Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
25 avril 2013 4 25 /04 /avril /2013 18:39

                Vaya sorpresa, Capriles ganó las elecciones en Venezuela. Al menos eso es lo que me da a entender la reacción cuasi histérica de Nicolás Maduro a cualquier cuestionamiento, por ligero que sea, a su supuesta victoria. En concreto, la solicitud de Capriles encendió en Nicolás una máquina de vociferaciones, con Consuelo002gritos desaforados de ‘golpista’, y un sinfín de ataques, entre los que se incluía un ‘yo no te reconozco como Gobernador de Miranda’, o algo así. También es notable la reacción a lo que dijera, de pasada, el ministro de relaciones exteriores de España, algo como ‘esperamos que resuelvan el recuento rápido’ provocó que Maduro amenazará con ‘medidas ejemplares’, o algo así. Ustedes, si se molestan un poco, pueden darle un vistazo a lo que dijo en los periódicos, mi versión se aproxima mucho a lo acontecido… así que, si por reacciones podemos medir la verdad de una persona, pues, Nicolás miente, y por eso tiene miedo, por eso exagera cualquier amenaza, es la mente del culpable.

                Por otra parte, yo soy, obviamente, hostil a su política, y no conozco los pormenores del asunto. Por ahí, ya de chiquito, Nicolás tenía una naturaleza patética, y una inseguridad innata, por ahí le dijeron de mala manera que los españoles estaban cuestionando su elección, y sin verificar, él largó la perorata. No sé, por ahí Nicolás es así de menso y desde hace tiempo, lo que no debería extrañar a nadie. Mi postura personal es que yo no le creo nada, a mí me parece que perdió, y el aparato ‘chavista’, insertado en el órgano electoral, judicial y comunicacional, pues, le dejó pasar su derrota y le otorgaron la victoria. Yo me inclino por creer esto; pero, incluso si nos atenemos a los números oficiales, igual, la historia sigue siendo interesante, incluso más.

                Digamos que Nicolás ganó las elecciones de Venezuela…

CONDICIONES

                Todas las políticas económicas del gobierno ‘bolivariano’ de Venezuela han sido un gran error. Todas las compras de votos, a través de una infinidad de ‘proyectos en contra de la pobreza’, sólo han ganado breves simpatías que dependen de una continua y permanente lluvia de favores y beneficios. ‘A mí, Chávez me dio una casa, yo voto por él, ahora quiero un auto’. Y un trabajo, y un mejor departamento, y la educación gratuita de mi hijo, y buena, y después un buen trabajo, un salario mejor, y al año quiero un aumento, etcétera. La propia ineptitud del régimen ha impedido que las necesidades de estos nuevos mendigos sean satisfechas, así, han creado un grupo considerable de personas dependientes a la espera del próximo regalo del régimen… ¿Qué sucederá cuando estos pedidos no puedan ser satisfechos?

                A ver, mmm, debido a que Venezuela ha ahuyentado a los inversores extranjeros, nadie quiereConsuelo001 ayudarles con su equipo petrolero anticuado y necesitado de reparación. Y tampoco hay inversores para su infraestructura eléctrica, que ya no puede satisfacer la demanda del país… ni siquiera porque deba crecer, ya no puede darle lo que antes daba. Todo debe renovarse, porque las cosas se arruinan. Venezuela ha destruido su propia industria petrolera, su propio servicio eléctrico. Tiene un sinfín de proyectos inconclusos, que el tren rápido, que casas pa’ pobres, que esto y lo otro. Ya ha lucido el fracaso de muchas Cooperativas populares, o algo parecido, nombre que otorgaban a las empresas estatales. Varias de ellas han sido un error monumental, y el régimen ha perdido miles de millones invirtiendo en ellas… miles de millones que no generarán réditos en el futuro.

                Ya lo mencioné antes, antes de Chávez, los gobernantes de Venezuela fueron malos en su mayoría; pero Chávez ha sido particularmente malo debido a la espectacular fortuna derrochada. Antes de él, Venezuela era un país rico que distribuía muy mal su riqueza; después de él, Venezuela es un país quebrado, a pesar de tener las mayores reservas petroleras del mundo, en un momento en que el precio del crudo llegó a máximos históricos. Los números del dinero desperdiciado en Venezuela, en proyectos tontos, regalos inútiles—salvo para los directamente involucrados—, deben responder a un barril que oscilaba entre los 80 US$ y 115 US$, son cantidades difíciles de imaginar. Supongo que tendremos números aproximados en tiempos por venir.

                El punto: todas las políticas del régimen han fracasado, comenzando por la económica, llegando hasta la política: Maduro ganó por el voto de su tía, a pesar de todos los pajaritos que le cantaban en su oído, a pesar de toda la mística de Chávez, a pesar de todos los regalitos a su pueblo, a pesar de ser el abanderado de los pobres. Ganó por el voto de su tía. Siquiera un par de millones menos de votos que la anterior ocasión en que ganara el chavismo… y, fuera de Venezuela, su proyecto acaba de perder elecciones en Paraguay, y no parece que por poco.

                Pero, en esencia, la Venezuela que Chávez dejó es un pastel infernal, ¿quién, en su sano juicio querría gobernar este país? Por suerte, eso le tocó a él.

EL FUTURO

                Capriles será el próximo presidente de Venezuela, aquellos que le quieren tendrán que esperar para eso; pero es muy probable que no tengan que esperar mucho. La combinación de factores: economía, sociedad, ineptitud del régimen, hacen que gobernar el país en este momento sea como jugar a la ruleta rusa con seis balas en la cámara… el chavismo está tan muerto como su líder, y Maduro es tan solo el epitafio. 25% de inflación anual, desinversión en servicios básicos como la luz, una industria petrolera necesitada de capital, obligan a un cambio radical, a tomar medidas pronto y que no serán populares, como retirar el subsidio a la gasolina—este país está importando ingentes cantidades, y le sale un ojo de la cara, y ya están ciegos—.

Yo no entiendo cómo podría alguien querer ser presidente de un país que va a estallar. No sé en qué estaba pensando Capriles y me alegra, una vez más, que este infierno lo vaya a heredar Maduro, ya que, al atacarlo a él, Venezuela atacará a toda esta falsa lógica que promovió el chavismo. Maduro enterrará a estas ideas, ya que incluso el más ferviente chavista no creerá que es posible un ‘chavismo’ sin Chávez; aunque la verdad sea que, por ser estatista, el ‘chavismo’ es sólo una versión rimbombante de keynesianismo y el keynesianismo es una tontería. Una ineficiente tontería, como podrán comprobar, o ya han comprobado, todos los que la aplican.

Pero la gente es testaruda y dura de cabeza. Los venezolanos no creerán que les han mentido y robado Consuelo003de mala manera por los últimos doce años—todo el gobierno de Chávez—, sobre lo que ya les mintieron antes… no es una historia muy alegre, y una que se repite muy a menudo en nuestra mediocre región. Bueno, no queda otra que introducir nuevas y mejores ideas, y están ahí, sólo que no las vemos, y no las aprovechamos por el eurocentrismo regional es demasiado fuerte: sólo vemos lo que ellos quieren que veamos, y los europeos, para pesar suyo, han sido demasiado keynesianos.

Volvamos al tema: Venezuela va a estallar, se derrochó demasiado, se gasta demasiado, y son demasiado ineptos. Lo bueno es que esto enterrará al chavismo, no quedará nada más que una leyenda entre algunos, la mayor parte de la gente se dará cuenta que no sirvió, y que cualquier opción es mejor. Es el fin de estas malas ideas, en ese país, y, por los precios del petróleo, era el único que podía financiar su modelo en otros países, como Cuba y Nicaragua, era el único que podía proyectarse a otros espacios… el consuelo es que incluso si Capriles ha ganado, de asumir el gobierno la bomba le habría estallado a él, destruyéndolo, en cambio, ahora destruirá a los verdaderos culpables del caos actual venezolano… el pueblo, el país, la gente, sufrirá mucho; pero fueron ellos los que votaron por Chávez, fueron ellos los que lo celebraron, los que lo apreciaron y encumbraron en el poder, Chávez no fue un dictador de su país, sin importar cuánto le habría gustado eso, así que es ese pueblo el que tiene que aprender, y, por lo visto, sólo estarán dispuestos a aprender si les duele… así que aprenderán mucho… y Capriles llegará como el gran salvador a este desastre.

Por otra parte, podemos descartar otros escenarios: guerra civil, y golpe de estado. No hay quién lo dé, el ejército apoyaría a Diosdado, pero no en contra de la gente. Y un país con tan poca producción local sería muy frágil a cualquier reacción internacional. ¿Qué soldado estaría dispuesto a morir por mala comida, mal trabajo, mal futuro? Ninguno. No habrá guerra civil, no habrá golpe… el chavismo se fragmentará en movimientos irrelevantes, y el poder pasará a otros… esperemos que los nuevos gobernantes tengan mejores ideas, lo que no es difícil, pero en un mundo keynesiano, no soy muy optimista.

CRÉDITOS DE LAS IMÁGENES: Primera, Pozo de petróleo, en Okehma, Oklahoma, foto de dominio público. Segunda, una simpática visión del centro de Caracas, foto de Paulino Moran. Tercera, foto de una manifestación en Paris, Francia, foto de Mikael Marguerie. 

Hola a todos. Debería haber reaccionado más rápido con esta nota, hacerla rápido y corta; pero, ya saben, cosas de la U, cosas de la vida, cosas de esto y lo otro, y, pues, me atrasé. Y ya queda algo como que pescado pasado... es una vieja historia, a pesar de sólo tener una semana.

Bueeeeeno, la casa está más ordenada así que espero que eso me ayude a ser más productivo... todo estaba en un caótico desorden, debido a un nuevo mueble... que quedó una maravilla, una vez que lo arreglaron. Quedó tan bien que creo que le voy a sacar fotos... 

No hay cambio de planes en cuanto a la próxima nota: sobre los roles femeninos, así que ahí nos vemos, yo creo que la voy a escribir el día lunes. Por el momento, adios a todos.

Partager cet article

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans Problemas
commenter cet article

commentaires

Recherche

Archives

Articles Récents

Pages