Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
18 septembre 2012 2 18 /09 /septembre /2012 07:26

                Y hasta estoy comenzando a pensar que valdría la pena que escriba algunas de las ideas que yo pensaba que eran de otras personas, probable que así sea, la idea menganito, de zutanito, sólo que en contexto, en conjunto, la idea de menganito más la de zutanito, resultan originales… de otra manera, no me explico que haya tantos errores tan evidentes. O sea: si yo sólo sé lo que ustedes saben, lo que ellos saben, lo que alguien más que yo sabe, ¿cómo es posible que sólo yo pueda ver esos errores? Me parece que no los ven ustedes, mengano o zutano, porque el 99,9% del mundo no entiende el tomate. El tomate tomatito.

La confusión con las palabras

Perdidos02                Entre nosotros y el mundo media el lenguaje. La capacidad de ‘hablar’ es tan innata al ser humano que sería muy difícil producir una situación en la que el lenguaje no cumpla su función de interpretar la realidad para el individuo, incluso es posible que el cerebro en sí, el cerebro de todo animal, funcione con bases lingüísticas, por el simple hecho de que es un camino muy eficiente. Antes de poder tener ‘imágenes’ en nuestras máquinas pensantes, en computadoras, teléfonos o lo que fuere, lo que había era textos, ¿por qué? Porque una imagen requiere una capacidad de procesamiento muchísimo mayor, así de fácil. Si manejamos códigos lingüísticos lo que estamos haciendo en ahorrarle trabajo a nuestro o cualquier otro cerebro. Las abejas utilizan lenguaje, al igual que los primates, los mamíferos marinos, los elefantes y otros bichos más. Hemos descubierto procedimientos de comunicación simbólicos en caninos, primates, mamíferos marinos y otros animales más. Un pájaro cuco común puede depositar sus huevos en los de un carricero común para que lo crié como si fuese su hijo porque conoce el código que guía al carricero hacia su cría. Una hormiga esclavista puede esclavizar a otro nido al utilizar su código químico.

                O sea: utilizamos el código, lo utilizamos porque es útil; pero el código tiene sus límites.

                Es una verdadera pesadilla ver lo confundida que está la humanidad. En este momento tenemos elPerdidos01 instrumento de comunicación más perfecta que ha inventado el ser humano, la red, la internet, sólo haciendo uso de este recurso podríamos resolver todos nuestros problemas comunicacionales y de información. Pero el problema es que estamos tan, pero tan mal que hemos convertido a la red en un reflejo de todas nuestras confusiones y conflictos. Desde hace muchos años que se desarrollaron frases como ‘Si está en la red debe ser verdad’, en el sentido irónico, ya que, estar en la red no es garantía de ninguna seriedad. (Seamos sinceros, la red no es el problema, es la fuente, no el medio, el medio es sumamente confiable; en cambio, la fuente, es el asunto, puede ser cualquiera. Es como recibir llamadas de cualquier extraño) Pudiendo haber hecho algo bien, tuvimos que hacer tanto mal. Hemos destruido el criterio que nos permitía medir y diferenciar lo bueno de lo malo, lo correcto de lo equivocado, a casi todas las personas les falta el filtro para diferenciar entre uno y otro… y lo van a pagar muy caro.

Individualismo y colectivismo

                Se podría fácilmente escribir un libro sobre la increíble cantidad de confusiones que rodearon y rodean el uso cotidiano del lenguaje. Podría mostrarles este fenómeno prácticamente analizando un artículo de prácticamente cualquier persona, siempre hay un error, un criterio falso, una idea equivocada, una asunción que está por los pelos… pero no hay tiempo para eso, hablemos de dos palabritas que ya me tienen hasta el cogote: Individualismo y colectivismo. Individualismo dice ‘buscar beneficiar al particular’, y ‘colectivismo’ es ‘destrucción de la propiedad privada a favor del estado’. Individualismo viene de ‘individuo’, y ‘colectivismo’ viene de colectivo. Si bien es comprensible y obvia la oposición entre los conceptos, donde unos buscan el beneficio del particular, a través de cualesquiera sea la política, cuando otros buscan el beneficio del ‘estado’ a través de un gobierno que destruya la propiedad del individuo, no debemos dejarnos llevar por los conceptos para olvidar los fenómenos. Que el significante no oculte la realidad. No podemos nublar nuestro camino si lo vamos a recorrer. Vayamos al fenómeno, ¿cuál es el fenómeno? La organización humana, que siempre ha sido un colectivo.

Perdidos005                El ser humano es un producto del colectivo, primero fue una familia, después una tribu, después vino lo demás. La dualidad y la confrontación entre individuo y colectividad son sólo ‘conceptuales’, la realidad es que son una coexistencia inevitable. El individuo es parte de la sociedad, el colectivo, y es así como se construyen los colectivos, con individuos. Vista esta realidad, desaparece cualquier confrontación conceptual. Aquí, en la organización de las políticas humanas, no pasa por beneficiar a uno en detrimento del otro, sino en cómo beneficiarlos a ambos. Si beneficias al colectivo se beneficia al individuo, punto, ése debe ser el resultado objetivo, eso debe ser lo que busca la política humana. Sólo reconocer esta ‘realidad’, patente y obvia, debería hacer cambiar el diálogo político en una mejor dirección. Una cosa es decir que ‘se está ayudando al pueblo’ y otra cosa muy distinta es ‘ayudar’ al pueblo. La retórica de la izquierda gusta de ocultar la realidad con palabras, siempre hablan a nombre del ‘pueblo’, de ‘la gente’; pero lo que hacen en verdad es beneficiar, en Europa, Japón o Estados Unidos, a un sindicato, a su clase política, a un grupo de burócratas encaramados en el poder. Entonces; aunque su retórica diga lo contrario, su postura es ayudarse a sí mismos, y a su grupo, en detrimento del colectivo. No importan cuan colectivistas se llamen a sí mismos, ni tampoco cuan colectivistas los consideren, de acuerdo a una clasificación dada, la realidad es que no estarían ayudando al colectivo. Ésa sería la realidad. Ésa siempre ha sido la realidad de todos los llamados colectivistas, ya que el lenguaje que utilizan no puede ocultar el fenómeno.

                Comprender la realidad, en vez de los conceptos, me permite decir algo como: que el único camino para el colectivismo es el individualismo. Respaldar al individuo es lo mejor que se puede hacer para ayudar al colectivo. Conceptualmente esto es una abominación para los que están confundidos por el lenguaje, cuando, desde un punto de vista de lo que debería ser sentido común, es evidente que esto es así. Un solo ejemplo de cómo se da esto en el mundo real: un buen empresario, pare tener éxito en el colectivo debe servir a los demás, y sólo su servidumbre le permitirá alcanzar la riqueza, ya que debe crear un buen producto, proveer un buen servicio, cultivar algo que le sirva al mercado. Así de fácil, así de obvio; pero, nota tras nota, artículo tras artículo, texto tras texto, comentario tras comentario, me muestra que no se dan cuenta, que no buscan ver la realidad y se pierden en conceptos, y caminan con conceptos, y tropiezan con conceptos, en vez de pensar un poco, un instante, para librarse de toda la maleza que les entorpece, prefieren no pensar, tan desesperados están por chocarse contra el muro del lenguaje.

Sociedad y gobierno

                Y con los mismos tropiezos, con la misma limitación total de comprensión, algunos manejan elperdidos06 concepto de ‘sociedad’ como sinónimo de ‘gobierno’. Las mismas personas que tropiezan con la realidad de ‘colectivo’ e ‘individuo’, buscando como siempre favorecer a las grandes multitudes, se apoyan en el ‘gobierno’ como representante de la sociedad, y los supuestos críticos cometen exactamente el mismo error al atacar a la ‘sociedad’ como si ésta fuese, desde cualquier punto de vista, un representante del ‘gobierno’. Los unos son tontos a favor, los otros son tontos en contra. Como unos, por torpes, han confundido al ‘colectivo’ en objeto de su adoración olvidando que se trata de un conjunto de inevitables individuos, adoran al gobierno, a la burocracia que administra a una sociedad, como si fuese la panacea para todas las soluciones, y, como los otros aborrecen al concepto de colectivo porque funciona en detrimento del concepto que adoran, pues atacan a la noción de ‘sociedad’ como si se tratase del gobierno.

                Algún día voy a revisar mis escritos y espero poder decir que la gente de mi tiempo realmente estaba confundida—pensando que en ese futuro ya no lo estará tanto—pero ahora, al releer mis palabras, realmente veo que estamos mal, muy mal. Estamos el colmo de mensos. Vayamos a la realidad, sociedad es cualquier colectivo humano, básicamente es eso, es la gente, tú y yo; pero, como se ha satanizado o endiosado al concepto del colectivo humano, del colectivismo, se nos ha satanizado a ti y a mí. A mí. En decenas de escritos, cuando tú, o yo, buscamos emitir nuestro juicio sobre los demás, diooos, estamos mal, porque eso es ser ‘colectivista’, cuando la sociedad humana es el único rasero que nos puede permitir medir cualquier cosa… si no tenemos a la sociedad humana, si no llegamos a la sociedad humana, lo perdemos todo, porque perderíamos el lenguaje, ¿o para qué creen que es el lenguaje?, ¿o de qué creen que depende? Dioooossssss.

perdidos004                Y, por el otro lado, por el lado falsamente colectivista, tontamente colectivo, han confundido ‘gobierno’ con ‘sociedad’. ‘Gobierno’ es la organización burocrática que supervisa a la sociedad, y ninguna sociedad será tan perfecta como para que alguna vez lleguen ambas cosas a significar lo mismo, por el sólo hecho de que la única manera efectiva para organizar algo no puede implicar discutirlo con 250, 1000, 15000 o dos millones de personas. No se puede hacer eso de manera razonable, nuestra corteza cerebral reventó su límite de personas con 250 personas, más que eso ya ni pillamos, ya no podemos lidiar con tantas personas, ni siquiera conociéndoles muy y por mucho tiempo. Puedes conocer a 250 bien nomás o a más, y muy, muy mal. ¿Y cómo puede venir algún burro y decir que uno es lo mismo que el otro? Por más que por detrás haya democracia pura y transparente, el gobierno es algo completamente distinto de la sociedad, a veces para bien, la mayor parte del tiempo para mal…

                Y esto son sólo dos ejemplos, de cuatro palabras en total, para ilustrar lo perdida que está la gente en el lenguaje… y si no aprendemos a ver nuestro camino, si no nos damos cuenta de lo que están haciendo que pase, pues vamos a ser devorados por el laberinto que han creado. Baj, van a ser devorados ustedes, que yo no me inscribí en esta confusión, yo me doy cuenta, me di cuenta hace mucho tiempo; pero estoy fallando en explicarlo, eso se debe a que la confusión ya es tan profunda que algunas personas leerán esta entrada y no podrán comprenderlo, creerán que es un absurdo… o la gente está medio mensa, ésa también es una opción. Lo que sí, que me haya dado cuenta o no, importa a pocos… Sólo queda difundir a las personas a las que podemos llegar, difundir, y seguir, y esperar. Bueno, a pensar sobre el tema: fenómeno, lenguaje, palabra, concepto… y a no dejarse engañar. Siempre volver al fenómeno, siempre volver a la realidad, la realidad y los demás, son el punto de referencia... está ahí y el momento en el que desaparezca sucederá lo más increíble que se pueda imaginar… si desaparece podrán escribir ahí lo que ustedes quieran. No, mejor dejémoslo en lo que yo quiera, créanme, tengo buen gusto.

Créditos de las imágenes: 

Primera: Teseo y el minotauro, fotografía de dominio público en los EE.UU. Utilizada sólo para ilustrar.

Segunda: Laberinto de Sebastián Asegurado, representa un laberinto estilo celta o nórdico.

Tercera: Relatividad de M. C. Escher, utilizada en baja resolución y sólo para ilustrar.

Cuarta: Otro mundo de M. C. Escher, utilizada con fines ilustrativos.

Quinta: Hombre sólo en la playa, sin autor identificable. 

Hola a todos, ingresé para reparar esto. Bueno ya está con imágenes. 

Sigo avanzando con las otras cosas, algunas marchan rápido, pronto terminaré de colorear a la historieta de 'los lemingos', ya tengo una propaganda en mente. Tengo que hacer muchas cosas con la U, revisar exámenes, hacer exámenes, y esas cosas; pero todo eso se acaba esta semana, por el parcial, y... y... estoy con buen ritmo, así que no perjudica, el asunto es que todo lo que tengo que hacer es hartísimo trabajo, por lo que voy a estar bastante ocupado hasta principios del próximo año, y más. Y, bue', ¿no es para eso que está la vida? Pa' hacer algo, y vivir mientras lo haces, yo diría que sí.

Voy a necesitar del apoyo de todos ustedes, de los curiosos y sus madres, y sus tías, y tus primos, de todos. Hablando con mis amigos me doy cuenta que casi ninguno lee mi bitácora más que muy ocasionalmente, entonces, todo el apoyo de cobertura que ustedes me den, sí, ustedes, los visitantes de la bitácora, será crucial. 

Y, como siempre, estoy muy optimista, saludos a todos, un abrazo generalizado.

Partager cet article

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans mimeme
commenter cet article

commentaires

Recherche

Archives

Articles Récents

Pages