Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
12 février 2008 2 12 /02 /février /2008 00:53

Revisado- Sábado, 16, 2008

           
El asesino en serie, las religiones oscuras, los zombis, las creaciones humanas malvadas, los extraterrestres y la mente artificial, estos son los nuevos monstruos en la pequeña lista que elaboré. Cada uno de ellos tuvo un entrada breve dedicada, apenas dando la idea, y algunos ejemplos, de cuáles eran las undefinedcaracterísticas de cada uno. A diferencia de los monstruos clásicos: hombres lobo, vampiros, fantasmas, o simplemente el monstruo per se, una criatura extraña que habita más allá, y que puede adoptar casi cualquier forma, los nuevos monstruos apenas tienen una tradición de dos siglos. Son producto de muchos cambios, desde el colapso de la religión, el fin del feudalismo, el progreso ético de una sociedad, hasta el descubrimiento de la verdadera dimensión del ser humano, y muchas otras más. Los nuevos monstruos tan sólo son un reflejo de la sociedad y por eso son aceptados por ella, lo interesante del asunto es que ninguno de los anteriores monstruos ha abandonado nuestras mentes y, es mas, siguen siendo efectivos. Un ejemplo podría ser el xenomorfo, o alienígena de los filmes ‘Alien’, la palabra en inglés sólo quiere decir ajeno/extranjero, es un monstruo común y corriente sólo que encontrado en el espacio exterior, en un lejano planeta.--Valga mencionar que el diseño de H. R. Giger es genial--. Hay un montón de fantasmas y casas embrujadas en novelas y películas, ni qué decir de hombres lobo y vampiros, también hay una infinidad de mezclas de lo clásico con nuevas versiones. Freddy Krueger, en el fondo, es una mezcla de fantasma y asesino en serie, los vampiros de Matheson (Soy leyenda) son productos científicos, en cuanto son el resultado de una enfermedad, y no criaturas malditas por dioses bondadosos, que vendría a ser una explicación más antigua de los vampiros. Lo interesante de los monstruos clásicos es que están ahí, no necesitan explicación, sólo conocemos su naturaleza.

             Esta transformación de mitos, con una antigüedad tan grande que difícilmente se le puede poner fecha (los griegos, los egipcios tienen versiones de vampiros, fantasmas), es otro signo de nuestros tiempos. El hecho de que los zombis necesiten cada vez más un pretexto racional, tanto en juegos como en películas, me hace pensar sobre el choque cultural que esto representa. Los zombis son criaturas mágicas de la brujería vudú, lo que ya no convence a nadie, a pesar de buenas propuestas narrativas que marchan por ese lado. Sólo de mezclas y comparaciones, se podría hacer un buen libro sobre monstruos. Por mí lado, las entradas son todo lo que puedo ofrecer por el momento, pero el tema me parece muy interesante, así que probablemente escriba un pdf, ampliando un poco sobre cada tema y llenándolo de fotografías y dibujos, que para eso la Internet es una joya… y eso de darle duro a las imágenes está creando problemas, mi bitácora ya está a punto de colapsar con tanto gráfico. Sin embargo, antes de darle un portazo final a este tema, en la bitácora, hay un monstruo más que debe ser abordado, fue mi hermano quién lo mencionó. El problema es que se trata de un monstruo que es casi de dominio exclusivo de la ciencia ficción, me refiero a la ‘mente colectiva’.
 
            El nombre de este monstruo es una descripción de su naturaleza. Una mente, pero en varias criaturas, un colectivo de seres que puede responder, y atacar, como si fuese uno sólo. La individualidad, por lo tanto, de cada componente, se pierde en el todo de la comunidad. La sola idea me hace temblar. ¿Se puede calificar a la sociedad occidental como individualista? Debido a que la construcción de una sociedad rica y avanzada sólo puede construirse mediante una sincera fraternidad cultural, creo que esto se ha exagerado demasiado, lo que sí es seguro es que el ser humano se sabe un individuo, siempre dentro de una colectividad, con méritos y defectos, el ser humano reconoce sus diferencias y necesidades del otro, y se reconoce como un individuo. La agresión de esa individualidad, la destrucción de esa posibilidad que representa, que representamos cada uno, como seres humanos, es el gran terror provocado por la muerte individual dentro del total de la mente colectiva.

hivemind004.jpg            La ciencia es el origen de este tema, cuando biólogos comenzaron a referirse a las hormigas y abejas como superorganismos, y cuando sociólogos, como Emile Durkheim, comenzaron a analizar el funcionamiento global de una sociedad. Esto a fines del Siglo XIX y principios del XX. De acuerdo a Wikipedia--que es una enciclopedia a veces algo incompleta, pero muy a mano--, la primera mención de una mente colectiva vendría a estar en ‘Primer y último Hombre’ del siempre ambicioso Olaf Stapledon. Esta obra fue escrita en 1930, por lo que tuvo suficiente tiempo para influenciar a la generación que provocaría lo que se llama la edad de Oro de la ciencia ficción (1940 y pico hasta los 1960 y pico). Aparentemente—no tengo el libro—en ‘Primer y último hombre’, la mente colectiva es humana, donde los seres humanos, por medio de la telepatía, han desarrollado una supermente. Así que, para Stapledon, la mente colectiva vendría a ser como una lejana evolución de la humanidad. Qué asquito. En cambio, por lo general, las mentes colectivas han sido una amenaza, y una muy poderosa, tal vez porque en el fondo estamos conscientes de que si todos hiciésemos algo sin chistar, perdiendo nuestra individualidad, también seríamos, como colectivo, capaces de hacer mucho más. Diría que esta es una imagen falsa, las sociedades totalitarias siempre han hecho mucho menos. La ilusión de que un mundo de inteligencia colectiva sería mecánico y horrible, pero muy fuerte está ahí, en nuestra narrativa,
 
            Por un momento pensé en no incluir a esta criatura, la mente colectiva, entre los nuevos monstruos, ya que tenía la idea de que en el fondo podría considerarse como una forma de extraterrestre, pero esto se desmiente fácilmente, ya que hay un sinnúmero de criaturas creadas por los seres humanos o accidentes de la naturaleza que califican como ‘mente colectiva’. Hace poco vi la tercera adaptación de “Invasión”, o sea “Invasión de los roba cuerpos”, con la perfecta Nicole Kidman, y el nuevo James Bond, Daniel Craig. Los invasores de este filme, las esporitas que poseen los cuerpos de humanos normales para dominarlos, son una mente colectiva. El caso de “Invasión” es paradigmático ya que los colectivos no tienen mucho poder ni tecnología, su ventaja está en su forma de ser, su ventaja es que todos están de acuerdo y son cómplices.
 

hivemind005.jpg            Son una mente colectiva--ya que el término viene de intentar describir el ‘pensamiento’ de las comunidades, y su especulación social parte de ahí--, los bichos del filme “Starship Troopers”, recordando que está basado en una novela original de Heinlein. También encajan en el rubro de extraterrestres, como nuevo monstruo, pero son ése tipo de extraterrestres. Con los bichos de ‘Troopers’ se pierde esa noción de individualidad perdida, es simplemente una mente colectiva a la que nos enfrentamos. El asunto de perder la individualidad, es lo más interesante de este monstruo, y ese aspecto es precisamente el que exploran los  Borg, de la serie ‘Star Trek’. Precisamente, los Borg son una amenaza porque su naturaleza consiste en eso: en eliminar la individualidad de cada ser de las culturas y sociedades que asimilan. ‘Serán asimilados. La resistencia es inútil’, es su gran y famosa frase de estos bichos. En estas criaturas está la gran amenaza al individualismo.
      
    El xenomorfo de “Alien” sería otro ejemplo de bicho estilo hormiga superdesarrollada, y los Zerg, del juego Starcraft, vendrían a ser un punto medio entre los Borg, que amenazan la individualidad y la supermente bicho de los insectos de “Troopers” o los xenomorfos de “Alien”. Starcraft, el juego, es una buena historia de ciencia ficción y una genialidad dentro de su género, como juego. Los Zerg son como unas larvas, de pequeñas a grandes, que se pueden comunicar telepáticamente y son parasitarias de otras criaturas. La versión descomunal de estas larvas se llaman cerebrados y en esta forma tienen algo de individualidad y no son parásito. Las larvas capturan la mente de otras criaturas encajándose en ellas, así han asimilado hidraliskos, zerguillos, y otros bichos, creando con todas ellas una sola sociedad. Los Zerg fueron creados por los Xel’Naga, en su búsqueda de la sociedad y la inteligencia perfectas--vean como vuelve el tema, en 'Invasión', la mente colectiva también pretende ser una 'sociedad superior', ya deberíamos darnos cuenta que es lo contrario, una sociedad inferior--, lo interesante del asunto es que los Zerg se rebelaron contra sus creadores y les partieron la crisma. Los Zerg, y los Borg, y casi todos estos bichos, desarrollan un ‘igual entre iguales’, un ser superior que posee individualidad y guía al conjunto, imitando la imagen de la reina, tanto en hormigas como en abejas.

 hivemind001.jpg            También es interesante ver que la mente colectiva tiene su lugar en invenciones humanas. En el libro de Michael Crichton, ‘Presa’ (Prey), la mente colectiva es un conjunto de diminutos robots que accidentalmente se pierden de un laboratorio. También se puede mencionar a los robots de “La Matriz”, que a pesar de tener individualidades, también forman parte de una comunidad cerebral, como lo demuestra la imagen de su conductor, que parecía estar hecho de una multitud de pequeños robots en 'La Matriz: Revoluciones". Los ejemplos de este tipo de criaturas siguen y siguen, y, como corresponde a un nuevo monstruo, son por lo general nuestros antagonistas.

    Una agresión a la individualidad, lo es, pero también se podría decir que son una idea perversa, inalcanzable, de sociedad perfecta. La mente colectiva, cualquiera sea su forma, nos desafía con su fuerza y nos aterroriza con su naturaleza. Hay pocos ejemplos de esta criatura fuera de la ciencia ficción, pero dentro de una realidad dominada por la ciencia, cada vez más, pocas son las narrativas ya que no tienen algo de ciencia ficción.

Una lista bastante exhaustiva al respecto, hela aquí: Group Mind - Ciencia ficción (en inglés)

Partager cet article

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans Historias
commenter cet article

commentaires

Recherche

Archives

Articles Récents

Pages