Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
1 décembre 2009 2 01 /12 /décembre /2009 07:00

Esta idea es bastante antigua. Más de ocho años, tal vez un dedito más. Ya no recuerdo los detalles de la primerísima versión, lo que sí recuerdo es que tenía que ser una idea para un guión de “Aliens 5”. Sin embargo, reconocí que estaba verde la posibilidad de que se hiciera algo con esto si dependía de los derechos de autor de otros, así que, pues, decidí explorar la idea independientemente, el resultado, en resumen, a continuación:

La Tierra, nuestro lindo planetita, ha quedado hecho tiras por el abuso sistemático del mismo, después vinieron las guerras por los escasos recursos. Entonces, se condenó a parte de los seres humanos a emigraciones forzadas a otros planetas. Un grupo de estos seres humanos llega al planeta Alfa XII (la verda’ no me acuerdo qué nombre le puse) y comienza a instalarse. Es un planeta clase tierra, lleno de mares, océanos, continentes, con niveles aceptables de calor y frío, congelado en los polos. La fauna; sin embargo, es muy distinta a la terrestre. En Alfa XII han evolucionado los insectos a tamaños descomunales y naturaleza muy distinta, sólo parecen insectos en apariencia. Entonces, el planeta está poblado de bichos raros y plantas de vivos colores. A pesar de su extrañeza se muestra como un mundo donde la vida humana es posible.

Uno de los aspectos más llamativos del paisaje que les rodea son unas enormes torres de arena, de entre 150 a 200 metros de alto. Están hechas de algo parecido al adobe, tierra apisonada, y componentes orgánicos que la hacen ligera, cómoda y muy dura. Las torres pertenecen a unos insectos sociales, descomunales en tamaño, unas sofisticadas evoluciones de las termitas locales.

Los seres humanos, que se establecen en la costa, poco a poco deben confrontar a estas enormes termitas. Existen soldados, que escupen ácido a siquiera un centenar de metros, con fuertes garras, colmillos y brazos con puñales hechos de quitina. Las obreras son dóciles, y pueden escupir ácido a pequeñas distancias, tienen manos más hábiles, y utilizan el ácido para hacer la pasta con que construyen sus torres. Sólo por debajo de la reina se encuentran las generalas, soldados con alas, capaces de volar por cortas distancias, hasta un par de kilómetros. Aunque sus garras y colmillos no son tan fuertes como la de las tropas regulares, sus cerebros están más desarrollados y con chasquidos que recorren grandes distancias, además de rastros químicos, pueden controlar al resto de sus tropas.

La historia se habría centrado sobre dos aspectos: el primero es la presión que va creciendo sobre los ‘humanos invasores’. Dado que no tienen a dónde volver, el ingenio humano se manifiesta una y otra vez, inventamos vendas con químicos que protegen del ácido. Y, poco a poco, toda la pequeña colonia se acostumbra a un estado de guerra permanente con las habitantes de las torres. El mar, además, encontramos a unos monitos de agua, pulpos evolucionados e inteligentes. No sirven más que como delfines. Debido a que sólo hay una meganave de transporte, los recursos son utilizados eficientemente. Va creciendo el establecimiento humano, a duras penas. La oposición es feroz, pero la superioridad tecnológica es total. Llegado un momento, una generala genial comienza a atacar la colonia con cada vez mayor creatividad. Entonces, finalmente llega un asalto a la base misma, a través de la tierra, que destruye la guardería, donde estaban los niños. Ese momento lleva la desesperación de la colonia y deciden…

En segundo lugar está la naturaleza de las termitas. Si la primera parte es “Alien 5” adaptado, la segunda es exploración del nuevo aspecto narrativo. Verán, creo en el límite 100 para el coeficiente intelectual de una sociedad biológica, con ese promedio ya hemos hecho todo lo que puedes ver. Personas muy inteligentes pueden ser problemáticas y no siempre razonables, por extraño que parezca, así que más de ellos, no sería muy útil. Entonces, ¿qué condiciones permitirían romper esa barrera biológica?, ¿cómo podría una criatura evolucionar a más inteligente? Se me ocurrió sólo una posibilidad, perfecta adaptación, que, a pesar de todo, requiere y permite lucidez sin los problemas neuróticos de los seres humanos. Un insecto. Uno genial. La general de las termitas es una genial criatura, excepcional incluso entre los suyos, ya que todos los generales vendrían, al igual que las reinas, a ser bichos con cerebros muy evoluciones, pero atrapados en su naturaleza colectiva. Como criaturas dominantes de su ecosistema, las únicas rivales son las otras termitas, entonces, esta guerra interminable, requiere y exige lo mejor de ellas.
 

La generala genia no puede acabar de romper sus esquemas; sin embargo, la superioridad tecnológica de las criaturas terrestres provoca una crisis, que ella va enfrentando poco a poco. Finalmente la crisis culmina con la general siendo nombrada reina, lo que debía provocar la ejecución instintiva de la anterior reina, y la generala se inclina y hace una sugerencia que es un cambio total de su esquema mental. Dos reinas. Dos reinas en la misma región, de la misma familia. Dos reinas que, con sus números, destruirán a todas las reinas vecinas, imponiendo sólo su presencia… la expansión de una colonia, rompiendo millones de años de instinto. Las primeras camadas de estas dos reinas comienzan a golpear a las torres vecinas, y a la población humana. Finalmente, los seres humanos se rinden ante la generala, ahora les queda dirigir todo su odio no a los animales geniales que protegen su territorio, sino a los dirigentes de la Tierra que los expulsaron.

La idea también era mostrar la exploración de la tecnología por una cultura más que primitiva. Y eso era todo.

Me temo que sin ser un cero total, esta historia quedaría bien para la televisión o una película de bajo presupuesto. Como novela, con el esfuerzo que eso significa, no valía la pena. Mi versión de “Alien 5” estaba muy vinculado a un culto en la Tierra que adoraba a las criaturas, el estado permanente de batalla es lo que queda en ‘Torres de Arena’. Ya no recuerdo el final de “Alien “, supongo que todos mueren… ya que en ese escenario no había otra. ‘Torres’ logró convertirse en su propia historia; pero, debido a sus límites, no será más que el esquema que acabo de mostrarles.

Gente, medio que insípido quedó este asunto... y ni llegué a Noviembre, ni modo; pero esta idea de narración quería sacarla de mi cabeza, y estas cosas sólo salen cuando están en otro lado. Bueno. Pa' la próxima semana hay un montón de cosas... veremos que surge. Lo que sí, ya he comenzado a trabajar en mi libro, otra vez, y esta es para terminarlo, además de un par de cuentos para llevarlos a la historieta. Ya les contaré cómo quedan... en un par de meses, siquiera. 

Partager cet article

Repost 0
Published by Rodrigo Antezana Patton - dans Historias
commenter cet article

commentaires

Recherche

Archives

Articles Récents

Pages