé que nace con sus genes modificados por una droga experimental que buscaba curar enfermedades del cerebro, tipo Alzheimer. César es más inteligente que otros simios, lo que no quiere decir que haya dejado de ser uno de ellos. La narración del filme se da cuenta de la importancia del desarrollo del personaje para contar una historia. La acción y efectos especiales no importarán si el destino de los personajes no nos interesa, o si estos están mal construidos. Las motivaciones, los conflictos de César; en cambio, están muy bien planteados, esto produce un filme que vale la pena ver. Ahí no sólo está César, el guión también busca otorgar sentido a la desesperada investigación de Will (James Franco), cuyo amor filial le impulsa a encontrar una solución al malestar que le aqueja a su padre, Charles (John Lithgow). El filme es una partitura bien escrita, que marcha en un efectivo ‘crescendo’ hacia el momento culminante.

                Muchos son los buenos momentos del filme, que es un logro narrativo antes que de efectos especiales, de los que tampoco le faltan. Si bien el desafío técnico es mucho menor para nuestro tiempo, que ya vio un King Kong (2005) completamente digital, eso no quiere decir que el buen trabajo no sea un reto en sí mismo. Por detrás de la ‘actuación’ de César, el chimpancé digital, se encuentra la labor de Andy Serkis, que debió interpretar cada escena del personaje para su posterior construcción digital. ¿Por qué se hace esto así? Pues, simplemente porque ahorra muchísimo trabajo a los técnicos de animación que, de otra manera, se verían obligados a imitar las acciones antropomórficas a ojo, mucho más fácil resulta hacerlo con un ‘modelo’ que se dé el trabajo de actuar como simio en cada escena. Esa fue la labor de Serkis.

simios002

                Sólo desde un punto de vista narrativo, hay momentos que carecen de la fuerza dramática que corresponde, Will podría haber sido más expresivo. Tampoco me convence la maldad de folletín de Dodge, a pesar de que confíe en las manos de Tom Felton, se debería haber explorado un poco más a este frustrado personaje, menos gestos obvios. Y, sabiendo que no va a ningún lugar, se podría haber buscado otra construcción con Caroline (Freida Pinto), la novia de Will. Peros aparte, “[R]Evolución” es una historia memorable, con buen ritmo y muy buenos momentos. La búsqueda de un lugar en la sociedad, la falsa solución, la arrogancia, todo tiene un lugar en esta historia.

Las imágenes pertenecen a sus respectivos propietarios y son utilizadas sólo con fines publicitarios.

Como siempre, algo atrasado--no sólo con la bitácora--realmente soy muy desordenado. Lo bueno es que ya acabé con todo lo que no estaba pudiendo acabar, y espero que el próximo mes pueda hacer más artículos, y así, de una vez por todas, superar el número de 2000 visitas únicas por mes. Estamos en 1948, así que el asunto está a un pelo; aunque, por razones de clases, los temas que me están rondando la cabeza son algo académicos, estoy seguro que podrán disfrutar de los artículos. Espero. Un abrazo a todos y gracias por el apoyo.

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans mimeme
commenter cet article
19 septembre 2011 1 19 /09 /septembre /2011 02:00

Por Rodrigo Antezana Patton

Cowboysyaliens001                Es un título bastante claro, va directo al asunto, no deja lugar a dudas, “Vaqueros y  Alienígenas”. En inglés suena igual de estrambótico, al igual que lo haría en cualquier idioma. El título me hace pensar en un filme que vi de niño, “Billy the Kid contra el vampiro”, impresionable como era a mí me asustó el vampiro, no tenía más de ocho años. A pesar de lo que se suele decir, nunca habrá realidad en el cine, ni siquiera un intento de abordaje a la misma. El cine es mentira. Ahora, esa mentira particular sí tiene niveles de verosimilitud, lo interesante es que eso dependerá del criterio utilizado por el público, y no afectará a las fantasías más descabelladas, ya que son las otras las que pueden crear algún problema de percepción. Puede que algunas personas se crean un drama o una sencilla comedia romántica, lo que podría generar algún conflicto entre ellos(as) y el mundo tal cual es; en cambio, sólo alguien con un muy ligero dominio sobre la realidad podrá convencerse de que alguna vez hubo un grupo de vaqueros peleando contra invasores del espacio exterior. En mi opinión deberíamos abordar cualquier tipo de producción sabiendo siempre que estamos hablando de fantasía, de algo falso—igual, casi me sonrojo al comprar una entrada.

                Si todo es fantasía y mentiras, se darán cuenta que lo importante de una película siempre es la historia central, no el decorado. No sabemos quién es Jake Lonergan (Daniel Craig), no sabemos si es bueno o malo, tampoco está claro qué es lo que busca. Él tampoco lo sabe, pero se irá enterando. Sabiendo de qué se trata, diría que “Vaqueros y Alienígenas” debilita su historia central, la búsqueda de una persona amada, por la que todos podemos sentir empatía, para convertirla en un rescate megalómano. Y, en casos como este, ‘más’Cowboysyaliens002 no quiere decir ‘mejor’. Sin embargo, el principal defecto de “Vaqueros” es no tomarse en serio su propia broma. Es como contar un chiste sin muchas ganas. No hay ningún problema en hacer que los vaqueros del antiguo oeste se enfrenten a extraterrestres, sólo que si lo vas a hacer así, pues, hazlo. Ese es precisamente el problema con el proceso de construcción de realidad, si no es ‘real’ tienes que hacer que lo parezca. A la vez que el filme se toma muy en serio, vean a Craig haciendo del hombre duro y malvado, o Woodrow Dolarhyde (Harrison Ford) siendo igualmente severo, no se preocupó tanto por tomar en serio a su propia fantasía. O sea, ¿podría un grupo de soldados, utilizando armas tan primitivas, asaltar a criaturas con tanto poder? Para decir sí o no debes modificar la fantasía, debes cambiar el mundo imaginado, ese es el punto, puedes hacer lo que te da la gana, salvo romper tus propias reglas. Disminuyes el número de enemigos o incrementas el poder de sus armas (ya lo hiciste con Jake, ¿recuerdas?), si no haces eso, pues, tendrás problemas narrativos. Venga, caramba, que no es tan difícil.

                En lo personal, la pesadilla de lo políticamente correcto me parece un acercamiento muy simplista—el todos somos iguales—a lo que son complejos procesos histórico socioculturales. El filme, reflejando esta postura ingenua, busca unir a todos en contra de un problema común, lo que podría haber funcionado si por detrás de esta decisión se encontrase la verdadera desesperación por sobrevivir, en vez de sólo pensar que todos somos buenos muchachos. El contexto narrativo habla de una verdadera guerra entre los inmigrantes europeos y los nativos, hemos visto cazadores de cabelleras al inicio del filme; pero este conflicto llega a una fácil resolución de un momento a otro, desaprovechando todo el dramatismo que la propia historia había buscado crear. Todo es ficción, y siempre será un desafío hacerla, escribirla y narrarla, esto es verdad si conoces el contexto cultural, y más aún si lo estás inventando.

Hola, hola. Subí la nota sobre 'Linterna Verde', tal como prometí, y añado esta, sobre 'Vaqueros y alienígenas', que tampoco pudo salir. Como podrán leer por ustedes mismos, ninguna de las dos es muy interesante. En parte, debido a que no son películas muy interesantes a las cuales no vale la pena atacar en demasía. Son divertimento, nada más. Eso sí, ninguna de las dos está muy bien hecha. Ninguna se toma en serio su fantasía.

Bueno, aquí, volviendo al trabajo, ya nos volveremos a ver la próxima semana. Gracias, como siempre, por su apoyo. 


Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans mimeme
commenter cet article
19 septembre 2011 1 19 /09 /septembre /2011 01:46

Por Rodrigo Antezan Patton

GreenLantern01                Mezcla de fantasía y ciencia ficción, ‘Linterna Verde’ tiene a su disposición todas las posibilidades de ambas narrativas, con tantas posibilidades, hacer algo bueno no debería haber resultado difícil. Y antes de hablar de la película en sí, no me cansaré de repetir que el mundo imaginado es sólo el escenario donde se lleva a cabo la historia, y la ‘historia’ siempre debe tener un contenido humano, de lo contrario, es como presentar una obra de teatro con la esperanza de que la gente se distraiga, e interese, por el decorado. (“Linterna Verde”, la película, tenía un presupuesto superior a los 200 millones de US$, por lo que su recaudación de casi la misma cantidad, resultó una decepción. Con estos precios, la industria del cine hollywoodense está poniendo en riesgo a toda su estructura.) Volviendo a nuestro tema, adaptado del mundo de la historieta, “Linterna Verde” tenía mucho material en que basarse. Tal vez ese fue el problema.

                El filme debe tener un corazón saludable para entregar cerca de un par de horas de entretenimiento, y recursos no le faltaban. Los superhéroes son personajes simples en esencia que recogen una milenaria tradición del héroe. El ser humano con gran poder es una imagen que se viene repitiendo en la narrativa desde tiempos prehistóricos (la prueba son los textos que provienen de la narración hablada, como ‘La Ilíada’ y ‘Gilgamesh’, entre otros). Los temas inmediatos de ‘responsabilidad’, ‘deber’ y todo aquello que el poder conlleva, para bien o mal, surgen sin esfuerzo, lo que cada narrador vaya a hacer con ellos ya dependerá de su habilidad particular, o colectiva. Nada menos que siete autores se vieron involucrados con la historia de “Linterna Verde” (al menos, en el registro oficial del filme, por ahí fueron más), lo que podría haber sido un maravilloso ejemplo de cooperación creativa, pero, lo más probable, es que sea la explicación por detrás de todos los defectos de “Linterna Verde”, además de un incomprensible error de producción. ¿Acaso creen que por tener tanto dinero pueden simplemente desperdiciarlo?

greenLantern02                Martin Campbell, un director eficiente, se encuentra con retazos de una historia que debe organizar lo mejor que puede. Ryan Reynolds (Hal Jordan), Mark Strong (Siniestro) y el resto de los actores se encuentran con personajes que apenas requieren trabajo. Claro que los efectos especiales son fantásticos, mas, si la historia no lo es, ¿qué importan? El guión se siente inseguro entre presentar la historia paso a paso o acelerar el ritmo para entrar de lleno en la acción. La solución al dilema habría sido elegir entre uno u otro, no los dos. No sabemos suficiente del personaje como para que nos importe su destino, lo que es secundario, el verdadero problema está en que el propio guión parece desconocer quién es Hal Jordan. No hay pasos claros en el filme, un momento es el mejor piloto, en el próximo alguien que no es digno de confianza, después, un poderoso guardián espacial, y renuncia, ¿renuncia? Si tiene que probarse a sí mismo, ¿no abrazaría la oportunidad de ser un héroe?, ¿sí o no? En cualquier dirección hay una historia, el hombre que busca superarse, o aquel que simplemente huye de la responsabilidad en total vergüenza. En el filme, ninguno. Creo que se supone que le dejan partir con el anillo debido a razones burocráticas, debían buscar ciertas autorizaciones para quitárselo, pareciera. Otro problema es el villano de la historia, una criatura impersonal llamada Parallax, la idea es buena; pero crear un mediocre reemplazo humano, para darle un rostro, no funciona del todo. Y podría seguir con los defectos. Conclusión, “Linterna Verde” tiene algunos buenos momentos, y pasaría por una regular película de acción. Falta trabajo, mucho, en la historia central.    
Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans mimeme
commenter cet article
15 septembre 2011 4 15 /09 /septembre /2011 06:30

                Muy orgulloso del estreno de su serie televisiva, George R. R. Martin autor de la serie ‘Canción de hielo y fuego’, en cuyo primer tomo se basa ‘Juego de tronos’, comentaba la riqueza expresiva por detrás de la adaptación. Había multitud de fuentes para la vestimenta y el comportamiento cultural. La tierra de Westeros, un continente imaginario, tendría influencias medievales, el norte tendría algo de ruso y escandinavo, el sur sería bizantino/románico. Al otro lado, en las tierras más allá de la ciudad libre de Pentos, tendríamos un mundo con algo de todas las tribus nómadas, algo de mongoles, algo de escitas, algo de comanches. Encantado con su propia creatividad, Martin dijo algo con lo que no estoy para nada de acuerdo, algo como que nuestra imaginación es más rica que lo que nos puede ofrecer la historia. Me temo que eso demuestra la ignorancia de R. R. sobre el tema. ‘Juego de tronos’ fue una serie de televisión que me alegró el año, a mí me encantó, casi no me puedo quejar al respecto; sin embargo, la frase de de Martin ataca al corazón de unos de mis gustos, la historia, y no podía dejar que se la difunda tan fácilmente. Defender la historia de Martin no es necesario, fue un éxito descomunal, y ya la aplaudí en otra nota, corresponde, entonces, presentar mis objeciones concretas a atacar la historia.

Arte

Vayamos primero a lo obvio. Si bien el arte de la serie es muy atractivo, sobretodo en un momento cultural que—no me canso de decirlo—está basura, es imposible superar la belleza de los momentos culturales errorRR001interesantes de nuestro mundo. Es demasiado fácil defender el período clásico, el grecorromano, antiguo Egipto, Japón, China, etcétera, entonces, no lo haré. Vayamos directo a los pueblos más salvajes y primitivos, los de la selva amazónica, los subsajarianos, o del pacífico. A pesar de todo el esfuerzo que puedan poner los creativos de Hollywood, o donde sea, nadie puede reflejar la multiplicidad de expresiones que la necesidad humana de hacer algo hermoso puede crear. Incluso en estos pueblos muy primitivos, limitadísimos en sus posibilidades materiales, ellos encuentran cómo crear pigmentos, y pintan todo. Los momentos de festejo de estos pueblos básicos, o de batalla, son un festival de colores y diseños. Emplumados, cubiertos de barro, o de mil y un maneras, incluso el mundo primitivo supera con creces el tímido ‘art deco’ con el que los diseñadores pretenden representarlos.

Eventos

‘Juego de tronos’ es un complejo entramado de problemas. Tenemos la amenaza del norte, unos monstruos del hielo; la del este, los bárbaros nómadas; la central, el golpe de estado de los Lannister. Es una realidad rica en variables, un conjunto diverso que se merece el nombre de la serie. La realidad histórica no tiene nada que envidiar.

                Casi en todo momento histórico el número de enemigos era siquiera tan grande como el número de dedos en la mano. Enemigos al norte, al sur, al este y al oeste, además de aquellos que buscarían ser traidores en tu propia tierra. Cinco, casi siempre. El antiguo Egipto, con una situación geográfica privilegiada, tuvo que pelear, en muchas ocasiones, con los nubios al sur, los libios al oeste, los semitas al este, y los posibles invasores marinos, además de las múltiples fuerzas internas. Además, Egipto perdió contra siquiera una de estas fuerzas en diferentes ocasiones. Podemos asumir que el colapso del imperio antiguo proviene de unaerrorRR002 dispersión de la autoridad antes centralizada en la persona del rey, que se perdió en los diferentes nomarcas, líderes provinciales, del vasto país.

                Prácticamente cualquier período histórico, de cualquier región, permitiría hablar de una multitud de desafíos, enfrentados por el reino elegido como punto de referencia. Recordaré la caída de la antigua Asiria, un imperio muy poderoso por casi dos siglos. Una lucha fratricida debilitó a la fuerza interna del reino, lo que permitió a sus enemigos, los babilonios, al sur, los medas, al este, y los escitas, al norte, alzarse en contra del yugo asirio. El conjunto de enemigos logró derrotar al poder Asirio en el año 612.

                Un solo vistazo a la realidad que nos rodea permite ver la misma complejidad que siempre ha acompañado al ser humano. Tomaré como referencia a los Estados Unidos, el país más universal de nuestro tiempo. En este momento (09/2011), la principal amenaza es su propia ineptitud, o sea, un lío interno. Las amenazas externas son de variada naturaleza, por un lado tenemos a los islamistas, el dilema de la inmigración ilegal, la competencia económica de Japón, China, Europa, así como la dependencia en petróleo extranjero. Sólo una visión de la política interna de los Estados Unidos sería de una complejidad y riqueza sorprendentes. Entonces, la realidad sigue siendo una historia de muchísimos frentes, y sólo nuestra simplificación del pasado transforma a lo que fue una realidad rica y compleja en una simple narrativa lineal.

Personajes

                A diferencia de las novelas, en la historia no hay personajes débiles, hasta el más inútil de los hombres tiene una consistencia, en su inutilidad o grandeza, que difícilmente se puede imitar en la creatividad narrativa. De la serie, a mí me gustaron mucho varios personajes: Ned Stark, Jon Snow y Tyrion Lannister, me parecen los más interesantes, los demás, son más débiles. Robert Baratheon, bien interpretado por Mark Addy, es un mal personaje. Un rey excesivamente arrogante y torpe. Claro, el problema es que la narración tiene poco tiempo para mostrarnos el lado amable y carismático del rey, por lo que prefiere exhibir sin tapujos sus torpezas, para dejar en claro de por dónde va la historia. Va por ahí, va por un rey torpe que, pues, tendrá muchos problemas, por decirlo ligeramente. Por otro lado tenemos a Joffrey, o Jeffrey, que es una persona abiertamente cruel, poco calculador y torpe. En el fondo, este chango, Jeffrey o Joffrey, es el que mete en problemas a toda la corte, bueno, uno de los mete en problemas a toda la corte. Es el claro malvadito de la historia.

                La realidad histórica nos muestra una larguísima lista de reyes malvados y mediocres, cierto; pero, son muy escasos los tan claramente mediocres, por ahí son malos en algo, y será por  eso que enfrentarán consecuencias; pero tienen alguna habilidad, se mantienen de alguna manera en el trono. Por ejemplo, al final de la dinastía Han, los reyes mediocres eran controlados por los eunucos, entonces, si bien el rey se había dejado ganar la mano del poder, es porque trataba bien al eunuco que este ganó poder, y el eunuco, claro está, sabiendo donde está el poder que le alimenta, sabiendo donde está la autoridad, trata al soberano mediocre con total servilismo. En la serie, buscan que el dramático asunto de la mediocridad del rey lo enfrente con la poderosa familia de los Lannister. Mmm, obvio. Lo interesante del asunto es que el rey Baratheon sabe del poder de los Lannister y la rivalidad que existe con ellos, y a pesar de eso comete un sinnúmero de imprudencias peligrosas. En la historia verdadera, en el testimonio histórico, los reyes buscan tener cuidado, si no, lo pagan. Y ese es otro punto, Baratheon, comportándose así, habría perdido la corona.

errorRR003                Por otro lado, el de la crueldad, gran parte de los tiranos tenían arrebatos de culpa. Ivan el terrible, prácticamente se confesaba cada que cometía una gran masacre, por eso le gustaba crear iglesias, era una manera de expiar sus pecados. En vez de exhibir sus maldades, sentían, en muchos casos, vergüenza de las mismas. Por otra parte, los actos muy crueles de los soviéticos o los nazis, tuvieron, por detrás, la mayor frialdad posible. No eran sólo personas malvadas, no tenían sentimientos, por la mediocridad mental de la persona burocrática, o el sólo pragmatismo mental del asesino político. Además, también hay los ejemplos de tiburones en ciertos deberes, que eran muy amables en todos los demás. Jeffrey, que se pavonea de su maldad, no me convence. A diferencia del cliché, los reyes malvados eran poquísimos, ya que nadie gustaba de tener ese tipo de peligro a tu alrededor. Otra cosa, claro está, es dar rienda suelta al sadismo con los ‘enemigos’. Lo que es de suprema importancia para prácticamente cualquier gobernante, cuidar de los tuyos, pactar con los poderosos, y abusar del resto. En cambio, el cumpa Jeffrey sólo está ahí, caminando como un cliché de malito.

                Más allá de los clichés de mediocre o malvado, la realidad carece de personajes débiles, incluso si lo son. Sí, si son débiles, en las narraciones sólo se concentran en sus defectos, lo que es un error de narración, en cambio, en la realidad, conocemos todos sus buenos aspectos también. Claro, de muchos momentos históricos sólo tenemos nombres sin muchos datos; pero podemos asumir, por detrás, capacidad y talento, en el Antiguo Egipto, o en los generales de Alejandro Magno. Ptolomeo, Seleuco y muchos otros debieron ser muy buenos; aunque no tanto como su comandante en jefe. ¿Qué defectos tendrían? Los reinos no se construyen por la fuerza de una persona, tal vez es uno el que resulta ser el líder muy talentoso; pero siempre será un conjunto de personas, con diversas habilidades, el que construye un reino, o lo mantiene.

                Más fácil, como ejemplo, es mirar la realidad contemporánea en vez de dar extensas lecciones debinladen 02 historia. Veamos, en el país más universal del mundo, los Estados Unidos, tenemos a un tío que tendría problemas en encontrar trabajo en nada menos que la posición de presidente. Semejante inútil, como presidente. Lo interesante del menso este es que también tiene su lado talentoso, como demagogo; pero de los buenos. También es educado y gentil si busca serlo, lo que puede disimular algunos de sus más descollantes defectos. A pesar de ser, pareciera, una persona inteligente, sus ridículas ideas impiden que haga algo útil. O sea, hay un fondo, no es sólo un mediocre, tiene ideas tontas en las que cree firmemente y varios talentos que le permitieron salir electo. El resto del equipo que está en la Casa Blanca debe ser de lo peorcito que ha habitado ese lugar; pero no creo que tendrían problema, como público, en simpatizar siquiera en algo con esos mediocres.

                Fuera de buscar personajes con defectos y talentos, no tan obvios, y mostrar que los malvaditos son bastante escasos, me gustaría mencionar que en nuestro mundo real existen los ejemplos extremos, mucho más que en la fantasía. Como dije varias veces: la narración busca tener sentido, estructura, la realidad mandó todo eso al tacho. Veamos alguien como Osama Bin Laden, el tipo no es nada carismático, es el ordenador, el conciliador, el administrador, y un buen tipo, buena persona con los suyos, con unas ideas tan torcidas que es difícil de creer. La realidad puede crear mejores personajes que la fantasía debido a que la imaginación debe ser ordenada… nadie podría haber imaginado un personaje como Mojamed Atta, un hombre atractivo, inteligente y comprometido, cuya idea de hacer el bien es ir a darse con avión y todo contra un edificio. Increíble. Mucho más increíble que cualquier narración.

Decorado

                Claro, en la vida real o histórica, no existen los sables láser, los dragones, un AT AT, o los superpoderes; pero, el ser humano está ahí para impresionarse o maravillarse de lo real, así aprendimos. En algunos casos, en la fantasía, será lo real incrementado en tamaño, y el tamaño sí importa, puede impresionar; titanesteroides002sin embargo, terminados todos los fuegos de artificio, un dragón sólo impresiona un momento, una vez que te acostumbres, no podrá llevar el peso de una historia. Lo mismo sucede con todos los decorados, con todos los artificios de la fantasía, la historia tiene que ser humana. Entonces, bien narrado, un Aquiles te impresionará más que un Superman, o un ejército romano más que un AT AT, una tropa mongola, más que un dragón. La fantasía puede impactar por el decorado; pero será la esencia la que hará la historia. Si no, no sirve. Los ejemplos los vemos todo el tiempo. A ver, la más reciente “Furia de Titanes”, donde el monstruo marino, el Kraken, es muchísimo más monstruoso y enorme que el primero, ¿impresiona? Claro, pero no lo hace más interesante, rápidamente se pierde el interés. No es sólo el tamaño, es el cómo lo cuentas. En “Transformers” sucedió lo mismo, sabíamos que es sólo una película para divertirnos; pero, el segundo filme tiene muchísimos más robots, más grandes, y ¿a alguien le importa? Entonces, el decorado puede gustar e impresionar, a la vez que carece de agarre. Por nuestras propias limitaciones y naturaleza, podemos reaccionar ante lo grande o colorido; pero, perdemos la atención, y para captar nuestra atención no se necesita de tamaño, sino de peligro, de amenaza, de problemas, de drama humano, y ahí, el decorado no importa, como lo deberían demostrar tantas narraciones que fracasan. Y es en la historia, en la narración, donde la historia, histórica, me parece de una riqueza insuperable que la narrativa sólo puede intentar imitar.

 

Hola a todos. Vaya que me atrasé con la nota. Esta vez sí que me pasé. Bueno, a veces me pasa. Faltaba un poco, entonces, pensé, podría esperar un poco. No, no funcionó así. Diría que la principal razón para semejante atraso es el desorden, me temo que ya es una característica negativa mía que debo cambiar, por mucho que me cueste. 

La buena noticia es que, en el interín, terminé mi libro, o la primera parte de mi segundo libro (o sea, como mencioné varias veces, el libro en sí está terminado, la revisión y ampliación de la primera parte es la que está terminada, ahora, una revisión más... y, veremos si se puede publicar en este año, 2011). 

Por el momento, eso es todo. Ah, pronto vendrá un artículo sobre 'Linterna Verde' que no pudo ser publicado... y veremos si a eso le puedo añadir algo, que, en el fondo, debería.

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans Historias
commenter cet article
30 août 2011 2 30 /08 /août /2011 05:03

 

Cochabamba, 17 de agosto de 2011

 

Estimados señores,

Ref. Inminente colapso económico en los Estados Unidos

                Para su consideración, me parece importante compartir los siguientes datos.

                La economía de los Estados Unidos está colapsando, por lo que las autoridades nacionales deben tomar las precauciones necesarias y posibles para recibir el menor daño posible. Sólo destacando algunos de los datos que salen de la economía estadounidense, tenemos lo siguiente (esta información es pública, por lo que su verificación no representará ninguna dificultad):

  1.        Su deuda nacional llega al 100% de su PIB (o GDP, por sus siglas en inglés. La diferencias contables entre PIB y GDP varían muy poco.), o sea, más de 14 billones de US$.
  2.        La deuda total de los Estados Unidos, incluyendo su capitalización de las empresas federales Freddy Mac y Fannie Mae, más sus obligaciones sin respaldo (unfunded liabilities), ya supera los 60 billones de US$, o 400% de su PIB.
  3.        El déficit del gobierno federal para el año fiscal 2011 es de 1.4 billones de US$ (trillions en inglés). Eso es 10% de su PIB.
  4.        Debido a la flexibilización cuantitativa (Quantitative easing, o QE) Uno (QE1), la ligera (QE lite) y la segunda (QE2), más otros recursos, ahora es el gobierno de EE.UU. el mayor acreedor de EE.UU., por nada menos que 1.3 billones (número antiguo, de alrededor de marzo 2011, el QE2 duró hasta junio). Esto es una relación esquizofrénica que no tiene el menor sentido económico. Los Estados Unidos se están prestando a sí mismos el dinero que no tienen.
  5.        Entre el 2009 y junio del 2011, los Estados Unidos incrementaron su masa monetaria en 300%.
  6.        El desempleo en Estados Unidos prácticamente se ha mantenido estático los últimos 12 meses, y a la fecha está por encima del 9%.
  7.        El presupuesto federal del año fiscal 2011 es de 3.8 billones de US$, lo que representa más del 25% del PIB. Entre empleados del gobierno federal, local y estatal, más de un tercio de la totalidad de los trabajos en los Estados Unidos ahora pertenecen al sector público.
  8.        Los Estados Unidos tienen un déficit comercial mensual superior a los 40 mil millones de US$, 40 millardos, en el 2011. El mes de junio 2011 tuvieron 53 millardos de déficit. En el 2006, esta cifra llegó a 759 mil millones por el año (63 millardos mensuales). O sea, consumen muchísimo más de lo que producen.

Podría seguir con las malas noticias económicas, como el crecimiento del primer semestre del 2011 revisado a la baja, de 1.9% a 0.4% (La inútil Reserva Federal cometió un error de más del 400% en su proyección optimista), o tantos otros más, como el raquítico crecimiento industrial, dentro de una economía dependiente del sector servicios desesperadamente buscando algo que la reemplace. No es necesario extenderse sobre esto ya que cualquier interesado podrá profundizar en la información que sea de su interés particular.

 Igual de patéticos son los datos provenientes del estamento político, que no está siendo capaz de enfrentar este gran problema, o siquiera reconocerlo. A principios de año (abril-marzo), hubo una gran discusión sobre el presupuesto de lo que quedaba del año fiscal 2011, los demócratas buscaban recortar entre 20 y 40 millardos, los republicanos no quisieron ceder por menos de 60 a 80 millardos en recortes. Si bien la diferencia entre una y otra posición puede parecer significativa, la verdad es que discutían por apenas el 4% del déficit real, como máximo. Ninguno de los dos partidos estaba dispuesto a abordar el verdadero problema. Lo mismo puede decirse sobre el incremento del techo de deuda estadounidense, tras una aparentemente férrea oposición republicana se llegó a un acuerdo por el que se reduciría el presupuesto federal por siquiera 1.5 billones, en los próximos diez años; al ritmo actual, esto en verdad quiere decir que su deuda nacional crecería por unos diez billones durante ese mismo período, ya que su déficit fiscal de los últimos tres años ha superado el billón de dólares.

El daño que esta conducta produce a la economía del planeta es apenas imaginable, gran parte de la inflación a nivel mundial se debe a la misma. Los Estados Unidos, a diferencia de cualquier otro país del mundo, pueden transferir su inflación a la comunidad mundial, porque el dólar estadounidense es moneda de reserva e intercambio internacional. La destrucción de riqueza real, a cambio de papeles estadounidenses, daña a Japón, China y el resto del mundo.

La obvia conclusión, de que los Estados Unidos no enfrentarán su realidad económica hasta que esta les golpeé en la cara, obliga al resto del mundo a prepararse en antelación a dicho momento.

Tres son las recomendaciones que puedo realizar a la fecha (Agosto, 2011), estas se deberían aplicar a la brevedad posible:

  1. Se debe abandonar el dólar estadounidense como moneda de intercambio internacional, y reemplazarlo por una canasta de monedas: Yen japonés, rinminbi chino, rublo ruso. (Por el momento, los más recientes problemas del Euro lo hacen inelegible para este propósito. El franco suizo está encarecido, y tiene una gran exposición a los problemas financieros de la eurozona. Lo mismo sucede con la libra esterlina británica)
  2. Bolivia (o cualquier país) debe cambiar sus reservas líquidas a oro, plata o las monedas previamente mencionadas (que también sufrirán problemas; pero menos. También se debería plantear la posibilidad de cambiarlas por cualquier metal, no sólo los preciosos).
  3. El estado boliviano (o cualquier otro) debe dejar de respaldar las cuentas hechas en dólares estadounidenses. Esta acción sería suficiente para que el sector privado reaccione deshaciéndose de esta moneda.

Todas estas recomendaciones son en verdad una: huir del dólar estadounidense, abandonarlo por completo. Esta no es una crisis mundial de la economía, nunca lo fue, es un problema principalmente estadounidense que, por razones de volumen y la particular naturaleza de su moneda, afecta a todo el mundo.

Las siguientes personas, en todo o en parte, han evaluado correctamente la actual situación económica: Peter Schiff, Marc Faber, Jim Rogers, Michael Maloney, Gerald Celente, John Williams, Graham Summers, Gonzalo Lira, Santiago Niño Becerra, Jesús Huerta de Soto y muchos otros más.

Espero revisen la información con urgencia.

Atte.,

Rodrigo Antezana Patton

Hola, probablemente esta carta sea lo más importante que haya escrito en esta bitácora; aunque, para los asiduos a la misma, sean noticias viejas. Desde hace tiempo que busco dar una 'conferencia' sobre el tema, y subirla a la bitácora u otro medio; pero el asunto se posterga, ya que es con apoyo de la Universidad en la que trabajo, la UPAL. 

El hecho de que esto sea importante no quiere decir que mi voz sea lo suficientemente relevante como para que haga alguna diferencia. Mi voz, al igual que la de muchos otros miles, no está siendo escuchada... el problema es que eso va a cambiar (no creo que me escuchen a mí, sí escucharán a los otros), ya que los problemas económicos están empeorando cada vez más, seguirá así hasta que el asunto explote. Y será algo único, nunca antes visto, un momento en la historia de la que se hablará por los próximos siglos (si sobrevivimos, claro está). 

Postergué subir esta carta para hacerlo junto a otro artículo, ya sé que no les gustan mucho las notas sobre este tema, el problema es que me atrasé con el otro (la nota es sobre lo entretenida que es la 'historia' histórica, con algunos ejemplos). Lo escribiré mañana y el miércoles, espero subirlo para el jueves o antes. Gracias por el apoyo y cuídense mucho. 

 

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans Problemas
commenter cet article

Recherche

Archives

Articles Récents

Pages