Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
21 décembre 2014 7 21 /12 /décembre /2014 19:30

                Desde hace algunos días que los precios del petróleo son noticia, ya que se han reducido de una manera considerable, lo que ha puesto y va a poner en aprietos a más de una república bananera manejada con supina irresponsabilidad por sus líderes mediocres. Y como la tendencia se ha mantenido, pues, han surgido una serie de especulaciones sobre el asunto, por lo que veo apropiado realizar un trabajo periodístico e informar lo que está sucediendo en realidad.

Oferta – Producción

                El petróleo es una bendición/maldición de la naturaleza que ha movido gran parte de la economía del siglo XX y XXI—o sea, hasta el momento—, debido a que es un combustible perfecto—si no fuese por ese Temaceite001problema del calentamiento global que surge debido a su uso en exceso; pero, en exceso, todo es malo. Los derivados del petróleo son útiles de muchas maneras, desde cremas, combustibles y plásticos. Por lo que siempre tuvo un precio que impulsó las ambiciones de los seres humanos. Sin embargo, en la década pasada comenzó a subir su precio a niveles nunca antes vistos. A finales de los noventa el precio por barril estaba en, más o menos, unos 10 US$, diez años más tarde el precio se disparó a 150 US$, el 2008-2009 debido a la especulación que abandonaba la bolsa de valores. De ahí bajó bastante, pero se mantuvo en un precio muy elevado durante todo el siglo XXI. En promedio, por ejemplo, para lo que va el 2014, su precio fue de unos 90 US$ el barril; a pesar del bajón que provoca los titulares de noticias.

                La apreciación del petróleo fue tal, desde finales de los noventa hasta muy recientemente, que provocó varios fenómenos políticos a nivel internacional, desde el ‘resurgimiento’ de Rusia hasta las locuras del chavismo, todo fue financiado con petróleo. Su precio elevado garantizaba ganancias considerables. Y los que las obtuvieron, los que podían disfrutar de esos ingresos, hicieron lo que suelen hacer los típicos nuevos ricos: desperdiciarlo todo. Lo que hizo el chavismo con este dinero es la tragedia de Venezuela, las empresas improductivas, las cooperativas al cohete, la propaganda inútil, los regalos  políticos a sus vecinos, al caribe, a la dictadura cubana, y un largo etcétera. En el medio oriente, en los países exportadores de petróleo, vimos un auge increíble y decadente de construcciones fantásticas—y medio que carentes de personalidad, diría yo—entre las que se destaca ese monstruo inimaginable ¡de 800 metros de altura! El Burj Khalifa. ¿Y los rusos? Bueno, Putin pudo costear las olimpiadas de invierno, ¿no? ¿Saben cuánto costaron? Busquen el precio en la red; pero siquiera el evento fue magnífico, de buen gusto y una fiesta de la humanidad, la realidad del dinero ruso fue que se postergaron reformas, hicieron la vista gorda a la corrupción que empobrece, y maquillaron lo que es una maltrecha y pobre economía.

                Por otra parte, las ganancias del petróleo impulsaron aún más una industria descomunal. Extractores de todo el mundo vieron que si era buen negocio explotar un pozo de petróleo, ¿por qué no tener diez de esos, o más? El alza en su precio provocó una carrera mundial por encontrar y extraer más petróleo. Además, el inicio del Siglo XX se caracterizó por una serie de conflictos que afectaron, en poco o mucho, a la provisión de petróleo; sin ir muy lejos, la Guerra de Iraq, que destrona al dictador iraquí, es del 2003. A lo que debemos añadir el envejecimiento, reducción de producción, de muchos pozos a lo largo y ancho del globo. Por ejemplo, los pozos mejicanos, ya están de salida; y la muy inestable producción venezolana depende de petróleo de cada vez peor calidad y difícil refinamiento. De acuerdo a la organización interestatal de energía, la producciónTemaceite002 de petróleo barato comenzó a reducirse a partir del 2006. En paralelo, la economía mundial seguía creciendo—recuerden que el estallido de la actual fase de la crisis económica planetaria se da a finales del 2007, y la bolsa estalla el 2008—y la omnipresencia del petróleo hacía que se los necesitará más y más. Además, incluso en los peores años de las crisis, se decía, países como China, y muchos otros; entre ellos varios latinoamericanos, siguieron creciendo. Lo que se puede traducir como un incremento de las necesidades de petróleo. Si el consumo de combustibles y productos plásticos caía en EE.UU., pues, las bocas de una multitud de países estuvieron, más o menos, dispuestos a compensar esa caída. Todos los factores mencionados mantuvieron el precio elevado del petróleo: producción en declive, crecimiento económico y de la demanda, y diversas tensiones en regiones productoras de petróleo (recuerden, entre otros, el embargo a las exportaciones de Irán). Entonces, al mantenerse los precios altos, las ganancias elevadas convocaron la participación de moros y cristianos.

                Porque valía la pena, y porque hasta la empresa petrolera más pequeña tenía recursos, excedentes que podían invertir en exploración, se buscó petróleo en todas partes. Y, obviamente se lo encontró. Lo encontraron e invirtieron todo el dinero necesario para extraerlo. Lo encontraron en las tierras bituminosas del Canadá, e invirtieron la salvaje cantidad de riqueza necesario para extraerlo; lo encontraron en profundidades abismales del Golfo de México (lo que provocó el horroroso desastre ecológico del 2010); lo encontraron lejos de las costas de Brasil, y también cerca de las Islas Falkland (Malvinas); y también lo buscaron y encontraron en el esquisto. El llamado ‘Shale oil’ y ‘Shale gas’, petróleo o gas de esquisto, se conoce desde que comenzamos a utilizar el petróleo, en wiki se menciona que la producción moderna surge en Francia, en 1830 (sí, sí, 1830, no 1930); pero siempre, hasta nuestros días, fue muchísimo más fácil explotar cualquier otra fuente de petróleo que del esquisto. ¿Para qué voy a hacer un pozo de petróleo de esquisto cuando me puedo ir a Tejas?, ¿para qué voy a hacer un pozo de petróleo de esquisto si me puedo ir al oriente medio? Después, me iría a Venezuela, Ecuador, Irán, Méjico, Rusia, Alaska… hasta que incluso este petróleo comenzó a escasear. El petróleo que se encuentra es caro, problemático, en profundidades extremas, en climas extremos, o de mala calidad (averigüen lo que es el petróleo pesado, y muy pesado, para entender a qué me refiero con ‘mala calidad’), si ya están limpiando hasta los granos de arena de Canadá, ¿por qué no comenzamos a explotar los recursos en el esquisto? Y eso hicieron. A lo largo y ancho de los EE.UU. comenzaron a extraer petróleo y gas del esquisto, en cantidades estratosféricas.

                Lo que sucedió con la oferta petrolera demuestra la eficiencia del mercado, de la voluntad  guiada por la ambición, del interés personal, grupal o institucional, que beneficia a la comunidad; sin olvidar el hambre insaciable de multitudes humanas que lo impulsaron, o la crisis de un mundo finito que no puede producir más recursos. (Si les interesa la crisis energética, pues, pueden revisar el video que hice al respecto)

Demanda – Consumo

                El petróleo es útil en más de un sentido. ¿Recuerdan las clases escolares de los derivados del petróleo? No solo es gasolina, plástico, incluso es pavimento (alquitrán). Así que no sé si lo vamos a utilizar siempre, pero sí sé que lo podemos utilizar de muchas maneras. Entonces, como sirve, la gente lo requiere, puede hacer uso de él y lo demanda en grandes cantidades. Es una cadena muy grande la que existe entre el consumidor y los productores de petróleo: el extractor, el transportador, el refinador, el distribuidor, hasta el fabricante de productos derivados o el vendedor de productos derivados, y la gasolinera de la esquina, y tú. Ahora, los combustibles son un producto vital en cualquier economía. Puede que vayas o no al cine; pero, de que tienes que ir a algún lado, pues, seguro. Yo no tengo coche, y de todas maneras consumo ingentes cantidades de combustible cada vez que utilizo el transporte público; que es mucho más eficiente, en muchos sentidos, que el particular. Digamos que busco ahorrar dinero, ¿va a dejar de haber transporte público porque yo no vaya en él? Sabemos que no. Lo que sucedería primero es que se reducirían sus márgenes de ganancia por una ínfima, apenas cuantificable, cantidad de dinero. Y eso sucedería si un puñado de personas decidimos ahorrar dinero caminando. Esta reducción de ganancias, poco a poco iría afectando a la línea en la que ya no viajamos, y sólo después de un tiempo prolongado, la línea reduciría el número de vehículos de la misma (o buscaría alguna otra solución, como cambios de ruta, tipo de vehículos, etcétera). ¿Qué hacer? Dependería de su capacidad para adaptarse al cambio en el mercado, lo que es importante saber es que ese cambio no sería inmediato. Y, a menos que haya un colapso sorprendente de algo, el cambio sería gradual.

                Permítanme repetir que el petróleo, en su forma de combustible, es en verdad un producto vital, uno que no se puede reemplazar fácilmente, y que tiene una gran prioridad en el consumo. Entonces, si nos vamos Temaceite003a apretar los cinturones el uso de combustible vital será uno de los últimos elementos en los que buscaremos ahorrar. Volviendo a la idea, ¿cuándo comenzaría a notar una gasolinera que una línea de transporte público tiene problemas? Pues, serían los últimos. A la gasolina no le importa si van muchos o pocos en el transporte, ella se consume igual. La gasolinera notaría la usencia de la línea solo cuando deje de funcionar, e incluso así sería un cambio marginal, pequeño. Lo interesante es que no se darían cuenta siquiera de que hay problemas. Una crisis en el sector del transporte no la notarían hasta que afecte al consumo del combustible de manera importante. Y para eso, el asunto tardaría. Si en el bus iban 20, y de ahí 19, 18… 15, etc., todo estaría normal. ¿Y qué pasaría si esto sucediera con muchas líneas? No es a una a la que afecta, digamos, la crisis de transporte, es a varias. Entonces, las gasolineras sólo se darían por enteradas cuando las líneas quiebren, y dejen de funcionar, y ellas quebrarían, por decirlo y siguiendo la progresión de la narración, a la vez. O sea: 10 mil pasajeros, funcionan 100 líneas de transporte; 9 mil, funcionan 100 líneas; 8 mil, funcionan 100 líneas, ya con problemas; etcétera. Son números imaginarios, claro, solo para ilustrar.

                Ahora, haciendo a un lado el ejemplo extremo, de una reducción total de pasajeros. La verdad es que los cambios son siempre graduales, y la capacidad de repuesta, de la mayoría de los sistemas es muy limitada, además de lenta. Desde que comenzaron los interminables problemas económicos de los EE.UU., los estadounidenses han buscado ahorrar en transporte, y combustible. Se mudaron más cerca del trabajo, cambiaron de hogar a uno más pequeño, economizaron las salidas, se compraron autos eléctricos, etc. Pero la reducción del consumo en EE.UU. fue reemplazada por el incremento en Méjico, o la masiva importación de gasolina por países dependientes de combustible como Venezuela (Sí, Venezuela, es un gran importador de gasolina, fuera de broma, busquen la información si no me creen. Es una de las muchas ironías del patetismo de ese pobre país administrado por idiotas). Pero ¿qué sucede si esas malas condiciones se esparcen, seTemaceite004 extienden a muchos países en una proporción que las pequeñas economías en crecimiento no pueden compensar? Bueno, eso sucedió, y venía sucediendo desde hace mucho tiempo atrás. Los números de Europa son patéticos, y Japón entró en recesión este año, junto a Italia, con pésimos resultados en Francia, y sólo problemas en muchos otros lugares (Grecia; paros de todo tipo en Bélgica, etc.). Ahora, eso lo nota la gasolinera; pero, ¿cuándo le avisan a los exploradores, a los perforadores, a los operadores de los pozos, a los transportistas de crudo, a los refinadores? Es una larga y enorme cadena la que debe detenerse, cambiar, adaptarse, y, mientras más grande, más difícil es cambiar, arreglar o detener. Valga mencionar las arenas bituminosas de Canadá, que funcionan con unos márgenes mínimos y que dependen de unas cantidades monumentales para tener margen de ganancia—que yo sepa, esos chicos, entraron en números rojos cuando el petróleo cayó por debajo de los 70 US$, probablemente ya detuvieron el trabajo. Entonces, así, un mercado del petróleo que se ha reducido se puede ver ahogado por oferta del producto. Porque no se pueden cerrar los pozos tan fácilmente, o se los cierra cuando ya es demasiado tarde.

                Además, demasiados querían hacer creer al mundo que éste no se encontraba en una depresión económica, sino en una recuperación. (Sí, claro.) La verdad era muy simple, la demanda de petróleo y derivados, desde combustible, plástico y alquitrán, se estaba reduciendo en los países industrializados en una proporción mayor al incremento que acontecía en el 3er mundo, a la vez que se incrementaba la oferta de este producto, proveniente de arenas bituminosas, extracción de pozos en gran profundidad oceánica, esquisto o donde fuera y como fuera. Y las curvas de descenso de demanda, con incremento de producción se cruzaron este fin de año del 2014.

Conspiración

                Y ya vienen con que esto es conspiración de los Estados Unidos contra Rusia. Ya quisieran ser tan importantes los rusos como para los Estados Unidos estén dispuestos a destruir su economía en su nombre. Vamos, la extracción de petróleo de esquisto no puede funcionar con estos precios, ellos requieren unos 75 US$ en promedio como precio del barril para funcionar. El petróleo de esquisto es carísimo porque requiere ingentes inversiones. (Y ¿qué hay de la banca que prestó dinero a un sinfín de exploraciones, extracciones de petróleo de esquisto, también son parte de la conspiración? Vamos, no seamos tontos. Ahora, también se dice que Arabia Saudita está conspirando contra los extractores de esquisto, ya que ellos requieren de preciosTemaceite005 elevados para funcionar, y hasta cierto punto puede que le den la bienvenida a este giro, con vistas al futuro; pero la verdad es que todos estos países productores de petróleo son unos despilfarradores que no tienen márgenes de maniobra. Ya están perdiendo muchísimo dinero con la caída de los precios y reducir la producción para incrementar su precio no serviría de mucho, debido a la fuerte caída de la demanda, y perderían mucho más, añadiendo el menor número de barriles a un precio bajo del producto.

                Aquí no hay conspiraciones. Nadie está dispuesto a perder 700 millones de US$ por cada dólar menos, y de 100 y pico cayó a menos de 60. Por ejemplo, dicen que los países del golfo perderán unos 350 mil US$, 350 millardos, debido a esta caída en precios. ¿Yo pago 350 mil millones para que colapse la industria de esquisto? Ja, ja, ja. Nadie es tan fuerte, nadie tiene tanta cintura. No tienen margen de maniobra, y no pueden manejar la economía del mundo. Así es como están las cosas ahora. Una curva que venía en bajada, se chocó con una que venía en subida. Eso es todo, por el momento.

Futuro

 

                ¿Qué sucederá mañana? Tenemos dos problemas, por un lado colapsarán momentáneamente todos los extractores que dependían de un precio elevado para su funcionamiento (desde el mar del norte, los extractores del esquisto, hasta el futuro del petróleo muy pesado de Venezuela), por otro, el colapso de la economía global augura una demanda incluso menor a la actual; pero al reducirse la oferta en tan grandes cantidades, ya que el aporte del esquisto, las arenas bituminosas, y otras fuentes, son considerables, obligarán a que suban los precios. ¿Pero de qué servirá que suban los precios si se reduce el poder adquisitivo de la moneda? En resumen, la industria petrolera tendrá que ser más inteligente, más eficiente, y más barata… o sea: más pobre, como el resto del mundo, que sólo derrochaba lo que era un recurso maravilloso, beneficioso y limitado. Incluso si va muy mal, esto son buenas noticias.

Créditos: Primera imagen, una fotografía de una refinería en Kuwait; Segunda imagen, una mancha de diesel, con la típica refracción que produce ese arcoiris de colores, fotografía de John; Tercera imagen, una triste imagen del resultado de los extractores/refinadores de arenas bituminosas, fotografía de Tastycakes, apodo del usuario; Cuarta imagen, torre y extractora de gas de esquisto, en Pensivalnia, fotografía de Ruhrfisch; Quinta imagen, un oleoducto en Austria, de 31 km de largo, fotografía de UlrichUlrich. 

Hola, hola, creo que puedo decir 'felices fiestas', ¿no? Sip, ya que no creo que vaya a escribir algo para antes de la fecha importante que se acerca. Vamos, que cualquier pretexto es bueno para festejar. La semana pasada, acabamos el semestre; ya no queda nada por hacer. 

No sé si algo como el petróleo sea un tema muy navideño, pero todas las tonterías que he escuchado sobre el tema han ido apilándose hasta que llegó la gota que colmó el vaso, cuando el ignorante presidente de mi pobre país declaró que el bajón de los precios del petróleo era una conspiración de EE.UU. contra Rusia y Venezuela. Por favor, como si fuese necesario mover un dedo en contra de la inutilidad venezolana, diosito, como hay ¿no? Como hay gente que si fuese más ignorante... y mejor ahí la corto. Entonces, me vi obligado a escribir esto pa' siquiera informar un poco. Ya saben, soy comunicador, periodista, en el fondo; aunque no ejerza de periodista. 

Tengo que ver varias películas, che. Incluyendo a 'El Hobbit', y, de una vez, 'Sinsajo', me gustaría ver la de los pingüinos también. Ah, y de seguro veo 'Éxodo'; aunque se nota que es más alharaca que suegra sentimental--pido disculpas por el comentario sexista y cliché de rol. Pero no sé si voy a escribir algo sobre cine, tal vez alguna lista. Y si bien he tropezado con varios juegos, tampoco sé si vale la pena escribir algo general sobre el tema. mmm. Lo más probable es que escriba algo sobre 'historia', algo sobre un hecho interesante, para que sea divertido para ustedes también. 

Por otra parte, sean muy felices lo que queda de este 2014, ya que, entre otras razones, se viene el 2015; pero de eso hablaré después de las fiestas. Incluso si está algo mal, lo que queda de año será una maravilla, porque... je je, para en otra. Saludos a todas y todos, pásenla bien.

Ah, ah, antes de irme, comparto esta canción con ustedes, a ver si encuentran la fuente, está buenísima:

presionen sobre el enlace: Portal 2, still alive

Partager cet article

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans mimeme
commenter cet article

commentaires

Recherche

Archives

Articles Récents

Pages